Enlaces accesibilidad

Chilaquiles de Gipsy Chef, un platillo mexicano tuneado

Recetas   Cocina Bestial!  

  • Tortillas de maíz ultracrujientes, la cremosidad de la salsa verde, un huevo poché que es puro foodporn… ¿hace falta que sigamos?
  • Gipsy Chef propone alternativas españolas a ingredientes mexicanos, simplificándote la vida y garantizándote todo el sabor
  • Descubre aquí más recetas de cuando-haces-pop-ya-no-hay-stop by Gipsy Chef

Por
Chilaquiles de Gipsy Chef, un platillo mexicano tuneado

¿Hay alguien a quien no le guste la gastronomía mexicana? En serio, ¡creemos que es físicamente imposible no amarla! Para disfrutarla en casa, Gipsy Chef ha españolizado la receta de chilaquiles utilizando ingredientes superfáciles de encontrar. El resultado son unas tortillas de maíz fritas, bien crujientes, aderezadas con salsa verde mexicana, crema agria, piparras y un explosivo huevo poché. ¡Un auténtico vicio que devoraréis en cero coma!

Esta receta viene con tres bonus tracks imperdibles: primero, aprendemos a preparar crema agria casera, que podrás usar en multitud de platos; segundo, dominaremos el arte del huevo poché, y por último, Gipsy Chef se marca un número musical que tampoco tiene desperdicio ;)

 Chilaquiles Gipsy Chef

Una receta muy mexicana con ingredientes muy españoles. Win win! Alba Giné

ChilaquilesChilaquileshuevo
Ingredientes Preparación
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • Una decena de pimientos de Padrón
  • 2 tomates verdes de ensalada
  • Una taza de nata
  • 2 limas
  • 1 aguacate
  • Cilantro (o perejil)
  • Guindilla (opcional)
  • Tortillas de maíz
  • Huevos
  • Piparras
  • Orégano
  • 1 granada
  • Rabanitos
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal
  1. Pela un par de cebollas y cuatro dientes de ajo; corta las cebollas en trozos grandes y los ajos por la mitad
  2. Con un cuchillo, parte los pimientos de Padrón por la mitad y retira las semillas y el culo. Haz un corte en forma de cruz en el culo de los tomates verdes
  3. Pon un buen puñado de sal en un cazo con agua hirviendo, echa todas las verduras y sube el fuego al máximo. Cocina entre 5 y 8 minutos, que no queden cocidas del todo
  4. Prepara la crema agria mezclando una taza de nata, el zumo de media lima y un toque de sal. Remueve y deja reposar media hora
  5. Saca las verduras del cazo con un colador y déjalas escurriendo. Reserva el agua de la cocción. Si quieres una salsa muy fina, coloca los tomates en un bol con agua fría y pélalos
  6. Tritura las verduras junto a una pizca de sal, un poco del agua de escurrir las verduras, una guindilla (solo si te gusta el picante), un aguacate entero, un manojo de cilantro (o perejil, si lo prefieres), el zumo de una lima y un buen chorro de aceite de oliva. Vierte la salsa en un bol y termínala con un buen chorro de aceite de oliva; remueve
  7. Corta las tortillas de maíz con las manos y fríelas en abundante aceite muy caliente. Sabrás que están listas cuando deje de salir espuma; retíralas del aceite y déjalas escurrir sobre papel absorbente
  8. Usa el agua de cocer las verduras para preparar un huevo poché fácil: coloca los huevos en una garcilla y sumérgelos con cuidado en el cazo con el agua hirviendo. Tapa y cuece durante 4 minutos y medio (5 como máximo). Saca los huevos y pélalos con cuidado
  9. Monta el plato: coloca una capa de tortillas, riégala con salsa verde primero y con crema agria después, pon una segunda capa de tortillas, seguida de más salsa verde y más crema agria. Coloca el huevo encima y remata el plato con piparras troceadas, pimienta negra recién molida, orégano seco, un poco de granada y rabanillos en láminas finas. Corta el huevo por la mitad, ¡y a disfrutar!