Enlaces accesibilidad

"En todo momento yo seré tus ojos y tus manos"

  • Es el lema de una camarera ciega en el restaurante No Veas
  • Un local completamente a oscuras para empatizar con los invidentes

Por
En primera persona - "En todo momento yo seré tus ojos y tus manos" - 17/01/17

Esta semana vamos a conocer una forma de comer diferente, en plena oscuridad, como si estuviéramos ciegos. Se trata del restaurante No Veas donde, entre otras, trabaja Cristina, una camarera ciega, e Irene, la cocinera que tiene un resto visual que le permite cocinar.

Irene valora especialmente que la comida tenga un sabor especial, jugar con ese sentido, porque en el comedor no se puede ver absolutamente nada de nada. De hecho, Cristina es la camarera que te guía en todo momento, te trae la comida, te dice dónde están los cubiertos o te recomienda que coloques la copa de vino "a tus doce para que no choques sin darte cuenta con ella", comenta. Ella es ciega pero aquí se convierte en nuestros ojos y nuestras manos en todo momento.

A más oscuridad, mayor seguridad

Cristina es una gran profesional y se mueve con mucha libertad y naturalidad en el salón. Tiene algunas ayudas, como guías en el suelo, pero ya no las necesita. Confiesa que se siente mucho "más libre aquí en plena oscuridad que en la calle. porque la luz, aunque no vea, le molesta". Fuera, en la calle, esta joven de voz dulce tiene un perro guía y se ayuda de un bastón cuando es necesario, pero en este espacio no precisa de ningún apoyo.

Se comunica con cocina o con Jesús, el propietario de este restaurante que recibe a los comensales cuando llegan, con un intercomunicador. Cada comensal recibe un número antes de entrar en el pasillo donde Cristina les recoge para guiarles hasta las mesas, y a partir de ese momento, el número es su nombre para todo. Así no se confunden con los platos en la oscuridad.

Antes, Jesús también da unas instrucciones como apagar el móvil, ir al baño antes o cómo poner los brazos para caminar a ciegas y no tropezar con la persona que va delante.

Sensibilizar sobre las dificultades de las personas ciegas

Nos cuenta Jesús que todo empezó buscando la forma de combinar trabajo con voluntariado, por un lado se trata de dar a conocer una experiencia gastronómica nueva donde la comida y los sabores son la prioridad y, por el otro, quieren sensibilizar sobre las dificultades que tiene a diario la comunidad ciega o con resto visual. Porque en este espacio y durante un rato, se cambian los papeles, somos nosotros los que necesitamos de la ayuda y guía de una gran profesional ciega como Cristina. Fuera, en la calle a veces es ella quien necesita de nuestra ayuda.

Tras una experiencia como esta, somos más conscientes del esfuerzo que personas como Cristina, que viven en la oscuridad, hacen a diario para superar todas las barreras con las que se encuentran.

Radio

anterior siguiente