Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

Con el curso escolar prácticamente iniciado en todas las CC.AA., el Gobierno pisa el acelerador para introducir algunos cambios a la hora de evaluar a los alumnos. En lo relativo a la ESO, Educación propone eliminar los exámenes de recuperación de septiembre y deja en manos del profesorado la decisión de promocionar de curso sin tener en cuenta los suspensos del alumno. La última palabra la tendrán los Gobiernos autonómicos, pues son quienes tienen las competencias educativas. Nos lo cuenta Ainhoa Caballero.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, defiende el papel tan importante que tienen la escuela y la educación en valores frente a los discursos de odio que han provocado los últimos ataques contra el colectivo LGTBi: "Cuando ocurren hechos tan desagradables y repudiables, vemos lo importante que sigue siendo la educación de valores en nuestras aulas. Educar no es solo instruir o una translación de conceptos (…) Es que sean conocedores de valores que están reconocidos en la Constitución y asentados en nuestra sociedad”. Dice que se está trabajando con las CCAA para reforzar todos estos aspectos. También con ellas se trabaja en la coordinación para hacer frente a un nuevo curso escolar en pandemia, aunque reconoce que se pueden tomar medidas distintas según las características de cada territorio. Responde a la Comunidad de Madrid que se han repartido fondos para plantear medidas de refuerzo que en este caso ascienden a los 1.800 millones de euros. Sobre la puesta en marcha de la LOMLOE y las reticencias de algunos gobiernos, apuesta por el diálogo: “Tenemos que dar pasos para trabajar en un debate de sosiego y calma”. La ministra de Educación también confirma en RNE que los menores no acompañados que entraron en mayo en Ceuta ya están escolarizados y comenzarán el curso con normalidad en horario de tarde. De momento se ha contratado a 47 profesores y no se descarta ampliarlo si fuera necesario: “Cuando hayan adquirido el idioma, esperamos que se les pueda escolarizar en un proceso ordinario”.

Faltan plazas de Formación Profesional. El problema es especialmente acuciante en Cataluña y Madrid. Según Comisiones Obreras, 50.000 jóvenes se han quedado sin estudiar lo que querían en un centro público. En Terrasa, Barcelona, hay cientos de familias afectadas.

Los procesos de admisión continúan. Alternativas posibles: pedir plaza para estudiar otra cosa o irse a un centro privado. Pero no todo el mundo se lo puede permitir.

Madrid y Cataluña niegan falta de previsión. Aseguran que la demanda ha sido inesperadamente alta. El pasado curso, a nivel nacional, casi un millón de estudiantes se matricularon en FP. Era ya 10% más que el año anterior. La planificación de la oferta depende de las comunidades, pero el Gobierno, a través de la ministra de Educación, Pilar Alegría, promete 200.000 plazas en cuatro años.

A pesar del aumento de estudiantes de FP, en España sigue siendo una opción educativa mucho menos implantada que en otros países europeos.

Foto: Una profesora imparte una clase de Tecnologías de la Información. GETTY IMAGES
 

La ministra de Educación, Pilar Alegría, ha garantizado que con la nueva ley de FP "todos los estudiantes tendrán la oportunidad de acceder a la formación dual, con prácticas en empresas". En la rueda de prensa, tras el Consejo de Ministros, ha aclarado que se contempla una "figura contractual del estudiante" y una oferta "atractiva y competitiva, vinculada con el emprendimiento". Detalla que habrá 25 nuevas titulaciones en línea con los sectores emergentes de la economía. El Gobierno se plantea el ambicioso objetivo de conseguir que la FP sea "la primera opción formativa" para los jóvenes españoles.

El curso que comienza es ya el tercero bajo la amenaza del coronavirus. Sin embargo, en este año escolar la mayor cobertura de vacunación entre los jóvenes -un 40% cuenta ya con la pauta completa- y la exitosa experiencia del anterior curso permite ser algo más optimistas. A pesar de todo, se recuperan las ratios de alumnos prepandemia y algunos centros tienen dificultades para adpatarse a las limitacones y al espacio interpersonal que marca la ley. En el Instituto madrileño María Rodrigo, hemos hablado con Jesús López, su director, y con Lydia Sánchez, profesora del centro. 

Analizamos la Ley de la FP que hoy aprueba el Consejo de Ministros con Guillem Salvans, senior project manager de la Fundación Bertelsmann y coordinador de la Alianza para la FP Dual. Una de las principales novedades de la Ley es que los alumnos pasen por las empresas del sector durante más tiempo haciendo prácticas. "Esta ley, una de las cosas potentes que introduce es la idea de que formar es una tarea de dos entidades, las dos tienen corresponsabilidad: la empresa y el centro de formación profesional. Esto nos parece un avance", explica Salvans. ¿El tamaño de las empresas españolas, en su mayoría pymes, puede suponer algún problema a la hora de formar? "Una de las cosas que echamos en falta es un sistema específico de incentivos para asegurar la participación de las pymes, que no sean incentivos salariales", asegura. En España estamos por debajo en la elección de la FP una vez se terminan los estudios obligatorios en relación con otros países europeos: "Esto nos devuelve a una normalidad europea. Que se escoja es algo normal en otros países, pero si vienen en un año de golpe crea una tensión en el sistema, por lo tanto este más debería ser acompasado". Salvans cree que en España estamos "redescubriendo" la formación profesional, está ganando prestigio y equiparándose a otros países: "La ley reconoce el valor de la orientación profesional pero echamos en falta que se haga algún guiño a las etapas previas al acceso a la FP", lamenta. 

Castilla y León, Navarra y Andalucía mantendrán el número reducido de alumnos por clase del año pasado. Otras comunidades como Aragón , Asturias o Madrid plantean volver a las cifras prepandemia, algo que no convence al profesorado ni por salud ni por resultados académicos.

Con la mayor parte del país en niveles elevados de transmisión por COVIDprofesores y sindicatos consideran que con las antiguas ratios no se puede mantener la distancia de seguridad. En Madrid, el sindicato CC.OO. ha ido a los tribunales porque considera que la Consejería de Educación ha abierto la puerta a reducir por debajo de 1,2 metros la distancia interpersonal.

La Consejería explica que ya se han habilitado medidas extraordinarias en los centros en los que no se puede cumplir la norma. Asociaciones de padres de alumnos piden que no se relajen las medidas frente al COVID.

Todas las comunidades empiezan esta semana con la vuelta al cole, excepto Cataluña, que lo hace una semana más tarde. Los primeros, este lunes mismo, en La Rioja y los más pequeños en Murcia. Hemos charlado con dos generaciones de profesores en este tercer curso bajo la pandemia.

FOTO: Unos niños se desinfectan las manos con gel antes de entrar a clase. EFE/Miguel Barreto

Educación y comunidades autónomas han decidido cuáles serán los protocolos para la vuelta al cole, el segundo curso escolar que arranca en pandemia. Se mantendrán los grupos burbuja y la mascarilla obligatoria pero el avance de la vacunación permitirá que la distancia social entre los alumunos se pueda flexibilizar de un 1,5 metros a 1,2 si se dan las condiciones de seguridad adecuadas. Las comunidades también podrán aumentarán el número de alumnos por aula con respecto al curso pasado. Habrá menos desdobles de grupos y se apostará por la máxima presencialidad, de modo que el modelo semipresencial del curso pasado pasará a ser excepcional.

-->