Enlaces accesibilidad

Abracadabra, que este cura se convierta en mago

  • Xavier Rodríguez es un sacerdote catalán que también practica la magia
  • "A los curas y magos nos pasa lo mismo: dentro de nuestro arte dejamos parte de nosotros"

Por
Las mañanas de RNE - Abracadabra, que este cura se convierta en mago

Lo mismo oficia una misa que hace un truco de magia. Se llama Xavier Rodríguez y es el único sacerdote catalán con el carné de mago profesional. 

Le gusta la magia desde que tenía 10 años cuando no se podía pronunciar esa palabra. "Entonces la magia estaba mal vista porque se confundía con poderes diabólicos u ocultos y teníamos que decir que un mago era un prestidigitador, ilusionista o artista que hacía juegos con las manos", ha explicado en Las mañanas de RNE con Alfredo Menéndez.

En la Iglesia nadie le puso pegas a esta afición y poco a poco pasó de hacer algún "truquillo" a sus compañeros a "hacer magia en serio". Entró en los círculos mágicos, también comenzó a visitar congresos y ferias "y ahí empiezas a aprender mucho y empiezas a actuar", ha asegurado. 

En el sindicato del espectáculo, que existía en los años 60, logró tras pasar un examen, el carné de artista de circo y variedades "que para un cura esto pues tiene su gracia", ha bromeado. Era un carné que entonces servía "había que enseñárselo a un inspector si ibas a actuar" y ahora lo guarda como reliquia.  

Algunos le llaman padre, otros Xavi, otros el cura mago y otros Mag Reivaj, su nombre artístico, y él se define como "un mago clásico" que viste con pajarita y esmoquin o chaleco y compagina esta gran afición con dar misa. Tanto a los magos como a los curas nos pasa lo mismo "dentro de nuestro arte dejamos parte de nosotros".

Radio

anterior siguiente