Enlaces accesibilidad

Los 6 finalistas que quieren convertirse en el 'Prodigio del año'

  • Canto: Jesús Gabriel y Ariadna
  • Instrumental: Ana y Marta
  • Danza: Adriana y Lorien
  • Final de Prodigios 2, el sábado 14 de marzo a las 22:05h 

Por
rtve

Ya conocemos a los finalistas de la segunda edición de ProdigiosUn total de seis niños, dos por cada modalidad, que han trabajado duro y han demostrado tener un gran talento ante nuestro jurado. 

Esta segunda edición ha subido - si cabe -  el nivel de los concursantes y el jurado lo ha tenido muy difícil para escoger a sus favoritos de cara a la final. Lo ha repetido en varias ocasiones durante las valoraciones, en esta segunda temporada, todos los niños prodigios tenían nivel para estar en la deseada final pero son seis los afortunados (dos chicos y cuatro chicas) los que optarán por convertirse en el ‘Prodigio del año’. Estos son:

Canto 

Enamorado de la música, Jesús Gabriel Angulo desvelaba que con tan solo 7 años hizo su primer concierto y ahora, con apenas 11 años, tiene una voz de lo más potente. Sueña con cantar algún día en el Coliseo de Roma, pero antes, quiere convertirse en el ‘Prodigio del año’. Desde su primera actuación enamoró a Ainhoa Arteta interpretando “O sole mio” y tanto en los duelos como en la semifinal, dejaba a todos boquiabiertos con su potente voz. Después de interpretar “Una furtiva lacrima”, conseguía su billete para esa final tan deseada.

Prodigios 2 - Jesús Gabriel impone su voz

Ariadna Vilardaga sueña con convertirse en cantante profesional, y el primer paso para conseguirlo es actuar en Prodigios. Se presentó ante el jurado y ante el público con “Memory”, una de las canciones inolvidables del musical “Cats” y convenció a todos por la pasión e intensidad con la que lo vive. En la semifinal, le dedicó a su madre “Hijo de la luna” de José María Cano y fascinó tanto a Ainhoa Arteta que no dudó para meterla en la semifinal.

Prodigios 2 - Ariadna ilumina el escenario con su voz

Instrumental

Ana Molina se enamoró del violín cuando vio a Ara Malikian tocando las cuatro estaciones de Vivaldi y desde entonces no se ha separado de su instrumento. Llegó a Prodigios con la intención de demostrar que la música clásica puede ser divertida para los más jóvenes y lo ha conseguido. Desde que pisó el escenario, maravilló a Andrés Salado y para entrar en la final, interpretó “Pisando Flores” de su ídolo Malikian. 

Prodigios 2 - Ana Molina emula a Ara Malikian

En esta edición, Marta Cubas estrenó el primer acordeón en Prodigios. Dejó el listón muy alto tocando  “Tango pour Claude” de Richard Galliano. El acordeón es un instrumento poco habitual y Andrés Salado supo valorarlo. Desde que la vio, calificó su actuación como “absolutamente perfecta” y todo apuntaba a que estaría en la final. 

Prodigios 2 - El tango de Marta con el acordeón

Danza

Lorien Ramo llegó al concurso asegurando que por la danza lo ha dejado todo y que solo sueña con bailar. Vino para demostrar que todos sus sacrificios han valido la pena y vaya si lo ha valido. Se estrenó en Prodigios interpretando “El lago de los cisnes” y Nacho Duato se vio identificado en él por la dificultad de la altura en el baile. Para la semifinal, bailó al ritmo de “La fille mal gardée” y su actuación le llevó a la final.

Prodigios 2 - Lorien Ramo esculpe su figura

Adriana Puértolas es una bailarina de 15 años que vino desde Guadalajara  para cumplir su sueño de convertirse en la nueva “Prodigio del año". Primero, bailó la variación de Kitri de “Don Quijote” de Ludwing Minkus y después, en la semifinal, se convirtió en “Giselle”. Por su picarseca, su desparpajo, y por tener “un eje perfecto”, Nacho Duato la eligió para la ansiada final. 

Prodigios 2 - Adriana se convierte en "Giselle"