Enlaces accesibilidad

Carnaval: un sentimiento que hay que vivir

  • Arturo Martín visita las fiestas de Tenerife, Cádiz y Águilas
  • La primera agrupación gaditana documentada data de 1883
  • En 1782 el hombre no podía disfrazarse de mujer en Tenerife
  • Sonia Castelani recorre otros carnavales del mundo
  • Juan Otero rescata Deseo carnal, de Alaska y Dinarama (1984)

Por
Memoria de delfín - Carnaval: un sentimiento que hay que vivir - 02/03/19

Para muchos, “es una manera de ser, de estar en el mundo, de analizarlo y de criticarlo”, “un sentimiento que hay que vivir”, y esta semana nos acercamos a esas sensaciones inexplicables que estos días laten en ciudades como Santa Cruz de Tenerife, Cádiz y Águilas, que cuentan con carnavales declarados Fiestas de Interés Turístico Internacional.

Para ponernos en antecedentes, Emilio Martín, catedrático de Geografía e Historia, nos cuenta que se trata de una celebración “que tiene que ver con la entrada en la Cuaresma y en la primavera”; y María Romay, concejala de Transparencia, Participación Ciudadana y Fiestas en el Ayuntamiento de Cádiz, se remonta a finales de 1883 para encontrar “la primera agrupación documentada” en la ciudad. En 1782 nos sitúa José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, para citar las primeras normativas “que prohibían vestirse al hombre de mujer y viceversa”.

Jose Manuel Bermúdez

Desde entonces, los carnavales han luchado contra todo tipo de censuras, especialmente durante el franquismo, hasta convertirse, a día de hoy, “en un altavoz increíble para el pueblo, que toma la palabra y se transforma en escritor de su propia historia”, añade la edil gaditana, que también nos ayuda a diferenciar las agrupaciones de los festejos. “La chirigota es la poca vergüenza, la ironía; la comparsa, lo bonito, lo que transmite reflexión; el coro, la modalidad genuina; y luego están los cuartetos y los romances”, apunta.

“Nosotros no tenemos chirigotas, si no murgas, formadas por más componentes, pero con idéntico objetivo”, completa el regidor tinerfeño.
Por último, Arturo Martín charla con María del Carmen Moreno, alcaldesa de Águilas (Murcia), un lugar “que no se entiende sin carnaval”; y Sonia Castelani nos invita a soñar con otros carnavales del mundo, como el de Rio o el de Venecia.

María Romay, desde Rne Cádiz

Rumbo a la segunda hora de programa, nos detenemos en 1984, año en el que se hermanaron Cádiz y Tenerife, mientras en otro punto de Europa, en Reino Unido, los mineros paralizaron la industria del carbón; y en Japón se publicaba el manga Dragon Ball, de Akira Toriyama. Una obra profundamente estudiada por Vicente Ramírez, que nos escucha desde Los Ángeles. “Hay una tendencia muy llamativa de mejoras en el optimismo en los lectores de manga”, explica el investigador y autor de La Biblia de Dragon Ball (2016), y Dragon Ball. Fenómeno social (2018).

Vicente Ramirez, 'acompañado' por algunos de sus personajes objeto de estudio

Muy carnavaleros llegan Alberto Maeso y Juan Otero para escribir el punto final de este Memoria de delfín pintoresco. El primero, con su chirigota de los medios, para recordarnos estrenos de programas en aquel 1984, como el Ahí te quiero ver de Rosa María Sardá. El segundo, provisto de kazoo y de todo tipo de instrumentos de temporada, para hacer sonar más tarde el Lp Deseo carnal de Alaska y Dinarama, y otros éxitos musicales del momento.

¡Felices carnavales a todos!

Radio

anterior siguiente