Enlaces accesibilidad

Martes y Trece: histriónicos, surrealistas y temibles

  • 20 años haciendo reír en TVE y 10 protagonizando las Nocheviejas
  • Imitaban, parodiaban y llevaban hasta el esperpento escenas cotidianas
  • Entra en el especial de Martes y Trece

Por
A ver a ver: Martes y Trece (1991)

"Los tres nos hicimos humoristas por accidente", confiesan Martes y Trece en el programa Yo estuve allí, de Televisión Española. "Los tres éramos actores. Caímos más en gracia que graciosos éramos", afirma Millán, que fue el que tuvo la idea de formar el grupo humorístico, después de terminar la mili.

Debutaron en TVE con José María Íñigo

El mentor del trío fue José María Íñigo, que entonces presentaba el programa de TVE Fantástico. Fue en diciembre de 1978 en Televisión Española, y en esta casa se quedaron hasta la Navidad de 1997. Veinte años haciendo reír a millones de telespectadores y 10 años despidiendo las Nocheviejas de TVE.

Imitaban, parodiaban y llevaban hasta el esperpento escenas cotidianas de la vida. Pero "la gallina de los huevos de oro empezó a ponerlos revueltos", confiesa Millán en una entrevista, con lo que deciden poner fin a su carrera como Martes y Trece, y seguir cada uno en solitario.

Ya lo había hecho antes Javier Conde, en 1985, después de cinco años formando parte del trío Martes y Trece. Doce años después lo seguían Millán y Josema.

Manifiestan que entre ellos ya no había química, pero ambos coinciden en que se cansaron de hacer lo mismo, el público nos pedía siempre "La empanadilla", un sketch que representaron año y medio. También recuerdan que la imitación de María Ostiz fue otra de las que más repitieron.

Elegían a sus personaje por su popularidad, que sacaban de televisión. "Cuando teníamos una idea, la dejábamos volar, que fuera creciendo como una bola de nieve, no sabíamos muy bien cómo iba a terminar", afirmaba Millán en una entrevista en El País en 1989. 

Hacían un humor puro, despolitizado

Ellos creen que su éxito radicaba en un humor muy puro, despolitizado y asexuado: "Nuestro humor es blanco, pero con algún tinte mordaz, histriónico y esperpéntico", declara Josema en la misma entrevista.

Josema, el más alto, era tal vez el más prudente, comedido. Millán, la vehemencia, la rotundidad, el más visceral. La sutileza, la abrasiva desvergüenza de Josema; frente al showman, que era Millán.

Entre sus muchas apariciones e imitaciones, Millán se queda con la de Gloria Fuertes, y Josema, con la entrevista de Lauren Postigo a Paca de Carmona. No están tan satisfechos con la parodia de Encarna Sánchez e Isabel Pantoja: "Reconozco que nos pasamos un poquito, pero si hubiéramos querido ser groseros, lo hubiéramos tenido muy fácil", recuerda Millán en el diario , El Mundo 20/12/1998.

Ambos tienen un deseo insatisfecho: No haber podido hacer una imitación de los reyes, "que estaba absolutamente prohibido".

El dúo Martes y Trece se despidó de la cadena pública la Nochevieja de 1997 con el programa Ados, que logró una audiencia de 7.043.000 espectadores. Lo hicieron como siempre, a lo grande, arrancando carcajadas a su público, algo que definen como "ma-ra-vi-llo-so".

RTVE

anterior siguiente