Enlaces accesibilidad

The Croquets, las adictivas croquetas de Gipsy Chef

Recetas   Cocina Bestial!  

  • Croquetas de sobrasada, queso Tetilla y miel. BOOM. ¿Cómo te quedas?
  • Una receta de croquetas a prueba de novatos: solo necesitarás una taza y una cuchara para medir los ingredientes
  • Descubre aquí más recetas de cocina infalibles de Gipsy Chef 

Por
The Croquets, las adictivas croquetas de Gipsy Chef

Hay croquetas y croquetas, pero las de Gipsy Chef han nacido para triunfar: extremadamente crujientes gracias a su sorprendente rebozado, con un interior cremosísimo y cargadas hasta los topes de sobrasada y queso Tetilla. Si notas un final ligeramente dulce, ¡es que has dado con la miel!

¿Que te impone un poco el tema croquetas caseras? Sigue los consejillos de Gipsy y te aseguramos que todo saldrá bien. Además, en esta receta no necesitas ni siquiera báscula: puedes medir todos los ingredientes con una taza y una cuchara. Una receta de croquetas a prueba de principiantes y/o comodones.

No pretendemos competir con las croquetas de tu abuela, pero sí te advertimos que quizás llore un poco al probarlas. De emoción... o de envidia ;)

 the croquets gipsy chef

Sí, son tan escandalosamente deliciosas como parece en la foto Alba Giné

Croquetas de sobrasada, queso Tetilla y mielCroquetas de sobrasada, queso Tetilla y mielpastas
Ingredientes Preparación
  • 6 tazas de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de harina de trigo
  • 2 cucharadas de almidón de maíz
  • Queso Tetilla
  • Sobrasada
  • Rebozado Gipsy 1: un puñado grande de perejil, 2 ajos, 3 o 4 guindillas y pan rallado
  • Rebozado Gipsy 2: maíz frito, copos de maíz y pimienta blanca
  • Harina
  • Huevos
  • Miel
  • Pimienta negra
  • Sal
  1. Pon 6 tazas de leche entera a calentar en una olla
  2. En otra olla y a fuego muy bajo, derrite dos cucharadas de mantequilla y dos cucharadas de aceite de oliva. Una vez derretidas, añade una taza de harina de trigo. Remueve. Si ves que te queda muy seca, vierte un poquito más de aceite
  3. Después de unos 5 minutos removiendo a fuego lento habrás conseguido una textura cremosa y homogénea: la harina ya está prácticamente cocinada. Salpimenta y deja enfriar (paso importante para que no se formen grumos)
  4. Añade un par de cucharadas de almidón de maíz y mezcla bien
  5. Sin dejar de remover con unas barillas, incorpora poco a poco la leche. Te aconsejamos que pidas ayuda en este paso ;)
  6. Vuelve a colocar la olla en el fuego y remueve durante 20 minutos a muy poca potencia
  7. Cuando la masa se despegue de las paredes de la olla, retírala del fuego. Añade el power, es decir, queso Tetilla cortado en cuadraditos chiquitos y sobrasada troceada con las manos. Remueve sin mezclar demasiado, porque cuando comas la croqueta querrás encontrar trozos distinguibles de cada ingrediente
  8. Pon la masa en un recipiente, cúbrela con papel film y enfría en la nevera hasta que tenga una consistencia firme pero manejable, mullida y esponjosa pero que no se pegue a las manos (más o menos media hora)
  9. Para rebozar podrías utilizar pan rallado de toda la vida, pero te proponemos dos alternativas Gipsy style: para la primera, tritura un puñado grande de perejil, dos ajos cortados al medio, 3 o 4 guindillas y unas cuantas cucharadas de pan rallado. Para la segunda, tritura maíz frito, copos de maíz y pimienta blanca
  10. ¡A freír! Coge una bola de masa del tamaño de una nuez, pásala por harina, trabájala un poco en la mano y dale la forma que quieras; pásala otra vez por harina. Pasa la (futura) croqueta por huevo batido con un buen chorro de miel y, finalmente, por pan rallado o alguno de los rebozados Gipsy. Si quieres asegurar el tiro, vuelve a pasarla primero por el huevo y después por el rebozado
  11. Fríe en aceite muy caliente, dejando caer la croqueta bien cerca del aceite para no quemarte. ¡Y a disfrutar!
-->