Enlaces accesibilidad

Leonor Watling: "La cultura ha superado cosas mucho más complicadas"

  • Marlango ha tenido que cancelar su concierto 15 aniversario, previsto para abril, a causa del coronavirus
  • Watling destaca que la situación más complicada en la cultura la están viviendo quienes permanecen fuera de los focos

Por
Las mañanas de RNE con Iñigo Alfonso - Leonor Watling: "La cultura ha superado cosas mucho más complicadas"

Tiempo al tiempo, tengo tanto… reza uno de los temas del último disco de MarlangoLo que sueñas vuela. Una canción de espera con la que su vocalista, Leonor Watling, cuenta en Las mañanas de RNE con Iñigo Alfonso cómo está pasando este confinamiento. Lo hace junto a sus hijos y su marido, el músico Jorge Drexler. “Estamos en casa haciendo colegio, manualidades con los niños, estamos bien”, apunta Watling que hace unas semanas superó el coronavirus en casa junto a toda su familia.

Con el mundo de la música y la cultura paralizados por la crisis sanitaria, todos los conciertos previstos de Marlango están cancelados. Entre ellos, el que la banda tenía previsto ofrecer en el Teatro Español y con el que iban a celebrar 15 años sobre los escenarios. “Lo vamos a hacer, no sabemos muy bien cómo ni cuándo, pero queremos celebrarlo”, cuenta Leonor.

Watling confiesa que no cambiaría los escenarios por un directo a través de las redes sociales. “Soy como un percebe estos días, me cuesta mucho hablar o abrirme a la gente”, confiesa. “Si estuviese sola quizá si sentiría esa necesidad de expresarme por las redes sociales, pero ahora me cuesta mucho salir de la cueva”, continúa. También echa de menos a los suyos. “Echo de menos dar un abrazo a mi madre, ir a una librería, tomar una cerveza con amigos y trabajar”, añade.

A un día de la celebración del día del libro este 23 de abril, la líder de Marlango también ha reflexionado sobre cómo la crisis sanitaria y el confinamiento está afectando especialmente a la cultura. “Creo que es una situación muy difícil en la que creo que debemos poner el foco en la gente que normalmente no lo tiene. Me refiero a los que están detrás del escenario, los que no tienen un altavoz para gritar en Instagram. Los dueños de salas y de los pequeños de teatros…”, dice. Para Watling la clave pasa por reinventarse y muestra cierta esperanza porque cree que “la cultura ha superado cosas mucho más complicadas”.

Radio

anterior siguiente