Enlaces accesibilidad

En Portada. Jorge Semprún, memoria de Europa

Por
En portada - Jorge Semprún, memoria de Europa

La idea de realizar este reportaje surgió a raíz de la publicación por Jorge Semprún de un artículo en Le Monde a principios de marzo de 2010. En él anunciaba que el del siguiente 11 de abril iba a ser su último viaje al antiguo campo de concentración nazi de Buchenwald.

Pensamos entonces que era una magnífica oportunidad de recorrer la memoria de Europa del pasado siglo, de sus luces y sombras, a través de los recuerdos del propio Jorge Semprún. Le acompañamos en ese último viaje a Buchenwald y luego estuvimos con él en Paris, su lugar de residencia.

Jorge Semprún ha sido un testigo "privilegiado" de ese siglo. Fue prisionero en Buchenwald. En la clandestinidad y bajo el seudónimo de Federico Sánchez, fue dirigente del Partido Comunista en España durante el franquismo, en los años cincuenta. Fue expulsado de la organización por sus divergencias con la ortodoxia del partido, y se dedicó a escribir, su gran sueño. Pero la política llamó de nuevo a su puerta en 1988 cuando Felipe González le nombró Ministro de Cultura. Después, regresó a su máquina de escribir y al papel. Son muchas sus obras, sus guiones de cine y sus artículos.

Cuatro horas con Semprún

Haber podido conversar con este europeísta convencido durante casi cuatro horas ha sido una experiencia inolvidable que siempre le agradeceré. Su memoria es prodigiosa lo mismo que su lucidez. Son muchas las frases que destacaría de esas horas de conversación, una parte importante de ellas aparecen en el reportaje, pero aquí quisiera recoger especialmente dos.

La que recordó que le había dicho Felipe González para explicarle porque le nombró Ministro de Cultura:

"Vas a ser ministro, vas a tener problemas. Vas a tener muchos amigos, algunos interesados. Muchos enemigos, lógico. Pero un día iras a un viaje por provincias, cualquier sitio de España y eres ministro, y te recibirá el comandante local de la Guardia Civil, y se pondrá firme, y te llamara Excelencia. Entonces sabrás por qué he pedido a Federico Sánchez que sea ministro conmigo en España. Está todo dicho".

La otra frase que me parece concluyente es de su discurso en Buchenwald, el 11 de abril:

"Hoy, tantos años después, en este dramático espacio de Buchenwald, en la frontera última de una vida de certidumbres destruidas y de ilusiones que he preservado contra viento y marea, permítanme un recuerdo sereno y fraternal hacia aquel joven que con 22 años portaba una bazuca en sus manos".

Aquel joven era el propio Jorge Semprún que con cientos de supervivientes de Buchenwald, una vez liberado el campo por los presos de la resistencia, marchaban hacia el combate para liberar a Europa del fascismo. Aquel joven, ahora a sus 86 años, reconoce que no ha perdido la ilusión en una sociedad y un mundo mejores.

La Europa del siglo XX, a través de su memoria

El reportaje se convierte así en un recorrido por la Europa del siglo XX a través de la increíble memoria de un hombre que huyó de España con su familia en la Guerra Civil, que se hizo comunista en los años 40, que fue detenido por la Gestapo por participar en la resistencia francesa, que fue deportado al campo de Buchenwald, que regresó a Paris después de la II Guerra Mundial, que fue estalinista, que fue ministro con Felipe González. Y que ha cumplido su sueño de ser escritor. Una vida de novela, de certidumbres rotas pero ilusiones preservadas.