Enlaces accesibilidad

Michelle Rodriguez exigió un cambio en su personaje de 'Fast and Furious': "No voy a ser una puta"

  • Después de 20 años, llega a los cines 'Fast and Furious 9' el próximo 2 de julio 
  • Michelle Rodriguez ha dejado claro que si no cambiaban su papel, no participaba en la saga

Por
 Michelle
Michelle cropper

Las palabras exactas de Michelle Rodriguez, que recoge Entertainment Weekly, han sido: "I'm not going to be a slut in front of millions of people." Traducido en español sería algo así como: "No voy a ser una puta frente a millones de personas". Con esta frase, Michelle deja claro a los guionistas de la saga 'Fast and Furious' que no está dispuesta a hacer el rol de mujer modelo que solamente enseña o se insinúa. Ella quería un personaje femenino con carácter y matices de verdad y parece haberse salido con la suya. 

La conversación fue así: "Ya sé que a vosotros os gusta Hollywood y todo eso, pero si queréis ser realistas, las cosas funcionan así, y no pienso portarme como una guarra delante de millones de personas, así que me vais a perder si no cambiáis las cosas", recuerda.

Ella y su compañera de reparto, Jordana Brewster, recuerdan cómo llamaron a los guionistas para que trataran a los personajes femeninos de forma realista. La problemática viene de lejos, en concreto en 2017, cuando Rodriguez amenazó con irse de Fast & Furious si ella y sus compañeras de reparto no tenían un reconocimiento y un papel digno y acorde a los tiempos que corren en las nuevas películas.

Michelle entró entonces en una lucha por transformar su personaje en la tía dura que ahora conocemos. Según declara Brewster, la intérprete tenía muy claro que Letty no iba a quedarse en la "novia de". "Cuando Michelle leyó su papel, se quedó en plan: 'No pienso interpretar eso", comenta Jordana Brewster. 

Desde el punto de vista de Rodriguez, no se trata solo de una lucha feminista, sino de mostrar la realidad. Y es que, según ha declarado la actriz, de donde ella viene las cosas son muy distintas, las mujeres no se quedan nunca de brazos cruzados ante las injusticias. "Tenía que hacerles ver que las calles no funcionan así", comenta. "No te enrollas con un tío solo porque esté bueno. Hay una jerarquía. ¿Puede ese tío bueno llevarse una paliza del tío con el que estás saliendo? Si puede, entonces no te lías con él, porque ¿para qué quieres perder tu puesto en la jerarquía?".

La de Texas sigue con su discurso y añade: "Recuerdo haberme peleado para conseguir una escena en la que Letty se metía en una pelea, porque me parecía que una no se sienta por ahí sin ensuciarse las manos y deja a los tíos hacer el trabajo sucio."

Lo cierto es que Michelle siempre se ha mostrado muy combativa en este sentido. Nunca ha permanecido callada frente a las injusticias. En sus redes ha criticado a líderes como Trump y apoyado a otros como Kamala. Además, de luchar siempre por los derechos de todas las mujeres.

Parece mentira, pero ya han pasado más de 20 años de la primera película de la saga: 'A todo gas'. Lo normal es que igual que las tramas cambian, los personajes hagan lo propio en consecuencia. Es la época la que cambia muchas veces los guiones y Michelle así lo reclama. Es verdad que 'Fast and Furious' no es una de esas películas donde la historia brilla, sino que se basa más bien en cochazos, acelerones y tipos duros, pero quizás para no aburrir a su audiencia hay ciertas cosas que se deben ir modificando. 

El productor de la película Neal H. Moritz agradeció a Michelle su aportación y reconoció que el hecho de que todos los personajes estén escritos por hombres hace más complicado la diversidad de personajes: "Fue algo bueno tener esa perspectiva femenina e intentar profundizar. Queríamos que todo el mundo estuviese empoderado, sin importar que fuese blanco, hispano, negro, hombre o mujer".