Enlaces accesibilidad
'Españoles en el mundo'

El Valle del Loira, una ruta por castillos de ensueño

Españoles en el mundo Españoles en el Mundo  

Por
Gien con el castillo y el puente sobre el Loira | Leonid Andronov
Gien con el castillo y el puente sobre el Loira | Leonid Andronov Getty Images/iStockphoto cropper

Una escapada romántica, en familia, con amigos o incluso en solitario. El Valle del Loira, también conocido como “el jardín de Francia” ofrece a quién lo visita una especie de viaje en el tiempo, un trayecto a través de escenarios de cuento en el que los castillos son los absolutos protagonistas.

Pequeñas colinas, frondosos bosques, y viñedos en los que perderse durante varios días para desconectar. Es hora de viajar al «Châteaux de la Loire, Vallée des Rois»¿Sabías que el Valle del Loira fue calificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998? Concretamente el tramo que transcurre desde Sully-sur-Loire a Chalonnes-sur-Loire.

La ruta propuesta comienza en la ciudad medieval de Amboise

La flexibilidad de este viaje procede precisamente de su trazado. Cualquier viajero puede elegir el punto de partida y de fin de ruta debido a la trayectoria del río y de la inmensa cantidad de atractivos que ofrece en cada una de sus etapas.

Amboise es uno de los puntos clave de partida por su estética medieval, además puede presumir de haber sido sede real y de acoger dos de los castillos más especiales de la ruta, el Castillo Real de Amboise y el Castillo de Clos Lucé.

 saiko3p - stock.adobe.com cropper

Los amantes del arte no pueden perderse el Castillo de Close Lucé ya que fue el último lugar en el que residió Leonard da Vinci. Hoy este lugar se puede visitar ya que está reconvertido en parque cultural, a través del cual se puede descubrir más sobre la vida y obra del genio italiano.

De Ambois al Château de Chenonceau

Château de Chenonceau es hoy uno de los castillos más visitados de Francia después del famoso Versalles y se convierte así es una parada obligatoria en la ruta a través del Valle del Loira.

También conocido como el “Castillo de las Damas” su historia ha estado estrechamente relacionada con personajes históricos como Catalina de Médicis, Luisa de Lorena o Diana de Poitiers.

Castillo de Chenonceau, Francia | Españoles en el mundo

Castillo de Chenonceau, Francia | Españoles en el mundo pixilatedplanet - stock.adobe.co cropper

Lo más recomendable es reservar la entrada a este castillo con antelación. Puedes hacerlo aquí.

Château de Chaumont sur Loire, una de las mejores vistas del Loira

Este castillo, enclavado en la región de Centro – Val de Loira también tiene relación con Catalina de Médicis y Diana de Poitiers, ya que la primera fue mujer de Enrique II mientras que la segunda era su amante, eso sí, ambas pasaron algunas etapas de sus vidas tanto en este castillo como en el de Chenonceau, eso sí, nunca coincidieron.

Este castillo es una de las visitas obligadas en el viaje a través del Loira ya que puede presumir de tener unas vistas inigualables. Desde el patio interior de este este Château, se puede hacer la foto perfecta y generar un recuerdo imborrable a la retina.

 Castillo de Chaumont, Francia | Españoles en el mundo

Castillo de Chaumont, Francia | Españoles en el mundo Mistervlad - stock.adobe.com cropper

Descubre toda la información y cómo organizar tu visita en la página oficial del Château de Chaumont.

Château de Chambord y la escalera de da Vinci

Se puede decir que este castillo es uno de los encargos más caros que hizo Francisco I durante su reinado, un edificio que estaba proyecto como como pabellón de caza y que acabó convirtiéndose en un castillo de más de 400 habitaciones.

¿El dato más curioso? El rey Francisco vivió únicamente 42 días entre sus paredes. Ahora es la oportunidad de habitarlo durante unas horas, eso sí, la mejor manera es reservar la entrada con antelación, aquí.

 saiko3p - stock.adobe.com cropper

Este Château es además icónico por su conocida escalera escalera helicoidal, una obra que se relaciona directamente con Leonardo da Vinci. Este espacio es tan curioso que cada año atrae a miles de visitantes y se caracteriza porque los peldaños se distribuyen a lo largo de dos espirales, una fórmula que hace que dos usuarios puedan subir o bajar sin cruzarse