Enlaces accesibilidad
'La cocina', de Arnold Wesker

Carta de Gwen, camarera de Marango's

  • Como parte del proceso de construcción de sus personajes, los miembros del reparto de La cocina, en versión de Sergio Peris Mencheta, imaginaron una carta de su personaje. Esta es la de Diana Palazón.

Por

1 de Agosto de 1953, Londres

Queridísima Maggie:

Siento haberte preocupado en mi última carta. Se me estaba poniendo la vida un poco complicada y creo que expresé todo mi agobio en el papel.

No quiero que estés preocupada, de hecho ya no tienes porqué estarlo. Aquí las cosas se han puesto a favor y todo está más tranquilo.

Finalmente tuve el periodo. Fue un retraso largo, seguramente provocado por el ritmo de trabajo de Marango’s, pero no era un embarazo como pensé. Mejor así, ahora mismo no entraba en mis planes tener otra criatura.

Respecto a Thomas también está todo mucho mejor.

Ha encontrado un trabajo de repartidor en el distrito de Highbury y le pagan bastante bien. Eso le ha calmado y está más cariñoso conmigo y con los niños.

Paul y Jeff siguen tan obedientes y responsables como siempre. No dejo de sorprenderme de la suerte que tengo con ellos. Nunca se meten en líos y me ayudan muchísimo. Como tú dices, han sacado mi carácter.

Paul está cambiando la voz, y se pone vergonzoso. Pero yo me emociono de verlo crecer tanto. Me encantaría que lo pudieras ver, está guapísimo.

El trabajo en Marango’s es intenso, ya lo sabes, pero mientras sigan allí las chicas y nos podamos reír juntas, me compensa.

¿Te acuerdas que hace un tiempo te hablé de Hans? Sigue coqueteando conmigo, y como sigo sin hacerle caso, pues a veces se enfada un poco, aunque es totalmente inofensivo.

A veces pienso, que si lo hubiera conocido en otra época, podría haberme enamorado de él. Pero ahora mismo estoy feliz con Thomas, y si alguna vez lo dejara, sería para estar sola. Ya sé que a ti te horrorizan estos pensamientos míos.

Pero yo creo que sola, también estaría muy bien.

No sabes como me gustaría ir a visitaros a Viena, a ti, a Fred y a la niña, pero cuatro pasajes es mucho dinero de momento. A ver si conseguimos ahorrar suficiente y el año que viene podemos ir. Yo creo que sí.

Mi amada hermana, no dejes de escribirme y contarme todas las cosas buenas que te están pasando por allí. Me alegra tanto saber de ti.

Te echo muchísimo de menos.

Besa a Fred y a Elsa de mi parte.

Te quiere, tu hermana:

Gwen.

RTVE

anterior siguiente