Enlaces accesibilidad

España Directo

Los belenes más bonitos de España

  • Visitamos algunos de los belenes más bonitos y/o creativos de España
  • En Córdoba hay un belén entero de chocolate
  • En Sevilla podemos ver un belén virtual que te mete dentro de la historia a través de simuladores

España Directo - Tradición belenista en Sevilla

Con la llegada de la Navidad, empieza la tradición de poner "El Belén" y de visitarlos también. España está lleno de estos lugares mágicos que casi te apetece meterte en ellos. En España Directo hacemos un recorrido por alguno de los más bonitos: 

  • El belén de arena de las Palmas de Gran Canaria (Islas Canarias)

En la Playa de las Canteras de Gran Canaria, podemos encontrar uno de los belenes más originales del mundo. Se encuentra dentro de la propia playa y está esculpido con arena de la misma. Cuenta con escenas tradicionales de la Biblia, acorde a las fechas tan representativas, como la Anunciación, el Nacimiento, la llegada de los Reyes Magos de Oriente y distintas recreaciones de aldeas y personajes tradicionales. Además, se pueden observar ciertos guiños a la cultura y paisajes canarios, como la Caldera de Tejeda, o plantas endémicas de la isla.

Con unos 1500 mde superficie y un total de 2000 toneladas de arena, es, sin duda, uno de los espectáculos más atractivos de la isla.

¿Cuándo se puede visitar?

La VIII edición del belén de las Palmas abrirá sus puertas el próximo 5 de diciembre y se mantendrá abierto unas cuatro semanas aproximadamente (hasta el 6 de enero), la entrada es gratis. En cuanto al horario se podrá visitar todos los días, de domingo a jueves de 10:00 a 22:00h y los viernes y sábados hasta las 23:00. Se podrá donar dinero a cada obra y todo lo recolectado se destinará íntegramente a comedores sociales.

  • Belén del Príncipe o belén napolitano del Palacio Real (Madrid)

Cada año, al llegar la navidad, el Palacio Real de Madrid expone su “Belén Napolitano” el cuál, cumpliendo el objetivo de su concepción, se ha convertido en tradición para muchos madrileños y turistas. La iniciación de este belén vino de la mano del rey Carlos III y su esposa, que lo trajeron desde Nápoles para su futuro hijo Carlos IV.

Está compuesto por figuras napolitanas, españolas y genovesas y actualmente es considerado uno de los conjuntos belenísticos más importantes de todo el siglo XVIII y XXI. Cada temporada muestra diferentes montajes y va incorporando nuevas piezas a la colección. Se pueden ver decoraciones tradicionales que hacen guiños a los paisajes españoles, como los bancos de los jardines de la Granja de San Ildefonso, la silla que perteneció a la Reina Bárbara de Braganza, o una recreación del propio monarca Carlos III.

Estará ubicado en el Salón de Alabarderos del Palacio Real de Madrid, su entrada será gratuita y se prevé que abra sus puertas el próximo 4 de diciembre hasta el 7 de enero.

  • El belén dinámico de Zardaín, en Tineo (Asturias)

Con un total de 50 metros cuadrados de superficie, encontramos el belén de Zardaín, en Tineo. Sus figuras en movimiento crean todo un espectáculo para la vista. Tiene casi tres décadas de historia y es uno de los más populares de Occidente.

Cada Navidad incorpora nuevas piezas en movimiento, actualmente suman un total de 500 y todas ellas están hechas de forma artesanal por los vecinos. Además, cada año cambia su montaje y ofrece nuevos diseños.

El belén de Zardaín suele abrir sus puertas desde principios del mes de diciembre hasta mediados de febrero y su entrada es gratuita.

Entre las figuras que más llama la atención a los visitantes, se encuentra la de una mujer que está escaldando unas gallinas mientras el caldero de agua hierve. Además, este año se pueden Las casas de este belén son las típicas viviendas asturianas y en él se puede ver al herrero, el corte de la leña y los labradores es sus tierras.

  • Belén de Chocolate de Rute (Córdoba)

Se trata del belén de chocolate más grande del mundo. Se elabora por la empresa familiar Galleros Artesanos, y se hace de la forma más dulce para deleitar a todos los públicos.

Cada año tiene una temática diferente para no dejar de sorprender a grandes y pequeños. En él se recrean templos, calles, personajes y escenas de la Biblia. Cada año se inspira en lugares diferentes. Con una superficie de 52 metros2, lleva más de 1.500 kg de chocolate y se tarda aproximadamente 4 meses en construirlos.

  • El belén Bíblico y Monumental de Jerez de los Caballeros (Badajoz)

Este pueblo pacense puede presumir de tener el “Belén Bíblico y Monumenta” más grande de Europa. Sus 20 mil piezas ocupan cerca de 500 metros cuadrados. En él se pueden ver las escenas desde la Anunciación de María hasta la vida en Egipto, pasando por la visita de María a su prima Isabel, el Nacimiento del Niño y la llegada de los Reyes Magos, entre otras.

Todo ello en un ambiente que intenta recrear las poblaciones, la flora y la fauna de la época. Incluso aparece la fachada del Tempo de Petra y hay jilgueros realizados con pasta de porcelana. El origen de este Belén data de los años 90. Dña. Remedios Bartolomé Ramos le transmitió a su hijo Manuel Delgado Bartolomé la pasión por el belenismo. Este fue quien, después de mucho trabajo e inversión económica, supo transmitir la idea a sus promotores María Eugenia Carrasco y Juan Izaguirre.

  • El Belén de Sol (Madrid)

Uno de los belenes más destacados de la capital española es el belén de Sol. Se instala en la antigua Casa de Correos y ocupa unos 150 metros cuadrados. Tiene alrededor de 500 figuras distribuidas en diversas escenas tradicionales. Las de la Virgen María, San José y los Reyes magos datan de mediados del siglo XX, proceden de un taller de Olot (Gerona) y se coronan como las figuras más importantes del belén. Para construirlo se utilizan hasta 1.800 kilos de corcho y más de 120 horas de trabajo y en él colaboran más de 50 personas de edades comprendidas entre los 5 y los 80 años. Los niños alcanzan sitios que los adultos no pueden sin estropear nada.

En la construcción suelen utilizarse elementos naturales y se pueden ver escenas como la Anunciación de María, el Nacimiento del Niño Jesús, la Adoración de los pastores, la visita de los Reyes Magos y la entrega de presentes y la huida a Egipto para escapar del rey Herodes, entre otras escenas. Lo mejor es que visitar este conjunto es totalmente gratis.

  • Un belén virtual en Sevilla.

En la capital hispalense se puede ver un belén napolitano bastante peculiar. La Fundación Cajasol ofrece una nueva experiencia virtual para disfrutar de una manera diferente de este conjunto. Se ha construido un entorno 9D en el que se unen la inmersión de la experiencia de realidad virtual junto a otros elementos. Por ejemplo, los visitantes podrán sentir el movimiento viajando a lomos de un camello o el viento cálido del desierto acariciándoles la cara. Todo ello lo harán sentados en sillas que reaccionan a los movimientos del entorno virtual.

El belén se ubica en la Sala Foro y está realizado con materiales tradicionales como madera, corcho y poliespan. Está colocado en una superficie de más de 160 metros cuadrados y ambientado en una zona desértica. Cuenta con 200 piezas que van desde los 6 centímetros hasta los 40 y presentan un guiño al pintor sevillano Murillo. Las visitas a este Belén de Realidad Virtual son del 2 de diciembre al 4 de enero con un horario de 11:00 a 15:00 h y de 17:00 a 21:00 h.

  • El belén de Jesús en Palma de Mallorca

Se dice que el belén de Jesús es el más antiguo de España. Cuenta la leyenda que la llegada a la isla de Mallorca data de mediados del siglo XVI. En medio de una gran tormenta, el capitán de un barco que venía desde Italia y transportaba 7 belenes prometió a Dios regalar uno a quien le mostrara un salvoconducto a tierra. Entonces llegó una luz de la lámpara de Nuestra Señora de las Nieves, del antiguo convento de Nuestra Señora de los Ángeles de Jesús, en Palma de Mallorca. Allí reposan las figuras de madera de este famoso belén atribuido a los hermanos Alamanno.

Actualmente se puede visitar en la Iglesia de la Anunciación de Palma, también conocida como la de la Sangre. Este belén napolitano muestra a todos sus ángeles y pastores tocando distintos instrumentos musicales. Su realización es atribuida a finales del siglo XV, concretamente en torno a 1480.