Enlaces accesibilidad
GEN Z TOPICS

¿Pueden los tiktoks de "What I Eat In A Day" ser perjudiciales para nuestra salud?

GEN PLAYZ  

  • Gen Z Topic: Artículos escritos por los jóvenes de nuestra generación 
  • Los "What I eat in a day" ("Lo que como en un día") son vídeos a priori inofensivos, pero su público suelen ser chicas bastante jóvenes, el segmento de la población con más riesgo de desarrollar un TCA

Por
 La modelo Sanne Vloet en su vídeo What I eat in a day
La modelo Sanne Vloet en su vídeo What I eat in a day Sanne Vloet YouTube

¿Pueden los tiktoks de "What I Eat In A Day" ser perjudiciales para nuestra salud? Si una cosa hemos aprendido este año, que hemos vivido prácticamente a través de una pantalla, es que en TikTok se puede encontrar absolutamente de todo. Ya sean videos imitando a tu profe de catalán favorita, cómo plantar un aguacate, looks de fiesta para no salir de casa, todas las teorías de la conspiración que ni Iker Jiménez, el enésimo baile de moda que no te sale, pranks, animalitos adorables, trucos con filtros, recetas, rutinas de deporte que no vas a hacer, abuelos con móviles, un granjero que abraza ovejas, heterillos flipados, consejos para (no)ligar y mucho más. Y todo al alcance de un scroll. Fácil. Algo así como la enciclopedia Z de todo lo imaginable. El santo grial del conocimiento exprés para cualquiera con problemas de atención.

Pero como todo en esta vida, la app que tu tía aun no acaba de entender, también tiene sus claroscuros. Lo que está pasando no es nada nuevo. Ya lo vivimos en Tumblr, en los foros, e, incluso, antes que Ruth de Física o Química, en las webs de Ana y Mía. Desde que internet es internet, por desgracia, siempre habrá un lugar dedicado a la extrema delgadez y al culto al cuerpo de una manera insana. Gracias a su algoritmo, Tiktok logra que parte de este contenido pase desapercibido ante los ojos de muchos. Al fin y al cabo, está programado para darte contenido personalizado según tus intereses. Pero una vez empiezas, no pararán de aparecer en tu apartado de Para ti. Esta vez no me estoy refiriendo a videos donde la gente hace challenges para probar que su muñeca es lo suficientemente pequeña o su cintura lo suficientemente estrecha. A estas alturas, ya sabemos que esto es perjudicial, tanto para quien los realiza como para quien los consume. De lo que yo hablo es algo un poco más sutil, aparentemente menos agresivo y seguramente con el theme song de la Wii de fondo. Lo cual ha hecho que sean videos mucho más populares entre las chicas jóvenes. Exacto. Aquí la cuestión es si los videos de "what I eat in a day" son tan supuestamente inofensivos.

Los "inofensivos" What I eat in a day

Así, de buenas a primeras, no son videos de carácter negativo. Nadie te apunta con una pistola, ni te insulta por no tomar kimchi. Son tranquilos, afables, incluso un poco aburridos para mi gusto. Al fin y al cabo, son solo chicas enseñándote lo que comen durante un día, con sus respectivas horas, y algunas veces las calorías. Que si ahora una manzana, que si ahora atún, que si ahora un café largo, masticar a cámara, un par de poses haciendo el signo de la paz y listo. Vamos, el rollo de cualquier chavala media de internet. Eso sí, muy majas todas.

Pero la realidad es que el público al que va enfocado este contenido, y también sus creadoras, suelen ser, en su mayoría, chicas bastante jóvenes, adolescentes en muchos casos, y que, por lo tanto, se encuentran en el segmento de la población con más riesgo de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria. Al no ser yo una experta en nada que se refiere a alimentación, sobre todo porque aún me autoengaño con que cenar pizza casi todos los domingos está bien, decidí analizarlos con un especialista. Al enseñarle algunos videos a Xavi Petit, dietista y nutricionista, me dijo que lo más importante era entender que las dietas actúan de manera distinta en cada persona y, por lo tanto, la lectura de cada uno de ellos se debería hacer de forma individual, siguiendo el caso de cada chica. Pero eso en un video de tiktok es prácticamente imposible. El problema está en que cada uno de ellos los ven miles de jóvenes a diario y estos pueden ser interpretados de cualquier manera. Y a diferencia de otras plataformas como Youtube, aquí su consumo es mucho más rápido y casi automático. Este bombardeo constante de (des)información hace inevitable que puedan aparecer preguntas alrededor del peso, ¿porque esta chica no come esto que tanto me gusta y yo sí?, ¿lo del agua con limón funcionará?, ¿realmente debería comer tantos hidratos? y un infinito etcétera de cuestiones que quizás no te habrías planteado antes y que sueles resolverse con falsos mitos de internet, sin pasar por la casilla del especialista.

Una dieta jamás debería tener un objetivo vacío de perder peso, sino el de ganar salud

Otro de los grandes factores problemáticos de estos videos es que muchos de ellos van acompañados de la idea de perder peso. Y como decíamos antes, no todo funciona para todos. Además, una dieta jamás debería tener un objetivo vacío de perder peso, sino el de ganar salud, ante todo. Al intentar copiar estos patrones, que aparecen a diario al hacer scroll, Xavier Petit comenta que se puede empezar a tener una relación insana con la comida, al no obtener los resultados deseados. Lo cual puede derivar a dietas insuficientes. Y ya os imagináis, este universo se rodea también de más videos de rutinas de deporte que no necesariamente funcionen para alguien más que la propia autora.

Según la psicóloga clínica Alba Sabé, videos como estos pueden ser perjudiciales para ese público que se encuentre en situación de vulnerabilidad. Alguien que se encuentre en un entorno inestable, tenga inseguridad en sí mismo, un alto nivel de frustración, busque de alguna manera canalizar un cierto tipo de ansiedad o sentir que recupera el control de uno mismo, entre otros, puede encontrar en estos videos una especie de guía o pautas. Desarrollar un TCA es siempre multicausal, dice Sabé, pero este tipo de material puede llegar a dar ideas de como poner en práctica pensamientos que lleven tiempo gestándose dentro de una persona.

Un TCA es muy fácil de ocultar y por lo tanto no sabemos quién lo está pasando realmente

Pero, en cualquier caso, lo que también tiene que quedar claro, es que las escabechinas en los comentarios de estos videos no son la solución. ¿Qué culpa tiene esa vsco girl de sentir una necesidad desbordante de compartirlo todo en redes y que tú estés frustrado? Cómo decirlo, dudo mucho que todos los comentarios, seguramente de tonito agresivo, puedan respaldarse en un buen título de nutricionista. Y aunque fuera así, tampoco son maneras. El propio Petit me recuerda que un TCA es muy fácil de ocultar y por lo tanto no sabemos quién lo está pasando realmente. Por lo tanto, acribillar a una chavala que solo cena sandía, por mucho que creas que tu comentario con retintín va a suponer una gran aportación, no ayuda en nada. Más bien, podría suponer otra piedra en el camino.

No podemos afirmar que realmente un "what I eat in a day" resulte la causa directa de un TCA. Y es verdad que cada vez los cánones estéticos tienden más a un cuerpo sano que a uno que pudiera aproximarse al infrapeso. Pero la sobreexposición a este tipo de contenidos, que hace cuestionarnos una y otra vez nuestros hábitos y alimentación y, por lo tanto, lo que deriva en nuestro físico, en edades tan vulnerables, puede acelerar cualquier proceso. Así que, aunque muchos de ellos sean realmente pleasings para nuestros sentidos, y puedan dar alguna que otra receta decente, no se puede decir que sean inofensivos al 100% para nuestra salud.

*****

Eva Sebastián es creadora de contenidos online y ha escrito para medios como Vice Código Nuevo.

PLAYZ

anterior siguiente