Enlaces accesibilidad

En Portada, en Alta Definición

       
  • El equipo comparte su experiencia en la producción de "La nueva misión"
  •    
  • Del guionista, al montador, todos valoran la experiencia como algo positivo
       

Por

Del blanco y negro, al color o a la Alta Definición... la televisión no ha dejado de evolucionar en el último medio siglo. Televisión Española se está preparando ya para "la tele que viene" y la producción de algunos programas informativos en Alta Definición es una muestra de ello. Si hace unos días Crónicas se estrenaba en esta tecnología con El aliento escondido, esta semana veremos "La nueva misión",  el primer reportaje de En Portada producido en Alta Definición.

El equipo, que viajó a Bolivia para retratar la Premio Prínicipe de Asturias Nicolás Castellanos, comparte con nosotros su primera experiencia en HD.

La visión del guionista

José Antonio Guardiola

Que la obsesión por la estética no te impida contar una buena historia. Éste ha sido mi lema durante todo el proceso de producción de La nueva misión.

¿En qué ha influido la alta definición en la concepción de la historia? No ha influido a la hora de contar la historia, pero sí lo ha hecho a la hora de elegir esa historia.

Desde el primer momento tuvimos claro que había que optar por un reportaje en el que se pudiera repetir cualquier rodaje o cualquier entrevista, en previsión de que fallara una cámara que nunca se había utilizado en los Servicios Informativos de TVE.

También debía ser una historia amable, que invitara a la reflexión...Una historia en la que tuviera mucho peso el poder cautivador de algunas imágenes, que gracias a la alta definición muestran un realismo inédito hasta ahora.

Queda todo por descubrir en la alta definición y En Portada va a seguir en la vanguardia de esos cambios.

La visión de la realizadora

Susana Jiménez

El proyecto era un desafío para todo el equipo. En poco tiempo había que ponerse al día en un sistema tan desconocido como interesante para nosotros,.
La primera novedad era tener que realizar la grabación en tarjetas y de ahí pasar el material a disco duro. El salto era cuantitativo y cualitativo. Adiós al soporte magnético.

No sin algún que otro susto, rodamos el reportaje en Bolivia. La gran incógnita era ver a nuestra vuelta la imagen en alta definición. Fue sorprendente. Recuerdo mi cara de asombro y auténtica satisfacción al reconocer los primeros planos con una calidad a la que no estaba acostumbrada en mi larga carrera profesional. El detalle del segundo término, el brillo de una hoja, del pelo de nuestros protagonistas...Parece que están ahí contigo, que es una ventana donde vuelven a aparecer. Y los cielos, tan majestuosos. Los colores y los volúmenes, todo dotado de un gran realismo.
Ahora pienso en mi próximo reportaje y confieso que ya sólo lo grabaría en alta definición.

La visión del reportero gráfico

Pablo Balsa

Ha sido un reto muy interesante, que ha necesitado una intensa preparación previa. Hemos trabajado con un sistema nuevo para nosotros: alta definición en mpeg4, formato 16:9 y grabación en tarjetas de memoria. Como las cámaras profesionales no tienen enfoque automático y la imagen tiene muchísima resolución, mantener el enfoque preciso se convierte en una gran dificultad, y la mayor diferencia con el trabajo convencional.

La visión del sonidista

David del Puerto

Al igual que la imagen ha supuesto un reto a nivel técnico, el apartado de sonido no ha quedado en un segundo plano en cuanto a complejidad se refiere. Hemos trabajado para este En Portada con un equipo estereofónico prestado especialmente para esta ocasión por los equipos técnicos de Televisión Española en Prado del Rey. De este modo, el reportaje no sólo está a la última en cuanto a imagen en alta definición, sino que gracias también al sonido será un completo homenaje a los sentidos.

La visión del montador

Javier Mula

En la ya larga historia de la Televisión se han producido dos cambios tecnológicos en el registro de imágenes. El primero fue pasar de registrar imágenes en materiales fotosensibles (normalmente en 16 mm) a formatos de grabación magnética (las cintas de video) sacrificando calidad de imagen por rapidez en los procesos, nos ahorramos el revelado de las películas, por ejemplo. El segundo cambio es el actual, con los formatos digitales HD la tecnología nos permite recuperar la calidad que nos proporcionaba el cine en un archivo digital. Esto nos abre un abanico impresionante de posibilidades a la hora de la postproducción.

La visión de los grafistas

Sergio Ojeda y José Carlos Hernández

Ésta es la primera vez que asumimos un proyecto en HD, en alta definición, y para ello hemos afrontado dos tareas: la adaptación de todos los elementos gráficos que componen En Portada (cabeceras, etc.) al nuevo formato, y la grabación de nuevo material directamente en HD y su posterior manipulación. La adaptación del grafismo ha sido laboriosa, ya que el proyecto final está compuesto por numerosos elementos y composiciones que han sido realizadas en máquinas y software distintos, de forma que el trabajo ha consistido básicamente en deshacer todo el proyecto, llegar a los elementos base y volver a reconstruirlos en el nuevo tamaño, que viene a ser más del doble del proyecto original. Trabajar con material grabado directamente en HD ha sido gratificante, al aumentar proporcionalmente nuestras posibilidades y compromiso con la imagen. En ambos casos ha supuesto un reto para el departamento.