Enlaces accesibilidad

¿Es el porno nuestra principal fuente de información sexual?

  • Un estudio refleja que el 11% de las mujeres encuestadas admite haber recibido violencia de alguna pareja sexual
  • Preguntamos a cinco universitarios qué opinan sobre los efectos del porno en los jóvenes
  • Las prácticas de riesgo y la falta de información es algo común 
  • Recuerda que en Gen Playz ya debatimos sobre esto. Mira el programa aquí 

Por
 Estudio pornografía
Estudio pornografía

El 90% de los hombres universitarios cree que el porno es fiel a la sexualidad real, frente a un 42 % de las mujeres, son datos extraídos de la publicación 'Pornografía y educación afectivosexual', publicada por las universidades de Illes Ballears y Santiago de Compostela que se basa en un estudio realizado con alumnado universitario de 18 a 26 años. El mismo que afirma que el 11% de las mujeres encuestadas admite haber recibido violencia de alguna pareja sexual (asfixiar, pegar, escupir), o que uno de cada tres chicos y una de cada seis chicas consumen porno a diario.

Además, el estudio señala que en España, un 86,9 % de hombres jóvenes son consumidores habituales, mientras las mujeres jóvenes solo llegan al 54,6 % (Ballester, Orte y Red Jóvenes e Inclusión, 2019). Uno de los peores efectos es la distorsión de la percepción, la formación o deformación de actitudes, especialmente en grandes consumidores de pornografía sin la maduración emocional para comprender lo que ven, maduración que ofrecería una educación sexual adecuada.

También se destaca las posibles consecuencias de este consumo. Una de ellas son las conductas de riesgo que muchos llevan a cabo por imitación al porno. Las más frecuentes son: el sexo sin preservativo (55,6 % de hombres frente al 24,4 % de mujeres), el sexo en grupo (18,5 % de hombres, 6,7 % de mujeres) y grabar en vídeo a otras personas (13 % de hombres, 0 % de mujeres).

Ante estas sorprendentes cifras, no hemos podido evitar preguntar a los mencionados por este estudio, los universitarios y universitarias, si veían estos datos exagerados o fieles a la realidad. Manuel, Antxon, As., Andrea y Sofía son cinco jóvenes universitarios cuya edad en ningún caso supera los 24 años. Han sido preguntados de forma individual y la mayoría coinciden en que muchos puntos del estudio son bastante acordes a la realidad: la pornografía sigue centrándose en el placer del hombre, los jóvenes tratan de imitar lo que ven el porno, las prácticas violentas son bastante comunes, y sobre todo, la falta educación sexual hace que muchos jóvenes tomen el porno como la primera y única referencia.

No recomendado para menores de 16 años Gen Playz - Porno a los 8 y otras historias
Transcripción completa

# ¡El porno! # Hay que ver cómo ha cambiado.

Se podría leer la historia de la civilización

simplemente viendo cómo ha cambiado el erotismo de cada época.

Y, en los últimos años, hemos visto como pasábamos de adolescentes,

más salidos que un bonobo...

¿Se dice así?

Sí. Vale.

...y que se pajeaban con revistas compradas a caraperro,

a niños que a los diez años ya saben qué es Pornhub.

Como dice la directora de este programa, Celia,

siempre certera, hay una edad en la que conviven hacerse pajas

y creer en el Ratoncito Pérez.

Pero ¿qué consecuencias tiene

el consumo masivo y temprano de porno?

¿Qué perjuicios puede tener para la vida sexual de la chavalada

el consumo y el impacto del porno tan temprano?

¿Puede haber un porno alternativo o feminista

que genere menos problemas?

¿O será más de lo mismo pero con cuerpos diversos?

Todo esto y mucho más, hoy, en Gen Playz. ¡Toma cuca!

Cada vez mejor y más rumbosos. Fíjate en esta intro, es España.

¿Cómo estáis? Buenas tardes.

Hemos venido a hablar hoy de pornografía,

con unos invitados e invitadas de excepción,

que ahora te presentaré.

Pero no sin antes hacer mi quitada de sombrero,

como Alatriste,...

Ah, ¿sí? ¿Así? ...a mi hidalgo caballero.

Puedes llevar dos sombreros. Sí, Alatriste.

¿Cómo eres más caballero? Con dos.

¿Cuándo te empezaste tú a masturbar viendo porno?

Hablando..., o sea, con este gesto te lo hago.

¿Recuerdas los Playmobil de la granja?

Claro que me acuerdo. # ¿Quién es ese hombre...? #

Cuidado, ahí hay cosas.

No, pero más adelante.

Los Playmobil no los mancillé nunca.

Ah, bueno, tú verás.

Yo me restregaba con las sábanas viendo "Nada es para siempre".

Desde aquí, un beso a esa serie. ¡Uh!

Sigue en parrilla. (RÍE) Sí.

En TB3 a las 3:00, ¿te imaginas?

Bueno, qué barbaridad, ¿no?

Eh... El tema trae su cola,

porque al final nos empezamos a masturbar cada vez más pronto.

Nos saltan los pops-up,

el control parental no sabemos si está definido o no.

De todo esto vamos a hablar en el día de hoy.

Como debe ser. Esto es así, y punto.

Y te hemos puesto, como siempre, nuestro pequeño vídeorresumen

para que te enteres de qué va la vaina.

Ahí vamos. ¡Dale ahí, pa'lante!

¡Unos, dos, tres!

# ¡Ay, ay, ay, ay, ay! #

Esos jóvenes a los que le saltan las conejitas en los pops-ups

mientras están viendo "Peppa Pig".

Cada vez hay que tener más cuidado. No quiero precipitar las cosas,

para eso van a hablarnos nuestros expertos de la mesa

en el día de hoy.

Silvia Rubí es actriz, directora, webcamer de contenido para adultos.

Y, además, en Twitter es Domina and companion.

A mí me gusta mucho.

¿Cómo estás, Silvia? Muy bien. Encantada.

¿Algo que añadir a esto? ¿Te ha gustado?

Me ha encantado.

No tengo nada que decir. Hasta luego.

Habéis visto qué cañera,

en la entrada, en el vídeo que habéis podido observar.

Era ella con el pelo más largo. Mi santa, esto es así.

Nuestro doctor de la tarde de hoy, Alejandro Villena.

¿Te puedo llamar doctor? Buenas. Bueno, casi casi.

Aquí sí, aquí sí.

Él es psicólogo,

especializado en salud sexual y sexología clínica.

Y, además, tiene un podcast

llamado "Sexualidad en tiempos modernos".

En tiempos hipermodernos, fíjate, te tengo que decir.

La incidencia del porno en las conductas sexuales

es una de sus especialidades.

Bienvenido. Gracias, muchas gracias.

Mejor que tú, no hay nada.

Mira qué selección hacemos para el programa, Darío.

No, no, no. No perdemos en barato.

Es pecata minuta. Claro.

No hablamos de esto con la comida y con la comida del sexo.

¿Tendrá que ver? ¿No? No sabemos.

Ha venido también el plató Laura Rivas.

Es activista feminista, milita en Espacio Feminista Radical.

Es graduada en Filosofía y Ciencias Políticas.

Tiene un máster en Periodismo.

No has dejado de estudiar, qué chapa.

No sé cómo te cabe tanta info en la olla. ¿Cómo estás?

Bien. Gracias.

¿Te hace ilusión estar aquí? Sí.

¿Hay algo que añadir a toda esta bio que he soltado?

No, nada. Fenomenal.

O sea, diríamos que Wikipedia está en lo cierto.

Por último, y no por ello menos importante,

Canela Skin, Cinnamon Skin, en pantalla.

¿Cómo estás? Ella es actriz porno.

También están Only Fans.

Y, bueno, tiene unos dientes preciosos.

(RÍE) Te lo tengo que decir.

Buenas tardes. ¿Cómo están?

Muy bien. Encantada de tenerte aquí también, mi santa.

Y yo voy a empezar ya la "movie",

luego siempre se nos queda corto.

Alejandro, voy a empezar por ti. Bien.

La pono..., la pornografía, "ponografía", me hace gracia...

¿La pornografía perjudica la salud mental del individuo?

¿Lo crees? Sí. Bueno, Yo siempre aclaro

que no tengo nada personal en contra del porno.

A raíz de trabajar en la consulta

y ver que hay personas que empiezan a demandarte:

"Tengo un problema con la pornografía,

no puedo salir de esto",

a raíz de dar Educación Sexual con los adolescentes

y ver cómo, tanto en la vida real y en los estudios,

la asociación que hay entre el uso de pornografía

y un mayor uso de la pornografía y el daño que se produce

en las expectativas que tienen sobre el sexo

en la visión que tienen sobre los cuerpos,

la violencia y los estereotipos de género,

la adicción, que sería un extremo de la persona que se vuelve adicta

y tiene una falta de control,

pues podría afirmar rotundamente que la pornografía

afecta de forma directa a la salud mental de las personas.

Y más si acceden a los ocho años, que esto es una barbaridad.

El 30 % de los adolescentes acceden de forma accidental,

según los últimos informes que han salido.

Y yo creo que aquí hay dos responsabilidades.

Una, la educación en la tecnología.

Creo que se va muy rápido en la tecnología.

La propia incapacidad de gestionar la frustración de los hijos

por parte de los padres y madres.

Y luego, la gran potencia que tiene la industria de la pornografía

como método marquetiniano para llegar a las adolescentes.

Justo antes de llegar aquí, veía un vídeo

en el que salía un vídeo de un "strip Fortnite",

Salía Jordi, este gran actor conocido,

y otra actriz pornográfica... ¿Jordi el Niño Polla?

Sí, el Niño Polla. Iba a decir "carapolla".

(RÍE) Ese es un alcalde que hay por ahí.

Utilizan este videojuego, que, en principio,

no tiene ningún contenido sexual,

de tal manera que sexualiza este juego lúdico.

Y un niño que pone "Fortnite" en YouTube,

puede encontrarse con este vídeo y, de esta manera,

el algoritmo te acaba redirigiendo a vídeos más pornográficos.

Por eso es tan potente y tan fácil y accesible a la pornografía.

La industria de la pornografía funciona como una empresa,

quiere generar usuarios y visitas.

Por concretar, ¿qué tipos de problemas o disfunciones ves

más relacionadas con el consumo masivo

y quiénes acuden a tu consulta? Di una edad.

En plan... "Este es el mayor target estaría en esta edad

y este sería el mayor de los problemas".

9El mayor target está entre los 18 y 35 años, realmente.

Porque es cuando son adultos

cuando se dan cuenta de que tienen un problema.

Cuando inician ya de forma activa las relaciones sexuales...

Cuando ya llevan un consumo muy repetido de la pornografía, ¿no?

Aunque cada vez llegan más adolescentes

con problemas de consumo pornográfico.

Se dan cuenta,

también hay muchos programas de divulgación de información,

y se les permite tomar conciencia.

No solo el extremo de la adicción.

Lo que veo en los talleres y en la investigación científica

que hay desde los años 70 en este tema

es muy preocupante: a mayor consumo de pornografía,

mayor es la posibilidad

de desarrollar estereotipos de género,

mayor es la posibilidad de ejecutar una agresión.

Mayor es la probabilidad de creer en mitos de la violación.

Por ejemplo: "Ella se lo merecía". ¿No?

Hay cuestionarios que miden los mitos sobre la violación

y el consumo de pornografía,

y se hacen estas asociaciones.

Y, en relación a vosotras, que estáis dentro de la industria,

¿os planteáis cuestiones éticas

relacionadas con la industria?

Bueno, como él bien ha dicho, esto es un negocio.

Yo entiendo que, si haces un producto,

es para vender y demás.

Yo tampoco voy a defender aquí la pornografía

como si fuera yo la que tuviera todas las acciones.

Pero sí que es verdad que, dentro de la propia industria,

nos hemos dado cuenta,

a través de todos estos ataques constantes que estamos recibiendo

señalando que la pornografía es la causante

de todos estos estragos entre la juventud,

pues sí que se ve como un poco forzada,

o bueno, ha tenido la oportunidad ahora

de salir el porno ético...

el porno más feminista,

el porno donde se tienen en cuenta todas estas...

Que los guiones sean como menos machistas,

que las prácticas sexuales que suceden...

sean más variadas,

los cuerpos sean... Bueno...

Un poco más variado todo. -(ASIENTE) Claro.

-Sí que ha dado más oportunidad a eso,

pero al final todo acaba recayendo sobre lo mismo.

Quien consume el porno debe ser el responsable de lo que ve.

Cada uno debe tener un consumo responsable

de lo que estás viendo.

Completamente. Claro. El porno está ahí.

Tú lo coges...

Como el McDonald's. Debes saber qué es lo que quieres.

No vas a comer siempre al McDonald's, ¿verdad?

Entiendo lo que dices.

-Claro, ¿puedo decir una cosa?

El problema es que este planteamiento es reductivo.

Solo ve la dimensión capitalista de la industria.

Entonces, considera que la pornografía

es, simplemente, como tú has dicho, un negocio.

La pornografía no es solo un negocio,

aparte de que es un negocio macromegamillonario,

intentar cambiarlo a pequeña escala es imposible,

es como pretender que mi grupo de consumo del barrio

vaya a competir con Mercadona, es imposible,

los grandes monopolios son los que rompen la ley, eso así.

Aparte, la pornografía es un pilar fundamental

del patriarcado como sistema,

que pone a los hombres por encima de las mujeres sistemáticamente

para extraer un beneficio en beneficio de los hombres.

La pornografía es indisoluble de la industria de la prostitución.

Y la industria de la prostitución

se alimenta de la trata de mujeres y niñas

con fines de explotación sexual; es de lo que se nutre.

Entonces, esto es así ahora.

-Perdón. (RÍE) -No, claro, pero esto es así.

-Es que me da pereza este discurso, la verdad.

-Tengo derecho a exponerlo. -Por supuesto.

Es que tergiversas las cosas.

-Nuestra perspectiva histórica es esencial.

La pornografía no aparece de la nada.

La pornografía aparece dentro de un sistema

que lleva sustentándose sobre la prostitución,

es decir, sobre la explotación sexual

del cuerpo de las mujeres,

desde el génesis de nuestra civilización humana.

Es un componente esencial, siempre ha existido.

De hecho, en las primeras civilizaciones,

la prostitución y la pornografía, porque siempre ha existido,

hay documentos pornográficos del antiguo Egipto, estaba regulada,

estaba permitida, estaba utilizado.

Es un pilar fundamental del patriarcado.

Entonces, verlo con una perspectiva de industria simplemente,

nos ciega a la realidad.

Y la realidad es que no podemos luchar

contra una representación misógina de la sexualidad

si toda la industria se sustenta y a la vez es sustentadora

del sistema misógino que es el patriarcado.

Por alusiones, Silvia. -Bueno...

Me parece que deberíamos centrarnos en la educación de la chavalada

y de la gente más mayor, no son solo los chavales...

La gente de 30 para arriba, tú lo has dicho,

cuando llegan a los 30,

es cuando ven todas las frustraciones.

Pero, si tú educas más a tu sociedad,

por ende, se acabará haciendo un porno

que sea mucho menos misógino, que sea...

más acorde a la situación actual.

Claro, pero... Canela...

Pero, la verdad, es como has dicho,

no se puede cortar ahora mismo de raíz.

Pero tenemos que ser conscientes... ...cambios.

-¿Por qué no? -Porque no.

Espera, Canela... Es una utopía lo que propones.

Canela, tú que estás en pantalla,

paridad de opiniones.

Por favor, cuéntanos qué opinas tú respecto a lo que ha dicho Laura.

En mi caso, yo soy de las actrices a las que les gusta hacer porno.

Cuando hablan de explotación, no entro en ese pedacito, ¿sabes?

Porque yo, realmente, disfruto al estar en un set,

hacer mis escenas, trabajar de manera profesional...

Entonces, en esa parte,

es un poco molesto escuchar esa frase

de que "todo es explotación", porque no lo es.

Entonces, la gente que es obesa y sufre de obesidad,

no le puede echar la culpa a McDonald's,

seguramente no estaba pensando en engordar a la gente,

sino en vender sus productos.

Entonces, generalizar, en todo el sentido de la palabra,

está un poco mal.

Porque, con todo el respeto, yo también soy superfeminista,

desde un punto de vista muy muy personal.

Soy mamá, soy hija, tengo dos hermanas...

He sido una chica muy luchadora.

Entonces, a veces, de pronto, está muy empañado

para las personas que realmente queremos hacerlo porque nos gusta.

Entiendo lo que quieres decir. ¿Qué querías decir, Laura?

Te hemos cortado.

Sí, varias cosas. Lo primero, lo que tú estás diciendo,

la educación.

La escultura nos educa por sí misma.

La educación que recibimos en casa

y la educación que recibimos en clase

es una mínima parte de la educación que realmente estamos recibiendo.

Entonces, el bombardeo mediático de la cultura pornificada,

porque nuestra cultura está plenamente pornificada,

ha sido un fenómeno en aumento, y ha sido documentado,

por si los videntes quieren verlo,

por Gail Dines, en su libro "Pornland",

y multitud de feministas.

Bueno, se ha dado un fenómeno

de pornificación de la cultura, gradual,

a lo largo de la mitad del siglo XX y hasta hoy.

Entonces, es inescapable:

los tropos, los estereotipos,

la cosificación extrema de las mujeres...,

están en todas partes, en la publicidad,

en todas partes, en el cine...

Y la norma del porno es la cámara fijada sobre la mujer,

el hombre es nuestro,

pero todo está enfocado al placer y a la descarga sexual de él.

Eso... -(SILVIA RESOPLA, RÍE)

Sí. -No.

-Esa es la norma.

Eso es lo general. -El mainstream.

Antes hemos dicho que no queríamos hablar de Pornhub,

y es imposible.

Pornhub recibe, ¿cuánto es?,

115 millones de visitas al día.

Todo termina en Pornhub... y en otras que son gratuitas.

O sea, eso es lo que mueve la industria.

Si hacemos un análisis económico,

lo que mueve la industria es la demanda.

Y la demanda demanda ya sabemos lo que es.

¿Cuál es uno de los términos más buscados? "Adolescente".

O sea, año tras años. Por ejemplo...

Entonces, la cuestión es que el contenido en sí es violento.

A nivel personal, es evidente, las feministas no entramos.

Yo ahí no me meto.

La cuestión es quién se beneficia a gran escala de esta industria

y de los mensajes que transmite la industria.

Respecto a los mensajes,

el problema es que las niñas aprenden

que su valor está en ser sexualmente apetecible

para los hombres.

Y los niños aprenden que ellos tienen que tratarlas con objetos.

Por alusiones... -Ella había levantado la mano.

Sí, Canela. Y después Silvia.

Yo pienso que el problema es que a nosotros se nos vienen encima

porque nosotros somos los que trabajamos desnudos.

Pero, realmente, si nos van a echar la culpa a nosotros,

también se la tienen que echar ahora mismo a la música.

Porque la música canta lo que yo hago en un set.

¿Sabes? Entonces...

Hay muchísimas industrias a las que echarles la culpa.

En Colombia, por ejemplo, se hicieron muy famosos

los "realities" de narcotraficantes, de prostitución y todo eso.

Y es como un poco triste

saber que a Colombia solo se la conoce por eso,

porque es su mayor fama y eso.

Pero eso es lo que había estado produciendo Colombia

por muchísimo tiempo, y lo han querido mostrar al público.

Entonces, hay mucha cantidad de porno

donde no se maltrata a la mujer.

Yo, personalmente, nunca me he sentido maltratada.

Me han puesto muchas veces en posiciones

en las que yo no he querido estar.

En... incómodos, por ejemplo,

cosas con las que no estoy de acuerdo.

Siempre he dicho que no cuando no he estado de acuerdo,

porque está lo que yo siento dentro,

lo que quiero transmitir.

Y, si no me gusta lo que me pasa, pues no lo hago.

¿Sabes?

Entonces...

En el cine, en la televisión, en la música,

ahorita todo es sexo, drogas...

De todo, o sea, es de lo único que se habla.

Entonces, cuando yo escucho a niños pequeñitos...

cantando música que es superhit ahora mismo,

son hits que hablan de puras cosas de cama, ¿sabes?

Ya, entiendo lo que quieres decir.

Y en ese sentido, Silvia,

por ejemplo, ¿cómo defiendes tú esta parcela

que a lo mejor no implica que sea la totalidad

de lo que se está hablando de la pornografía?

Quizá la gente ya tiene un estigma en la pornografía,

que es la parcela que tú estás intentando defender.

"Oye, perdona,

yo hago un sexo libre, un porno libre,

hago una categoría distinta a lo conceptualizado,

pese a que esté bajo el paraguas del patriarcado".

¿No? Por así decirlo.

Me parece que se está señalando de forma... (RESOPLA)

bastante lapidaria al porno

y, en realidad, se están obviando las realidades que son.

Que es la falta de educación sexual, la falta de empatía,

la falta de enseñar lo que significa el sexo en general,

la afectividad y demás.

Nos estamos llevando aquí una lluvia...

Y no veo en ningún programa...

No ves a ningún director, un productor,

no veo al señor de MindGeek,

que es el dueño de lo que es toda la industria.

Recordemos que la gente

que se lleva más dinero dentro del porno

no somos precisamente nosotras, las actrices,

es la gente que mueve todas estas páginas, las gratuitas.

Sobre todo las gratuitas son las que mueven todo el dinero.

-Yo sí que pienso que, al final, todo lo que tenga influencia

tiene cierta responsabilidad.

No hablo de culpabilidad, sino de responsabilidad social.

Al igual que un programa en prime time

tiene la responsabilidad

de no fomentar el consumo de la heroína,

una industria que tiene billones y billones de personas

tiene la responsabilidad de plantearse

unos criterios éticos respecto a la salud sexual.

El problema que veo

es que la defensa que se hace de la industria

es desde vivencias personales, hay personas que, efectivamente,

lo pueden vivir de forma libre y eso no les daña,

pero se hace desde una empresa que busca lucrarse a través de eso,

y no a través de una persona

o un equipo de técnicos o expertos...

No hay especialistas, expertos. ...que hablen de la salud sexual,

de la investigación, de la ciencia, de datos empíricos.

Entonces, creo que es muy importante generar estos debates.

Yo también estoy de acuerdo en que la educación sexual

es el pilar de todo.

Pero es bidireccional. Cuando se hacen estudios

sobre los análisis de contenidos que ven los hombres,

se ha hecho una revisión ahora,

se observa que entre un 15 y un 40 % de hombres

ven pornografía de violación,

de violaciones en grupo, de degradación...

Ese tipo de contenido

es algo que se debería plantear la industria;

si es bueno y si está disponible.

Perdona, lo último. Sí.

Ha salido todo un movimiento, se llama "traffickinghub",

que está detrás de todos estos vídeos

que no tienen la capacidad de filtrar y de distinguir.

Hay algo que hay que plantearse.

Hay que buscar el bien de las personas

y el acuerdo de quienes quieren ser libres.

Pero la libertad implica responsabilidad.

Entiendo.

Ahora vamos a hacer un segundo bloque.

Vamos a meter el vídeo de nuestro chamán.

Sí, sí.

Ahí está. Ahí está, lo hemos bajado.

Danel. Danel.

Y seguimos con este segundo bloque.

Vais a poder participar todos vosotros y vosotras de ello,

no os preocupéis. Danel, ¿dónde estás?

Hola, mi amor. ¿Estás viendo porno solo?

¿En serio?

Me alegro. La mentira esta del porno con tu pareja

para aprender qué hacer, cosas nuevas, es un fraude.

El porno no es cierto.

María Lapiedra, Apolonia Lapiedra, toda la familia Picapiedra

está en el negocio del entretenimiento para adultos,

que así se llama en la televisión pública al pornazo.

Siento ser el que rompa la burbuja de los pajilleros,

pero no es la mejor representación de lo que es el sexo.

Y me encanta, porque los chavales están desde los seis años

expuestos a brutalizaciones sistemáticas de la mujer

en Internet.

¡Uh! Y, lo que es peor, las chavalas también.

Hay dos tipos de vídeos porno.

Está cuando se brutaliza a la mujer de manera horrorosa

y la mujer finge que le gusta.

Porque, perdona, por muy bien que te lo hagan,

estar 5 horas en un set de grabación con cámaras apuntándote al ano

mientras te penetra un señor untado en loción bronceadora

y con dos viagras para que no se le baje la erección,

yo qué sé, estás rodeado de un equipo de cámaras,

muy agradable no puede ser.

Un poco agradable, igual. Del todo, no.

Y la segunda categoría de vídeos porno

es en la que se brutaliza de manera horrorosa a la mujer

y ella ni se molesta en fingir que no le gusta.

Expresa todavía más lo poco que le gusta,

lo mucho que le duele, le molesta y le incómoda.

Y esto es un objeto de consumo.

Estas son las categorías más buscadas.

Todo el mundo sabe que lo más buscado

es violaciones, menores,

adolescentes...

Es un reflejo muy fehaciente

de la toxicidad que anida dentro de nosotros.

Las válvulas de escape... Lo chungo debe salir por algún lado.

Y el sexo es la vía de escape más popular

para toda la mierda interna.

¿Por qué? Porque todo vale en el sexo.

Salvo que... no. Todo vale en el porno.

El porno es entretenimiento.

No digo que sea bueno o malo, que es malo.

Pero es entretenimiento, es una performance, es espectáculo.

¿Tú te crees que la gente del teatro sale del teatro

y va por ahí recitándole a la gente lo que dice?

Se está vendiendo una fantasía, y eso hay que saberlo.

Cuando intentas aplicar esto a la vida real,

igual tu pareja te mata.

Esto... He dicho de las mujeres. Las mujeres son el caso más popular.

Pero están los gais, están las lesbianas...

El porno lésbico es lo más diferente del mundo

que puedas encontrar al sexo lésbico.

El sexo lésbico, por cierto, por este afecto adverso,

ha desarrollado una identidad propia,

una manera de vivir la sexualidad mucho más intuitiva,

mucho más normal, mucho menos basada en esta performatividad,

de "hombre te folla el coño",

y es algo accesible a todo tipo de genitales.

Entonces, yo os insto, fuertemente,

a que tengáis sexo lésbico con vuestras parejas,

independientemente de lo que tengáis por ahí colgado.

Lo peor es que la gente quiere ser como los actores y actrices porno,

y a veces no se puede.

Mucha gente se siente presionada

por movidas que ven en vídeos que no vienen al caso.

No tenéis que ser así. Tenéis que no ser así.

Tenéis que ser unas putas lesbianas,

acariciad a las personas que amáis,

tratadlas bien. El sexo va del disfrute.

Que tú, por lo que sea,

encuentras disfrute, digamos, en el dolor,

pues, oye, ¿quién no?

Desde el 2020, a todos nos gusta que nos escupan en la boca.

Pero conoce el problema. Trabaja el problema.

Mientras estés trabajando por solucionar el problema,

lo que es la deconstrucción famosa,

pues haces lo que te dé la gana, ¿eh?

No te vas a flagelar por que te guste lo que te gusta.

Debes saber que hay cosas turbias.

Y el porno es un zoológico de cosas turbias

que le gustan a la gente por razones turbias.

Si vas a una consulta del psicólogo cada 10 o 15 pajillas que te hagas,

harás bien.

Venga, muac.

Última hora, llamada al criterio.

Llamada al criterio de las personas, del individuo.

Ya que estamos en la época imperante

del humanismo nuevo de 2020...

¿No, Darío?

Pues humanismo, criterio.

Aquí.

Quería comentar

y lanzar la pregunta a Canela.

Tampoco hace falta ser un lince o muy avispado

para vislumbrar que hay dos opiniones enfrentadas

en la mesa.

Y, para intentar buscar un punto de conexión,

¿coincidimos o podemos coincidir todos

en que en el porno o el consumo de porno

puede causar estragos, puede generar problemas

en la audiencia?

Yo creo que esos problemas han venido en cada uno

en toda la vida.

Ese es el concepto que yo tengo.

Ahorita, porque hay registro de las búsquedas que se hacen,

pero creo que eso lo han hecho toda la vida.

Depende de cada gusto, de cada quién.

Ahora, pienso que el registro es lo que nos acribilla.

Pero pienso que esto ha sido de toda la vida.

¿Y que si causa algún estrago? Sí.

Pero, vuelvo y repito, lo veo también en la música,

la televisión y en todas las cosas.

Entonces, para mí, es muy complicado como echarme la culpa.

Porque, cuando decidí ser actriz porno,

yo decidí ser actriz porno, no profesora de sexualidad.

Exacto. Entonces, ¿qué pasa?

Cuando yo estuve la última vez en uno de los salones eróticos,

en una entrevista me preguntaban acerca de la educación sexual.

Y no entendía

por qué habían enfocado a ese salón erótico

en la educación sexual.

Y que lo habían hecho un poco más "soft", y no sé qué.

Me decían como que...

"La gente piensa que en sus sets están enseñando a coger".

Pero ¿cómo? ¿Sí, en serio?

Pero a mí sí se me hizo extraño.

Yo sí tuve muchísima y buena educación sexual en casa.

Mi madre me hablaba "a calzón quitado",

como hablan en Colombia,

y, realmente, a mí me ayudó

en el momento en el que tomé la decisión.

Yo ya tenía 25 años,

yo ya había vivido,

ya había tenido muchos trabajos, ya tenía una hija.

Ya sabía un poco de las cosas.

En el momento que tomé la decisión,

para mí, no era como...

"Voy a ir a enseñar a un montón de culicagados".

Es cine para adultos.

Que ahorita hay alcance para todo el mundo, sí,

pero ni eso lo podían frenar las abuelas

cuando salen las revistas.

No, no, claro. ¿Sabes?

Además, esa es la movida. Pone "para adultos".

Pone un "+ 18". Tal cual.

Y la gente se mete... Dice una cosa interesante,

totalmente cierta, lo de la música.

Y es verdad, no veo que la próxima canción de Maluma

vaya a ir el estribillo por...

"Le pregunté, no le gustó,

y decidimos entre los dos ir por otro lado".

No lo veo muy de entrar en las listas de éxitos.

¿Y qué carencias en materia de educación sexual

encontráis actualmente?

-Yo sí diferenciaría entre la música y la pornografía.

Sí, sí. Vamos por la pornografía,

que es el título que estáis viendo aquí debajo.

La pornografía va asociada a un orgasmo y a la masturbación.

El estímulo que se produce en el cuerpo...

-Y la música también.

-También podría ser. -Para algunos y algunas también.

Yo cuando me pongo "Don't cry", de los Guns N' Roses,

tú no sabes. Como lo haga un poco rápido, se te va.

Ahora, literal, es: "Arrebatado, dando vueltas en mi jeepeta,

una mona que quiera que se lo meta".

Esas son las canciones de hoy en día.

¿Sabes? Literalmente.

Es que, de verdad, es lo mismo, una escena mía

es lo que están narrando en esas canciones.

Vamos al lomo: porno. La peña se pajea, sí.

Se pajea con cosas que encuentra.

Porque también, a lo mejor,

no hay una..., quiero decir, un catálogo amplio,

o no lo suficientemente accesible,

o no lo suficientemente educado, como para acceder a ese catálogo.

Entonces ¿qué carencias en la educación sexual

estamos teniendo como para que... esto esté...,

o sea, tengamos una posición más estudiada,

de lo que podría ser todo lo contrario a esto

y otra posición que diga: "No, no, venga, pa'lante"?

Yo creo que la principal carencia

es que se ha enfocado solo la sexualidad al sexo,

a lo puramente biológico y genitalizado.

Y también hay una cultura que tiene que ver

con la sociedad actual, muy hedonista,

de buscar y consumir experiencias.

Y hemos enfocado el sexo en que su único fin es el placer.

A mí me gusta decir que el placer en el sexo es una consecuencia.

Una consecuencia de construir una persona sana, sólida,

con una identidad, con una autoestima,

con una aceptación de sí mismo y de su cuerpo,

y una capacidad de relacionarse de forma vincular, afectiva,

con empatía, con asertividad, con capacidad de poner límites

y de tener en cuenta a la otra persona.

Borrar la objetificación que nos marca la pornografía

y fortalecer a las personas desde la educación sexual...

a través de los pilares afectivos,

cognitivos, relacionales, empáticos...

O sea, para ti, la peña no tendría que ver porno.

Yo pienso que ahora mismo el porno deseduca más que educa.

-Totalmente.

-Estamos hablando de si el porno es sano

respecto a la salud sexual.

El porno para la salud sexual no es sano.

Que la peña quiere ver porno y tiene un criterio... maduro...

Si yo quiero fumar, soy libre, pero sé las consecuencias que tiene.

La pornografía, incluso el tabaco,

me puede relajar y la puedo utilizar de esa manera.

¿No puede estar claro que esto es ficción?

-No es ficción. -¿Por qué no?

-No, no es... por definición.

Porque no es una escena en la que están haciendo

como que tienen sexo,

Es una grabación de un acto de sexo por dinero,

que es prostitución.

-(RESOPLA) -Entonces, la pornografía...

Hablando en definiciones objetivas,

la pornografía, por definición, no puede ser sana

porque no es sexo como una relación íntima afectiva.

Porque la pornografía, primero, es performativa,

pensada para que disfruten otros,

no uno mismo. -Es ficción.

-Además, automáticamente,

expone una cosa que es de tu intimidad.

O sea, ¿por qué la telebasura es obscena?

Porque expone la intimidad de la gente.

Por eso es desagradable de ver, por eso es obscena.

El porno es igual, no es porque sea sexo,

es obsceno porque expone

la intimidad y la vulnerabilidad de las personas.

Sin vulnerabilidad,

no puede haber conexión afectiva, emocional, en el sexo.

Entonces... hay un problema de falta de educación sexual,

sobre todo en el sentido de la coeducación,

eso por supuesto, pero...,

y en cuestión de roles sexuales para niños y niñas...

Pero el problema es la sobrecarga, la hipersexualización,

que nos está inhibiendo, nos está convirtiendo

en las generaciones que tenemos menos sexo que nunca.

¿Por qué?

Porque estamos en una cultura hipersobrecargada de sexualidad

que nos imponen contra nuestro consentimiento.

¡Es inescapable! ¿Por qué? ¡Porque es una industria!

La industria tiene que captar...

Pero también puede darse a través del porno

y a través de Instagram, no sé cómo decirte.

No. Instagram está informado por la cultura del porno.

Que las niñas suban sus cuerpos,

sexualizados por la mirada masculina que han internalizado, a Instagram

es porque están criadas en la cultura del porno.

Yo me crie en esa cultura.

Tengo 30 años, en mi casa, a los 12, tenía Internet,

e hizo estragos en mí el porno.

Estragos en mi autoestima,

estragos en mis elecciones en mi vida sexual,

estragos en el tipo de sexo nocivo que yo tenía

y las relaciones nocivas que yo tenía.

Y mi caso no es único, es el habitual,

solo que mi postura es muy denostada.

Entonces, no es la aceptable.

Y vosotras decís que os están culpabilizando.

Es injusto que seáis vosotras las que deis la cara

cuando quienes se lucran de la industria del porno

y quiénes se lucran del daño que hace la industria del porno

son hombres.

Y los grandes ausentes... -No entraré en eso.

(HABLAN A LA VEZ)

-Estamos hablando de un tema

en el que me estoy desenvolviendo en mis últimos años,

y es como un poco complicado hablar así,

como a ese nivel.

Porque, por ejemplo, el hecho de que a ti te haya hecho estragos,

no quiere decir que a todo el mundo se los haga.

-También depende de lo que veas.

Aprovecho que está Silvia... El hecho de que tú digas

que puedes para en cualquier momento,

no quiere decir que la mayoría puedan.

De hecho, la mayor parte de supervivientes

que salen de prostitución y explotación sexual...

-A ver, que no es lo mismo. -¿Me puedes dejar terminar?

-Prostitución y pornografía no es lo mismo.

-Es lo mismo. -Debéis empezar a diferenciar eso.

-Es sexo por dinero. -No.

Yo voy a un set e interpretó mi personaje.

Es Silvia Rubí o el personaje que me hayan dado.

Es Domina Lady Rubí o lo que sea,

Entonces, interpreto un personaje, hago un personaje, hago una escena,

tengo sexo en esa escena, o no, quizás,

Tengo diálogo o no... -Perdona, me has interrumpido.

-Perdona... -No, déjame terminar.

-Estás mezclando cosas que no son.

-Ahora hablas... Por favor...

Ahora hablas, o sea, déjame terminar.

-Son cosas diferentes.

Por alusiones... -Por alusiones, luego.

Por definición, prostitución es sexo por dinero.

Cuando hay dinero de por medio, el consentimiento está viciado.

-¿Y en el que no hay sexo? -Hablaste del porno libre.

El porno libre no puede existir.

Para que exista libertad de elección

debe haber unas precondiciones materiales

de igualdad.

Eso es una idea básica de Rousseau, está en nuestra Constitución.

No existe igualdad sexual.

¿Cómo va a haber elección libre?

-Pero eso ha sido de siempre.

Yo creo que nuestras abuelas, nuestras madres,

han sido sometidas, y ellas, calladitas.

Nosotros tenemos la libertad de decir las cosas como se nos sale.

O tener una sexualidad libre.

Creo que antes las mujeres no podían,

simplemente eran sometidas a tener sexo,

la finalidad era que él disfrutara.

Voy a aprovechar el ínterin de que tenemos aquí a Silvia...

Bueno, hemos cogido un trocito del spot que protagonizó

en el Salón Erótico de Barcelona de 2018.

Lo vemos y comentamos.

(SILVIA) "En una sociedad sin educación sexual...

el porno es tu libro de instrucciones".

"Pero resulta que, con ese libro de ficción,

no solo has aprendido a follar,

también has aprendido que alguien con este escote

tiene hambre de polla;

que, sin arcada, no hay mamada;

que esto es una oportunidad;

o que, si ella no opone resistencia,

no es una violación.

Eh... ¿Qué queríamos decir con este vídeo?

¿Es una reivindicación? Sí.

Hay que decir que es un spot. Si, por si acaso.

Es un spot, no es una reivindicación, aquí "on fire".

Quiero decir, expone lo que es.

Lo que la gente está diciendo.

El porno te lleva a esto, a la cultura de la violación...,

lo que decíais antes.

Yo quería matizar una cosa, las etiquetas en el porno,

los títulos de los vídeos.

Hay mucha fantasía de los títulos.

Hay "gangbangs" que están ultraconsensuados.

La chica sabe lo que quiera hacer. Lo quiere hacer, punto.

Le gusta, le apetece, le encanta que se le corran encima.

Perfecto. ¿Te va a venir alguien a decirte a ti que no puedes

porque eres una mujer? No.

Entonces, a estos mismos vídeos

luego les ponen unos títulos que dicen:

"Violada por"... no sé quién.

O, bueno, todos estos títulos que sí que son misóginos...

para la mujer.

Pero son títulos, son palabras puestas encima de trabajos...

De actos. De trabajos que están consensuados

y que son cine y que son ficción.

El problema que decías de Pornhub,

ahí sí que tenemos un superproblema.

Porque es un portal donde tú puedes subir un vídeo

sin necesidad de tener que presentar ningún papel.

Sin embargo, si yo me hago un perfil como profesional,

tengo que presentar los contratos de cesión de derechos de imágenes,

de las escenas que he hecho con mis compañeros y demás.

Entonces, aquí el problema es:

¿hay que dejar subir a todo el mundo cualquier tipo de contenido?

No hay que tener un filtro.

Además, luego, suben vídeos que no son profesionales

y luego no los puedes quitar de la misma manera

que yo sí que puedo entrar como actriz, con mi perfil,

y decir: "Todos estos vídeos son míos,

quítalos de estos perfiles".

Una persona que no es performer

o no tiene los derechos de este vídeo,

que sí que los tendría que tener porque aparece,

no tiene la misma respuesta por parte de la web.

La web dice: "Yo paso, no sé ni quién eres

ni que me vienes a reivindicar".

Aquí es el problema.

Se atropellan como dos movidas.

Vuestro curro, que lo hacéis voluntariamente,

porque queréis, y tal.

Y luego lo que estabas tú comentando,

que podría ser la industria "per se",

en la que eso ya queda fuera del alcance del usuario

y de la movida.

Y eso es lo que a ti te atropella por otro lado como social.

A la industria le viene bien

que haya un contenido masivo de vídeos, le da igual el contenido,

el contenido específico de cada vídeo,

pero sí necesita tener muchos vídeos.

Le da igual lo que haya dentro.

Pero aquí es donde está el problema. No es que nuestro trabajo tenga...

Y lo que has dicho de los títulos es verdad.

Yo, un "amigo"... (CARRASPEA)

Con el tema este ahora de "step sisters",

tú entras en ese vídeo diciendo: "Son actores, esto no es"...

"No tienen relación, se acaban de conocer".

Quiero decir, que está todo metido dentro de eso que dices,

de un "teatrillo", que puede tener connotaciones...

No es un teatrillo.

Cuando cinco tíos se corren sobre una tía

y le pegan en la cara con el pene y le escupen encima,

no es un teatrillo. -¿Por qué no?

-El cuerpo de esa mujer es indisociable de su persona.

(CANELA) Son chicas sumisas.

-Exacto. -Disfrutan.

Yo iba a una cosa anterior... ¿Existe un porno sano?

Algo no... ¿Existe un porno sano?

-Claro. -No, imposible.

-¿Por qué no? -Imposible.

Un porno en el que haya una historia,...

-Requiere disociación.

-...donde hay historias, donde hay caricias...

Erika Lust.

Hay más gente. Ah, ¿Erika Lust no?

Vale. Hay bastante más gente.

-Una cosa... -¿Y qué hace la gente?

Pasa a la parte del sexo, o no.

Puedes ver películas enteras, y duran dos horas, fíjate.

Y que tienen guion.

(HABLAN A LA VEZ)

-Una cosa de Erika Lust.

Por ejemplo, existen un documental, que es un largometraje,

y luego una serie documental llamada a "Hot girls wanted", en Netflix,

que es muy poco crítico,

pero muestra cómo la industria es caníbal

y requiere continuamente la explotación de mujeres nuevas.

Porque, quien demanda,

que es el gran ausente de toda esta discusión siempre,

es el tío que está en su casa cascándosela.

Que ese es el problema. -O la chica también.

Sí, por desgracia, cada día más.

-O sea, "what?". -Por ejemplo, sale Erika Lust

en uno de los capítulos grabando una escena.

Entrevistan antes a la mujer que va a hacer la escena

y todo es muy bien, va a ser todo con luz muy bonita,

respetuoso, no sé qué, no sé cuántos.

Ves la escena de la grabación y después entrevistan a la chica.

Y ves la entrevista anterior y la entrevista posterior

y ves que esa chica está disociada de su propio cuerpo.

El feminismo es un humanismo.

El feminismo sabe que la persona es indisociable del cuerpo.

Es indisociable,

no existe separación entre cuerpo y alma.

Y eso tiene unas consecuencias.

Vale. Y vamos a volver otra vez al momento porno sano.

¿Hay posibilidad o no?

Ya lo que hay que ser es práctico.

Ya que nos vamos a zurrar la sardina y la lenteja,

veamos cómo vamos a hacerlo de la mejor forma posible.

Yo me estaba planteando qué significa "sano".

Una cosa es que no haya porno perjudicial.

El porno puede ser entretenimiento para algunas personas

y que no les perjudique,

que tengan una capacidad crítica para discernir

y que se pueda renovar la industria introduciendo códigos éticos

y renovando las plataformas.

Eso sería un gran avance. Pero sano implica salud sexual,

implica responsabilidad social, implica igualdad,

implica empatía,

indica un desarrollo por una persona que genera adicción,

que son muchas más,

porque es entre un 3 y un 7 % de la población

la que genera adicción a la pornografía...

Sano no es.

Habrá un porcentaje que no desarrolle una adicción,

otro porcentaje no desarrollará modelos machistas,

otros no idealizarán el sexo

y no tendrán una visión pornificada de las relaciones sexuales,

eso puede llegar a ocurrir, pero eso no sería un porno sano,

sería otra cosa, un porno no dañino.

Hablar de pornografía sana o pornografía ética,

cuando la ética tiene que ver con el bien,

y con hacer el bien a las personas,

no con entretenerlas y con el placer, que es diferente,

a veces se confunde también la felicidad con el placer,

Y el placer, por supuesto, es bueno y saludable,

pero creo debemos discernir todo esto.

Y poner un matiz

entre lo que significa la salud sexual...

Y hablar desde el punto de vista de expertos

y no desde una opinión profesional o como parte de la industria

para defender este punto.

Como nos vamos a despedir pronto de Canela ya,

quiero, Canela, que nos digas

si, sobre todo lo que se ha planteado

o las cosas que a vosotras os caen sin teneros por qué caer,

existe desde dentro una voluntad de cambio respecto de estas cosas.

Y un poco tus conclusiones,

porque nos tenemos que despedir de ti, peluche.

A ver, yo creo que, para empezar,

la industria no requiere todo el tiempo de modelos nuevos.

Simplemente, está llegando y llegando la gente...

y...

Y que haya una especie... como de que vaya a cambiar algo,

yo no lo creo. Al contrario, esto cada día crece y crece más.

Bueno, y eso no está en manos ni siquiera de los actores,

porque, como te digo, estoy viviendo el día a día,

y lo quiero hacer hasta el día que lo quiera hacer,

hasta el día que quiera parar...

Y, bueno, respeto la opinión de cada quién,

pero también quiero que sepan

que hay muchas personas dentro de la industria

que no lo vemos de la forma dañina y tan horrible como lo pintan.

Porque yo no me siento así de fea y de horrible por dentro.

¿Sabes?

Nos quedamos con ese mensaje. Gracias por haber estado aquí.

Gracias, besos a todos.

Y vamos a lanzar el vídeo que ha preparado Grey Trash

para este especial porno. P-O-R-N-O.

Hola.

Listo.

"¡Iniesta, Iniesta...! ¡Chuta Iniesta! ¡Gol!".

"¡Gol!".

-"¡Iniesta de mi vida! -¡Gol!".

# Esta es la juventud del papo... # Porno sano, Iniesta.

"¡Iniesta de mi vida!".

Bueno, Jesús, Sergio, ¿cómo estáis?

Nuestra juventud del papo ya está aquí con nosotros.

Hola. -Buenas.

-Estamos un poco ojipláticos.

Ah, bueno, me gusta tu momento bambú del Ikea.

Esto es fantástico.

23 años, trabaja en el Consejo de la Juventud

de la Comunidad de Madrid.

No sabía que Madrid tenía un Consejo de la Juventud.

Es la plaza del Dos de Mayo. Es la plaza del Dos de Mayo.

La sala Maravillas. Jesús Cuerva, 23 años,

graduado en Publicidad.

Chicos, os lanzo la primera pregunta.

¿A qué edad visteis porno por primera vez?

Guau. Estamos hablando de porno.

Por si no os habían ubicado antes.

Ya, además, estaba el tema supercaldeado.

En mi caso, la verdad, no lo sé.

Supongo que cuando empecé a tener estímulos,

cuando empecé a experimentar, digamos que a los 11 años.

O diez.

¿Y tú, Jesús?

Yo soy... Ay, Sergio...

Perdona, os he cruzado.

Yo fui bastante tardío, a lo mejor fue en tercero de la ESO.

No sé en edad de cuánto... Uy, "bastante tardío", dice ya.

O sea, comparado con la edad media que hay de consumir pornografía,

que es mucho antes.

Y me sorprendió bastante.

Una cosa, ¿os ha afectado haber visto porno

en vuestras relaciones sexuales?

-Sí, totalmente. Totalmente.

En mi caso, muchas veces,

no es que ya te afecte a ti como persona,

sino que muchas veces tienes en mente

lo que puede esperar la otra persona de ti.

Porque está como este estigma,

esta imagen del porno,

entonces, de pronto, te ves en situaciones en las que...

En movimientos o en posturas en las que no eres tú.

Y, de pronto, eres consciente, y dices: "WTF!".

"¿Qué hago aquí?" o "¿qué es esto?".

"No soy yo", ¿no?

Entonces, en ese momento, te planteas:

"Jolín, qué problemón tenemos, ¿dónde está la erótica?".

"¿Qué estoy haciendo? ¿Qué es esto? ¿Quién soy yo?".

No sé. Eh...

Y en este sentido, por ejemplo, pensáis...

¿Alguna vez habéis visto porno a modo de tutorial?

Yo, específicamente, a modo de tutorial, no.

Es verdad que... "A modo tutorial, no, a modo paja".

Ah, vale.

Lo que estamos viendo ahora mismo,

este debate ya lo hemos vivido y es muy profundo,

entonces, sí que he podido aprender y tengo mi posición.

Y eso ha impedido que lo vea como un tutorial,

sí como disfrute, de placer.

¿Cuál es tu posición?

En mi caso, viendo lo controvertida que está la situación,

más que hablar únicamente de pornografía,

es ver el contenido que tiene esa pornografía.

Actualmente, creo que todos estamos de acuerdo,

la pornografía que estamos viviendo

no es para nada positiva para la sociedad.

Hay que elaborar medidas.

Estamos diciendo todo el rato "educación, educación",

pero ¿qué educación?

Si no metemos una asignatura obligatoria

de Educación Sexual en las escuelas,

no restringimos,

no elaboramos indicadores de qué está bien y qué no,

no vamos a poder restringir una pornografía

que, y todos estamos de acuerdo,

estamos en contra de que se reproduzca.

Entonces, diríamos...

¿Habéis vivido la pornografía como un tema tabú?

-No. -Sí.

-Bueno, di tú, Jesús. Dime tú, cari.

-En mi caso, supongo que la pornografía

no sería un tema tabú.

Creo que es un algo totalmente normalizado.

Hubo momentos de nuestra infancia en la que decíamos:

"¿Ves porno?". "Yo no, yo no veo porno".

Cuando, digamos, tienes amigas católicas, o tal.

Pero, bueno, en la juventud, en mi generación,

como que es algo bastante expandido.

Incluso ahora, en el confinamiento...

Cuando estabais hablando, se me venían a la cabeza

muchas preguntas que haceros a vosotros.

Decía: "¿Qué sería el confinamiento,

de todas las personas que vivimos solas,

sin la pornografía?".

Que, por supuesto, podríamos estar perfectamente y a gustísimo.

Hace 100 años, a lo mejor tenían una imagen de la erótica diferente.

Pero, bueno, entonces, no sé qué estaba diciendo.

No me acuerdo yo tampoco.

O sea, sí que me acuerdo, te he estado escuchando.

Lo que quiero decir, en relación al tema de la pornografía,

si vosotros... El otro compi que estaba hablando,

él está diciendo que aboga por un cambio,

¿cómo educarías tú a tus hijos en torno a ese cambio?

Si al final todos se han zurrado la sardina,

¿qué está pasando?

Yo, chicos, estoy muy perdida.

Si todo el mundo se ha zurrado la sardina,

¿cuáles son los cambios?

-Lo primero de todo, y creo que nos ha hablado lo suficiente,

es entender que el placer no está únicamente en el coito.

No está solo en el pene o la vagina.

Eso es algo que hace la pornografía mucho.

Pero el placer es todo el cuerpo.

Podemos tener sentimientos eróticos y disfrutar

sin pasar por los órganos genitales. Es educación sexual.

Y, evidentemente, respeto, empatía y, ante todo, consenso.

Porque creo que la pornografía actual

no lo representa todo bien.

No lo representa

como deberíamos obligar a que hiciera.

¿Crees que se podría generar un porno saludable?

Porno sano, joder, perdón, no saludable.

Pues esto es discutible.

Y ni yo mismo creo que tengo una decisión clara.

Lo que sí es seguro es que puede existir una pornografía

que reivindique unos derechos.

Aunque el fin de la pornografía no sea en sí educar,

que sea educativa.

Y eso lo podemos ver en los propios vídeos porno,

donde una pareja decide grabarse en un vídeo,

efectivamente, entre esas dos personas está consensuado,

son dos personas que se quieren, no es la gran mayoría,

y hay que trabajar sobre un modelo de pornografía.

Pero ese porno donde hay consenso, está remunerado,

pero realmente son dos personas que se quieren

y disfrutan de ello,

y alejándolo del iconocentrismo de la penetración,

creo que puede ser ético y puede ser positivo

educar en modelo similar a eso.

Ya que la pornografía existe sí o sí,

al menos que tienda a un modelo diferente al de ahora.

Jesús. -Sí.

Perdóname, creo que puede llegar a ser saludable

en el momento en el que una persona elige el contenido que ve.

Elige el tipo de porno que quiere ver

porque a lo mejor ya tiene un fundamento

de cuáles son sus fantasías sexuales...

Sus apetencias...

Antes hablábamos de que una persona

que entra en el porno por primera vez

no sabe qué va a encontrarse.

Entonces, como que se va a crear esa imagen de fantasía,

y quizá esa fantasía no es la que corresponde

con tu gusto personal, pero es la que te han impuesto.

Pero puede ser saludable

en el momento en que ya lo encuentras

y haces uso de él como si de una novela

o de una película se tratase.

¿Sabes? Para satisfacer o para, en se momento,

darte un chute de endorfinas o de lo que sea.

Vale. Bueno, como vamos un poquito justos de tiempo,

esto es como lo típico que se dice en los programas de éxito,

pues vamos a hacer unas pequeñas conclusiones,

De un minuto cada uno,

de las reflexiones que tenemos en torno a esto.

Y ya está. Yo lo voy a contar por ahí.

Empieza tú, Silvia.

¿Tengo que empezar yo?

(HABLAN A LA VEZ) Porque estás a mi izquierda.

No... Por favor...

Ay, chicos, yo qué sé.

No, va. Vas.

A mí me parece obvio lo que estabais diciendo todos.

Hay que consumir la pornografía de una forma responsable.

De buenas a primeras,

te vas a encontrar con un montón de cosas gratuitas.

Vale, consumo responsable.

No vayáis a las páginas gratuitas.

¿Qué tal? ¿Qué os parece esto?

Y así empezamos a buscar directamente un porno

de determinadas productoras,

que sepáis de dónde viene esa productora,

que sepáis cuál es el mensaje que quiere dar,

quiénes son los performers...

¿Qué tal si buscamos si estos performers están...

más a favor de mostrarse de forma un poco más feminista,

o no,

y dejamos de ir a los sitios

donde se sabe que está todo lo macabro? ¿No?

Claro. O sea...

Si buscamos una pornografía responsable,

yo no veo por qué tendríamos que prohibirla.

¿Por qué tenemos que prohibir la pornografía

y no tenemos que prohibir el cine que es ultramachista?

Donde las mujeres sí que son "superobjetivizadas"...

Y aquí no veo a nadie diciendo:

"En esta última de 'Fast & Furius' no veas cómo estaba el rollo".

O yo qué sé, la de "Cincuenta sombras de Grey",

donde, aparte de que se tergiversaba el BDSM

de una forma brutal, no podía ser más mi...

O 365 días, que "mama di papa".

¿Por qué no hay tanto debate con esto? Hay un filtro.

Porque hoy es de porno, como pone aquí debajo.

Quiero decir, es mucho más fácil señalar a la pornografía

y decir todo es malo,

cuando, realmente, el consumo que se tiene de pornografía

es el gratuito.

Que es al que todo el mundo puede llegar.

Y luego no se están fijando

en dónde están realmente las otras lacras.

No solo es una, hay un montón de lacras ahora mismo.

Vamos con el cierre de Laura.

Laura. Sí.

Bueno, primero,

el discurso de elegir el porno que cada uno quiera

es un discurso individualista, neoliberal.

Las elecciones individuales de las personas

no pueden cambiar el sistema por definición.

No ocurre en la pornografía, no ocurre en ninguna industria.

Entonces, el problema hay que atacarlo de raíz.

La pornografía no debe ser prohibida,

debe de ser abolida.

Eso requiere de unas medidas que son más complejas.

Requiere perseguir al señor... -Guau.

-Saliéndose de todas las normas

y todos los deseos que nosotros tenemos

y que compartimos, de...

"Ojalá el mundo fuera de otra forma".

"Ojalá el consumo fuera responsable".

El señor que paga a la webcamer, luego se va a Pornhub igual.

Porque el problema es que la pornografía,

como he dicho al principio, perpetúa el sistema.

Es una perpetuación de lo que ya existe.

Es uno de los pilares del patriarcado.

La pornografía como totalidad.

Eso significa que, cuando lanzamos una imagen nuestra al ciberespacio,

no podemos controlar el uso que se le va a dar.

Ese es el problema.

Y un último apunte sobre el porno amateur.

Lo has mencionado brevemente.

Hay mucho mito con el porno amateur.

La mayor parte de esa pornografía es o porno de venganza

o mujeres en situación de prostitución

siendo pagadas por puteros.

Esto lo cuenta Rachel Moran,

superviviente irlandesa de prostitución,

en sus memorias.

Y lo cuentan otras supervivientes, ella lo cuenta en primera persona.

Y es una de las modalidades habituales

del llamado "porno amateur".

Y ya está. Muchas gracias.

Doctor Villena.

Villena, que es un pueblo de Alicante precioso.

Las expectativas que se generan sobre mi conclusión final.

Villena es un pueblo precioso. Presupuesto.

Donde hay muchos santeros y santerías.

Como yo, que soy una santa. Venga.

No, la verdad,

escuchando a estos chicos que han entrado por Zoom,

me planteaba... ¿Has visto qué cabales?

Completamente. Es que la juventud está muy bien.

La verdad es que sí.

Y me planteaba que la gente joven que va a ver este programa

se puede hacer la pregunta de...

"¿Qué parte del porno hay en mi sexualidad?".

Y quizá es una buena manera de discernir lo que es mío,

lo que es bueno, lo que es sano,

lo que realmente me hace crecer como persona.

También quiero introducir el lema de mi asociación,

que se llama "Dale una vuelta", que es "Stop Porn Start Sex".

No tanto por el "stop porn",

que ya hemos entrado aquí mucho en debate,

sino por el "start sex".

Vamos a empezar a vivir una sexualidad sana,

respetuosa, empática y que incluya,

aparte de la dimensión biológica y lo fisiológico,

que no somos animales,

incluya lo cognitivo,... Lo emocional.

la formación, lo emocional, lo afectivo, lo vincular,

los estilos de apego, el cuidar, el tener en cuenta al otro,

sea de la manera en la que yo quiera vivir la sexualidad y la relación,

la pareja o lo que yo quiera tener,

pero teniendo en cuenta que somos dos personas en un encuentro

en el que hay una intimidad, una vulnerabilidad de ambos.

Y yo creo que eso, desde la educación sexual

y si los Gobiernos también se ponen las pilas,

ayudaría a que todo fuera mejor.

Anda que al Gobierno no se le hacen peticiones...

Esto parece... el chat de Terra.

Está complicado.

¿Quieres hacer tú particular cierre?

Sí, quiero. Tienes 30 segundos.

Rápido. Sí.

(CARRASPEA)

Por norma general, no somos Xena, la princesa guerrera.

Tampoco somos Hércules ni Míchel Salgado,

que iba con él, no sé si os acordáis.

No todo lo sabemos, todo lo conocemos

y a todos gustamos.

Y hay una cosa que no nos dicen en el porno

y que yo voy a contaros.

Preguntad.

En el sexo, preguntad.

¿Un dedo? Bien.

¿Dos? Bien. ¿El puño? Ea.

Pregunta, conócete y pregunta.

Pregunta... ¿Esto...? ¿Sí?

¿Bien? ¿No? ¿Bien? ¿No?

Pregunta.

Bueno, pregunta y también comenta.

Comenta en nuestro vídeo de YouTube a tope.

Se nos está acabando ya el tiempo, corazones.

Pero podéis seguirnos en nuestras redes.

Ha sido un placer.

-Gracias. -Muchas gracias.

De hervor, de hervor con "V", en ese sentido, en el día de hoy.

Y yo qué sé, efectivamente, "attenti al cane".

¿Sabes de lo que hablaremos el próximo día? Te lo digo:

de relaciones tóxicas e "Isla de las tentaciones".

Guau. LOL.

Muchas gracias por haber estado hoy aquí.

Comenta, comenta, comenta, comenta,

comenta, comenta, comenta...

Que ya me dan apneas de decir tanto "comenta".

Gen Playz - Porno a los 8 y otras historias

¿Crees que este estudio refleja la realidad de los jóvenes?

Manuel, 24 años, estudiante de grado superior de Integración Social: No creo que refleje la realidad. Puedo entender que sea alto, pero un 90% me parece exagerado.

Antxon Arizaleta, 22 años, estudiante de Ciencias Políticas: Probablemente si que tenga que ver con la realidad porque vivimos en una sociedad donde la educación sexual brilla por su ausencia. La única socialización que tenemos con el sexo suele ser la pornografía. Pongamos por ejemplo una escena pornográfica donde aparece una mujer realizando unas prácticas que se ve no le están proporcionando placer, sino al contrario, le están haciendo sufrir. Diríamos que esto no tiene nada que ver con la vida real, pero sin embargo es algo que ocurre. Por ejemplo, cuando una chica está con su novio y está realizando una práctica que no le remite ningún placer, pero que por la manera en la que ha sido socializada en el sexo ella misma se ve obligada a complacer el deseo del hombre. ¿Cómo no va a sentir el hombre que es una sexualidad real? Si en sus prácticas cotidianas está sucediendo. Lo que hace el porno es simplemente cambiar la posición de la mujer, exagerando o modificando la realidad.

As. Lizarazu, 20 años, estudiante de Antropología Social y Cultural: Creo sinceramente que refleja la realidad, porque aunque me esperase cifras más bajas, si que los hombres suelen pensar que el porno es algo menos ficticio con respecto a las mujeres.

Andrea, 23 años, estudiante de Traducción e Interpretación de Alemán: Creo que refleja la realidad. Nada es 100% como ocurre en el porno y ellos piensan que sí. En una relación sexual hay mucha más conversación y no es tan al hecho como se muestra en la industria.

Sofía Pérez Corral, 21 años, estudiante de Biología: Son datos muy representativos que reflejan la realidad de cómo conciben el sexo los hombres y las mujeres. Al final la pornografía mainstream es muy falocéntrica, se ha centrado siempre en que el hombre sea complacido por una mujer. No me sorprende que refleje la realidad para los hombres y que para las mujeres no. Porque al final el sexo se trata de disfrutar ambos y en la pornografía el centro de placer siempre ha sido el hombre.

Las conductas de riesgo más frecuentes son el sexo sin preservativo, sexo en grupo y grabar a otra persona, ¿están estas conductas alimentadas por el porno? 

Manuel: He tenido sexo sin condón, pero no sexo en grupo, ni grabado. Pero no creo que esté alimentado por el porno.

Antxon: Si que lo alimenta porque la única fuente de socialización con el sexo para mucha gente es el porno. Las prácticas que aparecen como placenteras en el porno se extienden porque funciona como un creador de deseo.

As: Suelen ser alimentadas por el porno claro, en especial lo de grabar a otra persona. Lo del preservativo creo que es más por una falta de educación sexual. Si que creo que la gente trata de repetir lo que ve en las películas porque tienden a fantasear mucho y aspirar a lo que ve.

Andrea: Hay muchas plataformas donde la gente sube vídeos caseros y se pueden ver ese tipo de prácticas, que la gente intente recrearlos es habitual. Aunque creo que se debería separar ficción de realidad.

Sofía: La pornografía para los hombres es lo idílico, aunque sea una exageración total de la realidad. Creo que si en los vídeos pornográficos usaran condón los hombres lo tendrían mucho más en cuenta. Lo ven y se creen que no es tan importante, cuando la realidad es que los actores se hacen pruebas de ITS y ellos en general no. La pornografía alimenta un sexo desprotegido que se ve mucho en la realidad.

El 11% de las mujeres encuestadas admite haber recibido violencia de alguna pareja sexual (asfixiar, pegar, escupir), ¿te sorprende este dato o no?

Manuel: En mi entorno cercano no se da o no se habla, pero no me sorprende para nada el dato. 

Antxon: Me parece un porcentaje bastante bajo. Es cotidiano escuchar hablar de practicas sexuales violentas. En muchos casos son consensuadas y quizás este porcentaje se refiere las no consensuadas. Pero si, es algo bastante habitual.

As: Me esperaba una cifra más alta, puesto que la mayoría de mujeres que conozco han recibido algún tipo de violencia de alguna pareja sexual. Incluso por redes sociales a la gente le suele resultar muy excitante cosas como el estrangulamiento o escupir.

Andrea: No me sorprende. En el porno está todo pactado y si hay algo que no le gusta al actor o actriz, creo que se para. Si lo ves en una película, piensas que a todas las mujeres les gusta lo mismo. Cuando esto no es así. Hay muchas diferencias de gustos en las relaciones. Todo se debería basar en la comunicación y en el momento que haya algo que no te guste, decirlo. Muchas veces el hombre asume ese poder de potestad sobre lo que te gusta o no.

Sofía: Me sorprende, desgraciadamente, porque creo que es mucho más alto. Yo lo he vivido, la gran mayoría de mis amigas también. Creo que es algo que hemos vivido todas, muchas veces sin consentimiento.

¿Piensas que el consumo de porno puede tener algún efecto negativo? ¿Cuál?

Manuel: Si creo que es negativo. Yo he llegado a tener adicción a la pornografía. De hecho me metí en una pagina que es una comunidad para acabar con la adicción al porno. Después hice una sesión de abstinencia de 3 meses, porque llega un momento que no te das cuenta y estás enganchado. No es como una droga, pero al final como liberas dopamima y sobre todo va ligado a problemas de salud mental, al final te destruye. Cada vez consumes una pornografía más explicita y al final distorsionas la realidad e incluso pierdes el apetito sexual. El sexo real pierde sentido porque has consumido un tipo de porno que no tiene nada que ver. Para mí tendría que haber una educación sexual sobre cómo masturbarse, sobre todo en los hombres, más satisfactoria sin tener que llegar a la pornografía.

Antxon: Te diría que el porno no es negativo en sí. Al fin y al cabo solo es la grabación de personas teniendo sexo. Lo negativo son las propias relaciones sexuales, que como toda relación social en nuestra sociedad está atravesada por el machismo. Entonces se da un sentido jerárquico en que la mujer suele estar por debajo. También es negativo que, al muchos jóvenes no tener alternativas de educación sexual al porno, todas las prácticas tóxicas que se dan en el porno se perpetúan en la sociedad.

As: Creo que el consumo de porno solo tiene efectos negativos como: crear unas expectativas falsas sobre el sexo, promover la violencia contra la mujer y las consecuencias que puedan tener los mismos actores y actrices porno.

Andrea: Creo que tiene un efecto negativo si se utiliza mal. Si se enseña que el porno es fantasía y ficción creo que puede llegar a ser positivo. Pero si partimos de la base de que nada de eso se ha enseñado nunca, porque el porno es un tema todavía muy tabú, puede haber una desinformación que cause ese efecto negativo tanto en las relaciones de la gente, como en cómo se ve desde fuera el porno. 

Sofía: Por supuesto que es negativo. Por lo que yo he vivido, el sexo terminaba cuando el hombre eyaculaba. Es algo en lo que yo he creído siempre hasta hace poco. Siempre he intentado complacer a los hombres sin darme cuenta de que yo también estoy ahí, yo también soy importante y yo también quiero disfrutar. Suena muy obvio pero no siempre ha sido así. Hasta hace nada hemos pensado que el sexo era meter y sacar. Muchas mujeres no han sabido vivir su sexualidad, ni lo que era el clítoris, porque eso al final no era importante para el hombre. Entonces creo que sí que tiene muchos efectos negativos porque la gente se hace una idea del sexo que está muy alejada de la realidad y a veces es muy fea.

Por último, ¿Qué tipo de educación sexual has recibido?

Manuel: Yo no he recibido ningún tipo de educación sexual. En mi familia era un tema tabú y en le colegio tampoco nunca hemos tenido una charla de educación sexual. Me hubiera gustado porque creo que es muy necesaria. Porque al final todo ha sido en base a mi experiencia.

Antxon: Supongo que es poca, como la de la mayoría de la gente. La primea educación sexual que debería ser es la de los padres y las madres hacia los hijos y las hijas. Hablando con mis amigos, sí que reconozco que mis padres han hecho un esfuerzo mayor que el resto. Pero limitado porque no es algo que se hable con total libertad. En segundo lugar, la educación sexual que deberíamos recibir a través de la escuela es nefasta. Todos hemos vivido las escenas estas en las que un señor/señora venía a enseñar cómo poner un condón a un plátano o a decirnos esto es una vagina y esto es un pene. Pero cosas muy limitadas que evidentemente lo único que provocaban eran risas. Porque cuando a los adolescentes no se les toma en serio, no se les trata como iguales o se les infantiliza, no se les puede educar en una cosa que se les ha dicho que es de adultos. Entonces al final la única forma que tienen de socializar con el sexo es el porno al que pueden acceder sin problema y sin ningún tipo de regulación.

As: La escasa o nula educación sexual que yo he recibido ha sido básicamente sobre reproducción sexual, un poco sobre ETS y enfocada mucho al sexo con penetración entre hombres y mujeres (muy heteronormativo) lo cual no siempre se ha ajustado a mis deseos o aspiraciones. Pero en general es sobre todo escasa.

Andrea: Nunca he recibido ninguna charla en exclusiva. Mi colegio era concertado y lo poco que he dado lo hemos visto en los libros de biología. Lo que ido aprendiendo ha sido por mi propia curiosidad. Así he aprendido a saber lo que hay que hacer, lo que no. Mi educación ha sido internet y las redes sociales antes que el colegio. Porque en el colegio había mucho tabú en cuanto al sexo.

Sofía: No he recibido ningún tipo de educación sexual en el colegio. He ido a un colegio privado, que no era católico ni nada, pero sin embargo nunca nos dieron charlas sexuales de ningún tipo. Creo que es esencial. Mis padres intentaron darme una charla, pero ya era un poco tarde. Todo lo que he aprendido ha sido por internet y por lo que me han ido contando mis amigas. Entonces la pornografía influye mucho porque es de muy fácil acceso y muchas veces para los niños y las niñas es la única fuente de información, lo cual es muy triste.

PLAYZ

anterior siguiente