Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Parlamento británico vota este martes el acuerdo del Brexit pactado por la primera ministra, Theresa May, con Bruselas. Después de dos años de negociaciones tras el referéndum de 2016, la mayoría de diputados británicos rechazarán previsiblemente el acuerdo, lo que abrirá un escenario incierto en Reino Unido. Ante una derrota, May deberá presentar un plan alternativo en un plazo de tres días, aunque la oposición podría movilizarse para forzar elecciones con una moción de censura. 

La primera ministra británica, Theresa May, ha advertido este lunes de que el Parlamento británico quedará paralizado si la Cámara de los Comunes rechaza este martes su acuerdo para el Brexit. La líder conservadora ha aprovechado una de sus últimas ocasiones para convencer a la por ahora Cámara en contra de que si rechazan el texto negociado con Bruselas, se arriesgan a que se cancele el proceso de salida de la Unión Europea, previsto para el 29 de marzo de 2019.

Estamos en la víspera de la votación del acuerdo del Bréxit en el Parlamento de Westminster. Este lunes, los líderes del Consejo y la Comisión Europea han dado por carta a Theresa May garantías, que siguen quedándose cortas para los británicos.

Bruselas se compromete a evitar a toda costa que, si no hay acuerdo en 2021 sobre la futura relación, el Reino Unido quede atrapado en la unión aduanera para evitar una frontera física en Irlanda. Nos lo cuenta el corresponsal de RNE en Londres, Jordi Barcia.

May ha arremetido contra el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, al que ha acusado de "hacer política, en lugar de pensar en el mejor interés del país" por pedir unas elecciones generales en el caso de que el pacto sea rechazado el día 15 de enero. En una entrevista realizada por el Programa de Andrew Marr, en BBC One, Corbyn ha reiterado que su formación espera "el momento" para presentar en el Parlamento una moción de censura contra el Ejecutivo que, si fuera aprobada, instigaría esos comicios anticipados.

La tensión de los últimos días en el Parlamento británico por el Brexit ha avivado la enemistad entre el líder de la oposición británica, Jeremy Corbyn, y la primera ministra, Theresa May. Corbyn ha sido acusado este miércoles de susurrar "estúpida mujer" en respuesta a la réplica de May en la Cámara de los Comunes, pero el laborista asegura que en realidad ha murmurado "estúpida gente", en alusión a la divergencia entre los diputados por el Brexit

El gabinete de la primera ministra británica, Theresa May, ha decidido acelerar este martes los planes de contingencia para la salida de la Unión Europea sin acuerdo ante el previsible bloqueo del Parlamento al acuerdo de May. Entre otras medidas, el Ministerio de Defensa ha anunciado que 3.500 agentes se mantienen “en alerta” para asistir al Gobierno en caso de problemas de abastecimiento.

El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha registrado una moción de confianza contra la primera ministraTheresa May, por posponer la votación del acuerdo del Brexit en el Parlamento durante más de un mes. Corbyn quería que May convocase la votación esta misma semana, pero la líder conservadora ha anunciado que los Comunes votarán el acuerdo durante la tercera semana de enero, después del receso navideño.

La primera ministra británica, Theresa May, reiterará este lunes su oposición a celebrar un segundo referéndum sobre la Unión Europea (UE) y que otro plebiscito causará un "daño irreparable a la integridad de nuestra política".

May hará a partir de las 15.30 (16:30 hora peninsular española) una declaración en la Cámara de los Comunes, cuyo contenido ha sido adelantado a la prensa, en que manifestará su rechazo a otra consulta, después de que varios políticos defendiesen en los últimos días otro referéndum para romper el punto muerto en que se encuentra el Brexit por el rechazo de numerosos diputados de distintos partidos al acuerdo que el Gobierno negoció con Bruselas.