Enlaces accesibilidad

'La Condenación de Fausto' en Radio Clásica

Por
Elina Garança rne

Esta ópera es una leyenda dramática dividida en cuatro partes, con música y libreto de Hector Berlioz. Fue estrenada en la Ópera Cómica de París el 6 de diciembre de 1846. El propio autor consideraba que esta inclasificable obra, que incluye una gran orquesta, tres voces solistas (o cuatro, si añadimos el pequeño papel del estudiante Brander) y un nutrido coro, estaba a medio camino entre la ópera y la sala de conciertos. De hecho, es bastante raro verla representada, si bien son muchos los directores de escena que han visto espoleada su imaginación con las amplias posibilidades que ofrece la partitura. El mismo Berlioz, como ya se ha dicho antes, fue el responsable el libreto, con la colaboración del escritor Almire Gandonnière (a quien únicamente se recuerda por este trabajo), a partir de la versión francesa de Gérard de Nerval de la inmortal tragedia de J. W. von Goethe.

En 1828, cuando era un apasionado joven de 24 años, Berlioz leyó esta traducción, en concreto la primera parte (la que trata de Margarita, que suele ser, por cierto, la más tratada por los compositores), quedando fascinado con la historia e identificado con Fausto, un ser como él, con profundas ansias de trascendencia y torturado por el amor. Comenzó a componer música para ciertas partes del poema, como la Balada del rey de Tule, la Canción de la rata o el Himno de Pascua. En total fueron ocho escenas, que no contaban la trama completa, sino que buscaban evocar la atmósfera del poema original. Esta obra fue publicada en 1829 como su Opus 1. Sin embargo, al no quedar conforme por considerarla primitiva, su autor quemó todas las copias publicadas.

La Condenación de Fausto

La Condenación de Fausto rne

En su creación en la capital francesa, La Condenación de Fausto ya se ofreció en forma de concierto. Aunque podemos señalar montajes tan famosos como el del coreógrafo belga Maurice Béjart, o el que acometió el grupo catalán La Fura dels Baus en el Festival de Salzburgo y posteriormente en la Trienal del Ruhr, en ambos casos con la inapreciable colaboración del Orfeón Donostiarra. Algunos números de la obra, como el ballet de los silfos, el minueto de los fuegos fatuos y, en especial, la marcha húngara (que, realmente, no tiene mucho que ver con la trama, y fue un pequeño “capricho” del compositor el introducirla), se tocan a menudo por separado, como piezas independientes.

El sábado 8 de febrero, Radio Clásica ofreció desde el Metropolitan Opera House de Nueva York la versión en concierto de esta ópera. Esto no impidió que los oyentes gozasen como siempre de los excelentes conjuntos corales y orquestales del Met, así como de un magnífico elenco que cuenta con el tenor norteamericano Michael Spyres, la mezzo letona Elina Garança y el bajo Ildar Abdrazakov en los papeles principales.

En el foso estuvo el maestro británico Edward Gardner, director musical de la Orquesta Filarmónica de Londres y anteriormente lo fue también del Festival de Glyndebourne, donde realizó un magnífico trabajo, ampliando considerablemente el repertorio de la compañía.

Radio

anterior siguiente