Enlaces accesibilidad

Así se conservan y cocinan ajos, cebollas y cebolletas

  • Sergio Fernández nos enseña cómo conservar ajos, cebollas y cebolletas
  • Recetas de ajo negro, croquetas de cebolla y pasas o ‘crunch’ de cebolla

Por
Esto me suena - El vecino cocinillas: Ajos, cebollas y cebolletas

Sergio Fernández, ‘El vecino cocinillas’ en Las tardes de Ciudadano García (RNE) nos habla en esta ocasión de ajos, cebollas y cebolletas.

  • ¿Cuál es la mejor forma de conservar toda esta familia de ajos, cebollas, cebolletas? Esta familia se denomina la familia de las liliáceas. En general para evitar que germinen es mejor que estén guardadas donde haya poca humedad y poca luz. Ojo con tapar ajos y cebollas de forma hermética; tienen que respirar. Si queremos conservarlas más tiempo podemos colocarlas también sobre una finísima capa de sal gorda que atrapará la humedad.
  • ¿Cómo sacar máximo partido a los ajos si están a punto de estropearse? Una opción es hervir y pasar por agua fría. Vamoa a repetir en total 3 veces esta operación y así conseguimos quitar casi todo el picor de los ajos. Después, los ponemos a hervir los ajos con nata, sal y pimienta. Trituramos y obtenemos una salsa que va muy bien por ejemplo a las carnes. Otra opción es confitar en aceite, a temperatura muy suave, unos 70 grados. También podemos triturar con aceite y perejil y mantener en un biberón. Nos durará unos 10 días y sirve para hacer carne a la plancha.
  • ¿Cómo se usa el ajo negro? El ajo negro está rico; el sabor es una mezcla de regaliz y ciruelas pasas. ¡No pica nada! Con estos ajos negros podemos hacer una salsa ali-oli negra: trituramos aceite, ajo, yema de huevo, un poco de tinta de calamar, unas gotas de vinagre y una pizca de sal. Queda una salsa que va perfecta para acompañar una sepia a la plancha, unos chipirones….,etc.
  • Ideas originales con cebollas y cebolletas: Podemos cortar la parte larga y verde de las cebolletas y abrirlas a lo largo. Las dejaremos macerar en una bandeja con aceite, ajo triturado, alguna hierba aromática y unas gotas de limón. Dejamos macerar 20 minutos y después las hacemos a la plancha a temperatura media. ¡Es una guarnición espectacular! Otra buena idea es hacer confitura de cebolla: pochar mucha cebolla cortada en juliana y a fuego lento. Dejamos pochar con una tapa durante unos 20 minutos, añadimos azúcar, trituramos y envasamos. Esta salsa puede ir muy bien con quesos fuertes.
  • ¿Qué os parece hacer unas croquetas de cebolla y pasas? Si pochamos bien la cebolla sin prisa, con su tapa, unos 20 minutos a fuego lento, añadimos unas uvas pasas, una pizca de harina, leche y verás que croquetas tan ricas quedan.
  • ¿Se puede usar para postres? La cebolla que ya venden deshidratada, el ‘crunch’ de cebolla, va muy bien para aderezar un trozo de requesón y miel. ¿Te apetece probar este postre?