Enlaces accesibilidad

Sesión doble 'De película' Especial Óscar 2020

  • El viernes, de 00:05 h a 02.00 h Mathias Malzieu nos hace soñar con Una Sirena en París
  • De Película dice su Adiós muy especial a José Luis Cuerda
  • En la madrugada del domingo al lunes, Especial Óscar a partir de las 01:30h.

Por
De Película de RNE con Yolanda Flores - Sesión doble 'De película' Especial Óscar 2020

Esta semana, sesión doble De película con motivo de la edición número 92ª de los Premios de la Academia de Cine de Hollywood, que retransmitiremos en un programa especial desde la 01:30h hasta el final de la ceremonia por RNE, Radio 5 y Radio Exterior.

Pero antes, la madrugada del viernes vuelve el mejor Mathias Malzieu a España para hablarnos de Una sirena en París, la nueva novela del escritor, músico y compositor que llegará a las salas de cine el próximo mes de marzo. De él podrían decirse muchas cosas, pero de todas ellas destacaría que es un luchador. Cuenta en nuestro país con un gran número de fans y no es de extrañar, porque no hay disciplina artística que se le resista, tanto es así que ha llegado a decir "Me encantaría poder escribir por la mañana, subirme al escenario por la tarde y salir volando de vuelta a mi casa por la noche".

Mientras trata de despegar a nosotros nos ha hecho soñar y con su último trabajo ha ido más allá, consiguiendo traspasar el fino velo que separa lo fantástico de lo real.

De una historia de ficción a la más cruda realidad. Esta semana nos ha dejado un grande del cine Español, el director, guionista, productor y escritor José Luis Cuerda. Todos tenemos un Cuerda en nuestra vida, por eso queremos compartir con ustedes, nuestro adiós más especial, recordando lo que mejor sabía hacer su cine

Para todos los públicos Cine en TVE - Amanece que no es poco - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

¡Viva el cabo santo!

-¡Viva el sheriff impresionante e inspirado!

Fíjese, don Andrés,...

...si no podría emborracharme con cualquier otra cosa.

Pues es pecado venial, que lo sepas.

Y nos produces un gasto del demonio.

-Las monjitas le han puesto un precio que me cago en las monjitas.

-No digas esas cosas, padre. -Si lo digo sin sentirlo.

Yo creo que no va a haber bastante para consagrar.

-Sí, hombre. A poco que haya, en eso estamos muy cubiertos teológicamente.

-Aparte de la sensación de pobreza que se da.

Van a pensar los fieles que nos ahorramos las colectas.

-Mira a ver cómo está.

-Un llenazo, como todos los días.

Salimos a local lleno.

(ACENTO INGLÉS) "Hi", labrador.

"You know", nosotros somos jóvenes estudiantes...

...de la universidad de Eton.

Y estamos preparándonos...

...para ser futuros líderes...

...que ejerzan el poder omnímodo.

Usted, viejo labrador,...

...¿sabe si el sacerdote dejará...

...que enteremos a la celebración de la santa misa?

-¡Qué lástima!

Yo no puedo contestarles.

Yo soy un hombre muy primario.

Estoy sujeto terriblemente a las pasiones.

No pienso casi.

Cualquier cosa que les dijese sería una tontería.

Yo lo que más hago es...

Siempre con putas, eso sí.

También bebo una gotica.

¡Oh!, creo que es un sacerdote cura admirable, "you know".

Porque el pueblo es fervoroso por él...

...porque es admirable como presbítero.

-Y la mano que tiene para decir misa.

-"In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti, amen".

¿Qué es usted, americano?

-Sí, señor.

¿Y cómo anda por allí la política? ¡Oh!

Oye, ¿me quieres?

¿Qué, qué dice?

¡Que si me quieres!

Pero, hombre, padre, no me joda, no me joda.

Pues mira, tampoco es que sea una cosa... Venga, dale, dale.

"Hoc est enim corpus meum".

-Ya verá el alzamiento de hostia que me hace este hombre.

Campanillas

Campanillas

-¡Viva el cura!

"There's a yellow rose in Texas,...

...that I am going to see".

"No other fellow knows her,...

...no other, only me".

"You may talk about your Dearest May,...

...and sing of Rosa Lee,...

...but the yellow rose of Texas...

...beets the belles of...

...Tennessee".

Aquí no hay ni dios.

¿O todos son aquí unos hijos de puta, Teodoro?

Unos hijos de puta que se hacen pasar por fantasmas.

Pues este es el pueblo que nos ha dicho Pepe.

¡Coño!

Vamos a ver.

Mira, un guardia civil que se persigue.

Ya no llego ni a comulgar.

¡Coño, ahora un negro!

Déjame a mí, déjame a mí.

Buenos días.

"Good morning".

"My name...

...is Jimmy".

Mi nombre es Jimmy.

¿Habla usted español?

Es lo único que hablo.

Buenos días.

Yo me llamo Jimmy.

Y mi hijo se llama Teodoro.

Yo me llamo Nge Ndomo.

Mi hijo es ingeniero y da clases en Oklahoma.

Ha venido de año sabático.

Ya sabe: trabajar seis años y descansar uno.

Soy su representante.

Tanto gusto.

¿Cómo les va a los compañeros por Oklahoma, siguen con el algodón?

Yo estoy centrado en la universidad y no sabría decirle, francamente.

Pero usted, Nge, ¿de dónde es?

Yo he nacido en este pueblo.

Pero ¿estamos en un poblado negro?

¡Qué va, hombre! Aquí el único negro soy yo.

Yo heredé de mi padre el nombre, la raza y el acento.

Y de mi madre, los apellidos y el lugar de nacimiento.

Y que tengo muy buen fondo.

¿Y el resto del pueblo?

¡Ah, en misa!

Pero ¿es que hoy es domingo?

No, no, no.

Se va a misa todos los días, no solo el domingo.

Yo no voy porque soy catecúmeno y no me dejan entrar.

¡Ni comunión ni leche!

-¿Los conocimientos adquiridos en la escuela...

...serán de rango inferior a los bienes espirituales de la misa?

-Probablemente sí.

"Sonatemi un balletto,...

...col mi amore voglio danzar".

"Sonatemi un balletto,...

...col mi amor voglio danzar".

Ahí viene tu pretendienta.

No puede ser que te pasees a la luz del día...

...del brazo de la mujer de otro, como un pagano.

Y te quejas de que llevas 30 años de catecúmeno.

Así no entrarás en el seno de la Iglesia.

-No, madre, no entro porque soy negro.

-Eres minoría étnica.

-Bueno, minoría étnica y negro como un tizón.

-Álvarez, parece que a tu muchacho se le va aclarando el color.

-Como no sea en las palmas de las manos o en las plantas de los pies...

Porque en el resto... Si le vieras las ingles...

"Sonatemi un balletto,...

...col mi amor voglio danzar".

"Sonatemi un balletto,...

...col mi amor voglio danzar".

"Ch'io prendo grand piacer...

...nell ballo a dir il ver".

"Or via che state a far? Cominciate a sonar".

"Or via che state a far? Cominciate a sonar".

"Ch'io prendo grand piacer...

...nell ballo a dir il ver".

"Or via che state a far? Cominciate a sonar".

"Or via che state a far? Cominciate a sonar".

Contigo, Garcinuño, no se sabe qué hacer.

Lo mismo da que se te riegue que se te abone.

Te da por no brotar y no brotas.

Buenos días, niños.

-Buenos días, señor maestro. -Buenos días.

Buenos días.

-Buenos días, Jaime, de poderosas piernas.

-Buenos días.

-Vamos, deprisita, niñas.

Me alegra verte, Mari Carmen, bella hija de hermosísima madre.

Vamos, niños, deprisa.

Hola, Rafaelito, veloz con el tirachinas.

-Buenos días.

Vamos, niños. Deprisa, que se nos hace tarde.

Buenos días.

¿Qué tal has dormido, Sixto? Teórica imaginación.

-Qué buen maestro, don Roberto.

-Rural. Rural nada más, Elena.

Pero tú eres un poquito llorón.

Hoy se tiene respeto por las minorías étnicas.

Fíjate cómo me porto contigo en los coitos.

Huy, pero qué ocurrencia, Carmelo. ¿Cómo has hecho eso?

¿El qué? Estar atrás y aquí delante a la vez.

¡Ah!, pues no sé. Me habré desdoblado.

Será una de esas cosas que hacemos lo borrachos sin darnos cuenta.

Pero eso tiene mucho mérito.

¿Te gusta?

Sí. ¿Y si lo hago todos los días?

-Yo le doy muy buenas prestaciones sexuales a tu mujer.

(GRITAN) ¡Maestros no!

¡Maestros no!

¡Son de Eton, padre, de Eton!

¡Maestros no!

¡Que son de Eton, padre! ¿Y qué?

¡Americanos!

Canta ópera

Dar guantazos es un esquema muy sintético que conviene usar poco.

Y usarlo bien.

Casi en plan poético, diría yo.

Como algo prodigioso.

¿Tú me entiendes?

-Sí, hombre, claro.

¡No te voy a entender!

Buenos días. -Un poco tarde se nos ha hecho.

-Venga. Tú entra conmigo.

-Todos en la misma fila.

Aquí te traigo al primero.

-¡Cómo madrugamos para el vicio!, ¿eh, abuelo?

Para ir a labrar no se da tanta prisa, ¿eh?

-¡Toma que no! Anda que he llegado alguna vez tarde al bancal.

Ahora ya porque se me están acabando las dotes para la agricultura...

Pero me gusta mucho, por ejemplo, escribir a máquina.

Casi tanto como beber anís.

¡O andar con putas!

Lo que pasa es que hay menos ocasión.

¿Qué pasa?

-¡Que te ha salido un hombre en el bancal!

-¡Mala suerte!

-¡Ya sabes lo que tienes que hacer: arrancarlo y transplantarlo!

Se te puede morir en el cambio; pero si no, estás perdida.

Tú no sabes lo que chupa un hombre. Te deja la tierra seca.

-No lo arrancaré.

Me da lástima, es tan guapo...

-Da lo mismo, lo tienes que arrancar.

-Y mejor ahora que aún no habla. -Y se le hace mayor el rizoma.

El rizoma de los replantados es como el del lirio común.

-¡Ah!

¿Estás ya borracho?

Ponle otra.

¿Y ahora?

-Mucho mejor.

-Pues hasta mañana.

¡Que pase el siguiente!

Canta ópera

-¡Cómo canta la "jodía"!

Buenos días.

¿Usted sabe dónde hospedaje en este pueblo?

No hay fonda.

Aquí todo lo que no sean casas particulares...

Y entonces ¿qué?

-Y no le va a ser fácil, porque este es un pueblo de mucha cultura.

De unas peculiaridades de gran valor y un folclore muy variado.

Pero un pueblo muy cerrado, ¿sabe?

Se tiene miedo de lo de fuera por lo que les pueda ocurrir a las mujeres.

Cuidado, que mi hijo es ingeniero y da clases en Oklahoma.

Pues yo creo que me voy a sacar la chorra.

Hablan todos

¡Venga, a callarse todos, que voy a echar un pregón!

¡A callarse, que no lo digo más!

-¡Sh!

-¡De orden del señor cura,...

...se hace saber que Dios es uno y trino!

-¡Eh!

Te cambio el papel.

¿Qué? Te cambio mi personaje por el tuyo.

Sí, hombre, estudio ingeniería, me saco un plaza en Oklahoma...

...y ahora te paso mi personaje para que te limpies el culo con él.

No me jodas, hombre.

En el cuerpo humano...

...hay algo que es sensacional.

Pues día y noche...

...trabaja sin parar.

No es una máquina.

Tampoco es un motor.

Solo es una víscera,...

...se llama corazón.

-¡Aleluya, se llama corazón!

Aleluya, se llama corazón.

-Nuestra sangre roja si él se detuviera,...

...a las pocas horas, negra se volviera.

Pues si estás jugando, estudiando o te vas a dormir,...

...el corazón no deja de latir.

¡"Everybody"!

-Causa admiración.

Causa admiración.

Causa admiración cómo trabaja el corazón.

-"Let's go, please".

-Causa admiración.

Causa admiración.

Causa admiración cómo trabaja el corazón.

-Por sus dos ventrículos y sus dos aurículas,...

...la sangre cabalga como el malo en las películas.

Pues si algún día,...

...poco a poco deja de latir,...

...prepárate,...

...que te vas a morir.

¡"Come on"!

-¡Qué complicación!

¡Qué complicación!

¡Qué complicación si se te para el corazón!

-"One more time". ¡Qué complicación!

¡Qué complicación!

¡Qué complicación si se te para el corazón!

Tic, tic, toc. Tic, toc.

Tic, tic, toc. Tic, toc.

Tic, tic, toc. Tic, late el corazón.

-Arteria carótida, válvula mitral.

El cayado aórtico, surco intraventricular,...

...válvula tricúspide,...

...aurícula derecha,...

...aorta descendente,...

...arteria subclavia izquierda.

¡Oh,...

...yeah!

¿Y qué hace aquí todo ese gentío?

No sé, padre, no sé.

Pues debe ser algo gordo.

¡Leche!

¡Ya están aquí!

-Esta vez empiezo yo. Dejadme a mí.

-¿Arrancamos ya? -Ya os diré yo cuándo.

Esta vez trae a una tía despampanante.

-¡Qué pueblo más alegre tienes, alcalde!

-Sí, y muy sano. -¿Sí?

-Mira la chavala. -Está muy buena, muy buena.

-¡Viva el munícipe por antonomasia!

(TODOS) ¡Viva!

-¡Viva el señor alcalde!

(NIÑOS) Valencia,...

...es la tierra de las flores, de la luz y del amor.

-¡Viva San Aurelio, Santa Águeda y San Lucas Evangelista!

-¿Por qué gritas eso? -No sé, porque me ha salido así.

-Empecemos. ¡Viva el munícipe por antonomasia!

(TODOS) ¡Viva!

-¡Viva el señor alcalde! (TODOS) ¡Viva!

-¡Viva la tía cojonuda que trae!

(TODOS) ¡Viva! -¡Calla tú!

-¡Que la muchacha sea comunal! -¡Eso!

-¡Y turgente! -Que turgente ya es.

-¡Turgente! -Turgente ya es, imbécil.

-Alcalde, todos somos contingentes, pero tú eres necesario.

-Valencia,...

...tus mujeres tienen todas de las rosas el color.

-¡Ay, Dios mío!

¡Pero qué exagerados, por Dios!

¡Qué exagerados, alcalde!

-¿Quiere el señor alcalde un servicio de orden?

-A mí no me jodáis los americanos también.

A mí no me jodáis.

-Quisiera en las tierras de Valencia...

...mis amores encontrar.

Lo único que te digo, hijo, es que te estás significando.

-Si fueran fiestas señaladas, todavía.

Pero ahora quiere que se le monte el recibimiento...

...cada vez que vuelve de la capital.

-Dos veces este mes.

-Pues de tener un alcalde a favor a tenerlo en contra...

-¿Cómo va a estar en contra, hombre? No se atreve.

La Guardia Civil tampoco sale a recibirlo, lo tenemos hablado.

-A ver si va a pensar que queremos meternos en una guerra de religión...

...y la cagamos.

-¡Qué basto eres, tío! Estamos comiendo.

-Por cierto, tú cuando ayunas, como hoy, por los pobres,...

...¿ellos cómo lo notan?

-Por el cuerpo místico de Cristo.

-Ya.

¿Y no sería mejor que le dieras a los pobres lo que no te comes tú?

-Ese es otro apartado, por así decirlo.

Eso es la santa limosna.

-Ya.

Esta mañana he pregonado lo que me has dicho.

Eso de que Dios es uno y trino.

Creo que nadie se ha enterado de lo que quería decir.

-Es que para eso está la fe, padre.

-Me parece a mí que tenéis un cuajo...

¡Qué barbaridad!

-¿Qué te ha pasado?

-No sé, una tontería.

Estaba pensando en la muchacha que ha traído el alcalde.

Y de repente, el culo me ha empezado a arder.

No sé, algo psicosomático.

Como cuando a los místicos les salen los estigmas, las llagas.

Buenas tardes. -Buenas tardes.

-¿Qué, a lo tuyo? -Vamos a ello.

-Pues que haya suerte.

-¡Bah!

-Calabaza, se acaba un nuevo día,...

...y, como todas las tardes, quiero despedirme de ti.

Y quiero darte las gracias una vez más por seguir aquí con nosotros.

Tú que podías estar en la mesa de los ricos y de los poderosos,...

...has elegido el humilde bancal de un viejo para dar ejemplo al mundo.

No puedo olvidar que en los momentos más difíciles de mi vida,...

...cuando mi hermana se quedó preñada del negro...

...o cuando me caparon el hurón a mala leche,...

...solo tú prestabas oídos a mis quejas...

...e iluminabas mi camino.

Calabaza,...

...yo te llevo en el corazón.

Yo hospedaje no le voy a dar, la verdad.

Me fastidia que quizá no lleve razón, ¿me entienden?

¡Que sí, que le entendemos!

O sea, que me quedo preocupado por el aspecto teórico de este asunto.

¿Ven lo que les quiero decir?

Sí lo vemos.

Pero mire usted, esto lo podría remediar dándonos posada.

Sería peor.

Tendría entonces la duda de si hago bien teniéndolos en casa...

...y además viviría el problema de una manera más acuciante.

Con ustedes por aquí todo el día.

No, no. Perdónenme, pero no.

También, hijo, podías haber intervenido tú.

Esta es una discusión de cierta altura y tú eres universitario.

Sí, pero era una discusión de letras.

Y yo en eso me puedo equivocar, no es lo mío.

En EE. UU., a veces hay tremendos problemas entre las universidades.

Asuntos muy serios, a vida o muerte.

Pues yo nunca intervengo. Soy famoso porque nunca intervengo.

"Hor care cazonette sicuramente andrete".

"Hor care canzonette sicuramente andrete".

¡Morencos, Morencos! ¿Cuándo me vas a hacer caso, hombre?

Que me tienes muy abandonado.

-Hoy no puedo, Garcinuño, que me he quemado el culo.

Mira cómo me he puesto.

-¡Oh!

Pues te vas a casa...

...y te lees "Gracias y desgracias del ojo" del mismo,...

...del señor Quevedo, y ya verás como te alivias.

No creas, yo también tengo mis achaques.

-Ya vendré, Garcinuño. -Ven mañana.

Y tráete algo de Góngora.

Que tengo yo cuerpo de Góngora.

¡Hazme el favor!

-Yo estoy saliendo. Me quedan cuatro días.

-Si no te agostas, como yo.

No creas que me hace mucha gracia esa gente que anda en bicicleta.

-A mí tampoco. A mí me gusta más los días que les toca oler bien.

Cuando huelen a lomo de ángel.

Esto de que vayan en bici lo veo más artificial.

-Peor sería que levitasen, como en Ayna.

-¿En dónde?

-En Ayna, un pueblo de la sierra de Albacete.

Allí los exiliados de la política levitaban unos 15 palmos del suelo.

-Es peligroso. Te pueden caer encima si se les escacharra la levitación.

-O cagarte como los pájaros, que ya pasó alguna vez.

¿A ti a qué edad te ha dicho tu padre que podrás ir a los caballitos?

-A los 29. -Pues igual que a mí.

Hace mucho que no me acuesto con tu padre, con lo putero que es...

-Es que se está muriendo. -¡Ah, pues será de eso!

A mí las mujeres me encantan.

Soy un forofo. Pero desde un plano teórico, claro.

Y de la música, lo que más me ha gustado siempre, el mambo.

-Los sudamericanos que unos días van en bici y otros huelen bien...

...¿son exiliados de qué?

-De la política.

-No puede ser. -¿Que no?

-¡No!, ¿qué pasa? -¿A que te arrimo dos hostias?

Tener un negocio propio me ha frenado mucho para ser un hombre de acción.

Y eso que armas no me han faltado. Pero me ha frenado.

-Mandó el rey prender Vergilius y a recaudo le poner...

...por una traición que hizo en los palacios del rey.

Por forzar una doncella llamada doña Isabel,...

...siete años lo tuvo preso sin que se acordara de él.

Y un domingo, estando en misa, vínole memoria de él.

-¡Joder, qué bonito es eso!

Y qué antiguo, ¿no?

¡Hijo, hijo!

-Mira que todas las tardes la misma...

-¡Salud de mi vida!

-¡Que ya voy, madre!

-Y todo por hacerse valer. Demasiado saben que no nos pasa nada.

-¡Carne de mi corazón!

¡Hijo mío de mi vida, de mi alma, de mis entrañas!

-La mía es de las más exageradas.

¡No grite tanto, madre, que se le va a salir el ombligo!

Se te está muriendo divinamente, te lo juro.

Tenía ganas de que vinieras para decírtelo. Puedes estar orgulloso.

En los años que llevo de médico,...

...nunca había visto a nadie morirse tan bien como se muere tu padre.

¡Qué irse, qué apagarse!

¡Con qué parsimonia!

¡Qué gradación!

Estoy disfrutando... No te lo puedes imaginar.

-¿Y él, sufre?

-A la fuerza. Seguro que sí.

-¿No ves que se le está yendo la vida?

¡Madre, que aquí hay un hombre que quiere hablar con usted!

Tiene usted un jardín muy hermoso. ¿Es usted quien lo riega?

Va en días, mire.

A veces pasan temporadas muy largas y no le hacemos caso.

Dejamos que se estropee.

-Buenas noches.

¡Que quería yo hablarle de Dostoyevsky!

¡Ah!, pues muy bien, encantada. Ahora mismo bajo.

Como lo he cogido con tanto gusto, me ha obrado enseguida.

-Diga lo que quiera, doña Remedios.

No es normal que a los diez minutos de terminar el acto, dé a luz.

-No, pero tampoco es normal...

...que por primera vez yo haya disfrutado de esto a mi edad.

-Todo... Todo es muy raro.

No sé qué va a decir su marido, un hombre de ciencia.

-Aunque sea médico, verás como lo único que le preocupa...

...es llenar estas dos boquitas.

Es un tacaño y no tiene ninguna curiosidad científica.

Imagínate, qué chollo para otro cualquiera...

...este prodigio que hemos hecho tú y yo.

¡Mátame!

¡Mátame, por Dios!

¿Te acuerdas si te di lo del viernes pasado?

-Sí, era un uso con penetración vaginal.

¿Había sido satisfactorio o insatisfactorio?

-Satisfactorio.

-Siempre dice satisfactorio.

-¿Y qué, eso es malo?

-No, hija, ¡qué va! Si es buenísimo.

Por eso deberías decirnos con quién es.

-Sí, para tus morros.

-(ACENTO ARGENTINO) ¡Che!, si se van a pelear, yo me largo.

Me quedo a las asambleas para que tengan un hombre de quien reírse.

Pero si se van a pelear, yo me voy. Hoy me están esperando.

-¿Qué hacemos, nos reímos ya?

-¡Ah, sí! Eso estaría bueno.

Otro día me quedo más rato.

-¡Que no valéis para nada!

-¡Estrafalarios, más que estrafalarios!

-¡Aparatosos, gilipollas! -¡Eso!

Como tenía esa quemazón en el culo, me pasé por casa del médico,...

...pero no estaba.

-Estaba con mi padre, que ha muerto.

-¡Ah!, pues eso sería.

Su mujer se empeñó en coserme el pantalón.

Y cuando me vio en pelota...

Los calzoncillos, que eran de nailon, con el fogonazo, vistos y no vistos.

Así que al quitarme los pantalones me quedé en bolas.

Empezó a meterme mano...

Oye, y qué arte y qué cosa más zorra de tía.

Total, que me excité.

Y con el miedo a arder otra vez, no supe decirle que no y yacimos.

Yacimos un ratito, pero suficiente.

Bramaba.

¡Qué entrega, qué receptividad!

El más mínimo movimiento de mi pelvis...

...actuaba en ella como ganzúa en su sensibilidad más arcana.

A los diez minutos me levanté a hacer pis...

...y se puso a parir y soltó dos críos. ¡Mellizos!

-¿Estaba preñada?

-¡Qué coño!, los ha tenido de mí. ¡A los diez minutos!

-Pues le has dado el día al médico.

Estaba muy contento con lo bien que se le murió mi padre.

Pero, claro, con esto...

-¡Quién lo iba a pensar! Nunca me había pasado nada igual.

-Quizá al ser tan mayor... Mi padre...

-Ella dice que se lo ha pasado muy bien.

Que era la primera vez que disfrutaba en su vida.

-Hoy las mujeres estaban revolucionadas.

Toma la novela, la terminé.

-Yo también he tenido un día...

Se me prendió el culo. -Léetela ahora mismo.

-Me excité por la muchacha del alcalde y me dio un fogonazo.

-Acabo de escribirla y si no se lee ahora...

-Se me ha muerto mi padre.

¿Le había hablado Pepe de esta casa? No, qué va.

¿Cómo se le ocurrió lo de Dostoyevsky?

Pues no lo sé, hijo, la verdad.

Pero gracias a esa tontería vamos a dormir bajo techado.

¿Qué te parece?

Supongo que me respetarás, ¿eh, Teodoro?

¿Qué guarrada está pensando, padre?

Déjate, que un hombre en la cama siempre es un hombre en la cama.

¡Bah!

¡Quieta!

¡Anda que no debe de estar bonito esto!

Las cabras ahí quietas...

...y yo aquí, de perfil, como un masái.

Hoy no viene nadie a verme.

-¡Nge!

¡Nge!

¿Ya te has traído otra vez las cabras, jodido?

Canta ópera

¡Oh!

Nosotros estamos con vosotros...

...para ver cómo hacen lo que sigue...

...en estos momentos de después.

-¿Le parece mal? -Es lo mismo.

-¿Me vas a dejar leer la novela?

-No, ¿vos sos intelectual? -No, pero...

-¿Para que la leas mal y me la jodas? -No le va a pasar nada.

-Va a ser la primera que se joda por leerla mal.

-Nunca oí... -¡Porque no sos intelectual!

-Nos ha gustado mucho la manera y el modo...

...de cómo han discutido la discusión.

Y todos la hemos admirado, "you know?"

Porque ha habido mucha naturalidad en las pausas.

"You know?". Es muy bien. Y el tono es muy bien.

Oh, sí.

-No entiendo nada.

-¿No se te murió tu padre esta tarde? -Sí, hace un rato.

-¿Y no estás velándolo?

-No, no, no, no.

Mejor dejarlo solo. Lo digo por pudor.

Si yo estuviera muerto, me daría vergüenza...

..tener a los familiares y a los amigos mirándome y yo sin vida.

-¿Y? ¿Qué te parece?

-Excepcional.

-Oh, ahora no vamos a interrumpir ni nada...

...por mucho respeto de la situación del hablar de ustedes.

-No seas boludo, che, no me jodas. ¡Cállese la boca!

-¡Oh! Ahora callados jóvenes estudiantes...

...para respeto del hablar de ustedes.

-Bueno, ¿qué te pareció?

-Excepcional.

Excepcional, ya te lo he dicho.

-¿De veras?

-Bueno, ya está bien. Eso lo sabes tú mejor que yo.

-No es lo mismo porque a veces el autor...

-¿El autor?

Cuando me pidió permiso para ejercer de escritor en el pueblo le dije...

...que era mejor que hiciese lo que hacen los otros sudamericanos.

Que unos días van en bici y otros huelen bien.

Son cosas vistosas, no hacen mal a nadie y llaman la atención lo justo.

Sin armar escándalo.

Pero parece que a usted lo que le gusta...

...son los escándalos y las extravagancias.

De entrada, se casó con la Padington,...

...que había estado casada tres veces...

...cuando había muchas que no se habían casado ninguna.

Después se compró un sombrero espantoso...

...y anduvo con él todo el invierno.

Sombrero que no nos gustaba a nadie. Lo tengo hablado con todo el pueblo.

Pregunte, pregunte por ahí si quiere.

¡A nadie nos gustaba aquel sombrero!

Y para rematar,...

...me dicen estos amigos que ha escrito "Luz de agosto",...

...la novela de Faulkner, ¡de William Faulkner!

¿Y no podía usted haber plagiado a otro?

¿Es que no sabe que en este pueblo hay verdadera devoción por Faulkner?

Bueno...

Faulkner y yo...

¿Sabe?

Al ser los dos americanos...

-Coño, Bruno, no seas cínico.

Tu novela es la traducción de "Luz de agosto" que hizo Pedro Lecuona.

-Y a vos te ardió el culo por culpa de una mujer.

-¿Y a usted le vienen muchos asuntos de estos de intelectuales?

Ya sabe que a mí me gusta que me los confiese antes de detenerlos.

Así, la parte del alma la llevan ya resuelta.

O sea, a este le confieso del plagio de Faulkner.

¿No pudiste elegir otro?

¿Y a estos dos también los va a detener?

No, a Morencos me lo confiesa.

Parece que le ha dado hoy un buen repaso al sexto.

De pensamiento y de obra.

Y con resultados tremendos.

¿Qué disparates has hecho, hijo?

¿Muchas porquerías, tactos torpes?

¿Rozamientos?

¡Tío!

¿Qué ha pasado?

-El cabo ha traído a Morencos y a Bruno para que los confiese Andrés.

Parece que el argentino ha plagiado al Faulkner.

-¿De verdad? -Sí.

Y a Morencos le ha ardido el culo pensando en una mujer.

Por el apasionamiento, parece.

Y luego se ha acostado con otra.

-Pero para contarme esto no tenías que meterte en mi cama.

-¡Ay, qué tonto, es verdad! Pero ya que estoy aquí...

Canta ópera

Yo me enamoré una vez, don Alonso.

Y me dio muy buen resultado.

Fue una experiencia agradable.

En fin,...

...ya sabe usted lo exagerado que es el amor.

Una patología tentadora y gratificante.

Pero siempre deja su poso de hiel.

-Es cierto que deja su poso de hiel.

-¿Poso de hiel?

Poso de hiel.

-Bueno, no vamos a hacer una asamblea sobre el tema.

-¡Oh, no! Por supuesto, perdone.

Uno tiene que sobreponerse a ciertos accidentes.

A los disturbios dialécticos...

...en el fluir de la convivencia con la amada.

-Oh, perdón. Un momento exclusivamente.

"You know", habla usted un pijo de bien.

"Really", un pijo de bien habla. ¡Oh, sí!

Puede seguir.

-No quiero recordarle poemas de Pedro Salinas,...

...heterosexualmente hablando,...

...o los de Cavafis, desde un punto de vista homosexual.

A los médicos se les reconoce una formación humanística...

...muy por encima de la de los demás científicos.

-Me cago en tus muertos, Tirso.

Me cago en todos tus muertos uno a uno.

¡La tabarra que me estás dando!

¡Virgen Santísima!

Pero ¿yo qué te he hecho a ti?

-¡Nada, me esquivan!

¡Que me esquivan!

Un día habrá una desgracia.

Se va a salir alguno de la carretera y se va a matar él.

¡Qué trabajo les costaría seguir derecho y atropellarme!

¿Eh?

Pues no, ¡me esquivan!

-"You know", es probable la posibilidad...

...de que el buen mesonero no le responda a su conversación.

Porque el doctor ebrio...

...le ha insultado de muchas palabras hace nada.

Padre...

¡Padre!

¿Está durmiendo, padre?

¿Eh?

¿Está durmiendo?

No, qué va, hijo, no. ¡Qué va!

Me acuerdo de madre, padre.

No, pero ¿no te gusta la moto que te he comprado?

La moto es cojonuda, pero no tiene nada que ver.

¿Recuerda lo que les decía en las cartas?

Yo les decía:

"Me apetece mucho verlos a los dos cuando vuelva". ¡A los dos!

A madre y a usted.

Y cuando vuelo, la ha matado.

¿Por qué la mató? Porque era muy mala.

Pero, hombre, padre.

Es muy duro decírselo a un hijo, pero tu madre era muy mala.

He esperado a que estuvieses criado y tuvieses una buena ocupación.

Ahora tienes una plaza en Oklahoma. ¿Para qué quieres a tu madre?

No sé, como tengo un año sabático por delante y sin nada que hacer...

Pero para eso mejor es una moto.

Una moto con sidecar para ver mundo.

Porque todo el santo día metido en Oklahoma...

Bueno, pues hasta mañana.

Mañana iré a buscarte otra vez.

-Pero ¿a usted le gusta la estampa que hago con las cabras?

-Claro que me gustan, son muy bonitas.

Muy curiosas.

-Porque así al menos no pierde su viaje todas las noches.

-No te preocupes, hombre. Mañana voy a por ti.

-Perdone usted las molestias, pero no le veo otra salida.

Hasta mañana.

-¡Hala!, hasta mañana. Y que descanses.

-¡Madre!

¡Madre!

¡Écheme la llave!

Si me diese la llave del portal, no tendría por qué despertarla.

Me parece a mí que con 40 años que tengo, ya va siendo hora.

-Pero es que el tío Pedro no quiere.

Se lo he dicho 20 veces y no quiere.

Es un cabezón.

Además, a mí no me importa que me despiertes.

-¡Coño, el negro!

-¡Me cago en mi nombre!

¿Es que nunca se va a acostumbrar?

¿Tiene que dar un respingo y echar a correr cada vez que me ve?

-Tu tío es un campesino. No se lo tengas en cuenta.

-Es que son 40 años viviendo juntos.

-Pues a su edad, si no lo ha aceptado, ya no lo acepta.

¡Pero cómo no me voy a enfadar! ¡Cómo no me voy a enfadar!

-No es para tanto, alcalde.

-¿Que no es para tanto?

¡Que no es para tanto!

Tú eres joven y te queda mucha vida.

Y el trabajo que me ha costado encontrarla.

¿Sabéis lo que cuesta encontrar...

...una mujer de estas características?

¿Y que además sea limpia y prudente?

¡Vosotros qué vais a saber!

-Si es que sois ustedes unos exagerados.

¿Por qué no dejasteis que el alcalde y yo arreglásemos nuestras cosas...

...sin darle este berrinche?

Y "aluego", con el tiempo, todos terminaríamos amigos.

-¡Susan, coño!

Hija, no me vengas ahora también con indirectas.

Que no lo pongas, Rocío.

Que estoy seguro de que no es sonámbulo.

Que lo hace para humillarnos.

¡Estoy seguro, estoy seguro!

Y si se hace pis en el salón, ¿quién lo limpia?

Yo.

¡Ay!

¡Qué nochecitas nos estás dando!

¡Cabo Gutiérrez!

¡Cabo Gutiérrez!

¡Venga, hombre!

Se nos ha ahorcado el alcalde.

¿Cómo?

Se nos ha ahorcado.

¿Estaba enfadado porque el cura y yo no salimos a recibirlo?

No creo ni que se haya enterado. ¿Se lo has contado al cura?

No. Si la cosa no va con ustedes.

Le molesta que quieran quitarle a la chavala que se ha traído.

¡Huy!

¡Qué asunto más feo! Razón de más para avisar al cura.

Orina

Porque tú eres sonámbulo, ¿verdad?

Voy a ir al ayuntamiento.

No, hijo, si yo te lo agradezco.

Ya sé que lo haces para que no esté solo.

-La soledad es muy mala.

A no ser que le moleste que siendo yo negro...

-No, hombre, no.

¡Qué disparate!

¿No estuvo Jesucristo en el Gólgota clavado entre dos ladrones?

Aparte de que hoy se tiene un respeto imponente...

...por las minorías étnicas.

Por eso me extraña que quieras colgarte conmigo.

Y a ti en el pueblo no te falta de nada.

Hasta tienes una novia guapísima.

¡Y blanca!

-Como usted sabe, la Gabriela está casada con Carmelo, el borracho.

Que por culpa del alcohol o por inhibiciones de tipo psicológico,...

...padece de una impotencia de mil pares de cojones.

Pero como el cura entiende que puede ser una situación reversible,...

...no cancela el matrimonio para que legalicemos nuestra situación.

-¿Tienes tabaco?

El negro se ha ahorcado también.

No, el negro no.

Se ha ahorcado el alcalde.

Y Nge Ndomo.

No, hombre, no sea usted pesado. Si vengo yo de allí.

Se ha ahorcado el alcalde...

Y el negro, que lo sé yo.

¿Quién se lo ha dicho?

Yo lo he notado.

¿Que lo ha notado?

Sí, cosas que me pasan.

Tú de lo del cuerpo místico de Cristo ya no te acuerdas, ¿verdad?

Fíjese, don Andrés,...

...y a mí que "me se" olvidan las cosas de Iglesia.

Me acuerdo mucho de la historia de España, pero mucho.

Es más, yo creo que siempre tengo presente la historia de España.

Pero las cosas de Iglesia "me se" olvidan.

O sea, que no cree que deba entrar y hacerme valer delante de mi mujer.

Si es que la tienes perdida, Carmelo.

Mientras padezcas la impotencia coeundi...

Eso es muy bonito decirlo.

Pero ella es mi mujer legítima y yo estoy haciendo un papelón...

Yo, en tu caso, aunque es un modo de hablar,...

...porque yo no estoy ni estaré en tu caso,...

...aplicaría el principio de "a enemigo que huye, puente de plata"

Hombre, puente de plata encima...

Oye, mira a ver.

Vete a la iglesia y vigílame a tu otro yo.

Lo he dejado en la sacristía enganchado a la garrafa...

...y mañana no queda vino para consagrar.

Lo sé, que me conozco yo a ese.

Usted échele un ojo a la Gabriela, que la tengo ahí con el querido,...

...y me puede dejar la honra, pues eso, hecha una mierda.

Ya miro yo eso ahora, no te preocupes.

¿No se habrá ahorcado el alcalde porque no salimos a recibirlo?

No. Parece que se ha ahorcado porque la gente joven...

...quiere que la muchacha que ha traído sea comunal.

Yo la he visto y me he dicho: "Vaya un pijo".

He comprendido a los jóvenes porque la muchacha es un pimpollo reventón.

Todo eso lo he pensado para mí, no lo he exteriorizado.

Es decir, tanto lo de "vaya un pijo" como lo de "pimpollo reventón".

Ha sido para mis adentros.

Y no he intervenido porque lo primero que me vino a la cabeza...

...fue el tema del libre albedrío.

Hombre, es que el tema del libre albedrío...

...viene aquí pintiparado.

¿Verdad que sí? ¡Con lo bonito que es ese tema!

Dentro de la Guardia Civil no podemos usarlo.

Lo que es buena voluntad en los primeros escalones,...

...cuando se llega a teniente coronel,...

...se ponen las cosas de una manera que ni libre albedrío ni nada.

Que si las ordenanzas esto, que si lo otro...

Y de ahí no hay quien los saque.

Pues es una pena.

Pero le advierto que con los nuestros pasa lo mismo.

Que no se entere un arcipreste...

...que vas un poco ligero con lo del libre albedrío.

Se te cae el pelo.

Es que no hay confianza, no hay confianza.

Porque el libre albedrío, bien usado, no tiene ningún peligro.

Ahora, si eres un atolondrado con la sesera hueca...

Claro, que los que son así se van de mujeres antes.

Es el vicio que más tira.

Y eso que nos ponen las sotanas, que son como faldas,...

...para que, hartos de verlas, no nos llamen la atención.

Pero, claro, el que es vicioso...

...va a lo que hay debajo, ¿me entiende?

Se refiere usted al sexo.

Al sexo femenino.

Exactamente.

Que ofrece un enorme atractivo desde el punto de vista del vicio.

Y una eficacia impresionante.

¿En qué sentido?

Usted fíjese en las gallinas.

Sí.

Bájese, alcalde, que está haciendo el ridículo.

-A estos ni caso les vamos a hacer.

¿Verdad, Nge?

-Ni caso.

-En una situación tan apurada como esta,...

...quiero dedicarle unos fandangos.

Por no tener adónde sentarme,...

...yo me senté en una piedra.

Por no tener adónde sentarme,...

...la piedra al verme tan pobre,...

...se rompió por no aguantarme.

¡Ay, "probe" del hombre que es pobre!

Y ahora me voy a marchar porque tengo la caballería de parto.

¿Eres de Andalucía?

-De Santander, pero tengo gracia en el hablar.

-Pues como le iba diciendo,...

...los compañeros de Harlem tienen otros medios, otra infraestructura.

Aquí, por ejemplo, yo puedo ser ilegal.

Pero si quisiera ser clandestino, me costaría mucho.

¿Comprende el matiz?

-¿Para qué quieres ser clandestino?

-No digo que quiera, digo si quisiera.

-Qué jersey te estoy haciendo, Nge.

Mira qué alegre.

¿Quieres que te lo deje cortito tipo mambo o largo?

-Chica, me da lo mismo.

Si refresca, me lo echas por los hombros.

¡Venga!

¡A bajarse!

-Quieren ayuda o será una masacre...

¡He dicho que los dos abajo!

No lo digo más.

-¿Y si yo no quiero?

-Que él es la autoridad civil, no confunda las cosas.

¡Que a bajarse, coño!

Tantán.

Fijaos bien. ¡Tantán!

Tantán.

Distancia buena de manos, ni mucha ni poca.

Tantán.

Si no apuntas, ¿cómo vas a memorizar?

-Estoy deprimido, déjeme en paz.

No te preocupes, hija, no te asustes.

Por ahí hemos pasado todas.

Lo único que quiere decir es que ya eres mujer.

Si tu padre te viese hoy, con lo que le gustaban estas cosas...

Vamos a llegar tarde a misa.

-Es que no tengo cuerpo, madre.

A mí hasta ahora no me lo habían detenido nunca.

Cuando pillan a Nge con las cabras, ¿lo retienen o lo sueltan enseguida?

-Al principio lo llevaban al cuartelillo, pero ahora ni eso.

No es lo mismo hacer estampas con las cabras que plagiar a Faulkner.

¡Cómo huele hoy a lomo de ángel!

Huele, hija, huele.

-No, madre, no. No tengo humor.

-¡Pero qué sosa y que pava eres, Adelaida!

¿Tú no sabes eso de "líbreme Dios de los males físicos,...

...que de los espirituales ya me libraré yo"?

Tú no tienes carácter ni hombría.

Hala, vete por ahí a pasear la depresión esa.

Hablan en francés

¡Quítate de en medio!

Después del susto de anoche y del ridículo que hice por tu culpa...

-¿Por qué te puse en ridículo?

-Parecía yo una cualquiera.

Con la Susan esa esperándoos al alcalde y a ti.

-¿Qué tiene de malo eso?

¿Da vergüenza esperar a un negro? -No.

-Mucha minoría étnica y te da vergüenza esperar a un negro.

-Déjame en paz. -Para los coitos sí valgo, ¿eh?

Y para bailar para Changó.

Timbales

-¡Nge!

Te cambio el papel.

-Sois lo más miserable que existe. Las serpientes os harían sombra.

Si ni siquiera eres negro, ¿cómo vas a hacer mi personaje?

-¿Por qué anda usted en zigzag, señor Nge?

-Así se tarda más en hacer el camino y se piensa mejor adónde va uno.

"Dominus vobiscum".

-"Et cum spiritu tuo".

Cantan "Kalinka"

-¡Que no es el momento, hombre!

-Me gustan más con sus uniformes.

Hombre, es que el uniforme...

Pero al ser disidentes...

-Se les pone hasta otra cara.

La traición carcome, corroe y afila los rasgos.

Lo decía Cicerón de Catilina.

¿Decía usted algo, señora?

Oye, ¿te duele el cuello?

-No, no. Dolor no.

Solo un poco rozado.

-Rozado yo también lo tengo, y me duele por dentro.

Por el galillo.

-Te voy a poner yo unos fomentos muy buenos que se hacen en mi pueblo.

Cantan "Kalinka"

Así llevan desde la consagración.

-¡Paquito, ven acá!

Anda, echa un pregón de esos que tú sabes y que a mí me gustan tanto.

¡De orden del señor alcalde, se hace saber...

...que estemos todos a las 12 en la plaza para hacer flash-back!

-Podían meterse el "fla-bla" donde le dijese.

-¡Eh, que yo soy gallineja y a las 12 dicen misa!

Elena, muchas gracias por no haberme arrancado.

Yo sé que es la costumbre.

Y también sé que cuando te quedas con el rizoma al aire,...

...un mal viento o la simple cagada de una moscarda te pueden matar.

A los de este pueblo no hay que hacerles caso.

Quizá hubiese sido mejor quedarse ahí abajo.

Aunque, viéndote a ti, pienso que merece la pena haber brotado.

-Te voy a bautizar.

-Lo que tú digas.

-Esto consiste en echarte agua en la cabeza.

-No, si el agua me vendrá incluso bien para crecer.

-Yo te bautizo con el nombre de... ¡Mariano!

-Pero ¿cómo que Mariano, cómo que Mariano?

-Como mi abuelo.

-No me fastidies, mujer.

A mí me apetecía llamarme Luis Enrique.

-Yo he pensado que a mí también me interesaría ser intelectual.

Como no tengo nada que perder...

Mira tú.

Labras como todo el mundo, con la misma fuerza y sin torcerte.

Sigues siendo una persona sencilla.

Llevas dos o tres inviernos que ni un mal constipado.

Y si además se puede hacer lo que haces con la mujer del médico,...

Leer novelas sin estropearlas.

Decir glande,...

...víscera, paradigmático...

Pues no sé, chico, no sé.

Yo no le veo más que ventajas a esto de ser intelectual.

Y más ahora, que me he quedado huérfano.

-Entonces conviene que empecemos por el materialismo dialéctico.

Por tener una base, ¿sabes?

Pero en resumidas cuentas, ¿usted qué es lo que hizo?

Maté a mi mujer.

Pero eso es un disparate. No, ni mucho menos.

¿Por qué?

¿Por qué la mató?

Porque era muy mala.

Me fastidia decirlo delante de mi hijo, pero es la verdad.

¿Y esto lo saben en Madrid?

Hombre, pues claro.

Nada más matarla fui a la comisaría y le dije al comisario:

"Señor comisario, yo he matado a mi mujer porque era muy mala".

¿Y qué dijo el comisario?

Hombre, ¿y qué quiere usted que diga?

Un comisario siempre es un comisario, ¿no?

Hombre, que tampoco hay que llegar a estos extremos.

Y que las cosas hay que tomarlas con calma.

¿Y no lo detuvo?

No, no me detuvo.

Es un caso sencillo. Lo entendió muy bien.

¿Se ha confesado usted de esto?

En la comisaría no me han dicho nada de confesarme.

Pues se lo digo yo, alma de cántaro.

¿Cómo puede andar tranquilo con un pecado tan gordo en la conciencia?

¿No ve que si se muere, va a las calderas de Pedro Botero?

¡Ah!, pues mire, sí. Tiene usted razón.

Pero yo no había caído en eso.

No se preocupe, ahora mismo voy a confesarme.

¿Entonces de detenerlo no...?

Hombre, no voy a ser yo más papista que el papa.

Si en Madrid no lo han detenido, ¿no querrá que crean...

...que quiero enmendar la plana a los de la capital?

Yo no soy de esos. Yo no ando por ahí dándome pisto.

¿Y usted dónde da clases?

En Oklahoma. En los Estados Unidos.

Sí, señor.

¿Y cómo anda por allí la política?

Revueltilla, ¿eh?

¿Hay mucho Opus?

Hablan todos

¡Callarse!

¡Callarse!

¡Callarse un momento para que se me oiga bien!

¿Os acordáis de lo que estábamos haciendo...

...el 24de agosto de 1947?

Pues a hacer lo mismo, a hacer flash-back.

-¡Que se ha cargado a los belgas!

-¡Callarse!

¡Venga!

-Como en el año 47 estarían en Bélgica,...

...allí se habrán ido.

-¡Qué gente tan formal!

-Cuando nosotros notamos, como hace un ratito,...

...que algo nos empuja en presión para irnos,...

...nos concentramos con la técnica del carnero, que se llama,...

...o también del "no go home".

Y nos quedamos sin irnos.

-Yo en el 47 era niño de teta y se me ha muerto mi madre.

En algún sitio tendría yo que mamar, alcalde. No sé si me entiende.

-¡Venga, venga!, dejaos de tonterías. ¡Y hala, a hacer flash-back!

-Queremos la muchacha.

-¡Que no me quiero enfadar, que no me quiero enfadar!

-Déjeme tocarla para ver si está turgente.

-A usted le sobra mujer.

-Alcalde, no te enfades y déjales a la muchacha.

-Vosotros sois unos salvajes...

...y os vais a acordar de esta como no hagáis flash-back.

-¡Este alcalde nos toca las pelotas!

¿Se dice así, se dice: "Nos toca las pelotas"?

¿Sí? ¡Oh, bien!

(TODOS) ¡Queremos la muchacha para ponernos ciegos...

...y para que ella se entere de lo que es bueno!

-¡Pues ni muchacha ni nada!

Y pongo mi cargo a disposición del pueblo soberano.

Mañana, elecciones generales. ¿Me oís?

-Pero, alcalde, ¿se ha vuelto loco?

Habrá que hacer campaña, pegar carteles...

-¡Tampoco somos tantos!

El que quiera hacer campaña que la haga esta tarde.

Carteles no quiero ver ni uno. ¡Que ya nos conocemos todos la jeta!

¡Así que nada de carteles!

-¡Eh, vosotros, venid!

Venid todos, oídme.

Que me he enterado de que mañana hay elecciones.

Bueno, si mañana hay elecciones, esta tarde a las siete hay rogativas.

Os quiero ver a todos aquí, en la puerta de la iglesia,...

...a las siete en punto.

Y no lo digo más.

Mire, mañana va a votar su padre.

Venga, Bruno, no se enfade.

Qué nochecita me han hecho pasar.

Se me vinieron encima todos los recuerdos.

Por poco no confieso a las paredes del calabozo que yo maté a Perón.

¿Y qué quiere que yo le haga?

Es muy gordo haber plagiado a Faulkner.

Había que enmendarlo.

Quemé el manuscrito y le dije a su señora...

...que tirara ese sombrero horrible que tiene.

Ahora ya puede salir.

Está libre.

¿Libre?

Pero vos no entendés nada.

Hace años que estoy intentando andar en bici.

He comprado todas las colonias y ni una se parece al lomo de ángel.

No puedo dar dos pedaladas sin caerme ni oler como los otros sudamericanos.

Anoche mismo, entre sueño y sueño de humillación y tortura,...

...estuve pedaleando en el aire.

Y solo saqué en claro un hormigueo en las piernas.

Perdónenos, Bruno.

No sabíamos.

Además me casé con la Padington por el dinero.

¿O es que no se nota?

Ya comprendo.

Ya comprendo.

Usted ya se ha dado cuenta.

-¿De qué? -De que estamos ocupando el pueblo.

-¡Qué capricho invadir este pueblo!

-Soy del pueblo de arriba, estamos invadiéndolos.

Hale, aquí os dejamos.

Portaos bien.

No deis guerra.

-Se han empeñado y...

-No nos molestan. Nos alegra verlas por aquí.

Primer punto: elecciones.

Segundo punto: novedades.

Como ya sabéis, mañana hay elecciones.

Tenemos que decidir primero quién se presenta a puta.

Segundo, quiénes se presentan a adúlteras.

Tercero, si hay alguna que quiera ser monja.

Y cuarto, si hay alguna que le interese ser marimacho.

Primero: ¿quién se presenta a puta?

-Perdonadme, es una cuestión de orden.

¿Vamos a elegir al tonto del pueblo?

Es que mi hermano ya está harto.

-Esta vez no. Es un embolado que nos metían los hombres.

Decían que nosotras elegíamos mejor al tonto que podía darnos más juego.

Este año eligen ellos, que nosotras ya tenemos bastante.

-Yo quería comentar otra cosa.

A una amiga le ha salido un hombre en el bancal.

Y no sabe si para tener relaciones con él,...

...hace falta un acuerdo de todas nosotras o hay libertad.

-Esta lo que es es una fresca. -¡Ea!

-No creo que un acuerdo haga falta.

Pero es importante saber si la relación la hay o no.

-Por acuerdo. Salen pocos hombres en los bancales.

-Dejemos esas cosas y sigamos el orden del día.

¿Puta entonces? ¿Te animas otra vez, Mercedes?

-Me da igual. Llevo ya tres ejercicios.

Si no queréis el relevo, me da igual.

-¿Podía interesarte a ti, Merceditas?

-Siendo la prima del cura, no sé si es lo más propio.

-Anda, hija, y qué más da.

-Bueno, que si da. Claro que da.

-Haría como con su tío, y cobrando.

-Si no pones inconveniente, te elegimos por aclamación.

-Por mí, si no se cansan los hombres...

-Ya te encargarás tú de que no. ¡Elegida por aclamación!

Segundo punto: adúlteras.

Yo aquí haría una salvedad.

Las mujeres de los guardias civiles no deberían enterar en la elección.

Porque sabiendo el carácter de esos hombres, me parece un riesgo.

-No, si no nos importa.

Si verán que ni venimos a las reuniones normales.

Pero como ahora hay más ambiente en el pueblo,...

...no queríamos pasar por tontas.

Volga, Tom, Ural.

-De Europa ríos son.

-Garona, Sena, Escalda.

-De Europa ríos son.

-Tíber y Sar.

-De Europa ríos son. -Elba.

-De Europa ríos son. -Mura.

-De Europa ríos son. -Labe.

-De Europa ríos son.

De Europa ríos son, de Europa ríos son.

-Si a 508, sumo 32,...

...y a 140 le añado un dos,...

...luego multiplico por 43,...

...resto 1500, divido entre 100,...

...me sale 200,86.

La verdad es que yo termino todos los días destrozado.

-Pero se aprende, ¿eh?

¡Góngora!

¡Quevedo!

Si usted quiere que sea en latín, padre, Virgilio.

Horatio.

Pero esos ripios no.

Reza en latín

-Es triste morir sin terminar de brotar.

Y que empezó a salir en el siglo XVI, se dice pronto.

Parece que en el siglo XVIII se dio a las mujeres con muchísimo exceso.

Y se le plantó el crecimiento.

Yo, cuando termine de brotar, me voy a dedicar a las mujeres todo el rato.

A estar con ellas en la cama, porque es tanto lo que tiene uno oído...

(TODOS) Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores,...

...ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Letanías de los que están en los cielos.

Por los querubines.

-Dadnos, santos del cielo, claridad de juicio.

-Por los serafines.

-Dadnos, santos del cielo, rigor científico.

-Por los tronos.

-Dadnos, santos del cielo, cuerpo de doctrina.

-Por las dominaciones.

-Dadnos, santos del cielo, mucho discernimiento.

-Por las virtudes.

-Dadnos, santos del cielo, la capacidad de relativizar.

-Por las potencias.

-Dadnos, santos del cielo, una visión global bastante aproximada.

Truenos

-Parece bueno, ¿eh? -Yo creo que es de Calasparra.

-¿Recordáis cuando nos mandaron los santos conformidad?

-¡Toma que si me acuerdo!

Lo mismo nos daba un so que un arre.

-Mejor este arroz.

-¡Y los higos!

Si echaran higos...

También es la costumbre tocarse las manos,...

...apretárselas, juguetear con los dedos...

Y luego vienen los besos.

Los besos se dan con los labios.

Y depende de dónde beses, da más o menos gusto.

Se suele empezar de menos a más.

Te pongo un ejemplo.

Tú me besas a mí en la mejilla.

Y eso a mí me gusta.

Pero es como si me besara un pariente o un amigo.

Es decir, como ya tengo costumbre, se disfruta menos.

Pero luego, cierro los ojos...

...y tú me besas los párpados

Pues ahí se ve algo más de amor, ¿entiendes?

Un tío tuyo no te besa los párpados.

Primero me besas los párpados.

Y luego...

...me besas los labios.

Primero besos pequeñitos.

Y luego besos de morrete.

Ya los vas dejando más blandos y los vas apretando con los míos.

Pero ¿qué pasa?

¿Por qué te me vas para dentro ahora?

-No me digas esas cosas.

Hago palanca con la punta del pijo y me voy para abajo.

¡Alto ahí! ¿Qué es eso?

¿Qué están haciendo?

-¿Pues no ve usted?

-¡Eso es!, sin preparar, sin nada... ¡A lo bruto!

La muchacha así no va a disfrutar. Eso hay que prepararlo.

Unas caricias, unos besos...

Coño, lo que se dice una preparación.

-Claro, animal.

-Esta y yo siempre lo hacemos así.

-Acaríciala y aprende a hacer las cosas como Dios manda.

¡Pelopijo!

Nosotros nos volvemos de espaldas para que estéis más a gusto.

¿Te está acariciando? -Sí.

-¿Y a que es mejor?

-¡Dónde va a parar, mucho mejor!

¿Qué hacemos, Rocío?

No sé, yo creo que seguir.

Es que yo estoy casi seguro de que no es sonámbulo.

Tú sigue y déjalo.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Y fueron felices y comieron perdices.

Y a nosotros nos dieron con la puerta en las narices.

Ea, pues nosotras nos vamos, que es muy tarde.

Da las buenas noches, hija mía.

-Buenas noches.

Buenas noches. Buenas noches.

-Que descansen.

Igualmente, señora.

Esta mañana, niños queridos, hay algo nuevo en el aula.

Hay algo nuevo que vosotros podéis ver.

Me refiero a esos dos señores del fondo.

Y hay algo nuevo que vosotros no podéis ver todavía.

Porque sois muy pequeños.

Pero yo os voy a enseñar a verlo porque esa es mi obligación.

Quizá mi única obligación.

Hoy hay en esta clase una falta absoluta de libertad.

Esos dos señores, que no son niños, que no son yo mismo,...

...y a quienes he intentado impedir que entrasen,...

...se han colado aquí y me han exigido que os haga un examen...

...para que ellos puedan calibrar el estado de vuestros conocimientos.

Y después de todo esto, pretenden, ¡ja!, reíos conmigo, ¡oh, niños!,...

...que creamos que la suya es una ocupación pacífica del pueblo.

¡Qué mayor violencia que la que se ejerce contra el espíritu!

Examen.

Tomad nota de las preguntas.

Las ingles, su importancia geográfica.

¿Son verdad las ingles?

Historia de las ingles. Las ingles en la Antigüedad.

Las ingles de los americanos. ¿Cómo hay que tocar las ingles?

El ruido de las ingles. Las ingles más famosas.

Las ingles y la literatura. Un kilo de ingles.

Las ingles y la cabeza. Relación si la hubiera.

Las ingles en Andalucía, y el clavel.

Teoría general del Estado y las ingles.

Las ingles negras. ¿Hay una ingle o hay muchas ingles?

Las ingles de los actores. La ingle y Dios.

No ha nacido la ingle que me domine.

Las ingles descabaladas, su porqué.

Las ingles putas. Dibujo de las ingles.

¿Es carne la ingle? El jaque a la ingle.

¿Satisface hoy en día una ingle?

¿Qué ingle?

Contestad a las preguntas.

-¿Ha terminado usted ya?

-Sí, señor.

Nge Ndomo Álvarez Martínez.

Vota.

Catalina Álvarez Martínez.

Vota.

-Pero, bueno, ¿y ahora qué tripa se te ha roto?

-Es que no puedo remediarlo, madre.

Me emociono cada vez que voto.

Es que son muchos años de lucha.

Lincoln, Lumumba, Cassius Clay...

-Esto sí que es llegar y besar el santo.

Acabo de venir al mundo y lo primero, hale, a votar.

A ejercer de ciudadano de pleno derecho. ¡Qué adelantos!

Ayer me dejaron allí al muerto y he pasado una noche con nauseas.

Quiero ser torero. ¿Qué hay que hacer?

No es decente, Remedios, claro que no.

Salgo por un cólico nefrítico, que luego no es un cólico nefrítico,...

...sino un crujido de riñones por mala postura, y a votar,...

...y cuando vuelvo me encuentro otras dos bocas que alimentar.

Tú me dirás qué régimen de vida es este.

-Se lo he dicho, don Alonso.

Se lo he advertido.

¿Cuál de los dos vota? ¿O los dos?

Hombre, vota tú, que estarás más espabilado.

Ese tiene mejor gusto.

Y es más desinhibido, y más progresista.

Pues que vote él, si no. Además los intereses no serán los mismo.

-O que voten los dos.

Por cierto, esto de desdoblarte que haces ahora tanto, ¿a qué viene?

Antes no lo hacías.

La Gabriela me dijo que le gustaba y yo...

La Gabriela, mientras tengas impotencia coeundi,...

...no te va a hacer caso.

A ver si estando sereno a medias se me quita la impotencia coeundi.

-Pues a mí el otro día...

..."me se" puso tiesa.

Sí, hombre, lo entiendo.

Es mejor así y no meterse en los gastos de una edición.

Para que luego el cabo, en lugar de quemar el manuscrito,...

...queme 2000 ó 3000 ejemplares.

-Me alegro, porque estas cosas si no se asimilan...

-Enhorabuena, están votando divinamente.

-Muchas gracias. ¿Cómo llevan la invasión?

-Ahí, tirandillo, ya se sabe que las cosas de palacio...

-Bueno, pues suerte.

-Quería hacerte una pregunta.

-Dime.

-¿Y a Nabokov, se le lee mucho aquí en el pueblo?

Te lo preguntaba porque... Bueno, he vuelto a escribir.

Y me está saliendo "Ada o el ardor".

¡Pero sin querer!, ¿eh?

Pensé: "Quizá, los dos somos exilados".

Te voy a coger un día y te vas a enterar.

-Será por la suerte que tengo.

-Me da lo mismo. Eso que haces tú no se hace, ¿entiendes?

-¡Pues ahora no voto!

-Vota, no seas tonto.

-También usted ha elegido el momento, ¿eh?

-Tú vota; luego hablamos.

Venga, daos prisa, que estamos rendidos.

Pues estoy por decirte que sí, fíjate.

-Así cambias de aires, que lo tuyo es obsesivo.

-Paquito, ¿estás tonto o qué?

-Tiraban de mí hacia arriba.

-¡Ah, bueno!

No te asustes, eso ya pasó aquí una vez.

Eso es que vas a subir a los cielos en cuerpo y alma.

-Pero hoy no, hombre.

He quedado con una viuda del pueblo de arriba esta noche. No me jodas.

¡Ay, que alguien se ha equivocado ahí arriba!

¿Mañana, dicen ustedes?

Pues sí, señora. Mañana.

Pues lo vamos a sentir.

Mi hija y yo habíamos pensado comprarnos ropa nueva.

Camisones y todo.

¡Qué se le va a hacer!

Nosotros hemos votado y nos vamos. ¡Ah!, pero ¿venían a votar?

No, vinimos porque nos lo dijo Pepe.

Y porque mi hijo está de año sabático...

...y le he comprado un sidecar.

Por lo mismo que nos vamos.

¿Y no podrían quedarse unos días más?

¿Unos días más? No haga que me enfade, señora.

Perdone un momento, padre.

A mi padre no le lleve la contraria. Se lo digo por su bien.

Es mejor no llevarle la contraria.

¿De qué te ríes?

La luna llena, que me dan ataques de risa y me pongo malo.

Oye, ¿y desde cuándo te pasa a ti eso?

Pues desde que llegué a Oklahoma.

Como lo del hombre lobo, pero con la risa.

Bueno, ¿o tú eres gilipollas o es que tienes una alergia?

Ya estoy mejor, padre. Vamos.

En resumen, hemos ganado los de siempre.

O sea: yo, alcalde.

De cura, don Andrés.

De maestro, no se ha presentado nadie; o sea, que sigue don Roberto.

De puta, Mercedes.

Han salido cinco adúlteras.

Pero esto ya se lo diremos a ellas...

...para que los maridos, si quieren, se enteren, y si no, pues no.

Monja no hay.

Que no ha salido.

La Cristina va a probar de marimacho unos meses.

Y don Cosme, de homosexual.

(TODOS) ¡Viva!

-También ha salido que los de la invasión se tienen que ir.

Vale. Y si hay algún americano, también.

No, tú no. Tú estás en Oklahoma cumpliendo con tu obligación.

Así que si quieres, te quedas o si quieres, te vas.

¿Qué quieres?

Yo quería defender a los americanos, que también tiene cosas positivas.

Vete a la mierda, hombre.

Bueno, lo primero que quiero deciros es que como ya conocéis mis ideas,...

...la muchacha me la quedo para mí solo.

-¡Alcalde!

-¡Sí, alcalde!

¡Que todos somos contingentes, pero tú eres necesario!

-¡Viva el alcalde!

(TODOS) ¡Viva!

-Falta una cosa. En cuanto a los elegidos para el orden público,...

...tiene que deciros algo el cabo Gutiérrez.

-¡Viva el cabo santo!

(TODOS) ¡Viva!

Ha ocurrido algo que os tengo que comentar.

La Guardia Civil ha perdido las elecciones.

Murmullo

Las ha ganado la secreta.

Eso sí, la secreta somos nosotros mismos.

Menos... Menos Fermín.

Fermín queda fuera de las fuerzas de orden público.

En cualquier caso, yo pido un aplauso muy grande...

...para el guardia Fermín.

(TODOS) ¡Fermín!

¡Fermín!

¡Fermín!

¡Fermín!

¡Fermín!

¡Fermín!

Hola.

Hemos discutido, alcalde del pueblo, entre nosotros...

...para ver si la técnica del carnero era bien de aplicar aquí.

Y hemos votado y "hemos salido" que usted nos toca las pelotas,...

...alcalde.

Y que nos vamos.

Pero, sin embargo, cuando seamos líderes...

...con todo el poder omnímodo,...

...no nos olvidaremos de que usted nos tocó las pelotas.

Y ese es el resultado nuestro.

Y podemos quedarnos, pero nos vamos.

Pues, mire, mi hijo,...

...aunque es ingeniero y da clases en Oklahoma,...

...tiene alma de artista.

Ha nacido así. ¡Qué se le va a hacer!

Pues, bien, esto de la risa no le ocurre a todo el mundo.

En Oklahoma no es tan raro, padre. ¡Pero aquí sí es raro!

¡Coño!, ¿me oyes?

Es que yo soy su representante.

Está rico, ¿eh, guapa?

Tener negocio propio me ha lastrado para ser un hombre de acción.

Yo hubiera podido ser una leyenda, o una epopeya si fuéramos varios.

Lo que yo quisiera para este ejercicio...

...es que cuando vayáis a usarme, id antes a casa...

...y os quitéis el mono de labrar.

Porque llegar así, con traje de faena,...

...da mucha sensación de pobreza.

Y de prisa, y de falta de cariño.

En fin, a los errores hay que sacarles dinero.

Y aquí me tienes.

Ya sé que la luz no cura la ceguera...

...y que la única patria del hombre es su propia muerte.

Por eso yo vivo de una manera muy personal.

De entrada, nunca pensé que fuera a perder la Guardia Civil.

Un cuerpo tan prestigioso y...

Ya ves, los electores son veleidosos. Les gusta la novedad.

Por eso a Armando y a mí se nos ocurrió lo de la secreta.

Lo de que te quedases fuera fue idea mía.

En el peor de los casos, tú hablas bien, sabes escribir a máquina...

¿No habrán visto a Cascales? ¿Eh?

El que quería cambiar de personaje.

No.

Yo tampoco, pero no se fíe de mí porque con estas gagas no veo.

¿Qué, padre, nos vamos?

Hombre, realmente nos hemos divertido tanto ya...

...que podemos salir zumbando.

Sí.

Padre...

O se gana el vino aquí, al tiro,...

...o mañana no consagra, que se lo digo yo.

Tú eres un borracho sinvergüenza...

...que nos estás dejando sin el vino de consagrar todos los días.

Y te voy a romper la cabeza.

Ve tú, hijo. Ve.

-Gracias, mi cabo.

(TODOS) ¡Fermín!

¡Fermín!

¡Fermín!

¡Fermín!

Un morrete, un morrete.

Ten cuidado.

Ten cuidado, mujer, que me estás torciendo el pie y... ¡Ay!

-¿Qué te he hecho?

-Mírale tú qué gracia.

¡Hala, cojito para toda la vida!

Tampoco hemos elegido la mejor noche para irnos.

No veo tres en un burro.

Con las gafas puestas estoy sonriendo.

Si me las quito, me descojono.

Joder con la sonrisita de los huevos.

Mira, hijo, no te preocupes.

Si falta muy poco para amanecer.

Como las tías estas no nos dejaron dormir en su casa, paciencia.

La hija lloraba cuando nos íbamos.

Las encontraremos mejores en Francia.

¿Se empeña en ir a Francia?

Hijo, a ti, está visto ya...

Pero ir con esta moto hasta Francia tiene mucha tela, padre.

Ya verás tú qué mujeres y comercios nos vamos a encontrar.

¿No decía que todas las mujeres eran malas?

No, hombre, las francesas no.

Las francesas son como tíos, que sirven para todo.

Lo malo son los tíos, que parecen mujeres. No sirven para nada.

¡Joder, padre, joder!

¡Joder!

Hombre, ya te ha salido el muchacho.

No, no, no he salido. De salido, nada.

Me ha arrancado de cuajo.

Y, hala, cojito para toda la vida.

¡Hombre!, ya te ha salido el muchacho.

No, no he salido.

Han tirado de mí, y cojito para toda la vida.

¿Se van ustedes?

Sí. Como esto ya está visto, pues nos vamos a Francia.

¡Ah! República Francesa.

¡República Francesa!

Nosotros vamos a despedir a Fermín.

-Sí.

Mi marido es así y se le ha ocurrido que vayamos todos a ver amanecer.

Así que es bonito aquí el amanecer, ¿eh?

Precioso.

Fíjese que uno, por necesidades de servicio,...

...ha visto tantas geografías que se le queda chico el mapa mundi.

Y no hay amanecer como el de estos valles visto desde aquí.

Hijo, yo creo que debíamos acompañarlos.

Porque una cosa tan sutil y que llame la atención...

...de la Guardia Civil, con lo fieros que son,...

...es que tiene que ser algo muy llamativo.

Vamos.

Nosotros nos vamos.

¡Que lo disfruten! Gracias.

¡Adiós!

Coja usted el cerdo, padre.

Es allí, padre. Es allí.

¿Y dice usted que es muy bonito?

¡Oh, precioso! Verá usted, el sol sale por allí.

Entre aquellos dos montes.

Los montes se llaman el Mortero de Pertusa y el Hituelo.

Después, el sol se refleja en el río Corcos.

Brillan las aguas en el río y se doran las copas de los álamos.

Al rato, la línea del sol trepa por las laderas de este lado.

Y esto, que parece una película en blanco y negro,...

...coge los colores de las flores y de los arbustos...

...y se vuelve todo technicolor.

Vamos a sentarnos para verlo mejor.

Ya te puedes quitar las gafas, hijo.

Sí.

¿Qué hora tienes?

Las siete y cuarto.

¡Qué raro! Yo diría que en este tiempo amanece a las siete.

Coño, padre, que nos está amaneciendo al contrario.

Lo que yo decía.

¡Yo no aguanto este sin dios!

¡No, señor!

-Cabo, ¿qué hace?

¡Cálmese!

Pues arreglar esto va a llevar su tiempo.

Esto tiene pinta de ser una avería gorda gorda.

A mí me acojona. Nosotros nos vamos a Francia.

Allí estarán igual. ¡Qué va, hombre!

¿Cómo van a consentir los franceses que ocurra una cosa así?

Ellos son mucho más cuidadosos con sus cosas.

¡Y un comercio, y unas tías que tienen...!

¡Joder!

La verdad, padre, es que Pepe los tiene cuadrados.

Cálmese. Dámela, Fermín.

A ti no te hace falta. No sea usted así.

¡Devolvédmela!

¡Me cago en el misterio!

Cálmese.

Cine en TVE - Amanece que no es poco - ver ahora

Pasamos de uno de los más grandes del cine español al día más espectacular en los Ángeles, porque ya está todo listo en el Teatro Dolby para la edición 92ª de los premios de Hollywwood, nosotros calentamos motores 

 

Llega a la cartelera El Escándalo de Jay Roach con tres nominaciones a los Oscars, mejor actriz protagonista Charlize Theron, mejor actriz de reparto para Margot Robbie y mejor maquillaje y peluquería. Un escándalo en toda regla: el de Roger Allies en su etapa como director de Fox News por la que fue acusado de acoso. Y una peculiaridad, son las mujeres que le rodean quiénes cuentan la historia. 

 

No dejamos los premios porque hablaremos con un premiado, Enric Auquier que ha pasado del anonimato a convertirse en la gran sorpresa cinematográfica del año.

Si es de los que les gusta disfrutar del cine de animación, esta semana están de surte por partida doble: hablaremos con Carolina López directora del Festival Animac e investigadora del cine de animación y tres son las películas que llegan a la gran pantalla en esta categoría: La Patrulla canina: Rescate a toda velocidad, Lur y Amets y Zibila y el poder de las rayas o lo que es lo mismo, Un perro bombero que se entrena para ser un piloto de carreras campeón, unos gemelos que con la abuela y el gato Baltaxar nos harán vivir un viaje inolvidable a diferentes épocas de la historia y el día a día de Zibila una cebra adoptada por una familia de caballos.

Profundizamos en un estreno Aves de Presa otro de los largos que cuentan con la participación de Margot Robbie

El spin-off de uno de los personajes más famosos del Escuadrón Suicida. Dirigida por Cathy Yan y cuyas primeras reacciones sin haberse estrenado están siendo muy positivas, podría llegar lejos en la taquilla. Junto a Margot Robbie, el reparto lo completan Mary Elizabeth Winstead, Ewan McGregor, Jurnee Smollett Bell, Rosie Perez, Chris Messina, Bojana Novakovic y Ella Jay Basco./p>

Además, del resto de estrenos de la semana, nuestras secciones habituales y muchos contenidos más. Todo en nuestro horario habitual, la noche del viernes, de 00:05 h a 02:00 h, en RNE y Radio 5. No olviden el programa especial que realizamos el domingo, la retransmisión de los Oscar de Hollywood, a partir de las 01:30h hasta el final de la ceremonia, en directo RNE, Radio 5 y Radio Exterior. Más información en RTVE.es

Radio

anterior siguiente