Enlaces accesibilidad

Vacaciones que dejan huella

  • Afrikable organiza vacaciones solidarias a Lamu, en Kenia
  • Diez días en silencio en un monasterio budista en Cáceres
  • También hablamos con contadores de historias
  • “Nada en los cuentos es superficial”, aprendemos

Por
De lo más natural - Vacaciones que dejan huella - 26/08/18

Esta semana les hacemos tres propuestas de vacaciones originales. No están en los catálogos de los principales operadores turísticos, pero no han dejado indiferentes a quienes las han vivido.

Conocer Kenia trabajando con la comunidad de Lamu

Afrikable la fundaron las españolas Mercedes Cascajero y Lola Serra. En un viaje a Kenia con Oxfam Intermón comprobraron, de primera mano, la situación de exclusión social y económica en la que viven la mayoría de las mujeres de la zona. Esta toma de conciencia fue el motor para crear una ONG que impulsa un programa de vacaciones solidarias.

Vacaciones diferentes con la ONG Afrikable.
Vacaciones diferentes con la ONG Afrikable.

Vacaciones diferentes con la ONG Afrikable. rne

Con estas vacaciones se financia un comedor y una escuela para los niños de la zona, al mismo tiempo que se sensibiliza a los viajeros que pasan allí unas semanas. “Lo de las vacaciones lo dejamos muy claro: No sois ni voluntarios ni cooperantes. Venís a sensibilizaros”, nos cuentan Mercedes y Lola.

Vacaciones en silencio

María Luisa Escribano ha pasado sus vacaciones en El Olivar del Buda, un monasterio budista en la Sierra de Gata, Cáceres. Es la cuarta vez que recala en este lugar. Durante más de diez días vive en silencio con la comunidad budista. “Lo que se hace allí no tiene que ver con la religión sino con la mente. No hablar crea adicción”, nos explica.

Mamen Asencio con María Luisa Escribano.
Mamen Asencio con María Luisa Escribano.

Mamen Asencio con María Luisa Escribano. rne

Para profundizar en esta filosofía budista entrevistamos a Karma Tenpa, un monje budista que de lo que más habla es de la vida y su final, “dos temas que nos son comunes a todos”, remarca.

El último destino que les proponemos en De lo más natural, esta semana, nos lleva hasta Órgiva, en La Alpujarra granadina, uno de los lugares más espirituales de España. Aquí conviven alrededor de setenta nacionalidades. Hay un asentamiento hippie, una comunidad budista, otra musulmana, etc.

Conocemos la idiosincrasia del pueblo gracias a Gerardo Martín, el panadero, que hace más de cincuenta tipos diferentes de panes, precisamente, por la cantidad de personas de diferentes procedencias que conviven en este municipio a 60 Km de Granada capital.

Contadores de historias: “Nada en los cuentos es superficial”

La primera parte del programa abrimos las puertas de par en par a la palabra, la que recrea escenas, la que capta la atención, la que juega con el tono y el color, la que sabe improvisar y, sobre todo, la narrada y escuchada.

Nos acompañan Concha Real, presidenta de la Asociación MANO (Asociación Madrileña de Narración Oral), y Elena Pérez, miembro también de este colectivo y profesora del IES Los Castillos, en Alcorcón, Madrid. Esta docente, al inicio de las tutorías, cuenta una historia a sus alumnos que deja a medias. “Queremos que llegue la siguiente clase pronto para saber el final”. Esta práctica busca fomentar la cohesión del grupo y que los estudiantes disfruten de un rato ameno.

Elena Pérez, miembro de la asociación MANO.
Elena Pérez, miembro de la asociación MANO.

Elena Pérez, miembro de la asociación MANO. rne

Escuchamos cómo cuentan sus historias Elena (apasionada por el tema de la muerte) y Concha: “Nada en los cuentos es superficial”. Aprendemos también en qué consiste la ronda de los cuentos, una reunión importada por la Asociación MANO de Reino Unido donde los narradores llevan historias “que tienen atascadas” para intentar acabarlas, gracias a la crítica de los compañeros.

Hablamos, además, con Pep Bruno, de AEDA (Asociación de Profesionales de la Narración Oral en España). ¿Cómo se da el salto a ser profesional y vivir de contar cuentos? “Son los cuentos los que te eligen a ti. Un día te llaman de una biblioteca, al día siguiente de un colegio y finalmente ves que ya no te queda tiempo para otra cosa”.

Pep Bruno nos pone sobre la pista de un narrador excepcional: José Luis Gutierrez, Guti, un hombre que ha “bebido” para sus narraciones de las historias transmitidas por los mayores “en las cocinas”.

Radio

anterior siguiente