Enlaces accesibilidad

Alubias con perdiz

Receta  Cocina al punto  

  • Con alubias pintas de El Bierzo
  • Una elaboración que necesita su tiempo
  • Todas las recetas en rtve.es/cocina

Por
Alubias con perdiz

En esta elaboración mezclamos legumbres y caza y el resultado son estas deliciosas alubias pintas con perdiz. Un plato de cuchara para los días más fríos que necesita su tiempo. Nuestro chef Peña te da todos los trucos para hacer un buen caldo y triunfar con la receta.

Mientras se cocinan tus alubias, puedes preparar estas aceitunas Gordal rellenas como aperitivo o si prefieres algo totalmente distinto, pero muy sabroso también, los filetes rusos con su salsa han quedado muy jugosos. 

Alubias con perdiz Alubias con perdiz legumbres
Ingredientes Preparación
  • Para el caldo:
  • ½ Puerro
  • ½ Cebolla
  • 1 Zanahoria
  • 50 ml de vino rancio
  • Carcasas de perdiz
  • Para las alubias:
  • 150 gr de alubias pintas de La Bañeza
  • 1 Perdiz
  • ½ Puerro
  • 4 Chalotas
  • 2 Dientes de ajo
  • 2 Tomates secos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  1. Tenemos las alubias toda la noche a remojo.
  2. Limpiamos las perdices: sacamos las dos pechugas y los dos muslitos. Nuestro chef Peña te da unos consejos para hacerlo. Los reservamos.
  3. Colocamos la carcasa de la perdiz junto con la zanahoria y la cebolla cortadas en dados grandes. Horneamos 15 – 20 minutos a 190ºC.
  4. Para el caldo: Metemos todo el horneado (carcasa, cebolla y zanahoria) en una cazuela bien caliente. Vertemos el vino en la bandeja del horneado para desglasar la bandeja del horneado y lo echamos en la cazuela. Cocinamos hasta que evapore el alcohol. Cuando lo haya hecho, cubrimos con agua y cocinamos.
  5. En otra sartén, marcamos las pechugas (reservamos para acabar de cocinarlas después) y cocinamos los muslos. Cortamos el puerro en dos, partimos los ajos y los cocinamos con los muslos. Añadimos también los tomates secos.
  6. Colamos el caldo y lo vertemos en la cazuela de las verduras cocinadas. Agregamos las alubias y cocinaremos durante dos horas. A medida que vaya reduciendo, iremos añadiendo agua fría de poco en poco para “asustar” a las alubias. Importante no meter cuchara para no romperlas.
  7. Para espesar la elaboración, una vez hayan pasado las dos horas, retiramos las verduras en un vaso americano. Las turbinamos hasta formar una pasta y la integramos en la cazuela de nuevo dando un par de ‘meneos’.
  8. Cocinamos 5 minutos más hasta que ligue bien.
  9. Hacemos unas incisiones en la pechuga sin llegar a partirla y las sumergimos unos segundos en el guiso junto con el muslito. Retiramos y reservamos.
  10. Emplatamos al gusto en un plato hondo y acabamos con la pechuga y los muslitos en la superficie.
-->