Enlaces accesibilidad

75 años de la muerte de Lorca

  • El poeta y dramaturgo granadino fue fusilado el 18 o 19 de agosto de 1936
  • En el barranco de Víznar, al comienzo de la guerra
  • Escritor universal y poeta genial
  • Ver más escritores en el Archivo

Por
Federico García Lorca en 'Pensamientos'

Federico García Lorca es parte  "...de un pueblo inmortal asesinado, perdonadme la expresión paradójica,  porque la inmortalidad de un pueblo consiste en que no muere cuando lo asesinan" (Antonio Machado).

Al poeta granadino lo asesinaron hace ahora 75 años, en la madrugada del 18 o 19 de agosto, en el barranco de Víznar, al comienzo de la Guerra Civil.

Sin embargo, como bien apuntó Machado, su memoria está viva. Escritor universal, su obra ha sido y es traducida, editada y representada por todo el mundo.

Tenía 38 años cuando murió pero atrás dejaba una extensa producción como poeta y autor teatral. Pero Lorca también fue músico, un gran pianista que componía (grabó un disco con La Argentinita), y un gran artista que ilustró muchas de sus obras.

Su infancia transcurrió entre Fuente Vaqueros, Valderrubio y La huerta de San Vicente, en las proximidades de Granada. De su padre, un agricultor rico, heredó la pasión; de su madre, doña Vicenta Lorca, la inteligencia y el entusiamo por todas las manifestaciones artísticas.

"...mi infancia era aprender letras y música con mi madre, ser un niño rico en le pueblo, un mandón...", recordaba el poeta en una entrevista realizada por E.Giménez Caballero en 1928.

Se forjó como músico, parecia predestinado para este arte, pero la muerte de su maestro Antonio Segura Mesa, lo apartó de esta primera pasión y despertó en él la literaria.

Estudió derecho por presiones familiares, pero nada más terminar la carrera, partió a Madrid, a la Residencia de Estudiantes, donde entró en contacto con la Generación del 28 y con el núcleo de poetas que integrarían la Generación del 27.

Lorca era el alma de las fiestas en la Residencia. Suya fue la idea de celebrar sesiones de ópera bufa, en la que Luis Buñuel se encargaba de rescatar el libreto y Federico interpretaba cómicamente a la soprano.

También le gustaba al poeta escenificar su propia muerte, imagen de la que después se valdría su amigo, Salvador Dalí, para crear una de sus primeras obras surrealistas Natura Morta.

El triángulo Lorca, Dalí, Buñuel fue apasionante, pero también conflictivo. La amistad del poeta con y Dalí siempre estuvo condicionada por la atracción de Lorca por el pintor de Figueras.

Durante casi 8 años, la vida del poeta transcurre entre La Residencia y su querida Granada. Estrena El maleficio de la mariposa, que resulta un verdadero fracaso. Después llegan Mariana Pineda y La zapatera Prodigiosa, que interpreta la gran actriz Margarita Xirgú. Y publica el libro de poemas El romancero gitano, que fue un éxito.

Dentro de Lorca late siempre el compromiso social por los marginados. El gitano, la mujer, el negro, cuenta la escritora Antonia Rodrigo, especializada en Lorca. "...partidario de los que no tienen nada y hasta la tranquilidad de la nada se les niega", declararía el poeta.

Su homosexualidad vendría a reforzar la apasionada identificación lorquiana con los perseguidos, no se puede entender la obra y vida del poeta sin tener en cuenta su homosexualidad, afirma el autor ingles Ian Gibson.

Los frecuentes ensimismamientos de Lorca, que él mismo definía como "dramones", quizás se debieran a que se sabía rechazado. La tragedia del amor sin que pueda decir su nombre, lo cuenta el poeta en su poema "Canción del mariquita". Dos fueron sus grandes amores: Emilo Aladrén y Rafael Rodríguez Rampún.

Viaje a Nueva York y La Habana

La Habana le deslumbró y de la ciudad de los rascacielos escribiría los versos "He aquí el impúdico reto de la ciencia sin raíces, asesinato de la naturaleza a escala cósmica".

Nueva York es su primer viaje al extranjero y pese a que al  poeta le horroriza Manhattan, allí descubre el teatro moderno, el cine, y escribe su libro de poemas surrealista Poeta en Nueva York.

Lorca se convence de que el teatro español está podrido, que hay que revolucionarlo, y escribe El público. También redacta su primer y escalofriante guión de cine Viaje a la luna, en contestación al cortometraje de Buñuel y Dalí Un perro andaluz.

Lorca y la República

Lorca se identifica con las aspiraciones culturales del nuevo régimen y el Gobierno le confía la dirección del teatro estudiantil La barraca para acercar los clásicos a los pueblos.

En 1933 estrena Bodas de sangre, un gran éxito que lleva a Buenos Aires y a Uruguay, cosechando fama y dinero. Después, Yerma, muy criticada por los conservadores, le sigue Doña rosita la soltera, en Barcelona (1935), que supone un éxito sin precedente.

En lo político, el poeta apoya al Frente Popular durante la campaña electoral, y firma numerosos manifiestos antifascistas. Lorca está ya marcado.

Horrorizado con el asesinato de Calvo Sotelo, se marcha a la Huerta de San Vicente, con su familia. Poco después se produce el golpe militar y Lorca busca refugio en la casa de su amigo Luis Rosales, que tiene dos hermanos falangistas.

De nada sirvió. Es detenido por el exdiputado de la CEDA Ramón Ruiz Alonso y trasladado al Gobierno Civil. Se le arresta por su apoyo al Frente Popular, su amistad con Fernando de los Ríos y su homosexualidad, según consta en la denuncia.

El crimen se consumó en el término municipal de Alfacar, al pie de un olivo, junto a él iban el maestro del pueblo de Pulianas, Dióscoro Galindo González, y dos banderilleros anarquistas, Baladí y Cabezas.

...es la muerte que por su obra y su vida le esperaba, la muerte que él, niño, no sé cómo ni por qué se fabricó, la muerte que él estilizó como un romace (Juan Ramón Jiménez).

RTVE

anterior siguiente