Enlaces accesibilidad

El Top 5 de series más vistas del Archivo de RTVE

Por
Ana y los siete - Fernando, locamente enamorado de Ana

En nuestro rico Archivo hay cientos de series y programas, amén de documentales, informativos, películas, programas deportivos... Hoy, un día más de la cuarentena forzosa en casa por el coronavirus, te invitamos a descubrir (o acaso redescubrir) las cinco series con más éxito de audiencia en la web.

No recomendado para menores de 7 años Ana y los 7  - Así comenzó todo - Ver ahora
Transcripción completa

¿Qué es lo que baila Ana...

..que hasta los muertos le tienen gana?

¿Qué es lo que baila Ana...

..que todo el mundo se pide un turno?

El Papa se lo consulta al Dalai-Lama.

El reportero de "El mundo" al del "Semana".

Y el pijo del cochecito cupé...

..a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

Comprendo cómo se siente. Humillada, dolida...¿Dolida?

Creo que sus hijos me han roto la cadera.

Se lo compensaré. Le pagaré la mejor clínica,...

..pero, por favor, quédese. ¡Ni loca!

Necesito que se quede un mes. Una semana.

El lunes tengo una junta muy importante para mí, y para el banco.

¿Cuánto quiere por 5 días más?No hay dinero para pagar esos 5 días.

¿No cree que exagera? Mis hijos sólo son traviesos.

Es evidente que conoce poco a sus hijos.

¡Dígame una cifra!

Guárdese su talonario.

Esos niños necesitan otra cosa, que no se compra con dinero.

Debería dedicar más tiempo a sus hijos, y menos a su querido banco.

Sé cómo educar a mis hijos. Permítame que tenga mis dudas.

¡Abre la puerta!

Abre la puerta.

En cuanto a vosotros,...

..os aseguro que os encontraré la niñera que os merecéis.

Sí, esperadme en la puerta de embarque.

Ya hablaremos.

De momento, castigados sin salir. Papá, yo no tengo nada que ver.

Tú, también, Nando.

Rosaura, tome nota.

A la agencia, envíen una institutriz con las siguientes características.

Buena familia, diplomada en psicología y pedagogía infantil,...

..dominio del inglés y el francés, y con experiencia.

¿Qué es lo que baila Ana...

..que todo el mundo se pide un turno?

Los italianos lo toman en sorbete

¿Qué es lo que baila Ana...?

Y los franceses lo comen en "ballette".

Los chinos con el arroz...

..los japoneses crudo.

Los alemanes te lo hacen en "Chucrut"...

..y los hispanos...

¡en estado puro!

¿Qué es lo que baila Ana?

¿Qué es lo que baila Ana...

..que hasta los muertos le tienen gana?

¿No os cansáis de fastidiarles la vida a las niñeras?

¡Cómo te rayas, tío!

La culpa es de papá que vive en el siglo pasado.

Qué empeño tiene con una niñera. -Tienes razón.

Es que no os dais cuenta, ¡está en su derecho!

Desde que murió mamá está obsesionado con nuestra educación.

No necesitamos a nadie. -Yo estoy harta de hacer el numerito.

Eres una cursi, tía. -Amalia, tú qué prefieres...

..¿hacer el mismo numerito o que se instale un hueso de ésos?

¿A que a ti no te gustaría? ¿A que no?

¡Estáis locos! Un día papá se va a enfadar de verdad...

..y la vamos a cagar todos. -¡Ay, la vamos a cagar!

Tú si que eres un cagón. Venga, mis niños, a la cama.

(Todos:) ¡Fuera, fuera!

La verdad es que papeles, papeles he hecho más bien poquitos.

Pero eran muy intensos.¿Pocos? Cielo, no has hecho ninguno.

Bueno, si me das este papel, ya habré hecho uno, ¿no?

Lo siento, buscamos profesionales. Actrices de verdad, ¿entiendes?

Es que si no me dejan trabajar, jamás seré profesional.

Mira, no puedo perder el tiempo. Necesito esta oportunidad...

..¡dígame qué necesitan! Seguro que lo puedo hacer.

Necesitamos una monja...¡Perfecto! Crecí en un orfanato,...

..me conozco las monjas al dedillo. Que se hace bailarina de strip-tease

¡No me lo puedo creer!También eres bailarina de strip-tease.

Soy la mejor. Mira, muevo el culo...

Ahora no me sale. Pero soy la que más propinas recibe del "Chicago"

Del "Chicago", ¡eh? Que pase la siguiente, por favor.

Pero, oye, me quieres hacer caso. ¿No me crees?

Mira, cielo, llevo viendo actrices 5 horas.

Y todas las chicas de este país se dedican al strip-tease,...

..pero lo tuyo supera a todas, ¿eh?

Si te digo que necesito un perro, seguro que te pones a ladrar.

Ca-ra.

Ca-ra.

Bueno, hemos terminado por hoy. Anda, dame un beso.

Hola, pequeña.

Perdone, pero no he podido venir antes.

¿Cómo va todo? Pues,...

..no sé, no avanzamos. Tal vez cambiando de método...

Bueno, le acompaño. Adiós.

Qué desastre. Mira, tú no te preocupes, ¿eh?

Esa gente del cine es que no tiene idea de nada.

Algún día alguien importante se fijará en ti...

¡Cómo que algún día? Aquí estoy yo, Tony, el gran Tony.

¡A tus pies, princesa! Para servirte y hacerte feliz toda tu vida. Amén.

Amén. El que faltaba.

Por cierto, si tú hubieses dejado que te representara...

..ahora serías una estrella del universo mundial.

Mientras te dedicas a convertirme en una estrella del universo mundial...

..me podías pagar las 20.000 pelas que me debes.

-¡No, jodas! ¿Pelas? Pero si las pelas caducaron.

Las deudas en pesetas ya no existen. -¿Tú te crees que soy tonta?

¡Tony, 120 euros, 20.000 pelas!

Bueno, mira, yo, dinero no tengo. Pero palabra como el que más.

Y si te he dicho que te las devuelvo, ¡te las devuelvo!

Seremos testigos de algo sobrenatural Tony devolviendo un préstamo.

¡Qué graciosita! -¡La pasta!

Anda, dale los 120 euros que me debes tú a mí...¿Qué?

A ver quién debe a quién, vamos a echar cuentas, anda.

Mira, vamos a dejarlo, tengo una jaqueca...

Lo que tienes es un morro que te lo pisas.Cambiemos de tema.

Vale. He estado en un casting. Al que yo te mandé. ¿Y qué tal?

Al que tú me mandaste era para vender palomitas en un cine.

Pero, ¿tú no querías entrar de lleno en el mundo del cine? Mi vida.

Si de ahí a la gran pantalla, hay un paso.

Eso me lo llevas diciendo... yo qué sé.

Y estoy harta de esperar, Tony. Espera un poquito más,...

..porque cualquier día aparece un productor, le gustas y zas...

Y me querrá meter mano como todos. ¡Coooñooo!

Algún sacrificio habrá que hacer, ¿no?Tony.¡Era una broma!

No te preocupes. Tengo un plan. ¿Un plan?Sí, espectacular.

Estoy intentando colocar a Fermín...

..en un espectáculo de danza. Pero si es cojo.

Pero tú te crees que se va a enterar alguien.

Si lo que necesito es un poco de pasta, sólo para empezar. Anda.

Ven aquí, reina mora.

Que te voy a hacer una estrella del mundo...

Mundial. ¡Exactamente!

Buenos días.Buenos días.

Soy Alexia Vázquez de Castro. Ah, sí, siéntese un momentito.

Enviudó hace un año. Siete hijos, padre conservador.

Le gusta la agresividad en el trabajo, exigente.

Sólo bebe agua, no fuma, ni soporta que fumen a su alrededor.

Es muy puntual. No se le conoce ninguna relación...

..desde la muerte de su mujer. Tiene poca vida social.

Y dedica la mayoría de su tiempo al banco.

Bueno, ya estamos todos. Hola.¿Preparada?

Por supuesto que me corre prisa. Necesito una niñera, ya.

Llámame cuando tengas alguna noticia. Adiós.

Rosaura, por favor, no me pase ninguna llamada.

Fernando, ésta es la compañera de la que le hablé.

Alexia Vázquez de Castro. Abogada, n 2 de su promoción.

Con 2 másters en economía financiera en EE.UU.He leído su currículo.

Bienvenida al banco. Gracias.

¿Le han recibido bien? Perfectamente.

Aunque... Bueno... ¿Aunque?

Considero que mi despacho es demasiado oscuro.

Eso tiene fácil solución, ¿verdad? Desde luego.

Excuso decirle la importancia de la próxima junta general.

Es muy importante que... Perdone...

..¿pretende convencer a la junta de accionistas con estos argumentos?

Ésa es nuestra intención.Su propuesta está condenada al fracaso.

-¿Pero qué está diciendo? -¿Quién se ha creído que es?

¿No cree usted que se está excediendo?

Me paga un buen sueldo para que yo analice y ponga en cuestión...

..todo lo que crea que no funciona.

Si no es así, creo que es un buen momento para aclararlo.

Bien, explíquese.¿Me permite exponer mi plan?Para eso el pago.

En primer lugar,...

..no podemos capitalizar a priori las partidas de inversión.

Si dejo a esa madre sin sus niños se me muere de pena, la conozco.

Pues habrá que buscar otra solución. Sobre todo que estén lejos del padre.

Vale, veré lo que puedo hacer. Te llamo.

Vaya, mi gogó favorita. ¿Cómo estás, mi vida?

Oye, ¿te has puesto a régimen otra vez?Ay, a régimen...

..ojalá tuviera tu cuerpo con ese culo y ese par de...¡Aaayyy!

Ya, si estuvieras bailando las 6 horas que bailo yo estarías igual.

¿Seis horas? ¡Tú alucinas! Media hora y me muero.

Una gorda como yo. Oye...

Dime.

¿Tú crees que yo serviría para ser bailarina de strip-tease?

Eso está chupado, ven aquí, bonita. Súbete a la mesa.

Pero, te has vuelto loca,... Espera que retire esto...

Nada, tú súbete. No te "escoñes".

Tú saca morro como si estuvieras besando a Richard Gere.

Saca morro. ¿Saco morro?

Y tienes que mover el culo como si quisieras dejar KO a alguien,...

"Ta-ta-ra ta-ta-ra...

..¡chan!"

Al otro lado.

"Ta-ta-ra ta-ta-ra...

..¡chan!" Y ahora, cadera.

"Ta-ta-ra ta-ta-ra... ¡toma, toma, toma!"

El informe del hospital. -Gracias, Martínez.

Qué pasa, ¿nunca has visto unas bailarinas de strip-tease?

¡No!

Ay, cómo se va.

Bueno, qué punto.

Oye,...

Bueno, ¿qué? ¿Otra vez a por lo mismo?Sí.

¿Has conseguido algo de mi madre?No.

Si no hace ni una semana que hablamos.

Lo tuyo es paciencia, y mucho tiempo.

No sabía que era tan difícil saber quién es la madre de uno.

Bueno, Anita, te recuerdo que te dejaron en un orfanato.

Con una notita que no decía nada. Es muy difícil.

No te preocupes, encontraremos a tu familia tarde o temprano.

Gracias.

Bueno, ¿cuándo te voy a ver en la gran pantalla con el Bardem?

Está la cosa un poquito chunga.

Cuando vean el arte que tú tienes. Se van a volver locos por ti.

¡Contratos, y contratos! Pero, no me olvides, ¿vale?

Cómo me voy a olvidar de ti, si me llamas todas las semanas.

A partir de mañana formará parte de mi equipo.

¿Son sus hijos? Sí.

Muy guapos. Sí que lo son, sí.

¿Su mujer?Bueno, murió hace un año. Perdone, no sabía nada.

¿Lo debió pasar muy mal? Es muy duro perder a un ser querido.

¿Desean tomar algo?

Agua, sólo bebo agua. Yo también.

Hay tres cosas que no soporto de la gente,...

..que fume, que beba, y que no sea puntual.

Bueno, perdón. A lo mejor usted...

No, sonrío porque a mí me pasa igual ¿En serio?

¡Qué casualidad!

Bruno. Sí, señor.

Por favor, localice a mi padre.

Recuérdele que ha quedado en pasar estos días con sus nietos.

No le va a pasar nada porque deje su vida de libertino un par de días.

No será fácil localizarle. Llámele al móvil.

Le recuerdo que la última vez que perdió el móvil don Nicolás...

..fue en un bar de copas de dudosa reputación.

Le he pedido que le localice, ahórrese decirme dónde.Sí, señor.

Otra cosa,... Sí, señor.

Por favor, vigile que no beba, ni fume.

Lo intentaré.

Ah, se me olvidaba. ¿Si aparece alguna candidata a niñera?

La encierra en la bodega y no la deja escapar.¿Cómo?

Es una broma.Perdone, como es tan poco habitual que el señor bromee.

Tome sus datos. Ya le haré una entrevista.Bien, señor.

Mi niña. Hola, preciosa.

Dame un beso.

No se preocupe, señor. Seguro que algún día de éstos volverá a hablar.

Dios te oiga, Bruno, Dios te oiga.

¿Una familia tú y yo? Venga, churri, por favor.Lo ves.

Si es que no vamos a ninguna parte.

Tony, ¿por qué no podemos tener un niño?Pues, porque no, Ana.

A ver qué se le va a ocurrir al niño hacernos, ¿eh?

Es que estoy harta de este curro, Tony,...

...quiero aspirar a ser algo más. Pero si sólo sabes hacer esto.

Sabes lo que te digo. ¿Qué?

Me voy a buscar otro curre,...

..y te voy a demostrar que sé hacer muchas otras cosas más.

¿Y quién te va a buscar ese curre? ¿Eh, quién? ¡Ana!

Están muy bien sus referencias. Gracias. Lo sé.

Si me permite, tendría que hacerle algunas preguntas...

..son necesarias. Puede preguntar lo que desee.

¿Qué pasa por ahí?

¿Se puede sabe qué pasa, Bruno? Eso me gustaría a mí saber.

-Nada, tronco, sólo estamos de "marcuchi".¿De "marcuchi"?

Bruno, marchuqui, jugando. Quiere decir que estamos jugando.

¡Estáis bajo sospecha! Que lo sepáis.

No, no fumo.

Una copa de vez en cuando sí tomará. Detesto el alcohol.

Pues por mí está todo correcto.

Le advierto que soy muy estricta con las normas.

Ya sé que ese tipo de educación no está de moda ahora.

Algunos padres se molestan, porque a veces, soy algo dura.

Yo estoy de acuerdo con ese método. No tendrá problema en aplicarlo.

Entonces ya va siendo hora de que me presente a sus hijos.

Chicos, es necesario asegurarnos bien, ¿vale?

Celia, entra tú y le dices...

-¿El qué? -Tú, díselo.

¿Qué le has dicho? -Lo que a ti no te importa.

Ahora todos al jardín,... y disimulando. Venga.

Corred.

Hola. ¿Cómo te llamas?

-Déjate de tonterías....

Sólo te advierto de lo que sucede en esta casa.-¿Hay fantasmas?

¡Quedas advertida!

Bruno, por favor. Sí, señor.

Localiza a los niños y que vengan al salón.¿Tenemos niñera, señor?

Eso parece.

Es increíble.

Ya le he dicho que eran siete. Ya sabe a lo que me refiero.

¡No sé cómo no le da vergüenza!

¡Pero....!

Salga inmediatamente de mi casa. No, no, se equivoca.

Bruno, acompañe a la señora a la puerta, por favor.

Disculpe, se le olvida su preservativo castigador.

-¿Qué es eso de castigador? ¡Nada!

¡Qué lástima con la ilusión que nos hacía la nueva niñera!

No os preocupéis que ya encontraremos otra,...

..cueste lo que cueste.

A estudiar.

¿Y tú?

Ya ves. Ya ves, ¡qué?

A estudiar.¿Por qué? Porque sí. Hala.¡Siempre igual!

Y usted, Bruno. Iba a la cocina.

¡A estudiar!

Graduada, ¿en qué?

Sharon, bonita, lo único que tengo graduadas son las lentillas.Bueno..

Pues, entonces, 5 años de ballet clásico y...

..diferentes "currelos" relacionados con el mundo de la estética.

¿De quién hablas? De ti.

En estas cosas siempre hay que meter alguna mentirijilla.

¡Lo hace todo el mundo! No te agobies y firma aquí.

Vale. Me voy a entregarlo, ¿eh? Va.

Te llamas igual que yo, tía.

¡Hala, cómo te pasas!

"La London pedagogy school".

Master en psicopedagogía por la Universidad de... ¿qué pone?

"Geneve".

Ginebra.

Tú también estás exagerando, ¿no? Al menos lo mío es más creíble.

Oye, ¿Universidad de Ginebra? En serio existe eso.

Qué os enseñan a hacer, ¿cubatas? Soy una educadora cualificada.

¡Vamos que me estaba proponiendo un tío, el muy cerdo!

Colega. Oye, que es para hoy. -¿Qué desea?

-Déjalo ahí mismo, que ahora le avisamos.

¡Va listo si cree que me voy a poner si me llama!Teléfono.

¡Pablo? Sí.

¿Qué niñera? ¿Ayer?

Bueno, tranqui, no se agobie. Ahora mismo le enviamos una.

Teléfono.Sí, dígame. ¡Pablo! Pablo, cariño.

Tenía tantas ganas de hablar contigo.

¡Oye, qué pasa con lo nuestro! No tenemos todo el día.

Un segundo. ¿Cómo se llama? -Ana.

¡Corra, que la están esperando! -Ay, gracias. "De abuti".

¡Sí, Pablo! ¿Pablo?

Ese idiota de Tony se va a enterar. Que no iba a encontrar curre, ¿eh?

Cariño, mucha suerte...

¡"Eso es un cuerpo y no el de la Guardia Civil"!¡Oléééé!

Oye, ¿qué dirección es ésta? A ver,...

..pero si es un barrio de altura. Puerta de Hierro.

Y si me toca bailar para un tío calvo, forrado,...

..que se enamora de mí y que no le tengo que mantener como al Tony...

¿Ya estamos? ¿Ya te has visto otra vez "Pretty Woman"?

Acuérdate de lo que le pasó a Vanesa...¿El qué?

Pues el constructor, ese viejo, que le dio un infarto en pleno baile.

¿Y qué hizo?Menuda es la Vanesa. Llamó al SAMUR y le salvó la vida.

¡Uy, qué maja! Sí, qué maja.

Seguro que tengo la suerte de que me toca un carcamal, tía.

Pues sí, "pa qué te voy a engañar". ¡Taxi!

Hola. Buenos días. ¿Qué quería?

Me envían los de la agencia. Ah, ¿eres la nueva?Sí.

Pues, pasa, pasa. ¡Menuda choza! ¿No?

Pues sí, hay quien puede.

Oye, son siete. Te lo digo para que te vayas haciendo la idea.

Siete. Tampoco son tantos, ¿no?

Mira. Me gusta, oye.

Te voy a hacer una advertencia. A Bruno, ni tocarlo, es mío.

¿Bruno?Propiedad privada. Mira, bonita,...

..yo ni los toco, ni me tocan. Eso es innegociable.

Me dejas más tranquila. Bruno.

¿Deseaba algo? Es la nueva.

¿La han enviado de la agencia? Sí. Si decían que era urgente.

Sí, sí, claro. Espere unos instantes en la biblioteca...

..voy a avisar al padre del señor. Al fondo.Gracias.

Buenos días.Buenas. Mi hijo no está...

..pero me ha encargado del asunto. Trae referencias. ¡Cerrado!

¿Referencias? Ah, se refiere a mis medidas.

90, 60, 90... No, no, nada de medidas,...

..que por otra parte considero que son espléndidas.

Quiero decir que si trae cartas de recomendación...

..de otros sitios donde haya trabajado.Bueno, no lo llevo encima

Pero, ahora llamo a Chicago y le mandan una.¡Chicago!

¿Ha estado usted trabajando en Chicago?¡Tres años!

¿Lo conoce?Por supuesto. Y me encanta.¡Me imagino!

No trabajaría para la mafia, ¿verdad? No, hombre, nada de eso.

A lo mejor me ha visto actuar. ¿Dónde?En el Chicago.

Bueno, aquello es muy grande. ¡Qué va, pero si es un cuchitril!

Seguro que me ha visto en alguna representación.¿Con los niños?

¿Qué niños?Pero, ¿usted no tiene experiencia con niños?¿Bailando?

Supongo que alguna otra cosa hará con ellos aparte de bailar.

Oiga,...oiga, señor,...

..me parece que hay una equivocación Esos espectáculos no los hago.

¿Dónde habrá puesto las llaves? ¿De qué estábamos hablando?

Ah, sí, de los niños. Entonces, le gustarán los críos, ¿no?

Lo siento. Yo no estoy interesada en este trabajo.

Si aún no hemos hablado de las condiciones.¿Qué condiciones?

Es que además le voy a denunciar en la primera comisaría.

Pero, ¿yo qué he hecho? Si yo sólo quiero fumar.

Don Nicolás, le llama su hijo. ¿Le paso aquí la comunicación...

..o prefiere hablar fuera? Prefiero hablar fuera.

Un segundo, por favor. Pero, oiga, señor....

¡Yo me largo de aquí! ¡Qué casa de locos!

Hola.

¿Tú quién eres? ¿Cómo te llamas?

¿Te ha comido la lengua el gato?

¿No me vas a decir cómo te llamas?

Oye, una cosa, ¿de qué va esto? ¿Te tratan bien aquí, corazón?

¿Y ése que acaba de salir es tu abuelo?

¿Sí? No entiendo nada.

¿Me vas a decir cómo te llamas? ¿Noooo?

Vamos a jugar un juego, ¿vale?

Tú tienes que hacer gestos, y yo tengo que adivinar tu nombre.

Venga, empieza. O pierdes, tú sabrás.

Tienes un nombre muy grande.

¿No es grande? Te llamas....Sol.

¿Luna? Anda, dame más pistas.

No parece una niñera. -Pues es una niñera.

Sí, ésa va de coleguita, pero en cuanto te descuides...

..te esposa en la cama para que no te escapes.-¿De verdad? ¡Mola!

Pues Lucía parece que se lo está pasando en grande. -Es muy lista,...

..pero nosotros lo somos más.

Te llamas....ventana.

Ah, luz.

¡Lucía!

Lo sabía que lo iba a adivinar. Un besito, Lucía.

Veo que mi nieta se lleva bien con usted.

Se ve que es una gran profesional. Nunca juega con nadie.

Es un cielo de criatura. De mayor va a volver locos a los tíos...

A los tíos, a los abuelos,.. a toda la familia.

Usted tampoco se queda manca. A ver, un momento,...

..usted, ¿me está ofreciendo el trabajo de niñera?

Pero, ¿no se lo han explicado en la agencia?Ha habido una confusión.

¿Ha habido una confusión? ¿Qué confusión?

No sé, parece que no le interesa el empleo.

Pero si me encantan los enanos. Ya.

Pero, así, sin referencias, sin conocer su pasado, ni un currículum.

¿No le ha mandado nada la agencia? No.

Pues, mire, estoy graduada por la "London Piojodogi"...

..y tengo un máster en "ginebras educativas" conjonu...quiero decir...

..estupendas.

¿Idiomas?Me entiendo divinamente con todo el mundo.

Quizá sea mejor que venga cuando esté mi hijo en casa.

Tráigase las referencias y el currículum,...

..ah, y el certificado en "piojodos".

Perdone, señor, perdone. ¿Me permite un momento?

¿Buscaba esto?¿Esto se lo enseñaron en la Universidad de Ginebra?

No. Esto, señor, me lo enseñaron en la universidad de la calle.

¿No sabes lo aburridas que son esas familias?

Nunca bailan, nunca alzan la voz, te llaman de usted.

Comen con 10 cubiertos, ¡pero, si están locos!

Si vieras qué carita tenía la niña.

¿Sabes que no habla conmigo por timidez? Yo era igual de pequeña.

Para esa gente reírse es de mala educación.

Siempre con una cara de mala leche.

Ana, tú no vas a durar ahí ni dos minutos.

En cuanto te vean cómo andas, te echan.Pero, Sharon, ¿cómo ando?

Como ando, normal, ¡como todo dios!

Esa gente, fíjate tú bien, camina pisando huevos.

No mueven jamás el esqueleto. Son unas escobas.

Ríete, pero no sabes en dónde te metes.

Esas casas son peninteciarías. ¿Eeeeh?

Sharon, por favor, ayúdame. Tú tuviste un novio muy fino.

Lo que me imaginaba. Tú estás "chalá" perdida, Ana.

Está bien, de acuerdo. Primera regla, nada de mascar chicle.

¡Si me lo acabo de meter! ¡Escúpelo!

Y pide siempre té, el té es como más fino.

Eso es asqueroso, lo odio. Pues ahora te encanta.

¿Las referencias?Me las hace el que falsifica lo de las dominicanas...

¿Y cómo vas a ir vestida? No tienes vestuario para esto.

Pues, la entrevista es mañana, domingo,...

..son las tres y cuarto de la mañana... ¿qué hago?

Esto te lo arreglo yo en un pis-pas.

No.¡Sí!

Pero, Sharon, ¿tú estás loca? Esto.

¿Ése? Pero si ése es de actuación. Ana, no tenemos otro.

Y disculpa, que me voy a bailar.

Señorita, por favor.

¿Desea tomar algo mientras baja el señor?Un té, por favor.

Un té. Muy bien.

Ana, tienes que creerte el papel. Eres una niñera seria,...

..responsable. ¡Eres una profesional!

Señorita, su té. Muchísimas gracias.

¿No está bueno? Odio el té.

¿Y por qué lo ha pedido?

¿Y a usted qué le importa? Bueno, cada una tiene sus manías.

He visto pasar muchas niñeras por esta casa...¿Ah, sí?

Y ninguna se parecía a usted.

¿Es un piropo, o es otra cosa?

Tú no eres una niñera, ¿verdad?

El jefe no sabe nada de la calle, yo sí.

A él le podrás engañar, a mí, no.

Bruno, ¿verdad? ¿Por qué no te metes en tus asuntos?

¿Eres una timadora? ¿Una ladrona? Estás exagerando, ¿no crees?

Mira, yo necesito este curre. Y sé que lo puedo hacer, ¿vale?

Soy una tía legal, te lo juro.

Esos niños son como de mi familia, ¿te enteras?

Y serán como de la mía si consigo este trabajo.

Por favor, no digas nada, y te demostraré que te equivocas.

¿Tan mal andas de dinero? Qué va.

En mi curre actual gano el doble que tú.

Tú misma te vas a delatar. No te hará falta mi ayuda.

Eso lo veremos.

No vas a durar ni una semana. ¿Qué te apuestas?

¡Ay!¡Ay, Dios mío! Lo siento, por favor, túmbese.

Túmbese que le va a sangrar la nariz.

La cabeza para atrás. Levante la mano.

Lo siento, de verdad. No, nada, no se preocupe.

¿Le duele?No. Fernando Hidalgo. Ana.

Siéntese, por favor.

He leído sus informes, y son buenos.Muchísimas gracias.

He dedicado mi vida a cuidar a niños.

(Si, a niños mayores de 18 años).

Señor, el café. Muchas gracias.

A usted le he traído otro té, que sé que le gusta.Muy amable.

Ésta es una familia numerosa, son 7 niños.¡Siete!

Ya sé que esto asusta un poco... No, no,...

Qué casualidad, don Fernando, siete es mi número favorito.

¿No cree que tantos niños afectará a la calidad de su trabajo?

No, no, es una cifra perfecta. 3 + 4, ó 4 + 3, ¿me sigue?

Si es uno, muy mal, muy mimado.

Si son dos, uno se pelea con el otro...

Tres, es lo peor. Porque siempre hay uno que se queda descolgado.

Cuatro, es horroroso, porque se alían, ¿no?

Cinco, es un desastre, el 5 siempre rarito, y no se puede remediar.

Seis, podría ser. Pero volvemos a correr el riesgo de los grupos.

Pero, siete, ¡siete es la cifra perfecta!

Nunca lo había visto bajo esa perspectiva.

Me alegra saber que es una persona positiva.

A mí me alegra que a usted le guste lo que me gusta...

¿Usted fuma? No, no, no...

¿Bebe? Eso sí que no.

Y, ¿cuándo podría empezar? Hoy mismo.

Pero, aún no hemos hablado de dinero.

Seguro que eso no será ningún problema.

¿Todo bien, entonces? Eso parece.

No se puede meter nada, ¡está lleno!

¿Me permite un momento?

Amalia, hazme un favor, dile a tus hermanos que vengan.Sí, papá.

La cagamos, ya no podemos hacer lo del bolso.

Va siendo hora de que conozca a mi familia.Estoy deseándolo.

Será de su agrado, seguro. ¿Me acompaña, por favor?

No, muchísimas gracias. Prefiero esperarle aquí.

Bien. Les haré venir.

Veo que no ha desaprovechado el tiempo con el señor.

No es lo que tú crees.Así, me extraña que te falte trabajo.

El problema es...Te aviso, conmigo eso no te va a servir.

Te voy a vigilar de cerca. No te voy a quitar el ojo de encima.

No te preocupes, estoy acostumbrada a que no me quiten el ojo de encima.

Hemos tenido suerte, y por fin creo que tenemos...

Pero papá no es nada justo... ¡No hay pero que valga!

Es el deseo de vuestro padre que hace lo que cree mejor para vosotros

¡Pero, papá! Os orientará en los estudios...

..os aconsejará sobre ciertas cosas de la vida.

Se la ve una persona muy preparada.

Ana, deja de soñar, y lárgate al "Chicago". Hola.

Tía, ¿tú sabes dónde te metes? No, pero empiezo a imaginármelo.

Somos inaguantables. No hay niñera que nos soporte.

Estoy acostumbrada a tratar con tipos más inaguantables que vosotros

Lo hemos hecho por tu bien. Quiero que sepas algo.

¿En serio? ¡No me lo puedo creer! ¿De verdad?

¡En esta casa están "piraos"!

Una niñera nunca sustituirá a mamá. Nadie pretende sustituir a mamá.

¿Y si no nos gusta? ¡No os gusta ninguna niñera!

Y aquí el que toma las decisiones soy yo.

Sólo os pido que la dejéis trabajar. Ahora portaos como os he enseñado.

Mira, papá, yo...

Carolina, basta.

Mire, señor, yo le quería decir algo...¿Sí?

Hola.

Nada, que estoy emocionada de estar con todos ustedes.

Me alegra oír eso. Ésta es toda la familia.

Lucía es la más pequeña, tiene un problema...

Lucía no tiene ningún problema. Ya nos conocemos, ¿verdad?

Desde que murió su madre no ha dicho ni una palabra.Ya lo hará.

Ya largará todo lo que quiera. Yo no sería tan optimista.

Los médicos que la tratan nunca han dicho que tuviera fácil solución.

No he dicho que sea fácil, sino que no hay que dramatizar.

Cuando la colegui quiera, hablará. ¿La colegui?

Señor, yo tengo mis métodos, si no funcionan puede despedirme,...

..pero si funcionan, le ruego que no se meta en mi trabajo.

Me gusta la gente capaz de defender lo que cree.

Espero que sepa inculcar esos valores a mis hijos.No lo dude.

Discúlpeme. Dime, Rosaura... ¿Cuándo? ¿Hoy?

Búsqueme una suite en el hotel de siempre.

¿A cuánto ha dicho que estaba la cotización?

Bien, están en sus manos. ¿Ya?

Lo siento, tengo mucho trabajo. Adiós.

Señor...

Yo soy Guillermo. Yo soy Alejandro.

¿Sabéis que en mi barrio había unos gemelos como vosotros?

Se intercambiaban para cambiarse las novias, ¿a que hacéis lo mismo?

Nosotros no tratamos con las niñas, son unas cursis.

-No tienen ni dos hostias. Eh, afina tu lengua, pringao.

A ver si un día una tía de estas que no tiene ni dos "hos"...

..te da una buena paliza.

¿Y tú eres?Celia.¿Sabes lo que significa lo que me has dicho antes?

Ni idea.No se dice "sadocatecismo", se dice sadomasoquismo.

¿Y qué es eso?Algo que no tiene ninguna importancia.

¿Tú eres?Amalia. Y él es Nando.

Hola, Nando. Pareces muy responsable, ¿no?Sí.

¿Y tú debes de ser la mayor?

Hola.Hola. ¿Cómo te llamas?Carolina.

Yo me llamo Ana, e intentaré acordarme de vuestros nombres.

El señor me ha pedido que le enseñe su habitación.

¿Nos podemos ir? Supongo que sí. Sí.

Me encanta, me encanta. ¿Es para mí sola?

¡Qué remedio! ¡Mola, mola, mola!

¿Se puede saber a qué te dedicabas antes de ser...

..una falsa niñera? Profesora de baile clásico.

Ya. Y yo capitán de barco.

¡Pingüino seboso! Te he oído.

Sharon no te lo vas a creer, 10 cuartos de baño.

¡Diez? ¡Oy, lo que deben de cagar en esa casa!

Qué vulgar, tía.

Desde que te codeas con la jet no se te puede decir nada.

Hay un mayordomo también.¿No? Creía que era sólo en las películas.

Seguro que es un asesino, todos los mayordomos son los asesinos.

De éste no me extrañaría nada.

¿Y los niños?Sabes que tengo debilidad por los niños.Yo también.

Me refiero a los niños de verdad.

Y el viudo, ¿está bueno, o no? Siempre estás pensando en lo mismo.

Si es calvorota. Eso sí, tiene que funcionar, tiene 7 hijos.

Oye, necesito un favor enorme. Envíame en un taxi, ropa...

..como tipo monjil, que no puedo ir todo el día con este traje.

Luego te llamo.

El señor me ha dicho que puede empezar...

..ayudando a los chicos en sus estudios.

De 5 a 7 estudian todos los días en la biblioteca.Si es domingo.

En esta casa existe poca diferencia entre un domingo y un lunes.

¿Les vas a ayudar?¿Yo? Eso he dicho.Pero,...me...

¿Qué?¿Me van a preguntar cosas de "geográfica, mates, histórica"...

Evidentemente. ¡Ay, la hemos "cagao"!

¿Si quieres llamo a un taxi? Te sacará de aquí en unos minutos.

Ya le contaré yo al señor alguna historia.

Tú crees que no lo voy a conseguir, ¿verdad?

¿Crees que me voy a hundir por unas preguntas de mates, y cosas de ésas?

Estoy plenamente convencido.

Pues te equivocas. No conoces a Ana.

Ni tengo ningún interés en conocerla.

No puedo.

Lo sabía. Necesito ayuda, Bruno.

Yo no soy un impostor. Que cada palo aguante su vela.

Ya, pero necesito este trabajo de verdad.

Eres una mujer de recursos, seguro que encuentras algo.

¿Tienes familia? Todos tenemos familia.

No, todos no. Yo creí en un orfanato No sé lo que es una familia.

Ahora tenía la oportunidad, y se va a ir todo a la mierda.

¡Déjalo, no lo entenderías! Será mejor que no cruce esa puerta.

¿Qué les voy a enseñar? Si no sé nada. ¿Me llamas a un taxi?

Mira, mis padres eran analfabetos y sin embargo...

..creo que me han dado la mejor educación que pueden dar unos padres

Anda, entra ahí, y enséñales lo que puedas, lo que sepas de la vida.

Ellos sabrán agradecértelo.

Por favor.

¿Qué tal, colegas? -Hola. -Hola.

¿Cómo van los deberes? ¿Difíciles?

Ruido.

Ruido.

¿Quién ha sido? He dicho, ¿que quién ha sido?

Quién ha sido, he dicho.

¿Te parece bien lo que has hecho? No, señorita, "sorri".

Ven aquí, ponte ahí.

Escúchame, la próxima vez que hagas una broma, hazla como Dios manda.

Ahora, siéntate. Ruido.

Ha "molao", ¿eh?

Ana, espero que además de ser experta en bromas...

..sepas hacer otras cosas, como un logaritmo.

Por supuesto.

¿Qué era, un avestruz o un mamífero?

Hola, pequeñina. ¿Qué pasa, no tienes sueño?

Bueno, a ver. ¿Quieres que te cuente un cuento?

¿El de Caperucita? Bien.

Había una vez una niña, no tan bonita como tú,...

..era feúcha y gordita, y todos se metían con ella.

Y un día se fue al bosque a ver a su abuelita.

Y en el bosque, que era muy grande, apareció un lobo.

Pero el lobo iba, así, como de tío legal, ¿sabes?

Y le dije que era muy guapa, y que la convertiría en actriz.

Y que haría una peli con Javier Bardem, ¿sabes tú quién es?

No sabes lo que te pierdes, corazón.

Oye, esto no es profesional. -¿Qué no es profesional?

El dejarme colgado. Yo siempre trabajo con profesionales,...

..así que, cuando veas a Ana la dices que no la represento más.

¡Ay, pobrecita! Lo que va a sufrir cuando se entere. -¿Dónde está?

En un sitio donde ni tú ni yo estaremos jamás. -¡En Hollywood!

¡Lo sabía, ha triunfado! -Tony, que no hace falta irse tan lejos.

Pues yo necesito hablar con ella. -Qué, ¿ya estás "canino"? -Pues no.

Mira, su dirección está a buen recaudo, lejos de las rapiñas.

Voy a llamarla. -Te aviso que no va a atender a tus llamadas.

Bueno, pues dame la dirección. Necesito verla.

A ver si ahora se va a olvidar de todo lo que he hecho por ella.

Claro, cómo se va a olvidar del tipo que la deja siempre sin dinero.

Te llama un tal Rodrigo. -Vaya, el constructor.

"El misterio de los logaritmos".

"Psicología y pedagogía aplicadas".

Anita...

..es hora de levantarse. Venga.

Ana, te tienes que despertar. Venga.

¡Anita! ¡Ana!

Al escenario, voy. ¿El escenario?

¿Qué pasa?Que son las 8, y ya están desayunando los niños.

Pero, ¿cómo desayunan tan pronto?

Buenos días, niños. (Todos:) Hola, Ana.

¿Todo bien? De "abuten".

Nando, ese logaritmo que dudabas ayer era "neperiano o decimal"?

Decimal, creo.Pues está mal, deberías consultarlo con tu profe.

Y vosotros, acabaos la tostada antes de levantaros.

Esa tostada es de Álex. -No, es de Guille.

Esta tostada será de quien sea. Pero quiero ver, ahora mismo,...

..como tú, Guille, te comes al mitad, y tú, Álex, la otra mitad.

¿Cómo sabes que yo soy Guille, tía lista?Ahora lo sé, tío listo.

¡Sí? Buenos días.

Soy Alexia Vázquez de Castro. El señor me avisó que vendría.

He de recoger unos papeles. Me ha dicho estarían en su mesa.

Por aquí, por favor.

Buenos días. Buenos días.

No sabía que Fernando tuviera una novia.No, es la niñera.

¡Ah, claro!

Cuando haya encontrado lo que busca, tenga la amabilidad de avisarme.

¿Desea tomar algo? Un té, por favor.Bien.

Ay, perdone. Estoy buscando la tortuguita de Lucía.

Ya sabe cómo son los niños. Ahí está.

¿Buscabas algo? La tortuguita de Lucía.

¡Ay, qué desastre! Por favor, por favor.

Dios mío, lo siento. Lo siento.

No me toque usted, por favor.

Tengo una reunión en media hora, y mire cómo me ha puesto.

Lo siento, de verdad. Mira, tengo una cosa milagrosa.

Es un quitamanchas que lo quita todo Pero, ¿no es la niñera?Sí.

Pues deje de tutearme, y váyase a cuidar niños, por favor.

Buenos días. Buenos días, don Nicolás.

Veo que conseguiste el empleo. Lo difícil va a ser mantenerlo.

¡Y a esto lo llaman café?

¿Y mi hijo? ¿Sigue de viaje? ¿Tan atareado como siempre?Sí...

Le obsesiona su trabajo. Y es incapaz de relacionarse con sus hijos.

¡Tenga paciencia!

Yo también era como él, hasta que un día dije, ¡se acabó!

¡La vida son dos días! Y hay que disfrutarla con los que se quiere.

Puerta.Tiene toda la razón. Perdón, voy a abrir.

Aquí está tu hombre. ¡Mierda!

Sssssh, cállate.

¿Qué haces aquí? No me empujes.¡Vaya choza!

La pasta que se tienen que gastar sólo limpiando suelos.

Tony, deja esto, ¡hombre! Tranquila, ¿eh?

Soy el gran Tony, y nadie me falta al respeto.

¡Y no le deja colgado nadie! Cosa que tú has hecho.

Tony, por Dios, escúchame. Ni Tony ni leches.

No deberías estar aquí. Todos los actores sois iguales.

Igual que Antonio, le descubro, y si te he visto, no me acuerdo.

Vaya panda de desagradecidos. Tony, yo no he triunfado...

¡Tony, déjame en paz! Te estoy hablando en serio.Vale.

Tony, yo sólo he cambiado de profesión.

Pues, como tu agente, me corresponde el 15% de tu salario.

Vale, te doy lo que te dé la gana. Pero, por favor, vete, ¡vete!

¿Que me vaya? Sí.

Un momento, antes, ¿qué se cuece en esta casa?

Qué hay, ¿un casino clandestino? ¿Un prostíbulo?

Coño, Ana, dime algo. Tony, mi vida,...

..no es nada de lo que tu enfermiza cabeza piensa.Ya caigo.

Un magnate que te ha visto bailar en el club.

Se ha encaprichado contigo, y quiere que bailes sólo para él.

Muy bien, me lo dices, y yo negocio, mi vida. ¿Cuánto te paga?

¡Seguro que te está pagando la mitad de lo que debe!¡Cállate!

¡Y ahora te largas, venga! Pero, ¿cuánto te paga?

Tony, por favor...Estás preciosa. ¡Déjame en paz!

Un momento.Me da igual, ya he roto nuestro acuerdo.

No sé qué acuerdo es, pero se acabó. ¿Me vas a hacer a mí eso?Sí.

Pero, ¿de verdad? ¡Tony!

Mi pequeña Lucía quiere hablar. Contar sus cosas, cantar,...

..decir palabrotas. Queremos escuchar tu voz.

Seguro que es preciosa.

Buenas noches, mi niña.

Hola. Hola, Carolina.

¿Te vas a la cama?No. Antes quería hablar contigo.

Sé que eres una prostituta y que trabajas en un club.

¿Quién te ha dicho eso? Oí tu conversación con ese tipo.

¿Sabes que es de mala educación escuchar conversaciones ajenas?

Peor es mentir como tú mientes, ¿no? Carolina, yo no soy una prostituta,-

..jamás me acostaría con un hombre por dinero.

Y sí, es verdad que trabajo en un club pero haciendo strip-tease.

Hay otros que venden armas, otros trafican con drogas, que es peor...

Y si te digo la verdad, me encanta bailar.

Mi padre llega esta noche, se lo voy a decir.

No hace falta que se lo digas, se lo diré yo.

Un sueño es un sueño, ¿no? Por mucho que nos empeñemos en lo contrario.

Te ruego que no vuelvas a entrar en la habitación de mis hermanos.

Muy bien. Te pido un favor.

No le digas lo que sabes. Yo mañana me habré ido,...

..no quiero que piensen que les engañé.

Mola mogollón esta niñera, ¿verdad? -No lo digas tan fuerte,...

..como se entere Carolina te corta el pescuezo.

-Yo no quiero que se vaya. -Ni yo, tampoco.

-Guillermo es idiota, el otro día me quitó el balón...

-Y a mí me quitó mi muñeca...

¿Qué hacéis todavía despiertas? -Qué susto, tía,...

..pensábamos que eras Ana. -¿Ha venido?-No, y es raro.

Viene todas las noches a darnos un beso.

-Yo ya soy mayor para que me den las buenas noches.

-Qué morro tienes, tía, si el otro día te hiciste la dormida.

-Anda, cállate, enana.

-¿Queréis parar ya?

-Yo nunca me he divertido tanto mientras hacía los deberes.

-Mola un mogollón Ana, ¿verdad? -Sí, claro, mola. Buenas noches.

"Papá, cuando llegues necesito hablar contigo".

"Es en referencia a la nueva niñera. Es importante". ¡Ya empezamos!

¡Papá! ¡Joder, hijo, qué susto!

Sabes que el médico te ha prohibido el alcohol.

Me ha prohibido todo lo que me gusta.

Un día me va a prohibir vivir. Son las 12 de la noche,...

..no creo que sea la hora apropiada para discutir sobre este tema.

Estoy de acuerdo.

¿Y la niñera? Carolina me ha dejado una nota.

Está muy preocupada con la niñera. Debe ser algo serio.

Si quieres saber mi opinión...

..esa chica es la mejor de las niñeras que hemos tenido.

Es estupenda. ¡En todos los sentidos!

No creo que tu opinión sea la más fiable.

Tú sabrás lo que haces.

"Mi niña, no puedo quedarme con vosotros. Te quiero mucho. Ana".

Ana.

¡Anaaaa!

¡Anaaaa!

¡Anaaaa!

¡Anaaa! ¡Ana!

¡Ana!

¡Está hablando! ¡Está hablando!

¡Anaaaa!

¿Dónde está Ana?

Se ha ido, y no creo que vuelva. (Todos:) ¿Por qué?

Hay que encontrarla como sea. ¿De acuerdo?

Creo que deberías saber algo, antes de intentar encontrarla.

¿Qué ha pasado con Ana, Carolina? ¿Qué tienes que decirme?

Papá, Ana...Ana es...

¿Sí?

Es extraordinaria.

-¡Ana!

Hay que encontrarla.

¡Como sea!

¿Qué es lo que baila Ana...

..que hasta los muertos le tienen gana?

¿Qué es lo que baila Ana...

..que todo el mundo se pide un turno?

El Papa se lo consulta al Dalai-Lama.

El reportero de "El mundo" al del "Semana".

Y el pijo del cochecito cupé...

..a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

Ana y los 7 - Así comenzó todo - Ver ahora

¿Puedes imaginarte cuál es la número 1?... Una pista: tiene que ver con Ana Obregón. En efecto, hablamos de Ana y los siete, que estuvo en antena desde 2002 hasta 2005 con unas cifras de audiencia que sorprendieron a muchos (Obregón incluida). Cuenta la vida e ilusiones de Ana, una joven show girl en un club de striptease que sueña con triunfar en el mundo del espectáculo. Ana pasó su infancia en un orfanato y su anhelo más íntimo es formar una familia. Tiene un novio, Tony, que parece quererla... pero es un caradura y, encima, bastante inútil. Por la serie desfilaron actores como Nadia de Santiago, Silvia Marsó, Roberto Álvarez, Micky Molina, Neus Asensi, Mónica Randall, la eurovisiva Edurne...

La verdad de Laura, Capítulos 1-5

En segundo lugar tenemos a La verdad de Laura, emitida en horario de sobremesa entre enero y julio de 2002. La telenovela, con un total de 129 capítulos, cuenta la historia de Laura (Mónica Estarreado), una joven trabajadora de familia humilde que sabe salir adelante y luchar por su futuro. La trama transcurre en torno a la adinerada familia Luarca, poseedora de unos grandes laboratorios farmacéuticos, con Francisco Luarca como patriarca. Entre su hijo Javier y Laura surge una atracción irresistible. En el reparto de la serie figuraban también Yvonne Reyes, Laura Cepeda, Xabier Elorriaga, Andoni Ferreño, María Isbert y Carolina Cerezuela, entre otros.

No recomendado para menores de 7 años Curro Jiménez - El barquero de Cantillana - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

¡Curro!

¡Curro! ¿Qué pasa?

Echa un trago.

No soy una compañía muy alegre esta noche.

Estamos todos muy cansados.

No tenemos una vida fácil, ¿verdad?

Las hay peores.

Tenemos caballos, armas, dinero...

A veces.

Y las mujeres que queremos. No todas, fanfarrón.

Bueno, las suficientes. (RÍE)

Hay vidas peores, Curro. Sí,

los esclavos viven peor,

los miserables

y los que por cobardía aguantan todas las injusticias del mundo.

Pero rebelarse contra esa injusticia

también se paga muy caro.

¿Sabéis que pueblo es ese al que no hemos podido entrar?

Claro que lo sabemos.

Cantillana, tu pueblo.

Era mi pueblo.

Ahora es el único de Andalucía al que no puedo volver.

Es una infamia.

El mundo está hecho así.

Pues está mal hecho.

Eso mismo dije yo hace unos años

y no quise resignarme.

Si no había justicia yo me la tomaría

por mis propias manos.

Lo hice, y ya ves,

al fin el condenado soy yo,

no puedo volver.

Mi casa es una trampa que se cerraría sola.

Nunca nos has contado esa historia.

Bien sabéis que no me gusta hablar de mí,

pero os contaré la historia de un amigo

que también vivía en Cantillana.

Era de origen humilde, como yo.

Estoy seguro de que se parecía mucho a ti.

No mucho.

Era un muchacho bueno y honrado.

Su padre

era el barquero del pueblo.

Vivían en una gran casa

porque su madre era el ama de llaves de unos señores

que siempre estaban fuera, en Sevilla o en Madrid.

Un día el padre enfermó,

y este amigo

se hizo cargo de la barca.

Bullicio.

Risas.

-Hola.

-Hola...

Coge una, no te de vergüenza, hombre...

(RÍE)

-¿Qué miras, Curro? Se va a dar cuenta su padre.

Tú calla y come.

-¿Qué hay?

-Hola, Curro. ¿Qué tal, señor?

-Bien, gracias.

-Hola, Curro.

Hola, Luisa.

-¿Cómo está tu padre?

Mal, desgraciadamente sigue igual.

Vamos, Antonio, pasa, vamos... Vamos...

Eh...

Vamos, abuela...

(RÍE)

Ande, búsquelo en casa y me lo da otro día.

(RÍE) -Muchas gracias.

(TODOS) Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Llanto. -Dios te salve, María,

llena eres de gracia, el Señor es contigo.

Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es

el fruto de tu vientre, Jesús. -Santa María, madre de Dios,

ruega por nosotros... -Ahora y en la hora

de nuestra muerte. Amén. (LLORA) Ay, pobre mío...

-Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto

de tu vientre, Jesús. -Santa María, madre de Dios,

ruega por nosotros...

Tiene que descansar, madre.

-Dios te salve, María, llena eres de gracia...

(LLORA) -El Señor es contigo,

bendita tú eres entre todas y bendito es el fruto

de tu vientre, Jesús. -Santa María, madre de Dios,

ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora

de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María, llena eres de gracias, bendita tú eres

entre todas las mujeres y bendito es el fruto

de tu vientre, Jesús...

Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

-¿Puedo hacer algo por vosotros?

Dímelo, no tengas reparos conmigo,

yo también tuve momentos difíciles.

Tu padre me ayudó siempre.

Gracias, padrino,

creo que podremos salir adelante.

Ladridos.

-Ella se defendió a golpes y a puntapiés.

-¿Y tú qué hiciste?

¿Cómo acabó?

(RÍE) -Como siempre,

rodando por el piso.

Quería gritar pero jadeaba.

Yo cubría su boca con la mía,

me mordió y...

(RÍE) Buag...

Te excitas demasiado.

(RÍE)

-Tal para cual,

carne y uña.

Apuesto a que sé cuál de los dos

es la carne y cuál la uña.

-¿Qué vienes a pedir, mochuelo?

-Primero tomaré un trago,

luego tenéis que hacerme un favor, quiero que hagáis algo por mí

esta misma noche.

-No tires mucho de la soga,

podría romperse.

-No vuelvas a hablarme así,

me duele.

¿Qué amigo más leal que yo?

¿Quién más servicial cuando os hago falta

o más callado

cuando hay cosas que callar?

Se ha muerto al fin Antonio Jiménez.

Quiero la barca.

-Está haciendo el servicio su hijo. -Lo ha hecho hasta hoy,

quiero que se me traspase el arrendamiento.

-Pides un imposible.

-¿Qué hay de imposible para el hijo de don Gregorio Huertas?

(RÍE)

-Tú te encargarás de convencer a tu padre para que interceda,

a vosotros os toca hablar por mí

y a mí callar por vosotros.

-No se gana mucho haciendo de barquero.

-Un tonto como tú no, Curro Jiménez tampoco.

Pero yo sé de qué género cargar la barca durante la noche.

-¿Mujeres?

-¿Por qué no?

Y cosas que no habéis visto nunca en este pueblo.

Si tu primo no cumple su promesa te encargarás tú

de convencer a tu tío

o haré que se recuerde aquella historia

de la niña desaparecida. -Calla.

-Promételo.

¿En qué piensa este?

-En que tus planes coinciden con los míos,

ese Curro Jiménez me fastidia.

-A un señorito como tú, ¿qué puede hacerle un pobre diablo?

-¡Pues me fastidia!

Me gustaría que se quedara sin la barca.

Me gustaría que se tuviese que marchar del pueblo.

-Los dos se han fijado en la misma muchacha.

-No te metas en esto, mochuelo.

-Y ella lo prefiere a ti,

es increíble.

(RÍE) Algo tendrá que tú no tienes.

Pero volvamos al asunto que me interesa:

la barca,

mi barca desde mañana, ¿verdad?

Pondrás la barca a mi nombre.

Campanadas.

Bullicio.

Relincho.

Campanadas.

Risas.

-Vaya, nunca se te ve sola como no sea acudiendo a misa.

-Prefiero seguir sola.

-Oh... ¿Ese es tu amor al prójimo?

Quisiera hacerte una confidencia.

-No quiero oírla.

-Déjala, no pierdas el tiempo.

-Tu primo te da un buen consejo.

-A mí no me sirve,

soy muy testarudo cuando quiero algo

y a los que se interponen

en mi camino los aparto.

-En eso somos iguales.

(LOS NIÑOS RÍEN)

Perdonen ustedes, cargo esos bultos y salimos.

-Lo siento, Curro, no puedes utilizar la barca.

¿Qué pasa? -Orden del ayuntamiento.

¿Qué dices? No lo entiendo.

¿Y qué hago con esta gente?

-Tendrás primero que hablar con el alguacil.

-Te lo explicaré otra vez.

El contrato ha quedado sin efecto al morir tu padre.

Si la barca no ha dejado de prestar servicio ni un solo día...

-Eso es otra cuestión, mira tú mismo el contrato.

No me enrede usted con papeles.

-El ayuntamiento tiene que atenerse a ellos.

Aquí lo dice muy claramente, a los efectos legales es

como si tu padre hubiera hecho abandono de sus obligaciones.

Repita usted esto, señor alguacil.

-Comprendo tus sentimientos.

Tu padre era un hombre honrado y trabajador,

nadie lo pone en duda,

y tú has cumplido el trabajo a conciencia,

nunca ha habido una queja, pero la ley es la ley,

yo no puedo contradecirla.

¿Qué ley es esa que a mí me quita el trabajo y a mi madre el pan?

-La misma que, con todos sus defectos, te da la oportunidad

de recuperar la barca. ¿Recuperarla, cómo?

-El ayuntamiento sacará a subasta dentro de pocos días

la concesión del servicio, podrás concurrir a ella

como cualquier vecino de Cantillana y puesto que eres

el mayor interesado pues... Volveré a ser el barquero.

Jaleo.

-Venga, venga... Venga...

-Eres tonto, chico...

Claro, hombre, claro...

(LOS NIÑOS RÍEN)

¡Venga, hombre...!

(RÍE)

¿Hay algo en mi cara que os hace gracia?

-Señor barquero, nada de usted me resulta gracioso.

-No debes llamar barquero al señor,

he oído decir que perdió ese cargo.

(RÍEN)

Pronto te has enterado,

pero entérate de algo más...

Volveré a tener la barca.

-Yo no dormiría con esa esperanza.

Sé que te gustaría hacerme daño y sé la razón,

hay cosas que no se compran ni con todo el dinero de tu padre.

-¿No te referirás a alguna mujer?

Por ejemplo a...

No la nombres.

-Oye una cosa, patán,

puedo tener todas las mujeres que quiera,

también a esa si me lo propongo.

Escucha, hay muchas cosas que me impiden partirte el alma,

no me hagas olvidarlas.

-Quítame las manos de encima.

Mira tus manos...

No están hechas para acariciar a una dama como...

Te he dicho que no la nombres.

(RÍE)

Tienes razón,

sólo sirven para trabajar,

para arrastrar una barca,

manejar una azada

o empuñar una navaja.

(SUSPIRA)

-¿Cuánto hay?

No llega a la mitad.

-No te preocupes, hijo,

venderemos esto.

No, no venderemos nada.

Trabajaré en la cantera de jaspe, hará lo que sea.

Tranquila, madre,

juntaré los ochenta reales que vale el arrendamiento.

-De acuerdo con lo establecido por el ayuntamiento

de esta muy noble villa y por el fallecimiento

de su arrendatario, se pone en pública subasta

para su explotación, según las normas establecidas,

la barca que este ayuntamiento posee.

Y para que conste,

lo firmo en Cantillana,

a 18 de abril de 1812.

El alcalde Tomás Lora.

Ya conocen ustedes las condiciones:

pago en el acto y en calidad de depósito

de un año de arrendamiento que se abonará a la firma

del contrato estipulado, a cuyas normas deben atenerse

so pena de rescisión del servicio.

Señores,

la subasta ha sido fijada

en ciento cincuenta reales.

¿Qué dice usted?

-Repito, ha sido fijada en ciento cincuenta reales.

Eran ochenta.

-El pago se hace efectivo al término de la subasta.

Bullicio. -Curro tiene razón,

eran ochenta reales. -Deberían avisarlo antes,

no pueden hacer eso con este hombre.

-Señores, señores, orden...

Yo cumplo lo dispuesto por el ayuntamiento,

el precio del arrendamiento ha sido aumentado

de acuerdo a los gastos que han significado

el erario comunal, las mejoras del muelle

y la reparación de la barca.

¿De qué mejoras está usted hablando?

-Ciento cincuenta reales.

Bullicio. -Qué barbaridad...

-He dicho ciento cincuenta reales.

-Señores,

hay una oferta por ciento cincuenta reales.

¿Alguien da más?

-¿Tú cuánto tienes?

-Ochenta.

-Ciento cincuenta y cinco reales.

-Ciento cincuenta y cinco reales a la una...

-¿De quién es la oferta?

-De Curro Jiménez.

-Ciento cincuenta y cinco reales.

¿Alguien da más?

-Ciento sesenta.

-Ciento sesenta y cinco.

-Ciento setenta.

-Ciento setenta y cinco.

-¿Es que no tiene boca Curro Jiménez?

-Doscientos cincuenta reales.

-Doscientos cincuenta reales

a las tres.

Otorgada la barca al vecino...

-José María Rojas.

-¡Ah, ah....!

(FORCEJEAN)

-¡Ay...!

-Dale fuerte... Fuerte...

Risas. -¡Venga!

-Así aprenderá...

-Qué de traidores en la ciudad...

Abucheos.

Por setenta y cinco reales me han quitado la barca.

Y ahora, si protesto, el alguacil me dirá

que la ley es la ley. -Olvídalo.

Con eso no daré de comer a mi madre,

tengo que buscar otro trabajo.

-Quizás mi padre podría ayudarte.

No, Luisa, no,

no quiero favores.

¿Tienes algún trabajo para mí? -Me gustaría ayudarte.

No, no quiero ayuda, quiero trabajo.

-Lo siento, ya ves que me sobran hombres.

Ya...

Estoy dispuesto a hacer cualquier trabajo.

-¿Pero qué sabes hacer?

Cualquier cosa, ya se lo he dicho.

-¿Puedes copiarme estos legajos?

¿Puedes llevarme las cuentas de la notaría?

De sobra sabe que no fui a la escuela.

-Busca en otro pueblo,

remonta el río,

tú eres un barquero.

Ya...

-Maltrataste a su hijo y él no te lo perdona.

En este pueblo nadie te dará trabajo,

unos son sus amigos

y otros le tienen miedo.

Me hizo una canallada.

-Ellos son poderosos

y tú un pobre diablo,

las cosas están así.

Pues están muy mal así.

Relinchos. -Ah, ponte tú a arreglarlas.

Quiero pedirte un favor, ven.

Relincho.

Mi consejo de viejo

es que te vayas de Cantillana.

¿Y dejar a mi madre?

-¿Es que prefieres que ella te vea

vagando a orillas del río

o mendigando un trabajo que no te van a dar?

¿Por qué no te decides a aceptar un dinerillo?

No, padrino, ya le he dicho que no, tengo dos buenos brazos.

-Ay, que testarudo eres... Anda, ven, vamos.

(RELINCHA)

-Llévate a este animal de aquí, yo no puedo con él.

Relincho. Es un diablo a medio domar,

acabará derribándome la casa si no te lo llevas.

¿Quiere decir que me lo da?

-Quédatelo o dáselo a alguien pero llévatelo.

No, padrino,

este caballo vale mucho dinero.

-Bueno, a mí no me ha costado ni un céntimo,

me lo dieron en pago de una vieja deuda.

(RÍE) O la deuda era muy grande o el que se lo dio

no entendía nada de caballos. Eh...

(ARREA AL CABALLO) Oh... ¿Cómo se llama?

-Silencio.

Fíjate, con el jaleo que arma cuando se le acerca alguien.

No parece tan fiero. -Móntalo y verás.

Ejé, quieto...

(RELINCHA) Quieto, jefe...

Eso, quieto... (RELINCHA)

Oh...

Quieto...

Quieto... (RÍE)

(RELINCHA)

So, quieto...

So...

Bien, Silencio...

Quieto...

Quieto, muchacho, quieto...

Tranquilo, quieto...

Padrino, ¿lo ve?

Mire, mire...

So...

So, bonito...

¡Padrino!

¡Oh!

-Tenías tú razón, no es tan fiero.

-¿Dónde vas, hijo?

Se está volviendo muy curiosa, madre.

-Has puesto tus ojos demasiado alto

y eso no se perdona en estos pueblos.

-Estoy contenta de que hayas encontrado al fin trabajo.

Pero Alcolea está muy lejos.

Con el caballo puedo ir y venir todos los días,

así mi madre no estará sola.

-Apenas podré verte.

Muchos se alegrarán.

-Solo me interesa lo que tú pienses.

¿En qué puede acabar tu relación con un hombre si trabajo?

-Lo que nos separa es tu orgullo, no el mío.

Disparos. Algo hay que dejarle a los pobres.

Cazadores.

Están cerca.

Será mejor que te vayas,

no quiero que te vean conmigo.

-¿Qué he de hacer para probarte que por ti estoy dispuesta

a hacer muchas cosas?

Relinchos.

(RELINCHA)

-Te dije, Luisa, que soy muy testarudo.

Y a ti, cerdo,

que no debes poner tus manazas encima de una dama.

-¡Hia! ¡Ah!

¡Ah!

-¡Hia! ¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

-¡Hia! ¡Ah!

-¡Hia!

Relincho.

¡Ah!

(GRITA) -¡Ah!

Deja que ella se vaya.

-Por esta vez sí.

Esta vez tengo interés...

en que nos quedemos a solas contigo.

Llévate a la señorita.

-¡Suelta!

Vete, Luisa, vete.

(RÍE) -¡Eh!

¡Ah!

¡Ah!

(GRITA FUERTE) ¡Ah!

(SE QUEJA) ¡Ah!

(SE QUEJA) ¡Ah!

Ah...

(SE QUEJA) Ah.

(SOLLOZA)

¿Aún le queda dinero, madre? Voy a pensar que roba.

-Todavía queda un pico de los 80 reales

del arrendamiento.

Se irán acabando y yo aquí como un inútil.

-Pronto te pondrás bueno.

-Sigue mi consejo, Curro,

coge el caballo y vete lo más lejos que puedas llegar.

¿Por qué?

-Sospecho lo que has estado rumiando durante todo este tiempo.

Y te confieso que siento preocupación.

Las heridas terminan curando pero las consecuencias

pueden arruinar tu vida.

¿Qué quiere? ¿Qué me cruce de brazos?

-Tus enemigos son demasiado poderosos, muchacho,

no puedes demostrar nada ante la ley...

Y la venganza es mala consejera.

Pero es la única solución.

-Un hombre pobre no puede vengar sus afrentas como un caballero,

¿no lo comprendes?

O si está decidido a hacerlo... debe saber que se lo juega todo.

Que ya nunca podrá vivir en paz bajo un techo seguro,

ni tener una familia ni un trabajo honrado.

Que lo perseguirán y acosarán hasta que...

Hasta que pague su deuda con la justicia.

¿Qué justicia?

-Buenas tardes.

-Buenas tardes, señorita.

Hola, Luisa.

Déjenos solos, madre.

-Con permiso, señorita.

-¿Cómo te encuentras?

Bien.

-¿Qué ocurre?

¿Te molesta que haya venido a verte?

No quiero que tengas problemas con tu padre.

-No habrá problemas, no soy una niña.

Luisa...

Pienso marcharme de aquí.

-¿Para siempre? Para siempre.

¿Serías capaz de seguirme?

-Sí... Si tú me lo pides.

Quizá llegue un día en que pueda hacerlo.

(SOLLOZA)

Música de órgano.

Música de órgano.

Relincho.

-¿Qué vas a hacer?

No, no vas a disparar, ¿verdad?

¡Curro, yo no quería!

Te lo juro...

Yo... Yo no quería.

¡Curro, Curro, por favor!

¡Fueron ellos! Ellos lo planearon todo.

¡Curro, no dispares!

¡Ah!

Campanadas.

Bufido de caballo.

Campanadas.

Campanadas.

-¿Qué vienes buscando?

Defiéndete.

Voy a matarte.

Campanadas.

Voces. -¿Te fijaste en la cara que ponía?

-Que no os pongo más vino.

(RÍE) -No tuvo más remedio que ponerlo.

-Desde luego y tú tenías dinero, estás pagando continuamente.

-Olvídate de eso, está borracho la mitad de los días.

-Tengo una cosecha de hace dos años...

Ya verás, ya verás. (RÍEN)

-Vete a casa.

-Vamos, todavía tenemos tiempo. -Sí.

-¡Ah!

-¡Ah!

¡Ah!

-¡Ah!

-¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

(RESPIRA FATIGADO)

-¿Qué ocurre? Cierre.

-¿Qué has hecho, Curro?

No pregunte, padre, no...

Apenas tengo tiempo, me persiguen.

-¿Les has matado?

(EN VOZ BAJA) Sí.

-Dios nos proteja. No tardará en descubrirse.

Cuatro cadáveres ocupan mucho lugar en un pueblo pequeño.

-Muchacho...

¿Cómo has podido hacer una cosa así?

Algo horrible...

Lo sé.

Solo puedo decir que no tuve fuerzas para evitarlo.

A un hombre cuando lo acorralan, enloquece.

-Los jueces no te perdonarán por eso.

Ni yo lo pretendo.

Me marcho, padrino...

Me marcho para siempre.

-¿Has pensado en la situación de tu madre?

De ella he venido a hablarle.

Cuídela.

Los amos la echarán de la casa.

Así empezará a pagar por mis culpas.

-La cuidaré.

Yo no puedo verla...

A estas horas tendrán la casa vigilada.

Golpean la puerta.

(SUSURRA) -Corre... Vete por aquella puerta. Corre.

Golpean la puerta.

¿Qué quieren?

Llaman a la puerta.

-Pase.

-Temí que estuvieras acostada. -¿Qué ocurre?

-Tranquilízate.

-Dime qué pasa.

-Se trata de Curro, María. -¡Habla!

-Siento traerte malas noticias.

Ha matado al hijo y al sobrino de don Gregorio.

La justicia le anda buscando.

-¡Dios mío!

(SOLLOZA) Hijo mío...

(LLORA) ¡No!

Relincho.

Disparo.

Disparo.

Disparo.

Curro Jiménez - El barquero de Cantillana - ver ahora

En tercer puesto de este podio nos encontramos con Curro Jiménez, que se emitió en TVE entre 1976 y 1978 en tres temporadas. Rodada en cine, supuso el lanzamiento de sus actores protagonistas: Sancho Gracia, José Sancho y Álvaro de Luna. Cuenta las vicisitudes de Francisco Jiménez, un hombre que en la España del siglo XIX se ve obligado a convertirse en bandolero en la serranía de Ronda (Málaga). La serie no solo triunfó en España sino en países tan insospechados como Turquía o Albania.

Hostal Royal Manzanares - La llegada

Hostal Royal Manzanares, la inolvidable serie de humor de Lina Morgan, deleitó a muchos entre 1996 y 1998. Reme (el personaje encarnado por Lina Morgan) es una chica con ganas de vivir que abandona su pueblo en compañía de su padre y se traslada a Madrid, en busca de una vida mejor, un trabajo... ¿y quizás el amor? En esta serie, en la que la ternura no deja de acompañar al humor, actuaban entre otros Fernando Delgado, Joaquín Kremel, Ana García Obregón, Rafael Alonso y Mónica Pont.

El Quijote - Capítulo 1 - ver ahora
Transcripción completa

En un lugar de La Mancha,...

...de cuyo nombre no quiero acordarme,...

...no ha mucho que vivía un hidalgo...

...de los de lanza en perchero,...

...adarga antigua, rocín flaco...

...y galgo corredor.

Una olla de algo más vaca que carnero,...

...guiso de carne pobre las más noches,...

...huevos con torreznos los sábados,...

...lentejas los viernes,...

...algún palomino de añadidura los domingos,...

...consumían las tres partes de su hacienda.

Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los 50 años.

Y los ratos que estaba ocioso se daba en leer...

...libros de caballería con tanta afición y gusto...

...que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza...

...y aún la administración de su hacienda.

-Han traído más libros.

¿Se va a terminar la sopa antes, eh?

Fue el rey Gradaso el primero que desafió...

...a la gente del castillo, haciendo sonar el cuerno...

...tan poderosamente que el castillo...

...tembló hasta sus cimientos.

El caballero defensor de la fortaleza...

...apareció en la puerta y montó su alado caballo.

Comenzó entonces un combate que apenas se puede imaginar.

El mago, volando en su corcel, comienza a elevarse y a elevarse.

El rey se defiende a duras penas con la espada.

Sus golpes hieren el aire,...

...pero sin rozar siquiera a su contrario.

De pronto, el caballero del alado corcel...

...quita el pañuelo y una luz cegadora,...

...como jamás se ha visto, deslumbra a Gradaso...

...con su mágico resplandor y cae al suelo,...

...como fulminado por un rayo.

Sin dejar de batir sus negras alas,...

...cargó luego el nigromante contra el otro caballero...

...y lucharon hasta que llegó la noche.

Pero el encantador que narra esta historia...

...no es otro que el pérfido conde Pinabelo de Baganza,...

...miembro de una familia de malvados,...

...a los que supera...

...en mentiras, encantamientos y perfidias.

Y así se le pasaban las noches, leyendo de claro en claro.

Y los días, de turbio en turbio.

Y del poco dormir y del mucho leer...

...se le secó el cerebro,...

...de manera que vino a perder el juicio.

Oh, amor.

¿Por qué me quejo de tus sinrazones...

...si en ti tiene más fuerza la sinrazón que la razón?

No hay razón para que tu falta de razón...

...no tenga mayor razón.

Amadís fue el solo, el primero, el único,...

...el señor de los caballeros que en su tiempo hubo.

-Palmerín de Inglaterra fue el más famoso caballero.

-Amadís, Palmerín, Belianís...

Mal año para el que diga...

...que otro caballero se igualó a Amadís, porque se engaña.

-Es cierto que Amadís de Gaula fue uno de los más famosos...

...caballeros andantes que jamás hubo,...

...pero Palmerín no le iba a la zaga.

-Ninguno se puede comparar al Caballero del Febo.

Si alguno se le compara es don Galaor,...

...que no era caballero tan melindroso ni tan llorón.

(LEE) La razón de la sinrazón que mi razón se face.

De tal manera mi razón enflaquece que con razón me quejo...

...de la vuestra fermosura.

-Me parece que la caballería es cosa de hazañas...

...y no de razones.

Hazañas y no razones.

Hazañas y no razones.

Hazañas y no razones.

Hazañas y no razones.

¡Fazañas!

(LEE) No se hizo esperar el mago.

Salió del castillo montado en su alado caballo...

...y se precipitó desde los aires contra su enemigo.

No llevaba lanza, espada ni maza, sino solamente,...

...colgando del brazo izquierdo, el terrible escudo...

...cubierto de seda roja y,...

...en la mano derecha, un libro abierto,...

...del que leyendo...

...hacía nacer extrañas maravillas.

Esgrimió el libro y...

-Pero ¿qué pasa aquí?

¡Qué desbarajuste!

¡No tiene edad para estos juegos! ¡Mide tus palabras,...

...que no hay historias más ciertas ni más altas empresas...!

-Y el poco dormir y el mucho leer...

Se le está secando a vuestra merced los sesos.

No hallaría yo mayor honra que hacerme caballero andante.

-Tómese la medicina de maese barbero.

Jamás tomaría yo una pócima...

...recetada por ese partidario de don Galaor.

Palmerín de Oliva.

Kyrie Eleison Montalbán.

-Tome algo de alimento, señor.

Tirante blanco.

-¿Por qué no salís a que os dé un poco el aire?

Harto aire ha de darme.

Cuando llegue a los campos de Montiel...

...y vaya deshaciendo agravios,...

...y poniéndome en ocasiones de peligro,...

...donde cobraré eterno nombre y fama.

Y si Amadís añadió a su nombre el de su patria,...

...así también voy a hacerlo yo.

-¿De qué nombre habla? ¿Cuál va a ser, mujer?

El que pienso llevar de ahora en adelante.

¡El mío!

El de Don Quijote de la Mancha.

¿Bucéfalo? (EL CABALLO RELINCHA)

¿Cisnecéfalo?

Uh... Leoncéfalo.

No, no, no, no...

¿Hipocéfalo?

Tiene que ser un hombre que sea famoso...

..y de estruendo.

Galopante.

Hipogrifo.

¡Esfingeante!

No, no... ¡No!

Tú vendrás a llamarte Rocinante.

Que es un nombre alto, sonoro y significativo.

Y que va bien al que será el primero sobre todos...

...los rocines que hay en el mundo.

Y si por mi buena suerte me encuentro por ahí...

...con algún gigante...

...o le acontece a los caballeros andantes...

...y le derribo.

O le parto el cuerpo por la mitad, le rebano la cabeza...

...y le venzo, lo rindo.

He de enviarle ante mi dama para que disponga de él...

...a su talante.

El caso es que ahora mismo no dispongo de ninguna dama.

Y así ocurrió encontrarla en el vecino lugar del Toboso.

(EL COCHINO CHILLA)

¡Altisidora!

Tobosea.

Dulcina. No, no, no.

Dulcinea.

¡Dulcinea!

Del Toboso.

¡Dulcinea de Toboso!

Dulce, músico y significativo nombre.

Señora, que los altos cielos que divinamente...

...vuestra divinidad con las estrellas os fortifican,...

...os hacen merecedora del merecimiento...

Risas. ...de vuestra generosidad merece.

Risas. ¡Eh!

Quién duda que en los venideros tiempos...

...cuando salga la luz, la verdadera historia...

...de los famosos fechos.

El sabio que los escribiere lo contará de esta manera.

Apenas sabía el rubicundo Apolo, tendido por la faz...

...de la espaciosa tierra a las doradas hebras...

...de sus hermosos cabellos,...

...y apenas la rosada aurora se mostraba por las puertas...

...y balcones del manchego horizonte,...

...cuando el famoso caballero Don Quijote de la Mancha,...

...dejando las ociosas plumas,..

...subió sobre su caballo Rocinante y comenzó a caminar...

...por el antiguo campo de Montiel.

-¡Eh!

¡Bribón!

¡Bribón, como te agarre!

Rocinante, ahí se nos pinta un castillo...

...con sus torres de reluciente plata.

¡Ánimo!

No fluyan las vuestras mercedes, ni teman desaguisado alguno.

Que a la orden de caballería que profeso no atañe...

...hacerle mal a ninguno.

Y menos a tan altas doncellas como vuestras presencias muestran.

-¡Doncellas dice!

-Si lo que buscáis es posada, de todo hallara en esta venta...

...menos lecho que no lo hay.

Para mí, señor alcaide de la fortaleza,...

...cualquier cosa basta.

Que mis arreos son mis armas y mi descanso el pelear.

-Siendo así bien podéis bajar del caballo, señor caballero.

-¡Con cuidado!

(RÍE) Oh...

-Ayúdame.

¡Con cuidado!

-Enseguida.

-Eh... Ay.

-¡No hay modo de soltarlo, señoría!

Lo mismo da, puesto que no quisiera descubrirme.

Hasta que las fazañas fechas en vuestro servicio me descubran.

(TODA LA FLAUTA)

Nunca fuera caballero de damas tan bien servido,...

...como fuera Don Quijote cuando de su aldea vino.

Doncellas cuidaban de él,...

...princesas de su rocino.

¡Aaay!

Quema...

No, no, no se puede.

(TOSE) ¡Quema!

(RÍEN) ¡Ya está, señora doncella!

-¡Ay!

Lo que tengo es sed.

(RÍEN) -Os voy a dar de beber.

Gracias, señor castellano.

-Eche, eche. Ah...

¡Mi nariz! -¡Por el agujero!

¡Por el agujero! Mi nariz.

(LE DAN ARCADAS) (SE AHOGA)

(TOSE)

(RESPIRA CON DIFICULTAD)

No me levantaré de donde estoy...

...hasta que me concedáis un don que quiero pediros.

-Bueno, ¿y qué puede conceder mi humilde persona...

...a tan alto personaje?

El don que deseo pediros...

...es que mañana me habéis de armar caballero.

Y esta noche en el patio del castillo velaré las armas.

-Ah...

Alguien acercándose.

Si las tocas, lo pagarás con la vida.

Oh, señora mía Dulcinea, ayúdame...

...en esta primera afrenta que a tu avasallado pecho se le hace.

-Está loco.

¡Socorro, socorro que mata!

¡Ayudadme, compañeros!

-¡Toma, ladrón, hijo puta!

(HABLAN A LA VEZ)

Gente gritando.

-¡Perro rabioso, bellaco!

¡Alevosos traidores, bellacos! (GRITAN)

¡Atrás! (HABLAN A LA VEZ)

Veréis el pago que vais a llevar por vuestra sandez y demasía.

¡Atrás!

¡Canallas!

-¡Eh! ¿Qué estáis haciendo? ¿Pero qué hacéis? ¿Dónde vais?

¿Pero qué hacéis?

¡Quietos, quietos!

Dejadle, ¿no veis que es un loco?

Como está loco, librará de la justicia...

...aunque nos mate a todos.

¡Traidores!

¡Soez y baja canalla!

¡Venid! ¡Tirad a ofendedme!

-Señor, señor.

Con dos horas que veléis las armas es suficiente.

Vos lleváis cuatro.

Es hora de armaros caballero.

(LEE EN LATÍN)

¿Tenéis dinero?

¿Dineros yo?

¿Qué dineros? No traigo blanca.

Nunca leí en las historias de los caballeros andantes...

...que llevasen dinero...

...ni tuviesen que pagar por nada. -Os engañáis.

Los autores no lo escriben porque no ven necesario...

...escribir cosas tan claras.

Sus escuderos llevaban todo lo necesario.

¿Por qué no tenéis escudero? ¿Escudero?

-Llevaban dinero, camisas limpias.

¿También camisas limpias? -Sí, y otras cosas...

...como vendas y ungüentos para curarse.

Como ahijado mío, os aconsejo que no caminéis sin llevar de todo.

Os prometo, señor castellano,...

...hacer con puntualidad lo que me aconsejáis.

-¡Dios os guarde y os dé ventura en vuestras lides!

Lamentos.

-¡Ay! ¡Socorro!

Latigazos. ¡Ay!

¡Ay!

¡Socorro!

¡Ay, ah!

¡Teneos, descortés caballero!

Montad vuestro caballo y tomad vuestra lanza.

Yo os haré conocer que es de cobardes lo que hacéis.

-Es mi criado.

Todos los días, me pierde una oveja y quiere que le pague.

Por eso le castigo.

Por el sol que nos alumbra, que estoy por pasaros...

...de parte a parte con esta lanza. Pagadle ya.

-Caballero, el caso es que aquí no llevo dineros.

¡Pagadle sin más réplica y desatadle!

-Que se venga conmigo a casa y le pagaré lo que sea.

-No, por favor, que cuando me dejéis solo, me matará.

No, no lo hará, hijo.

Conque él me lo jure por la ley de caballería,...

...le dejaré ir libre.

Aseguraré tu paga.

-No, señor, mi amo no es caballero.

Es Juan Haldudo, un vecino de Quintanar.

-Vamos a casa, Andrés, que te pagaré.

Juro por todas las órdenes de caballería del mundo...

...que pagaré todo lo que debo. Y si no es así,...

...volveré a buscaros aunque os escondáis más que una lagartija.

-¡Ah! ¡Socorro! ¡No!

Gracias doy al cielo de haberme dado tan pronto...

...ocasión de ejercer mi oficio.

-¡Socorro! ¡Ah! ¡Caballero!

Oh, tú, sabio encantador, quienquiera que seas,...

...a quien toca ser el cronista de esta peregrina historia,...

...te ruego que cuentes puntualmente los agravios...

...que pienso desfacer.

Y no te olvides tampoco de mi caballo Rocinante.

¡Nadie pase de aquí!

Todo el mundo se tenga...

...si todo el mundo no confiesa que no hay en el mundo...

...doncella más hermosa que la Emperatriz de la Mancha,...

...la sin par Dulcinea.

-Señor caballero, nosotros no conocemos a esa buena señora.

Si la viésemos...

...y fuese de tanta hermosura como decís,...

...de buena gana confesaremos la verdad.

Si os la mostrare, ¿qué mérito habría en confesar...

...tan notoria verdad?

El mérito está en que, sin verla, la habéis de creer,...

...confesar, afirmar, jurar... -Es un loco.

¡Y si no, conmigo sois en batalla,...

...gente descomunal y soberbia!

-Señor caballero,...

...por no cargar nuestras conciencias...

...confesando algo que pueda dañar la fama...

...de las emperatrices de la Alcarria y de Extremadura.

Os ruego, en nombre de todos estos príncipes,...

...que nos enseñéis un retrato de esa señora...

...y entonces ya diremos lo que queráis.

Aunque esté tuerta de un ojo y del otro le mane pus y azufre.

No le mana, canalla infame.

¡No le mana eso que decís!

Sino ámbar y perfume entre algodones.

Y no es tuerta ni jorobada sino más derecha que un huso.

Ahora pagaréis la gran blasfemia que has dicho...

...contra la que es dueña de mi vida.

¡Oh, mi señora Dulcinea, flor de la fermosura,...

...socorredme en esta heroica batalla!

Relinchos.

(ROCINANTE RELINCHA)

¡Estaos quietos! ¡Follones, malandrines!

¡Ya veréis cuando me levante!

¡Por Dios que os aniquilo...

...en este mismo sitio!

¿Dónde estás, señora mía, que no te duele mi mal...

...o no lo sabes, señora?

¿O eres falsa o desleal?

-Es el señor Quijano. ¿Qué hacéis aquí?

Oh, noble marqués de Mantua, mi tío y señor carnal.

-¿Qué le ha pasado a vuestra merced?

Las heridas no son muy grandes como para que se me acabe la vida,...

...señor marqués.

El valiente Abindarraez sabrá devolveros la mucha amistad...

...que usáis con el buen caballero.

Sepa, señor marqués de Mantua,...

...que por quien yo he hecho, hago y haré...

...los más famosos fechos de caballería que se hayan visto...

...es por la linda Dulcinea, señora de mi libertad.

-Que no, señor, que no soy ninguno de esos que dice vuestra merced,...

...sino Pedro Alonso, su vecino.

Y vuestra merced es el honrado señor Quijano.

¡Yo sé quien soy!

¡Y puedo ser Baldovinos y Beltenebros...

...y hasta los Doce pares de Francia!

Y a todas sus fazañas aventajarán las mías.

-Que sea enhorabuena.

-Despacio, despacio.

-Despacio.

-Cuidado.

Levantadle, levantadle.

¡No me toquéis, señor barbero! Llámese a la sabia Urganda...

...para que me cure de mis feridas. -Heridas no tiene,...

...no está más que molido.

Pero los males en la sesera ya es otro cantar.

Si estoy molido fue por culpa de mi caballo,...

...que dio una gran caída cuando luchaba con diez gigantes.

-Pues si gigantes hay en la danza,...

...a fe mía que los quemaremos antes del día de mañana.

-Diez gigantes dice. ¡Tiene la cabeza seca!

Diez o doce.

Canto del gallo.

-Eh, qué hace. ¡Atrás!

(RÍE)

(DELIRA)

¡No me toquéis!

(RÍE)

Sonido metálico.

-¡Chis!

-Tome vuestra merced, señor cura, y rocíe este aposento.

No esté algún encantador de los los libros.

-Y nos encante. -Dádmelos de uno en uno.

Quizás haya alguno que no merezca el castigo del fuego.

-No hay por qué perdonar a ninguno, todos tienen la culpa.

-Al patio, al patio, ahí se pude hacer una hoguera.

-Los cuatro libros de "Amadís de Gaula".

-Debemos condenarles al fuego sin excusa alguna.

-No, señor, que es el mejor del género de caballería.

-Está bien, se le perdona por ahora.

-"Las sergas de Esplandián", hijo legítimo de Amadís de Gaula.

-Pues en verdad que no le ha de valer al hijo la bondad del padre.

Al patio, señora ama.

-Este es el "Amadís de Grecia".

Y todos los de este lado me parecen del mismo linaje.

-Pues vayan todos al patio,...

...que por quemar, quemaría yo al padre que me engendró...

...si tuviera figura de caballero andante.

(LEE) -Don Olivante de Laura, príncipe de Macedonia,...

...que por sus admirables hazañas...

...vino a ser emperador de Constantinopla.

-Aquí está don Florismarte. Este arderá muy bien en la hoguera.

-¿Florismarte o Felixmarte? -Florismarte.

Al patio con ellos, señora ama.

-"Los doce pares de Francia". -Al patio.

-"El caballero Platín" -Acompañe a los demás.

-"Palmerín de Oliva". -Al patio.

-"Tilmaleón y Polendo", hijos del emperador Palmerín.

-Al patio.

He aquí el famoso caballero Tirante el Blanco.

Aquí está don Kyrie Eleison de Montalbán...

...y su hermano Tomás, valerosos caballeros.

Y las agudezas de la doncella placer de mi vida.

-Y "Los embustes de la viuda reposada".

-Os digo que en su estilo es el mejor libro del mundo.

Llevadlo a casa y releedlo, veréis que vale la pena.

Es "La Galatea" de un tal Miguel de Cervantes.

Lo guardo porque es amigo mío este Cervantes hace tiempo.

No es libro de caballería sino de poesía.

Ya tiene anunciada la segunda parte.

¡Don Rolando! ¡Sois don Rolando!

¿Quién os trae la fuerza de vuestros brazos?

¡Sois caballeros!

¡Angélica la bella!

¡Gente descomunal y soberbia!

Por cierto, señor arzobispo Turpín,...

...que es una lástima que los doce pares nos dejemos arrebatar...

...la victoria en este torneo.

-¡Cálmese, vuestra merced, y cuide su salud!

Ni me parece que ha de andar cansado y malferido.

¡Ferido no, pero molido y quebrantado...

...porque ese bastardo de don Orlando me ha molido...

...con el tronco de una encina!

Mas no sería yo Reinaldos de Montalbán...

...si en levantándome de esta cama, no me he de vengar.

Y ahora tráiganme de comer...

que tengo mucha hambre.

(BALBUCEA)

Ay... ay...

¡Ah!

¿Dónde está mi aposento? -¿Qué aposento?

¿Qué aposento va a ser?

El de mis libros.

-En esta casa ya no hay libros ni aposentos ni nada.

Todo se lo llevó el diablo. -No fue el diablo...

...sino un encantador que vino sobre una nube...

...y se apeó de una serpiente en la que venía montado.

Entró en el aposento y salió volando por el tejado.

Y dejó la casa llena de humo.

Y cuando acudimos a mirar no había ni libros...

...ni aposento.

Se marchó yendo grandes voces diciendo...

...que era el sabio Muñatón.

¿Muñatón? ¿Cómo Muñatón?

¿Cómo Muñatón? ¿Será Frestón?

¡Frestón! ¡Era Frestón, mi enemigo!

¡El mago Frestón!

¡Juro un día tomar venganza cumplida!

¡Frestón!

Ladridos.

Y fue costumbre muy usada, los antiguos caballeros dar...

...a sus escuderos una ínsula o una isla...

Para que la gobernaran.

Bien podría ser que antes de cinco o seis días...

...conquistase un reino o dos.

Y tengo determinado hacerte rey del alguno.

O sea, que si yo fuera rey por algún milagro...

...mi parienta vendría a ser reina.

Y mis hijos infantes.

¿Quién lo duda? Yo lo dudo.

Porque mi Teresa no vale dos maravedíes para reina.

Condesa le caería mejor.

Y eso con mucha ayuda de Dios.

Pero no te apoques tanto, Sancho.

Que no debes contentarte con menos de ser gobernador.

TERESA SUSPIRA)

-Te crees todo lo que te dice el señor Quijano.

Cuando te habla de riquezas y de ínsulas.

Pero si ni siquiera sabemos lo que es una ínsula.

Yo sé lo que sé.

-Pues cuéntamelo... para que yo también lo sepa.

No se hizo la miel para la boca del asno.

Risas.

¡Mira, Sancho, contempla lo que tenemos ahí delante!

La fortuna va guiando nuestras cosas...

...mejor aún de lo que deseamos. Porque ves allí, amigo,...

...más de 30 desaforados gigantes.

Ahora mismo pienso entrar en batalla con ellos.

Hay que quitarles las vidas para enriquecernos...

...con sus despojos...

...y arrebatarle sus reinos si es que poseen alguno.

Muy bien, señor, muy bien.

¿Y a qué gigantes se refiere? ¿Eh?

A aquellos que ves allí. ¿Allí?

A aquellos cuya soberbia es mayor aún que su estatura...

...y que agitan los cielos levantando una tempestad de viento.

¡Aunque mováis más de 100 brazos, os rendiré mi espada!

Mira, tan largos tienen los brazos.

Algunos los tienen de más de dos leguas.

Esta es buena batalla, Sancho.

Gran servicio a Dios...

...es quitar la mala simiente de la faz de la tierra.

¡Bruciferno!

¡Carmadón!

¡Nabor, el bello!

¡Taliagán!

¡Carnurón el malo!

¡Anfeón!

¡Carpatracio!

¡Bronastor el orgulloso!

¡Señor!

No son gigantes y lo que parecen brazos, son las aspas. ¡Señor!

Calla, Sancho.

Prepara a Rocinante.

Apresúrate, amigo.

Señor, son molinos.

Si tienes miedo, quédate y ponte en oración.

No es miedo, señor. Verá...

Lo que yo digo... Yo voy a entrar con ellos...

...en fiera y desigual batalla.

Preste atención vuestra merced.

Con todos mis respetos.

Son sólo molinos que mueve el viento.

Son molinos.

Son gigantes.

Socorredme, señora mía Dulcinea.

¡Non fuyades, cobardes y viles criaturas,...

...que un solo caballero es el que os acomete.

¡Aaaah!

Señor...

Señor, ya le dije que mirase bien lo que hacía,...

...pero vuestra merced no quiso escucharme.

Levántese. Levántese.

Calla, Sancho, calla.

¿Sabes lo que pienso?

¿Qué? Que el malvado Frestón...

...ha intervenido en esto.

¡Quedas avisado, Frestón!

De nada han de valer tus malas artes...

...contra la bondad de mi espada.

Póngase derecho, señor, que va de mala manera.

Estará vuestra merced molido de la caída.

Si no me quejo, Sancho, es porque los caballeros andantes...

...no deben quejarse por ferida alguna,...

...aunque se le salgan las tripas por ellas.

Pues yo pienso quejarme del más pequeño dolor que tenga.

A no ser que vaya también con los escuderos el no quejarse.

(RÍE) ¡Oh!

Puedes quejarte como y cuando quieras, amigo Sancho.

No he leído cosa en contrario en las reglas de la orden...

...de los caballeros andantes.

¡Ah!

¿Y del hambre puedo quejarme?

Mire, señor, que ya ha pasado la hora de comer.

Come cuanto te apetece, amigo Sancho,...

...que a mí todavía no se me hace menester.

¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! ¡Iah!

Aquí podremos, amigo Sancho, meter las manos hasta los codos...

...en eso que llamamos aventuras.

Aunque me veas en los mayores peligros, no has de ayudarme.

Sólo si mis ofensores son canalla y gente baja, puedes hacerlo.

Si fueran caballeros,...

...de ninguna manera te es lícito ayudarme.

Vuestra merced será bien obedecido.

Descuidad, por eso no os preocupéis.

No soy pendenciero y no pienso meterme...

...con caballeros, y menos si van armados.

Está bien.

¡Oh!

O yo me engaño o esta ha de ser la más famosa aventura...

...que jamás se haya visto.

¿Ves aquellos hombres de negro que vienen sobre dromedarios?

Pues deben ser unos encantadores.

Aunque parecen frailes.

Ya verás como llevan raptada a una hermosa princesa.

Como que son frailes.

Y de San Benito, señor.

Y detrás, el coche de unos viajeros.

Menester se face desfacer este entuerto.

Mire bien lo que hace, señor, no sea que el diablo le engañe.

Lo que yo digo es verdad, Sancho, y ahora lo verás.

Dejad, señores, libres a las altas princesas...

...que lleváis a la fuerza.

Os lo pide cortésmente este enamorado caballero.

¡Gente endiablada y soberbia,...

...haced lo que se os manda...

...o si no, preparaos para recibir la muerte!

-Nosotros no somos ni endiablados ni descomunales.

-Como muy bien podéis ver, somos sólo dos frailes.

Para conmigo no hay palabras blandas.

¡Que yo os conozco, canallas!

Ahora lo veréis. Vamos, Rocinante.

(LOS CABALLOS RELINCHAN)

Vuestra fermosura, señora mía,...

...ya puede hacer lo que mejor quisiere,...

...porque la soberbia de vuestros raptores...

...yace derribada por el fuerte brazo...

...de este caballero andante.

-Oye, caballero que mal andas,...

...si no dejas coche ahora mismo, así te mato, como estoy vizcaíno.

Si fueras caballero, que no lo eres,...

...ya hubiere yo castigado tu sandez.

-¿Yo no caballero?

Oye, yo vizcaíno y caballero y mientes si dices lo contrario.

Oh, señora de mi alma, Dulcinea,...

...flor de la fermosura,...

...socorred a este, vuestro caballero,...

...que en tan riguroso trance se halla.

-¡Vamos, señores, detenedlos!

¡Haced el favor de detener esta lucha!

¡No dejéis que se maten! ¡Sujetadle!

-¡Aparta! Si batalla no me dejan acabar,...

...a todos y a señora mato.

¡Aaaaaaah!

(AMBOS GRITAN)

Y aquí, de pronto, se interrumpe la historia,...

...justo en el momento en que el vizcaíno y don Quijote...

...levantan furibundos sus espadas para asestarse...

...un tan tremendo tajo... Bueno, que de haberlo logrado,...

...se habrían partido en dos el uno al otro.

No podía resignarme a la idea de que la historia quedara así,...

...truncada, y que tan noble caballero...

...no hubiese de encontrar algún sabio...

...que terminara de contar sus hazañas.

Hasta que un buen día...

¿Dónde encontraré alguien que sea capaz...

...de leerme esto en castellano?

-Sí, ahí dentro está.

¿Podríais traducirme al castellano...

...lo que está escrito en ese papel?

(RÍE)

¿De qué reís? (RÍE) De esa Dulcinea.

¿Habla ahí de... Dulcinea del Toboso?

-Ah. Así que conocéis la historia del caballero Don Quijote...

...y la bella Dulcinea.

¿Y qué dice?

-Aquí dice...

Esta sin par Dulcinea del Toboso...

...dicen que tuvo...

...la mejor mano de toda La Mancha...

...para salar puercos.

"Historia de Don Quijote de La Mancha".

Escrita por Cide Hamete Benengeli,...

...escritor...

...árabe.

(NARRA) Y sin que el sedero parara mientes en ello,...

...conseguí los papeles del saco.

Así pude continuar con la historia de Dulcinea,...

...de Sancho y todos los demás y completar el episodio...

...de Don Quijote y el valeroso vizcaíno,...

...a quienes dejamos con las espadas puestas en alto,...

...que no parecía sino que estaban amenazando...

...al cielo, a la tierra y al abismo.

-¡Aaaaaah!

¡Aaaah!

¡La rendición o la vida!

-¡Señor! ¡Señor! ¡Valeroso caballero!

Perdonadle la vida, por favor. Sólo es un escudero...

...de poca importancia. ¿Un escudero?

-Sí, que nos acompaña en este viaje.

¡Victoria! ¡Victoria!

¡Victoria!

-¿Qué estáis haciendo? Pues buscar lo que es mío.

-¡Salteadores, tú y tu amo! No, no lo dejo.

Es lo que me toca en las batallas que gane mi señor.

-¿Qué batalla? ¿Qué batalla? ¡Ladrón!

¡Pero...! ¡Ay, ay, ay, ay!

¡Por favor, dejadme! ¡Ay, ay!

¡Ay!

Y en pago a la libertad que habéis recibido...

...no quiero otra cosa sino que vayáis al Toboso,...

...os presentéis a la fermosa Dulcinea y le digáis...

...lo que por vuestra libertad he fecho.

-¡Arre!

¡Arre, arre!

Alguien arrea a los caballos.

Sea vuestra merced servido, señor Don Quijote.

Y, ahora, deme el gobierno de la ínsula que hemos ganado...

...en esta rigurosa batalla.

Ha sido una gran victoria.

Porque hemos ganado, ¿verdad?

Sí, Sancho. Ah.

Pues la ínsula, señor, que yo me siento con fuerzas...

...para gobernarla por muy grande que sea.

Estas aventuras, hermano Sancho, no son de ínsulas,...

...sino de encrucijadas,...

...y lo único que se saca es la cabeza rota.

El Quijote - Capítulo 1 - ver ahora

Por último tenemos la serie El Quijote, que arrancó en La 1 el 29 de enero de 1992 con el célebre párrafo de "En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme...". La adaptación en cinco capítulos de la obra cumbre de Miguel de Cervantes fue dirigida por Manuel Gutiérrez Aragón y protagonizada por Fernando Rey (Alonso Quijano) y Alfredo Landa (Sancho Panza), dos gigantes de nuestra interpretación. Su primer episodio exhibe un peculiar récord: ser el episodio más visto en la web de una serie de TVE.

RTVE

anterior siguiente