Enlaces accesibilidad

Ópera en Radio Clásica

'Rey y carbonero' de Antonin Dvorak

Por
'Rey y carbonero' de Antonin Dvorak a las órdenes de Tomás Bauner rne

Dentro de la Temporada de Ópera de EuroradioRadio Clásica ofrece la primera ópera de Antonin DvorakRey y carbonero, en Maestros cantores.

Dvorak demostró, desde muy joven y a lo largo de toda su carrera, un especial interés por la ópera, aunque no sea el género teatral el que mayor fama le ha conseguido. La primera obra escénica, Alfred, cuenta con un libreto en alemán (recordemos que la patria del compositor pertenecía por entonces al Imperio Austrohúngaro). Pero la que cuenta como apertura del ciclo, por recurrir a un texto en checo, es Rey y carbonero, que ofrece momentos descriptivos y folclorizantes,y donde el colorido dvorakiano y su ciencia polifónica rayan a gran altura.

Su gestación fue compleja. Una primera redacción no llegó al teatro, aunque su obertura se estrenó en concierto. Consejos de Smetana persuadieron al muchacho Dvorak para que descargara la partitura de unas influencias wagnerianas, ilustres sin duda, pero impertinentes a una comedia de sencilla y persuasiva historia. El músico, por entonces, tocaba la viola en el Teatro Nacional de Praga y había quedado fascinado por una función de la wagneriana Los Maestros Cantores de Nuremberg y pretendía imitar su complejo contrapunto.

'Rey y carbonero' de Antonin Dvorak rne

La primera versión fue estrenada en 1874, con enorme éxito. En 1887 fue revisada y a los versos de Guldener se añadieron correcciones y variantes de Novotny, quien había colaborado con Smetana en la patriótica Dalibor. Esta vez el éxito no sucedió al reestreno. Dvorak insistió en trabajar nuevamente sobre ella y, a su muerte, se hallaron esbozos que completó el director de orquesta Karel Kovarovic en 1914, una década después de la muerte de su autor.

Varias vertientes se concilian en Rey y carpintero. Una es la comedia de costumbres: reyes benévolos que quieren mezclarse disimuladamente con sus siervos y favorecer los amores auténticos en contra de las convenciones opresoras, trabajadores que celebran su labor como un idilio, castas diversiones rurales, cacerías y bailes. Otra es la vocación nacionalista, que recupera músicas anónimas y las viste de gala con todas las astucias de la orquestación germánica. Y, muy al fondo, la intención de subir el teatro nacional checo a los zancos wagnerianos.

'Rey y carbonero' de Antonin Dvorak rne

Como señala el crítico musical Blas Matamoro: “Desde luego, lo mejor de la obra son sus momentos descriptivos y folclorizantes, donde el colorido dvorakiano y su ciencia polifónica rayan a gran altura. Pero siempre habrá una fluida vena melódica, como si estuviéramos ante una larga canción narrativa, un romance anónimo repetido en caminos y plazuelas”.

Nosotros la escucharemos gracias a una producción de la Radio Checa, en la que tendremos la garantía de que todos los cantantes son de aquel país.

Maestros cantores se emite los sábados a partir de las 19 h (CET), con Ricardo de cala.

Radio

anterior siguiente