Enlaces accesibilidad
arriba Ir arriba

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un proyecto de ley contra el desperdicio alimentario con el objetivo de reducir el desecho a la basura de alimentos sin consumir en toda la cadena alimentaria, desde la cosecha hasta el hogar, y que contempla multas de hasta 500.000 euros. La iniciativa, que comenzará ahora su trámite parlamentario, estipula que las empresas de la cadena deberán contar con un plan de prevención para minimizar las pérdidas y destinar los alimentos a otros usos, con prioridad para el consumo humano. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha explicado tras el Consejo de Ministros que todos los agentes de la cadena alimentaria deberán contar, dentro de su plan, con "acuerdos con bancos de alimentos y ONG".

Foto: Un voluntario del Banco de Alimentos colabora en el almacén de la entidad en Madrid. EFE/Sergio Pérez

La agricultura no levanta cabeza por los problemas que arrastra desde hace meses por el sobrecoste en las materias primas, la energía, la logística o la distribución. La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha agravado el panorama internacional. A medio y largo plazo la agricultura debe afrontar los retos del 'Pacto Verde' que impulsa la Unión Europea. Un reportaje de Íñigo Inchusta, del Área de Economía de RNE.

Fenavin es la feria del vino más importante en España. Este año, acuden al certamen cerca de 18.000 compradores y 1.900 bodegas que mueven más de 40 millones de euros (cifra de 2019) en la compraventa de este producto. También hay presencia internacional -hasta 100 países-, uno de los grandes atractivos de esta feria. En su segundo día ha estado nuestra compañera Victoria González. 

Una veintena de asociaciones agrarias presentan en Madrid un manifiesto para reivindicar la necesidad de impulsar la investigación científica y tecnológica aplicada en la agricultura. Con esta discusión quieren visibilizar la urgencia del sector para que las explotaciones aumenten la rentabilidad sin dejar de lado la sostenibilidad, afectadas por el cambio climático, la despoblación y el poco crecimiento que tiene el medio rural en nuestro país. Hablamos con Juan Ignacio Senovilla, vicepresidente de la Alianza para una Agricultura Sostenible. 

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el paquete de medidas para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania. Una de las vertientes se refiere al sector primario, que recibirá ayudas por valor de 430 millones de euros. La más beneficiada es la industria productora de leche, al que se destinan 169 millones. Para el resto de sectores agroganaderos, la cifra supera los 193 millones. El resto, algo más de 68 millones, son ayudas para la pesca extractiva y la acuicultura. Además, no tendrán que pagar cuotas a la Seguridad Social hasta el 30 de junio y se beneficiarán del descuento de 20 céntimos en carburantes, que afecta a todo tipo de clientes. El Gobierno también habilita 18 millones de euros en subvenciones para compensar a buques y empresas pesqueras. En el caso del barbecho, se van a poder mobilizar dos millones de hectáreas para el cultivo de cereales y más de 600.000 para girasol.

Informa Íñigo Inchusta.




El sector pesquero ha llegado esta semana a un acuerdo con el ministro Luis Planas y dará margen al Gobierno hasta el próximo 29 de marzo, cuando se tomarán las medidas para paliar los daños producidos por la guerra de Ucrania. En el 24 Horas nos trasladamos a los dos extremos de España, nos vamos a Almería y a La Coruña para conocer la situación allí.

En el Muelle de Levante, en el puerto de Almería, se cumplen cinco días desde que los pescadores decidieron dejar de faenar y es que, como indica José María Gallart, presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras: "Trabajar a pérdidas no tiene sentido". Comenta que las pérdidas ascienden a la falta de ingresos diarios que, en un día normal, rondarían entre los 60.000 y los 150.000 euros y señala que confían en el compromiso del ministro Planas, aunque son conscientes de que su orquilla de precios para el gasoil, su condición más fuerrte, puede "dar problemas", ya que la han establecido entre los 50 y 65 céntimos.

En la lonja de A Coruña nos atiende Juan Carlos Corrás, su presidente. Allí la actividad se mantiene aunque a cotas muy bajas. Explica que un día normal estarían recibiendo entre 60 y 120 toneladas de pescado y que, a día de hoy, están más cerca de las 40 toneladas. Asimismo, comenta que se han visto especialmente afectados por la huelga de transporte, un motivo que ha supuesto diferencias entre los pescadores de bajura, quienes consideran que su trabajo podría ser infructuoso debido a la dificultad de hacer llegar la captura a los mercados. La pasada semana ya tuvieron que congelar y tirar parte de la mercancía, ya que, como indica, únicamente transportaron cerca de un 20% de la mercancía habitual.

Informa Raúl Torres desde Almería y José Manuel García, en A Coruña.
 

Tras el compromiso del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de tomar medidas para reducir el impacto de los precios del combustible, la patronal CEPESCA y la Federación Nacional de Cofradías han decidido desconvocar los paros que mantenía gran parte de la flota desde hace tres días. En el informativo 24 horas, el secretario general de CEPESCA, Javier Garat, ha afirmado que el cambio de postura del sector se fundamenta, por el momento, en que el ministro Luis Planas “es consciente del grandísimo problema que tenemos” y del “diagnóstico de la situación”. Garat ha asegurado que Planas les ha informado de “una serie de medidas” que, si se llevan a cabo, “son buenas para el sector”. En este sentido, el secretario general de CEPESCA ha desvelado “que el Gobierno prevé publicar el próximo 29 de marzo la incorporación de una cláusula en el Real Decreto Ley que acelere la tramitación de las ayudas en base al artículo 26 del FEMPA para situaciones extraordinarias”. 

El sector pesquero también está parado desde el lunes de forma generalizada. Como los transportistas aseguran que con los altos precios del gasoil, trabajan por debajo de costes. A esta hora las asociaciones están reunidas decidiendo si continúan con la huelga tras no haber obtenido medidas concretas del Gobierno. Álvaro Valadés, las del País Vasco si tienen claro que seguirán parados hasta el lunes.

El ministro de Agricultura y Pesca y Alimentación, Luis Planas, se ha reunido hoy con representantes del sector pesquero, concretamente con la Federación Nacional de Cofradías y la patronal CEPESCA. Tras el encuentro, ambas organizaciones han decidio poner fin al paro, después de que gran parte de la flota llevase tres días amarrada en puerto sin salir a faenar por el elevado precio del gasóleo. El ministro ha señalado la intención del Gobierno de "limitar al máximo el impacto del aumento de los costes", aunque ha evitado dar detalles y ha emplazado a sus interlocutores a una nueva reunión el próximo martes, cuando esperan que se concreten las medidas. El sector interpreta como un gesto de buena fe el compromiso del Gobierno, pero advierte de que, si finalmente no están de acuerdo con las decisiones, volverán los paros y habrá concentraciones

Informa Guillermo Hernández

La reunión de hoy con el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, determinará cómo procede la huelga de los pescadores, que ya ha supuesto el paro de la gran mayoría de la flota de bajura de nuestro país. Javier Garat, secretario general de CEPESCA, la patronal pesquera, destaca en Las Mañanas de RNE la necesidad de alcanzar un acuerdo con medidas inmediatas, como ya está ocurriendo en países como Francia, Italia o Portugal: “Necesitamos medidas urgentes que compensen los complementos y que permitan a la gente seguir pescando”, señala.

Garat, así como el resto de pescadores, denuncia la subida del combustible que viene siendo continua desde hace años, pero que ahora se ha visto acelerada hasta superar el 50% de los costes de explotación de las empresas. Además, en el caso de la pesca los problemas se duplican teniendo en cuenta el paro de transportistas que está dificultando el reparto de la poca materia recogida durante estos días, y cuyos intereses pueden llegar a confrontar con el de los faenadores en caso de que estos lleguen a un acuerdo estatal.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha asegurado que el Gobierno debe tomar nota de las protestas de los agricultores que, según él, demuestran que el mundo rural quiere ser escuchado. Planas cree que es fundamental seguir negociando y trabajando juntos para resolver los problemas del campo. "Este es un momento de unidad. Quien pretenda organizar un conflicto se equivoca. O nos ponemos de acuerdo o esto no tiene salida", ha asegurado el ministro.

Bajo el lema '20M en defensa del mundo rural'miles de personas se manifiestan en Madrid para reclamar al Gobierno un “plan de choque” para el mundo rural. Una manifestación convocada antes de la guerra de Ucrania, ya que llevan tiempo reclamando que los costes de las materias primas no permiten que la venta de sus productos sea rentable. Reclaman que el campo sea "mucho más que una especie de museo al que se visita los fines de semana".

Las principales asociaciones de agricultores y ganaderos y cooperativas alimentarias piden que haga frente a los altos costes y la baja rentabilidad del sector. Un problema que se ha agravado con la invasión rusa. La marcha ha arrancado frente a la sede del Ministerio de Agricultura y ha contado con el apoyo de varios grupos políticos como el PP y Ciudadanos. La portavoz de los populares en el Ejecutivo, Cuca Gamarra, reclama al Gobierno medidas concretas, al igual que el de ciudadanos, Edmundo Bal, que expresa que no se puede esperar hasta final de mes para actuar.

Informan Íñigo Inchusta

  • La industria de alimentación y bebidas denuncia el impacto que tiene la huelga de transportistas sobre la producción
  • Una parte del sector de transportes lleva desde este lunes bloqueando algunas carreteras por el alto precio del gasoil
  • Guerra Rusia - Ucrania, sigue la última hora en directo

Ante la subida de precios de los cereales por la guerra en Ucrania, Europa se plantea alternativas para asegurar el suministro de cereales y ser autosuficientes en el futuro. Los agricultores proponen suspender el barbecho de la tierra al que obliga la ley y abrir la mano con los fertilizantes. Para hacerlo necesitan autorización. Aseguran que si cultivaran el 5 % que les obligan a dejar en barbecho, se podría compensar parte de lo que llegaba desde Ucrania y también, dar un respiro a los productores de España:
"Aportar a la explotación un dinero que ahora va a ser un gasto y, según está todo, pues tenemos que intentar recortar gastos e intentar producir", explica José Luis Marcos, agricultor palentino.

"No pueden decirnos el 15 de mayo: podéis sembrarlo. El suelo y el clima no te lo va a dar. Tiene que ser todo en su tiempo y su tiempo es ahora: a mediados de abril, arrancar a sembrar, o por lo menos, ya tener la idea cierta de lo que se puede hacer", avisa Félix Valles, agricultor de Palencia. Creen que el barbecho no sería necesario si les dejan usar más fertilizantes, muy limitados por su impacto medioambiental. Dicen que con ellos, bastaría con rotar cultivos. Eso si el clima lo permite porque, ahora mismo, la sequía ya hace imposible cosechar maíz en muchas zonas del país.