Enlaces accesibilidad

Cecilia: sin censura

  • Memoria de delfín redescubre su lado más familiar y personal junto a su hermana Teresa Sobredo
  • De censura y de su faceta como compositora hablan José Madrid, Jesús Caramés y Santi Alcanda

Por
Memoria de delfín - Cecilia: sin censura - 20/10/18

Una sensible revolucionaria, una cronista de la época, una adelantada a su tiempo… Cualquier calificativo parece insuficiente para recordar a Cecilia cuando se cumplen 70 años de su nacimiento y 42 de su desaparición.

Evangelina Sobredo, popularmente conocida como 'Cecilia'

Su carrera se encontraba en lo más alto y, aunque murió a los 27 años, el club de los excesos de Jimi Hendrix, Janis Joplin o Amy Winehouse, le queda demasiado lejos. Evangelina Sobredo perdió la vida en un accidente de tráfico y fue, sobre todo, una retratista del tiempo que le tocó vivir.

Este sábado, su propio retrato queda en manos de cuatro de las personas más autorizadas para inmortalizar su figura. En primer lugar, su hermana y también ahijada, Teresa Sobredo, que presenta a una joven nómada arrastrada por la carrera de un padre diplomático, la quinta de ocho hijos, envueltos siempre en el halo de la música.

Arturo Martín, con Teresa Sobredo, hermana de Cecilia, y el resto de invitados rne

Gracias a su testimonio, descubrimos que el nombre de Cecilia responde a “una imposición de la discográfica, porque era la patrona de la música y porque estaba de moda el Cilia de Simon & Garfunkel”, comenta.

Arturo Martín repasa su trayectoria, su fichaje por la CBS y su lucha inicial por incluir “tres temas en inglés dentro de su disco debut”, como explica José Madrid, periodista y autor de la biografía, Equilibrista: la vida de Cecilia (Ocho y medio, 2011).

También reflexiona sobre su permanente lucha contra los censores, llegando a publicarse, solamente tras su muerte, temas como “Soldadito de plomo” y “Día tras día”.

“Absorbía y luego echaba por la guitarra aquello que veía”, pero “no le gustaba que la encasillasen dentro de la canción protesta”, señala un tercer invitado, Jesús Caramés, descubridor de algunas de sus canciones inéditas y responsable de Cecilianet.com.

Y mientras tanto, componía para artistas de la talla de Julio Iglesias Rocío Jurado, soñando con, algún día, poder dedicarse a la producción discográfica.

Como no podía ser de otra manera, escuchamos títulos como “Me quedaré soltera”, y algunas de las versiones incluidas en el homenaje organizado por Santiago Alcanda (Como lo oyes, Radio 3) en 2017: Mi querida Cecilia. Participaron Ana Belén, Víctor Manuel, Amaral, Pasión Vega y otros grandes nombres. “La comparo a Serrat, está en el mismo olimpo”, confiesa el periodista musical a Patricia Costa.

En otro seudo paraíso en construcción, el de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, nos coloca Antonio Vicente en su regreso a 1948, año que vio nacer a nuestra protagonista. En el plano cinematográfico, se estrenaron largometrajes como El tesoro de Sierra Madre, de John Huston; y El ladrón de bicicletas, de Vittorio de Sica, que entonces recogió su Oscar por un estreno anterior, El limpiabotas. A esta película y al neorrealismo italiano nos aproxima Sonia Castelani.

Roberto Orquera nos acerca al oficio de limpiabotas rne

Además, Memoria de delfín recibe a Roberto Orquera, un ecuatoriano que aterrizó en España hace casi dos décadas, que comenzó como limpiabotas, y que hoy regenta varios establecimientos dedicados al cuidado del calzado en Madrid.

Y si la censura resulta inevitable al recorrer la carrera de Cecilia, tampoco pudieron esquivarla los medios de la época. Alberto Maeso rescata, por ejemplo, la famosa portada de La Codorniz, que decía: Bombín es a bombón como cojín es a equis. Me importa tres equis que me cierren la edición.

Sin represiones, libre como el viento, llega Juan Otero dispuesto a mostrarnos “la guitarra hipnótica de John Lee Hooker”, en "Boogie Chillen”, y al Rey de la Polka, Frankie Yankovic, con su "Just because".

Radio

anterior siguiente