Enlaces accesibilidad

Cirugía plástica para reparar cuerpo y alma

  • El doctor Barret realizó el primer trasplante total de cara del mundo
  • Iván Mañero suma 20 años de especialización en reasignación de sexo
  • Jorge Planas se formó con el prestigioso cirujano Ivo Pitanguy en Brasil

Por
Memoria de delfín - Cirugía plástica para reparar cuerpo y alma - 27/06/20

Según estudios recientes de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, anualmente se realizan unas 400.000 intervenciones en nuestro país, la mayoría en mujeres (un 83%) de entre 30 y 44 años, que demandan aumentos de pecho y liposucciones.

A esta especialidad médica, registrada ya en el antiguo Egipto según algunas fuentes, se aproxima un nuevo Memoria de delfín en recuerdo de Ivo Pitanguy, el cirujano plástico más popular de Brasil, de América Latina y del mundo, fallecido el 5 de julio de 2016.

Las mujeres son mayoría en operaciones de cirugía plástica en España



Arturo Martín entra en quirófano con auténticos referentes nacionales, como el doctor Jorge Planas, cuya primera intervención, una reducción mamaria, tuvo lugar precisamente en Brasil, después de tener claro desde niño a qué profesión dedicaría su vida. "Recuerdo a mi padre en el quirófano, operando, porque vivíamos encima de la clínica. Lo veía como un mago, más que como un padre, y así me inculcó la pasión por seguir su estela", reconoce. Con él analizamos todo el proceso previo a una operación de cirugía plástica, la imprescindible evaluación psicológica, y también otros aspectos, como la llamada dismorfofobia, un trastorno obsesivo derivado de la preocupación extrema por la apariencia física o por algún defecto.

El doctor Jorge Planas, hijo de Jaime Planas



Para la siguiente intervención, nos visita por segunda vez el doctor Joan Pere Barret, responsable del primer trasplante total de cara en el mundo. "Hemos realizado dos trasplantes de cara, en 2010 y en 2015. Somos de los pocos equipos que ha hecho más de uno", subraya este amante de la divulgación científica y de la innovación. De su mano nos adentramos en los protocolos de donaciones, y en los equipos necesarios para sacar adelante intervenciones tan ambiciosas como las ya citadas. "Pueden participar unas cuarenta o cincuenta personas en un trasplante complejo, veinticuatro de ellos cirujanos", afirma.

Joan Pere Barret (izquierda), con su equipo y con su paciente, cuando realizó el primer trasplante total de cara en el mundo



Por último, nos dejamos llevar por el bisturí de Iván Mañero, especialista en reasignaciones de sexo, y precursor de numerosas técnicas en este campo desde hace veinte años. "Fue una carrera llena de obstáculos, en una sociedad que todavía veía temerosa este procedimiento. No hay que olvidar que veníamos de un régimen que los tenía castigados. Pero somos los médicos los que debemos ser valientes en tomar decisiones, incluso antes que las propias leyes o la propia sociedad”, apunta.

Iván Mañero



Y esa valentía es la que hoy hace más felices a personas como Daniela, que con sólo 19 años, y gracias al apoyo de sus padres, se sometió a una reasignación de sexo, para convertirse plenamente en la mujer que siempre había soñado. A su historia y a las de otros pacientes sometidos a una liposucción y a una reconstrucción mamaria, nos aproxima Patricia Costa.


1926: nacen Ivo Pitanguy y Mariano Ozores

En 1926, año de nacimiento de nuestro protagonista, Ivo Pitanguy, nos detenemos esta semana con Mara Peterssen, para situarnos en una España con 22 millones de habitantes, en la que era posible comprar un kilo de merluza por tres pesetas, o un kilo de patatas por 0,25 céntimos.

Muy lejos de esas cifras se encontraba la corona de la emperatriz Catalina II de Rusia, puesta en venta aquel año por el gobierno de la Unión Soviética. Descubrimos la historia de ésta y de otras coronas con Sonia Castelani y con José Luis Sampedro, experto en heráldica y autor de libros como Joyas reales, fastos y boato (Esfera, 2009). “Era una corona que usaban las emperatrices en el momento de su boda, y que terminó en manos de Pierre Cartier”, explica.

A otros reyes, los de la comedia, hace sitio Alberto Maeso para recordar a Mariano Ozores, nacido en aquel 1926, creador de un cine que hizo popular a toda una generación de actores, como Lina Morgan.

Gertrudis Lawrence, en el centro de la imagen



Y con comedia nos sorprende este sábado Juan Otero, mostrándonos, entre otros temas, el “Do do do” de Gertrudis Lawrence, canción principal de Oh, Kay!, una obra que triunfó en Broadway y luego en el West End londinense.
 

Radio

anterior siguiente