Enlaces accesibilidad
Gen Playz

¿Se come el capitalismo a las revoluciones?

  • ¿Somos activistas por moda o porque realmente creemos en ello?
  • Sentamos a Samantha Hudson, Ernesto Castro, María Palmero, Javi Alonso y Iago Moreno para ver qué opinan sobre el tema
  • En este Gen Playz entramos de lleno en el supermercado de las revoluciones, cómo saldremos ya es otra historia...

Por
 Gen Playz
Gen Playz cropper

Si el Che Guevara se levantase hoy de su tumba, ¿qué pensaría cuando viese su rostro plasmado en miles de camisetas y demás artículos de merchandaising? El capitalismo tristemente se apropia de todo, hasta del propio comunismo. Algo que viene de la cultura consumista en la que vivimos y de la que parece casi imposible librarse. Algo de lo que tan bien supo sacar partido en su día Andy Warhol que nos vendió la cultura pop como arte. De esto precisamente, de cómo el capitalismo lo engulle todo hasta los movimientos que nacen en su contra, va el último Gen Playz titulado: "El supermercado de las revoluciones". 

No recomendado para menores de 16 años ¿Somos revolucionarios por postureo o por convicción?
Transcripción completa

Si el capitalismo te vende cosas que nadie necesita,

como una bata-manta o una pizza de nachos con queso,

¿cómo no una camiseta feminista o un cepillo de dientes

ecosostenible de bambú? Las causas sociales

se mercantilizan como marcas de champú

y no es solo culpa de quien lo vende,

también nuestra por comprarlo. ¿Por qué definirnos ideológicamente

mediante el consumo? ¿Somos más activistas

porque queda bien en Twitter o porque nos preocupa?

¿Cuántos activistas habría si se cayese Internet?

¿Somos revolucionarios de usar y tirar, de teclado?

¿Se puede salvar el planeta a base de pajitas reciclables?

(Dentro "GENPLAYZ".

(Sintonía "GENPLAYZ")

"Bona tarda". Me quedé pillada, pero no pasa nada,

soy más básica que el mecanismo de un calcetín.

¿Qué tal, Darío? ¿Te levantaste con alguna inquietud, revolución,

con ganas de cambiar el mundo? Depende del día.

Hoy no, pero mañana quizá.

Yo recurriré a este recurso que nos pusieron aquí,

que es: 17 de noviembre;

hashtag: día mundial de la diabetes.

Ah... "Fuck" diabetes.

Hashtag: "free the sugar". ¿No?

Que la... No sé yo, ¿eh?

Que la saquen, que la liberen. "Free the sugar" de la "blood"

pa' que no te dé un caput. Muy bien.

O lo que sea correcto. Eso no es una causa, ¿eh?

¿Cómo que no? No.

La peña que lucha por mejorar lo de la insulina, seguro que...

Condición. Bueno, solamente te digo una cosa,

traemos un programa de enjute, que verás abajo,

que no tengo claro ahora, pero nos ayudan siempre

estos vídeos maravillosos que preparan nuestros compañeros.

"Jasca". (OFF) "Feminis".

"Jasca". -"Kuir".

"Jasca". -"Antirracista"

"Jasca". -"Recicla".

"Jasca, jasca, jasca, jasca". -"Dicen que somos la generación

más comprometida y concienciada

con las causas sociales de la historia.

Pero también porque mola serlo,

que el activismo es un producto de consumo más,

que vivimos en una suerte de supermercado de las revoluciones

en el que si un día se rompiera Internet,

nadie sería activista.

¿Consumimos disidencia y activismo de manera identitaria?".

Hay que ser muy hombre para ser una reina.

"¿Por qué de rédito social? Porque mola y vende.

¿Está el capitalismo encantado con nuestras revoluciones

porqueno cuestionan sus bases o son luchas justas

en las que nos implicamos?". -¡Bailo por las que ya no están

y por las que sufrieron! "¿Estamos más comprometidos

que nunca..." -"Assassins!"

-"...o vivimos en un McDonalds de las causas sociales..."

(MEGAFONÍA) "It's open..."

-"...en el que cada día aparece un whopper de reivindicaciones?".

De una, por la cara. Venga, a presentar la mesita,

que me gusta mucho. ¡Ah!

Un corazón. A ver...

"He is Ernesto Castro". Por fin dejó su silla decimonónica

del museo este..., ¿cómo se llama? El museo que está ahí,

bueno, Whatever, el museo del romanticismo.

Me refería a otro en Plaza España...

¡El Museo Cerralbo! "Grazie" al pinganillo.

El Museo Cerralbo. Su silla de Luis XVI, que no es de ahí,

pero la dejó, está aquí sentado y ya sabéis, si no, lo digo,

es divulgador, filósofo, youtuber,

autor contra la posmodernidad y el realismo poscontinental.

Ni una cosa me he dejado. Y es un encanto

y tiene una sonrisa espectacular. Estoy muy pillada de la cabeza

con esta persona, nos folla las mentes.

Ella es Samantha Hudson, es mocatriz,

pero sobre todo reina.

Se define en su cuenta de Instagram como la Miranda Makaroff

de los pobres. Ya quisiera Miranda Makaroff.

¡Reina, ole que sí! ¿Has dicho exmocatriz?

No, mocatriz. Digo: "Aún no me he muerto".

No... De momento, dame tiempo,

quizás muera aquí. Pues estaría...

Es lo que buscamos. Por lo que me trajisteis.

Sí. Él es Javi Alonso,

estudió Fotografía, pero se dedica a crear contenidos para YouTube.

La bio me encanta, porque es...

(EN INGLÉS)

Bueno, ¿cómo estás? ¿Qué significa eso?

Lo más importante de la vida es la hidratación, beber agua.

Me alegro de que bebáis todos agua. -A beber agua.

Me lo ha recordado. Ya...

Justo me habéis traído para esto. La intención es tener en cuenta

a todas las personas que puedan estar afectadas

por una causa y no solamente a las personas blancas,

heteros, ricas, etc.

Entendido. En pantalla tenemos

a María Palmero, periodista. Ha escrito en El Confidencial

y está ahora en Voz Populi.

¡Qué gracioso el gato, por favor! ¡Ay!

Ojalá... Hacedle protagonista. Hola, ¿qué tal?

Es una gata. ¿Cómo estás, María?

Muy bien.

Y desde Inglaterra tenemos al sociólogo, ¡ojo!,

por la Universidad de Cambridge, Iago Moreno,

que actualmente hace allí su posgrado.

Me encanta, porque esas casas moqueteras,

sin persianas y con ese radiador que gotea en la moqueta siempre.

Muy simbólico. Amor, desmuteate.

(Risas)

Mucha sociología, pero... Es un...

Al final, gajes del oficio.

Es de las pasiones ocultas de los ingleses.

Yo no me llevo bien con la moqueta. Es un placer estar aquí, gracias.

Ya está, abrimos boca. Lanzo la primera pregunta.

Venga, a ti Samantha. ¿A mí?

Porque buscaba por este... Las travestis primero, ¿verdad?

Exacto, eso es. ¿Estamos más preocupados que nunca

por las causas sociales o las defendemos sin preocuparnos?

Creo que la realidad y la preocupación es un poco

es una histeria colectiva, ¿no? De repente hay un germen,

empieza a brotar... Creo que sí hay una preocupación,

sobre todo de las nuevas generaciones,

por luchar por tener más conciencia,

intentar solucionar estos problemas que surgen,

como puede ser el racismo, el machismo, la LGTB-fobia...

Entonces, sí que creo que las nuevas generaciones

están más concienciadas. Además, salta a la vista,

los de la generación Z somos superbuena onda,

tenemos buen rollo. Creo que sí hay mucha conciencia

de los cuidados sobre todo. ¿No es objeto de consumo,

como aparecía en imagen? Claro que sí.

Es una de cal y otra de arena, lo cortés no quita lo valiente.

Cuando surgen nuevas preocupaciones,

el sistema intenta amoldarse y a sacar partido económico de eso.

Siempre intentan sacar parné y obtener ventaja a nuestra costra.

A nuestra costra total.

Cuando hablamos de políticas de identidad,

para adjudicar al individuo en nuestro debate,

¿de qué estamos hablando?

Políticas de identidad es un término que se utiliza

a partir de los 80 para referirse a derivas de antirracismo

y feminismo, y la idea es que en lugar de luchar por objetivos,

se reivindica un punto de partida. Es una identidad de un colectivo

que se reivindica, no por lo que opina, sino por quién es.

Frete a esta crítica esbozada desde el liberalismo,

desde el centro-derecha, se debería reivindicar

que casi todas las luchas históricas

han sido por el reconocimiento. La lucha de la clase trabajadora

era de que unas personas que no eran reconocidas

en sus derechos, en su contribución a la economía, lo fueran.

El valor del reconocimiento de quién es uno y qué hace,

es valioso en el siglo XIX, en el XVIII, en el XX y en el XXI.

Para Iago y María,

para establecer conexión con muchachitos de Zoom,

¿mola ser activista en Twitter, es guay,

pero a la hora de llevarlo a cabo como que hay más pereza?

¿Existe una brecha en esto? Que conteste él primero.

¡Ole, que sí! Yo creo que, realmente,

es como espejismo lo de que nuestra generación actual,

como generación Z, se implica más en política que las anteriores.

De hecho, si tenemos hoy algún legado en los movimientos,

es porque existió la juventud que se movilizó

contra el Plan Bolonia

o en la etapa de Juventud sin Futuro, etc.

Más lo que hay es una estridencia cultural

que surge... Yo había pensado

en el caso, por ejemplo, de cuando Almeida fue a Telemadrid

a este programa en el cual se tiene que entrevistar

con 20 niños de primero de Primaria,

quizás lo más contundente y afilado que un periodista.

Los niños le preguntaban: "Si tuvieses que elegir

dónde donar, ¿donarías Notre Dame o para salvar el Amazonas?".

Y Almeida, en un destello de brillantez, decía:

"Esta me la sé. A Notre Dame". Los niños se quedaban ojipláticos,

no entendían nada de lo que pasaba.

Porque al final hay cosas que ahora son de sentido común,

pero por transformaciones que son de fondo, de largo calado.

Y por mucho que uno eleve el tono, frunza el ceño

o haga "cosplay" de los Tercios de Flandes,

esas ideas quedaron ahí, ahora son de sentido común.

Es más lo vivimos, no que haya una gran movilización juvenil,

sino que ha habido cambios culturales que han puesto

en retaguardia esa idea de país patrimonialista y rancio

que tenían en género, raza, identidad social,

participación ciudadana e incluso de justicia social

a todos los niveles. ¿Y para ti, María?

Qué bien habla este chico. Yo estoy giñada,

con lo ordinaria, lo vulgar...

Yo igual, por eso que dices.

Bueno, creo que sí, estamos más concienciados,

sobre todo se ve con el medio ambiente,

el feminismo, los animales... Yo, por ejemplo,

que muevo en el ambiente animalista,

porque creo que no se les defiende nada,

sí que es verdad que hay mucho "merchandising"

de "no comas animales" y tal, y muy mono,

que no sirve de nada comprarlo, pero también hay "merchandising"

que sí que con los beneficios apoyan esas causas.

Entonces, creo que sí, es una sociedad más concienciada.

Yo vio con una niña de 11 años

y está con el medio ambiente hiperconcienciada,

y eso en mi época no pasaba: no reciclábamos, nos daba igual;

no pensábamos en contaminación... Ahora los niños,

yo sí que veo, y los más jóvenes, que están más concienciados.

Las redes sociales simplemente les dan voz

a que eso se hable.

Vale. Una cosa, Iago,

déjate el máster pa' luego. Perdón...

No sabía que sonaría. Precisamente decía...

Perfectamente estaba yo con los orangutanes,

intentando prestar toda la atención del mundo,

pero mi TDA me lo permitía de aquella forma.

Javi, ¿crees que hay un rédito social y económico

a día de hoy para aquellos que se declaran activistas?

¿Se ha mercantilizado la profesión de ser activista?

En parte sí. Estoy de acuerdo con lo que dijo él

de que se sentaron unas bases antes de las que tenemos

que ser conscientes, pero a lo mejor el activismo ha cambiado.

En los 80, si querías ser activista,

tenías que salir a la calle, estar en ciertos espacios

y ahora está democratizado en las redes.

Puedo ver un vídeo en YouTube de una conferencia de Angela Davis

y en su momento no podría haberla visto.

¿Si hay un incentivo económico activista?

Sí.

Diría que no, a no ser que hagas algo superbarato.

¿Y social?

Creo que puedes quedar mejor si te estás dando cuenta

de ciertos problemas,

pero no creo que alguien se exponga

a las críticas sociales y al dolor que puede causar

ciertos activismos porque la gente le vea mejor.

Por ejemplo, ¿la viralización de ciertas luchas sociales

está un poco inducida por los medios y por otras entes

o piensas que no? Creo que nuestra generación

está más concienciada y sí que nos importan esos temas,

pero es verdad que sí que como movimiento social

nos interesa ser parte de ciertas identidades y movimientos.

¿Qué piensas tú, hay tendencia en la viralización?

Sí. Lo que pensaba es que una lucha histórica de izquierda

era que se remunerara a los políticos por su trabajo,

porque desde la antigüedad se pensaba que la política

era un honor por el que no debía remunerar

y lo que se reivindicaba es que si no se pagaba a políticos,

serían esos puestos copados por gente rica.

En ese sentido no veo mal que los de oenegés tengan salario

por hacer un trabajo que debería cubrir el Estado.

En cuanto a la mercantilización, el asunto principal

es que el capitalismo es un sistema amoral,

solo maximiza el valor económico y el ético le da igual.

Si ciertos valores éticos dan dinero, apostará por ellos,

o viceversa. Si en algún momento lo que vende es el fascismo,

se venderá, así de sencillo. Al mismo tiempo,

el capitalismo, siendo amoral, pretende que sus mercancías

sean formas de vida. Es la doble paradoja

de que el capitalismo no genera valor moral ni ético,

pero vampiriza lo que está en los márgenes.

Todo movimiento levantado contra el capitalismo termina devorado

y es de lo que se nutre. Si no existiera el contracapitalismo,

no habría nuevas modas para ser vampirizadas.

¿Entonces nunca dejaremos de ser vampirizados, será eterno?

Mmm.. Es posible.

Me encantaba... "Free the sugar".

(Risas)

Vale... Iago, en los últimos tiempos

parece que surgen oleadas, o lo que está ahora de moda...

¿Qué es lo que se pone de moda de ser activista?

¿Por qué surgen esas oleadas? ¿Por qué de repente hay feminismo,

ahora "Black Lives Matter"?

¿Por qué van yendo y viniendo? ¿Por qué sucede?

El origen de esas...

modas en la publicidad de penetrar en luchas sociales

que se van metiendo en el orden del día

de comunicación y tal, está en la movilización popular,

o sea, es eso lo que antecede a la moda y no al revés.

Lo digo porque ahora está también muy de moda

hablar como que todos los activistas en realidad

son simplemente marionetas de un poder global oculto,

financiado por George Soros y tal.

Creo que cualquiera en su sano juicio entiende

que esas intenciones publicitarias por comprar nuestra atención

que normalmente son ajenos a la ideología de consumo

y a la centralidad de las marcas,

lo que con estas estrategias se puede cambiar,

eso todo viene de los jóvenes que se organizan una asamblea

de estudiantes para ir al "Fridays for Future",

o que asumen compromisos en sus estudios

para investigar el cambio climático.

Son oleadas de cambio y todo proceso de transformación histórica

va con flujos y reflujos, y durante estos últimos meses

hemos visto un estallido en contra de la violencia estructural

y racista que hay en los EE.UU., igual que en otros muchos países

occidentales, pero igual que en otras partes del mundo,

pueden ser otras movilizaciones las que van alcanzando su cénit.

En Bolivia hemos visto durante el último año

cómo la identidad de los pueblos indígenas

y la lucha contra el golpe de estado

se convertía en un furor en "Tik Tok",

y salían canciones, actuaciones, cortos, vídeos humorísticos,

bailes..., absolutamente todo. Porque al final,

detrás de toda lucha por la justicia social,

Siempre hay una efervescencia cultural

que genera este tipo de cosas. A raíz de eso quería preguntarte,

Samantha, que si crees que estamos construyendo un mundo más justo

con nuestro ciberactivismo o se está polarizando cada vez más

la sociedad con los "Social Justice Warriors",

y todo el activismo y el policía de balcón?

Creo que son cosas distintas.

Además, si entiendes cómo funciona el mundo,

luego leyendo redes, comentarios y reivindicaciones,

los reproches que se hacen,

te das cuenta de quién lo hace con una intención

divulgar un conocimiento, de enseñar o corregir

un mal comportamiento o una mala actitud,

o quien lo hace para ponerse una medalla.

Y en la mayoría de ocasiones como para volcar todo el odio

contra alguien que lo ha hecho mal o no se expresó bien,

y en vez de intentar corregir ese fallo, por así decirlo,

lo único que hacen es ir todos en masa a por él,

pero creo que eso es porque por dentro están un poco amargados,

frustrados. Entonces, volcar esas frustraciones

con alguien que no ha hecho nada malo,

les sabría mal a ellos mismos, porque estoy siendo injusta

con alguien que no ha hecho nada. Pero cuando ven a alguien

que ha hecho un comentario desafortunado sobre transgeneridad,

te cancelamos, van a por eso. Creo que algunas veces

es una reacción desmedida e infundada,

porque precisamente lo que se quiere es lo contrario,

que no se genere... La polaridad que hablas.

Que no haya extremos, bandos, sino el que no está tan informado,

no sabe qué significa un concepto o se expresó inapropiadamente,

cambie su forma de ser, de abordar esos temas

y avance un poco hacia esa mentalidad progresista

que es de la que alardea la gente que cancela a otras personas.

Quería preguntar a María y a Javi si hay luchas cada vez más guais

o más "edgy" que otras y por qué ocurre esto.

Creo que hay mucho postureo en los activismos.

Hay mucha gente, sobre todo los jóvenes,

que se unen a modas porque queda bien.

En "Black Lives Matter" Instagram estaba lleno

de fotos en negro y es como... No creo que toda esa gente,

ni influencers ni niños que son casi, sepan...

O sea, saben el concepto que defienden,

pero como uno y otro lo hacen, se convierte en una moda.

Entonces, igual que las manifestaciones feministas,

es lo mismo, ¿uno hace huelga? El otro también.

Nos vamos todas a pintarnos con pinturas moradas,

a pintarnos la cara, camisetas y banderitas,

y lo subimos a Instagram.

Es como que no creo que ese postureo,

esa clase de activismo en redes sociales sirva de algo

a la larga, se queda en un postureo de redes sociales.

No sé si era la pregunta... Bueno, pero la apreciación

me ha parecido bien. -Creo que sí que el activismo

de las redes sociales puede servir si lo aplicas en tu vida.

Si simplemente haces un "Tik Tok" y piensas que es activismo máximo,

a lo mejor no estás suficientemente ubicado.

Pero solamente el hecho de hacer un"Tik Tok",

si lo haces desde una conciencia,

no deberíamos desprestigiar ciertos formatos

por ser un formato en el que vemos a gente haciendo chorradas.

Y tenemos preparada una cosa que es el activismo mercantilizado

en su máxima potencia, que es Danel.

Saludos, querido público. Hoy estamos para celebrar,

para hablar de alguien que es muy cercano

a todos nuestros corazones, que lleva con nosotros toda la vida

y que no sabemos qué sería de nosotros sin él:

el capitalismo. De pequeño tuve mi fase neoliberal

de 13 años, pensaba que era el sistema de las oportunidades,

que era genial, porque daba visibilidad a todo el mundo,

donde tenemos la posibilidad de hacernos ricos,

donde todo era negociable, se valoraba lo más eficiente,

no sé qué... A pesar de que hay gente

de 35 años que sigue teniendo el mismo flequillo

y los mismos pensamientos que yo a los 12, he madurado.

¿Hay que llegar al extremo neoliberal

de reducirlo todo a sumas y restas? No, no soy una calculadora.

Abogo por un mundo en el que el valor monetario de las cosas

esté en un segundo plano frente al humanístico, al lógico

y demás cosas. Hablaremos de ámbitos concretos del capitalismo

y es una virtud que adulaba a los 12 años

y que a día de hoy aún me parece impresionante,

y es la capacidad del sistema de adaptarse, filtrarse

y meterse en todas partes de tu cuerpo,

en todos los orificios, por todos los poros en todos los ámbitos.

Jesús. Un ejemplo de esto

sería el hecho de que el capitalismo

se alimenta del odio hacia él mismo.

Hay chavales bangladesianos cobrando un bol de arroz al día

por manufacturar chapas del movimiento antifa.

Dices: "Hay camisetas de Inditex con eslóganes

en contra del capitalismo". Y esto no está muy bien".

Bienvenidos a la violencia estructural,

que siempre gana, es como la banca.

Estamos configurados de nacimiento de manera que nuestro cerebro

solo puede computar los comportamientos en este mundo.

Estamos programados para cuando nos zarandeen una zanahoria,

nosotros relinchemos, "hi, ah". Eso no sé si es relinchar.

Si vas al Orgullo a manifestarte con una fuerte convicción

de que defiendes los derechos, que haces un acto político, etc.,

cuando la gente empiece a rociarte con vodka, ¿no vas a alzar la boca?

Has venido a divertirte, relájate. ¿Quieres un masaje?,

¿quieres un algo?, ¿quieres una carroza,

un cubata personalizado con la bandera del arcoíris?

El abanderamiento, la chapita, la medallita de aliado

de la representación: capitalismo rosa,

capitalismo verde, capitalismo morado.

Todas las vertientes ideológicas sobre el mundo

son corruptibles por el capitalismo y eso lo hace tan eficaz.

No digo justo, no dio bueno, no digo ético, digo eficaz.

Porque es evidente que si toda la población mundial

baila al son de la batuta del dinero,

es porque nos gusta y cuando te lo ponen delante dices:

"Sí, me gusta, dame de eso". Moraleja:

no puedo pensar por vosotros, pero pensad,

desarrollad pensamiento crítico en vuestras casas

y no os dejéis engañar por los floripondios,

los logotipos de arcoíris y el corporativismo multimillonario,

que por mucho que los "Javis" se suban a la carroza del Orgullo,

la patrocina KFC. La gente rica es vuestro enemigo,

es mi mensaje, porque soy Lenin. Adiós.

Lenin en la Plaza Roja de Moscú hecho momia,

lleno de paja por dentro. Esas camisetas de Chimamanda

de 200 euros, de Dior, efectivamente, Amancio Ortega,

¿qué más cosas?, Nike haciendo hiyabs,

Gilette y el anuncio de la deconstrucción,

Uber antirracista... Con todo esto quiero decir

que si crees, Ernesto, que se aprovechan la empresas

del activismo para hacer negocio. Sí, por lo que dijimos.

El capitalismo necesita de esos valores extracapitalistas

o precapitalistas... Lo del límite del capitalismo

es que tengo que hacerlo en mi cabeza.

Además, retomando algo que dijo Javi sobre, esto,

la polarización, creo que justamente

ha sido una cosa característica del gobierno Donald Trump,

y que justamente después de ese gobierno

puede abrirse, y lo veo como mayoritario,

una política de discusión, de calidad interpretativa,

de no ataque, de no linchamiento, etc.

Ya es un discurso "mainstream"

la crítica de la polarización social que en España

puede parecernos excesiva, pero comparado con el siglo XIX,

tres guerras civiles, la guerra de la independencia,

la guerra civil española, me parece que no estamos

en nuestro peor periodo histórico en polarización social.

Mercantilización, lo que dijo Danel va a misa.

Se aprovechan las empresas.

¿Hay luchas más fácilmente absorbibles por el capitalismo?

Sí, sobre todo la lucha por los derechos de los animales

y el medio ambiente. Es muy fácil

que las empresas se aprovechen de ello

porque se crea un nuevo mercado que son los productos "eco funding"

y los que intentan paliar el cambio climático,

pero te los venden las mismas empresas que lo causan.

Hay un montón de empresas que sacan una línea eco

en la que te ponen palabras abstractas en plan

"con productos naturales o vegetales",

pero a lo mejor es un ingrediente. La cocaína es vegetal

y no quiere decir que sea buena. -Yo lo como.

Ah, vale...

Entonces conozco a muchos vegetarianos. Claro, vale.

No te entró a las 6 de la madrugada, solo eso.

María, ¿blanquean los poderosos, las grandes marcas,

su imagen a través de estas luchas?

¿Lo utilizan para blanquear un poco?

Yo creo que no.

No sé...

Las grandes corporaciones, las grandes empresas...

Tengo un ejemplo... Ah, eso sí.

Pensaba que te referías a grandes políticos.

Sí, claro, es como lo que pusisteis de la hamburguesa, igual.

Ahora vegan es como más guay y al final es lo mismo,

siguen matando animales, los siguen teniendo

para consumo humano y es la misma mierda de siempre.

Creo que la causa que menos se puede mercantilizar

es el animalismo, porque si comes verduras,

legumbres y tal, no hay ningún agricultor

dándote publicidad, es lo que hay.

Entonces, creo que es la única causa

que menos está mercantilizada, el resto está supermercantilizado.

-También vemos a Burger King, a un montón de restaurantes

sacando opciones veganas, yo soy vegano,

me parece muy bien que en estos sitios haya opción

si estoy en una isla desierta. Sí que lo utilizan,

pero porque ven que hay un mercado.

Cada vez hay más vegetarianos, veganos o incluso que no lo es,

pero le apetece comer algo para sentirse mejor.

Creo que se están aprovechando de ello ya.

Es que el dinero va para más empresas.

Yo voy al McDonalds: "Soy vegana, ayudo al medio ambiente,

soy animalista, me compro la whopper vegana".

Pero el dinero de la whopper va para la misma empresa

que financia esos actos que atentan

contra los derechos de los animales.

Pero en otras ocasiones a lo mejor lo que se quería era

reducir el consumo, ese gesto, no venderse como vegano

en McDonalds, porque sería... El consumo sigue siendo el mismo,

o sea, la gente que quiere comer carne en esas empresas

sigue yendo a comer carne, no se sustituyen los productos de carne

íntegramente por productos vegetales

o que no contengan "cruelty free",

es que hace un aditivo de productos veganos,

pero el resto de de la carta se mantiene igual.

-Es una línea extra para quedar bien

tipo damos opciones a todo el mundo...

Como Uber antirracista y no respetando

los derechos de los trabajadores. Es antirracista

porque discrimina a todos igual. Iago, ¿qué querías decir?

Creo que...

el grado en el que estas estrategias de márquetin funcionan,

creo que lo vemos en cuántas asambleas, organizaciones

o movimientos dedicados a estas luchas

seríamos capaces de mencionar a voz de pronto

sin consultar en Internet absolutamente nada.

Mientras que luego, cuando hablamos de campañas de márquetin,

podemos hablar muy fácilmente que si Burger King,

que si Uber, que si Starbucks... Evidentemente...

O sea, hay cuestiones que son por nicho de mercado.

Nike, evidentemente, venderá velos de fibra

para gente que quiera hacer deporte,

porque es una multinacional que vende en países

de mayoría musulmana y también hay una comunidad musulmana

que crece en Europa y quiere consumir

ese tipo de productos. Hay otros que son de polémica,

para explotar una economía en la atención,

en la que tú te posicionas como marca en base

a estar en boca de todos. Luego hay otras cuestiones

que son casi por virtud para los movimientos sociales,

es un síntoma positivo. Es decir, Starbucks,

para venderte su último café moca, es verde,

"fairtrade" y viene de economías comunales,

estaría dispuesto a irse a la Selva de Lacandona

a hacerte un anuncio con comandantes zapatistas y Rosalía.

Pero a la vez, eso tiene que ver con que vivimos en un mundo

en el que la opinión mayoritaria no es la negacionista,

no somos Hungría.

Ya. Ya.

¿Las empresas fomentan la redistribución,

cualquier causa que diluya

la redistribución de riqueza,

los derechos laborales?

Sí. El merado es un gran aliado de las políticas minoritarias,

no impositivas, identitarias, sectoriales...

Si tuviera que decidirse por votación mayoritaria

qué comen los españoles saldría chuletón, tortilla o...

Justamente este tipo de políticas que consisten

en transformarse uno mismo antes de transformar al mundo

tienen como aliado el capitalismo, que permite ese mercado.

David Foster Wallace, sobre lo políticamente correcto,

dice algo curioso: "La gente de izquierdas

dice que lo hace por los pobres, pero lo hace por sí mismo,

y si reconociera que lo que quiere es quedar bien y que ser generoso,

solidario, caritativo sienta bien y te hace mejor persona,

serían sus políticas más populares".

Me pareció un argumento interesante,

a la vez crítico con el postureo y la hipocresía

de ciertos movimientos, pero al mismo tiempo que muy...,

esto... Dios mío, estoy fatal. La presencia física me ha matado.

Al mismo tiempo que muy honesto,

verdaderamente popularizador de ciertas causas ¿no?

Es que ser generoso en lugar de estar cobrando tantos euros al año,

te hace mejor persona y por ese motivo

te comprometerás con lo que sea... Una consecuencia.

Una consecuencia, eso es. Pero la clase política,

que se supone que tendría que ir de la mano

con este tipo de causas o al menos muy cerca

en cuanto que al final es una corriente ideológica,

¿se aprovecha de esto? Muchísimo, viven de esto.

La política es la "praxilización" de los movimientos sociales,

mucho más que las..., y en ocasiones su financiación,

su promulgación, su intento de extensión,

eso clarísimamente. ¿También crees que pasa esto

como ahora en EE. UU.? Yo creo sobre todo que...

A mí me crispa mucho que se responsabilice

a la gente con menos recursos que intenta como concienciarse

y siempre se genera este sentimiento

de desdén o de fatiga: "Ay, voy a reciclar".

Mi tía Alicia, por ejemplo, está ahora como una loca

con el reciclaje y me sabe mal, porque a veces

es como un aditivo extra que te chupa energía,

que tienes que invertir tiempo y dinero,

y no eres responsable como individuo de estas cosas que pasan.

Con que 100 grandes empresas cambiaran sus políticas

y tuvieran..., se comportaran de forma más ecológica

o tuvieran más miramiento ya bastaría.

Entonces, me da la impresión de como que intentan

hacerte culpable o responsable de las cosas que suceden,

a ti, como individuo, y por eso sientes la necesidad

de irte a manifestarte, de comprar cosas con motivos feministas,

de apoyar o comprarme algo que sea LGBT...

Entonces, tampoco creo que la gente de a pie sea plenamente consciente

y se haga partícipe de todas estas nubes de "pinkwashing"

o "greenwashing" de forma consciente,

de estoy apoyando al capitalismo, sino que están algo engañados

y piensan que haciendo eso contribuyen a una mejoría,

porque en el fondo se sienten responsables como individuos

de las cosas que suceden a su alrededor.

¿Puede hacerse algo contra la mercantilización de luchas?

Difícil. Tiene razón Samantha,

las empresas están mejor cuando nosotros estamos insatisfechos

y sentimos que no hacemos suficiente,

porque así compraremos más cosas, cuando sobre todo

en temas medioambientales lo más eco es no comprarte nada,

quedarte en tu puta casa y no hacer nada,

así no generas residuos. Partiendo de la base

de que ninguna empresa será "eco frienly"

porque pondrá el beneficio por encima de lo sostenible,

a no ser que sea reciclado, hay parámetros en que no lo serás.

La única forma de cambiar esto

es que seamos conscientes de que no es problema nuestro,

que podemos aportar ciertas cosas,

pero por comprar una botella reutilizable

no acabará la contaminación mundial.

Iago, Samantha. Iago, empiezo por ti.

¿Qué hay de los creadores de contenidos,

cineastas, músicos, escritores, etc.,

ellos también mercantilizan las luchas?

Empiezo por Iago, lleva mucho callado.

Creo que si hacemos un recorrido mínimo,

veremos que la gente que entrega el pincel, sus acordes,

sus versos a las causas justas, realmente ha tenido que pagar

grandes precios por ello. Estamos en un país

en el cual ha habido bastantes artistas

represaliados por decir cosas que hoy salen en informativos,

sobre instituciones y personalidades

de la política que conocemos todos. Es decir,

no sé hasta qué punto hay momentos de fervor

respecto a determinadas luchas, pienso ahora

el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo en Argentina.

Evidentemente, si ahora alguien saca una canción

en favor del aborto en Argentina sin tener implicación en esa lucha,

conseguirá que tenga un gran eco. Rompería una lanza por ello,

casi prefiero asumir ese precio a pagar,

porque los arribistas y quienes lo hacen por interés,

no se la recordará... O sea, recordamos a Víctor Jara,

a Miguel Hernández, a Violeta Parra,

a la gente que vive el arte como herramienta de transformación,

no al que hace un gesto puntual.

Pero aun así, que existan esos arribistas

es casi algo positivo. Yo prefiero vivir en un país

en el que la gente que no tiene tanto interés puede coronarse

un día haciendo una canción por egoísmo,

a vivir en un país donde quien quiere expresarse artísticamente

porque realmente cree en una causa tiene que afrontar

la persecución, el boicot o el silenciamiento.

Esto, María, recogiendo un poco lo anterior,

has hecho una pequeña crítica antes a los influencers

por el "Black Lives Matter",

¿qué diferencia hay entre lo de los artistas

y lo de los influencers? ¿No es igual de positivo

que la gente coja cualquier cosa y diga: # "We are he world..." #?

Es que los artistas tienen más peso

porque, no sé...

Supongo que si alguien ha perdido su tiempo

en hacer un proceso creativo para apoyar una causa,

es porque sabe de qué va.

No es lo mismo que una chica que se dedica a ponerse ropa

suba una foto en negro. No sé...

No es por desprestigiar,

pero creo que los artistas, si hacen algo así,

es porque saben qué hay detrás.

¿Hay una burbuja en todo esto,

una burbuja como de izquierdas,

y cuando salen los "cayetanos" a la calle en plan de "Coletas",

quiero unas croquetas, a caceroladas o lo que sea,

es una auténtica revolución o no?

A ver, yo también me manifestaría para ir al Corte Inglés,

porque es supermercado es buenísimo,

en eso es en lo único que coincido con la ultraderecha,

pero tengo mucha esperanza,

Cómo viaja a los años 60.

Soy muy positiva,

entonces sí que creo que aunque las cosas

que se están haciendo cumplan un cupo de políticamente correcto,

porque el capitalismo te deja ser lo revolucionario

que le viene en gana. Mientras no te algas de unos parámetros,

puedes pronunciarte en cuestión de feminismo,

de LGBT, de identidad, de orientación,

porque ahora mismo se ha generado una nube de tolerancia,

que no es lo mismo que respeto. Es como: "Apruebo que hables

de estas cosas, entiendo que lo hagas,

distrae a la población general de lo que ocurre

para que se genere una especie de neblina,

de bruma que te haga pensar que las cosas van bien

y en realidad están igual. Pero quiero ser positiva

y pensar que sí sirve de algo que los artistas, cineastas

o la gente que cree algún contenido,

aunque sea forzado: pondré un actor negro, una actriz trans.

Aunque sea premeditado, que no nace de forma orgánica,

sí que entiendo que lo hagan, porque es necesario

que esas historias y narrativas entren en circuitos "mainstream"

y no solo sea el cineasta LGBT el que pueda contar sus historias,

que también es necesario, porque suelen ser más acertadas

y consecuentes con la realidad.

Creo que sí es necesario que gente que está en lo "mainstream",

gente normativa, se posicione aunque sea por postureo,

a favor de estas cosas. Qué bien hablas.

Tengo que dar paso al vídeo de Kil Gore, pero te dejaba...

Habláis fantásticamente. Hace: "Sí sí sí sí...

Somos todas divinas. ¡El vídeo de Kil Gore, coño!

(OFF) "En el ámbito de la cadena de producción trabaja

junto a sus proveedores para garantizar

los derechos de sus trabajadores y ofrecer mejores condiciones.

La realización regular de controles y auditorías es solo una parte

de este trabajo, que se complementa con programas de apoyo

en ámbitos como el diálogo social, la salud y seguridad en el trabajo

o la Formación Profesional". -Persigue la mejora continua

de las condiciones sociales y laborales del conjunto

de los trabajadores de nuestra cadena de producción.

Para ello vigilamos el cumplimiento de nuestro código de conducta

y establecemos planes de acción que nos permiten avanzar

en esta dirección. -"Con este objetivo,

los equipos de responsabilidad social

mantienen una estrecha relación con todos los proveedores".

Nótese ironía, claro.

Hay mucha gente en el mundo, por si acaso hago las aclaraciones.

Antes de nada, nos despediremos de Iago y de María,

Antes de marcharos, primero muchas gracias

por haber estado con nosotros, espero que lo hayáis pasado bien,

y lo segundo, que nos digáis una frase de cierre

para dejar vuestras declaraciones por todo lo alto

y que nos tuiteen mucho.

Yo quiero decir, como dijo Samantha,

que cualquier cambio es positivo

y que si las revistas

cada vez meten a más gente negra,

con sobrepeso, etc., todo se normalizará.

Y que cada cambio pequeño cuenta,

o sea, que si reciclamos, usamos pajitas de caña

y todas estas cosas, creo que funcione.

Gracias por invitarme. A ti, María. Iago.

Os doy las gracias por invitarme

y decir que por mucho que quieran tergiversar las luchas,

al final es la organización popular y el esfuerzo anónimo y cotidiano

el que transforma la historia

y eso no hay campaña de márquetin que lo oscurezca.

Muy bien, Iago, hijo, que no se oscurezca.

Sácate bien ese Oxford, que está muy bien valorado en el mundo.

Cambridge, perdón.

Es Oxford. Esos son los enemigos.

Ah, vale, yo qué sé. Los de Gryffindor, vale.

Gryffindor, O.K.

Muchas gracias por haber estado aquí.

Damos paso a nuestra juventud del pavo.

Sergio Velasco, 21 años, estudiante de Ciencias Políticas

y de la de la Administración, Derecho Administrativo Común.

Y Pepe Belló, 25 años, estudiante y escritor.

Muchas gracias. Me gustan vuestras casas,

uno de ellos parece que vive en un entorno más rural

y el otro en una "asepticidad" digna del SEPE.

Es como "Scary porno". Me encanta.

Tengo aquí unas preguntas preparadas para vosotros.

La primera es que si creéis que vuestra generación

es la más comprometida de la historia o solo es postureo.

Pepe, empieza tú, rey.

Yo la verdad es que creo

que tenemos una generación de la que estar orgullosos,

porque hay un montón de movimientos

como el "Black Lives Matter", el Fridays for Future",

que no es solo postureo de Internet,

salen a la calle, hacen muchas demandas

y trasversalizan mucho las peticiones que hacen.

¿Y tú qué piensas, Sergio?

Creo que es verdad que es una generación

que está dispuesta a salir más, que tiene más actividad

y creo que las redes sociales, aunque es verdad que hay postureo

como hemos visto, es verdad que hay gente

que gracias a ellas ha descubierto movimientos...

Yo, como no estoy tanto con lo de la izquierda,

pero el liberalismo, el paleolibertarismo

todas estas cosas sí que son una buena herramienta.

Me gusta: "Como no estoy tanto con lo de la izquierda..."

En fin, ¿creéis que el activismo de vuestra generación

se queda en Internet o pensáis, como decía Pepe,

transgrede las líneas de las redes sociales?

Tú, en tu Universidad, ¿montas movidas o qué onda?

Creo que es verdad que hay un alto porcentaje

que se queda en las redes sociales,

porque cuestas salir un poco, dar la cara,

depende qué movimientos también, pero es verdad que ahora mismo

en las universidades se están haciendo otro tipo de asociaciones,

que siempre vimos en las universidades públicas españolas

que había mucho movimiento de izquierdas,

en Cataluña independentistas, y ahora en Barcelona

está SACABAT, una organización constitucionalista.

Luego también estuve en "For Liberty",

una asociación liberal. Y creo que se está empezando

a intentar salir un poco y dar la voz por el otro movimiento.

¿Y tú, Pepe?

Creo que la juventud siempre empuja,

creo que tampoco es algo característico

de nuestra generación,

pero también hay que ver lo positivo de Internet

y lo positivo de tener esa interconexión

entre tantos puntos del mundo, la forma de crear,

la forma de poder...

aunar esas luchas, esas fuerzas.

Entonces, creo que también Internet es positivo, no solo postureo.

¿Y piensas que se están olvidando otro tipo de luchas,

como de clase social, de derechos laborales?

O sea, como más luchas clásicas,

que también están en unos índices de precariedad extremos.

No, creo que al final todas van un poco de la mano.

Creo que es tan importante la lucha feminista,

la lucha poscolonial,

que la lucha de clases.

Creo que siempre se tienen en cuenta unas a otras.

Creo que es muy importante ver esas trasversalizaciones

entre todas las luchas. Sergio,

¿participas en algún tipo de movimiento o lucha actualmente?

Movimiento como tal, no, pero sí que tengo canal de YoyTube

y mis redes sociales que sí que intento divulgar el liberalismo

en sus distintas ramas, y también pertenezco a "For Liberty",

a "Acción Liberal" y distintas organizaciones liberales

que hacen eventos e intentamos movilizarnos por redes.

¿Te critican por ello?

En el entorno más familiar o de amigos sí que lo ven bien

como activismo, pero es verdad que en la Universidad

no lo ven tan bien valorado porque creo es una idea distinta

y si no comulgas con la izquierda, automáticamente

te catalogan como facha aunque seas liberal,

que no tiene nada que ver una cosa con lo otro.

En el caso de Pepe, no sé si os influye que la gente

a la que admiráis, que admiras, Pepe...

A ver si se me enchufa Pepe. Tose o algo.

¿Te influye que la gente que admiras

se manifieste en favor de algún movimiento

o te la chupa un poco?

Sin influir. Creo que al final somos personas...

con mucha interrelación entre nosotras

y al final implica mucho

que tengas una visión parecida a las personas

a las que te sientes más afín culturalmente,

con respecto a la música o a la escritura.

Entonces, sí, claro que me afecta

que hagan cierto tipo de actos, que tengan cierta mentalidad.

Sé que eres muy de Albert Espinosa...

Es broma. ¿Qué pasa si alguno de los autores o cantantes

que te gustan mucho la lía

a nivel activismo? ¿Qué haces ahí?

Es que directamente...

ya deja de llamarme tanto la atención

y me produce cierto rechazo sentimental.

O sea, no separamos

la obra del artista, por así decirlo.

Me cuesta bastante.

Chicos, hasta aquí ha llegado vuestra participación,

muchas gracias por arrojar luz. No tenemos más tiempo,

entonces, necesito quedarme aquí con mis pollitos veganos.

Adiós, chicos, muchas gracias.

Muchas gracias, que tengáis buena tarde.

(SAMANTHA) "Kikirikí". Total.

(JAVI) ¿Puedo decir una cosa? Di lo que quieras,

es tu cierre, tu minuto. Gracias.

Arriba.

Con lo que hablaba quiero defender algo a Internet,

porque parece que hablamos de que algo solo se queda ahí

como si fuera un juego donde no sucede nada,

pero todo el activismo que he visto ha sido en Internet

y lo que se me ha quedado ha sido de ahí.

Depende de lo que consumas, se amolda a tu personalidad.

No quiero que hablemos... De forma peyorativa,

coincido contigo. Samantha.

Quiero corroborar lo que dice él,

porque creo que es un poco... Imagino que cuando

se inventó el papel y todos escribían en piedra,

que no lo sé, soy "top model".

Cuando ocurrió eso imagino a la gente: "El papel es lo peor".

Da la sensación de que las redes sociales son una mierda

y las nuevas tecnologías las carga el demonio.

Creo que es una forma de comunicación,

una nueva forma de interrelacionarnos

y que sí que afecta en las dinámicas de la sociedad.

No porque algo se cuelgue en Internet es menos válido.

Se ha generado una forma de comunicación nueva

y que influye más que hablar cara a cara.

De hecho esto es una obra de teatro que representamos el arlequín...

Yo soy una marioneta y tengo un puño metido por donde ya sabes.

Ay, sí.

Bueno, ya está.

No criminalizar el entorno digital, porque desde luego que no...

Quiero decirte... De hecho es que eso comemos aquí,

o sea que cállate. "Stone wall".

Ernesto.

Para terminar por donde empecé, las políticas de identidad,

creo que se exagera cuando se hace una crítica social

tanto de izquierda como de derecha, acusándoles de hipocresía.

Eres anticapitalista, ¿qué haces con un iPhone?

Me permite comunicarme. Eres liberal,

¿qué haces de profesor de la Universidad pública?

Si no, no puedo divulgar mis ideas académicamente.

Entonces, hay dos espacios en los que uno ha de estar

e independientemente de la sociología, de dónde estás,

cuánto cobras, etc., lo que debería haber

es un debate de ideas. La verdadera política de identidad

consiste en juzgar a la gente por quién es

y no por lo que está opinando o haciendo, abogaría por eso.

Javi, ¿algo que añadir algo o prefieres dejarlo así?

Simplemente lo que hablamos del contenido,

creo que la audiencia ahí si tenemos una responsabilidad

que no es lo mismo que con las empresas,

que sí que tienen mayor responsabilidad en lo que hacen,

pero en redes decidimos lo que vemos y apoyamos,

y al final votamos con nuestras visualizaciones.

Es muy importante, como audiencia, ser consciente

de si a la persona que apoyas lo hace porque queda bien

o porque realmente le importa y eso se nota.

"Tocuche".

Hermano, dale. ¿Vamos allá? Venga.

Dale ahí. Lo dice en nombre de los dos.

Sí.

En febrero de 1996, salió al mercado Pokemon rojo y azul,

En ese juego teníamos, millones de jóvenes,

una de las primeras elecciones y representaciones:

Bulbasaur, Squirtle o Charmander.

La representación es importante, es muy importante,

y hay gente que entiende las luchas en términos de blanco o negro,

o todo o nada, y yo, personalmente, soy más de grises.

Creo que cada pequeña cosa cuenta, algo que, a todas luces,

puede estar corrompido por una industria

creo que puede tener una parte positiva si llega una persona

que descubre una idea o una lucha y quiere formarse,

y se busca, y lee, y al final ese pequeño gestito

acaba siendo algo importante. Todo suma.

Posdata, no escoger a Charmander es ser un terrorista.

El resumen que ha dicho Darío, por si te ha costado

o tienes déficit de atención, es que un grano no hace granero,

pero ayuda al compañero. Queridos "amigues activistes",

próximo programa, una nimiedad: universidades.

¿Sirven para algo más que hacer botellonada y comer

esas tortillas de de huevina?

Lo desenmascaramos en el próximo programa.

# Onda, onda, buena onda.

# Onda, onda, buena... # Bueno, me voy.

Adiós, chicos, gracias a todos.

(Sintonía "GENPLAYZ")

¿Somos revolucionarios por postureo o por convicción?

La eterna encrucijada en la que vivimos es evidente. ¿A quién no le han dicho eso de: muy de izquierdas pero bien que tienes un Iphone? o ¿Muy ecologista pero bien que compras en Zara? Estos son solo algunos ejemplos de la hipocresía que parece conformar y atormentar nuestras vidas. Como bien explica Ernesto Castro sobre la mercantilización: "El capitalismo es un sistema económico amoral. Es decir que solo valora lo económico, el valor ético o estético le da igual. Si ciertos valores éticos dan dinero, apostará por ello. Y al mismo tiempo el capitalismo siendo amoral pretende que sus mercancías sean formas de vida. Por lo que no genera un valor pero vampiriza todo lo que está en los márgenes. Todo lo que se levanta contra el capitalismo termina siendo devorado por éste, y a su vez, es de lo que se nutre. Si no existieran estos movimientos contra capitalistas, no habría nuevas modas para ser vampirizadas.”

¿Está de moda el activismo? 

La periodista de VozPopuli María Palermo asegura que ella ve demasiado postureo en los activismos: "Quiero decir, hay muchos jóvenes que se unen a modas porque queda bien. Por ejemplo, durante el movimiento Black Lives Matter Instagram estaba lleno de fotos en negro. Y es como no creo que toda esa gente tengan un conocimiento profundo de lo que están defendiendo. Saben qué el concepto pero lo hacen por seguir al resto. Igual que las manifestaciones feministas: que una hace huelga, pues yo también. Vamos a comprarnos todas una camiseta morada, a pintarnos la cara, banderitas y lo subimos a Instagram. No creo que ese activismo en redes sociales sirva de algo a la larga."

Ante esta pregunta, el sociólogo Iago Moreno defiende el discurso contrario: “El origen de esas modas está en la movilización popular. Es eso lo que antecede a la moda y no al revés. Lo digo porque ahora está de moda decir que los activistas son marionetas financiados por un poder global oculto y creo que cualquier persona en su sano juicio entiende que ese tipo de intenciones publicitarias por comprar lugares de nuestra atención, que normalmente son ajenos a la ideología de consumo y a la centralidad de las marcas, pero con estas estrategias se puede cambiar. Esto viene de los jóvenes que se organizan para a ir al Fridays for future o que asumen compromisos para investigar contra el cambio climático. Son oleadas de cambio. Y en general todo proceso de transformación histórica va así: con flujos y reflujos. Durante estos últimos meses hemos visto un estallido en contra de la violencia estructural y racista que hay en EEUU, hemos visto como en Bolivia la identidad de los pueblos indígenas se convertía en un fervor en Tik Tok… Porque al final detrás de todo lucha por la justicia social siempre hay una efervescencia cultural que genera este tipo de cosas."

Javi Alonso, como creador de contenidos para redes defiende su parte: "Creo que el activismo en redes sociales sirve para algo pero si luego tú eso te lo aplicas a tu vida. No deberíamos desprestigiar ciertos formatos porque sea un formato en el que también vemos a gente haciendo chorradas."

¿Hay luchas más fácilmente absorbibles por el capitalismo?

En este punto todos coinciden, saben que el capitalismo es capaz de absorberlo todo: desde la lucha por los derechos de los animales hasta el racismo, pasando por el veganismo o el cambio climático. Al final se trata de abrirse más mercados y de ofrecer a la gente lo que en ese momento está demandando. Allí donde haya un nicho de mercado está el capitalismo para ofrecerte un producto. "Los productos eco friendly por ejemploque se presume están intentando paliar el cambio climático, y te los están vendiendo las mismas empresas que lo están causando. Porque están viendo que hay un mercado para ello", subraya Javi Alonso. 

Samantha está totalmente de acuerdo: "Al final el dinero va para las mismas empresas. Yo me voy al Mcdonalds a comprarme mi Wopper vegana y decir: venga soy vegana y animalista, pero al final mi dinero va para la misma empresa que financia esos actos y que atenta contra los derechos de los animales."

Iago señala: "Hay cuestiones que son por nicho de mercado. Nike va a vender velos de fibra para gente que quiera hacer deporte porque es una multinacional que vende en países de mayoría musulmana y también hay una comunidad musulmana que crece en Europa y demanda ese tipo de productos. Y luego hay otras cuestiones que es casi por virtud, al menos para los movimientos sociales es casi positivo. Es decir Starbucks probablemente para venderte que su ultimo café es verde y que viene de economías comunales estaría dispuesto a irse a la selva de Lacandona y hacer un anuncio con comandantes Zapatistas y Rosalía. Pero a la vez eso tiene que ver con que vivimos en un mundo que la opinión mayoritaria no es negacionista. No somos Hungría."

Ernesto va más allá y señala otro problema de fondo más: nuestra propia hipocresía ideológica, que probablemente no se daría si fuésemos capaces de reconocer nuestro egoísmo como seres humanos. "El mercado es un gran aliado de las políticas minoritarias, identitarias, sectoriales, etc. Lo decía David Foster Wallace: La gente de izquierdas que siempre habla desde su militancia dice que lo hace por los pobres, pero no, en realidad lo hace por él mismo. Si reconociera que realmente lo hace por quedar bien, que ser generoso, solidario o porque sienta bien y te hace mejor persona, sus políticas serían mucho más populares. Me pareció un argumento súper interesante al mismo tiempo que crítico con la hipocresía de ciertas causas", concluye Ernesto.

¿El mercado manda?

Para Samantha el mercado es siempre quien dicta las normas, incluso dentro de las revoluciones: “El capitalismo te deja ser lo revolucionario que a él le viene en gana. Mientras tú no te salgas de unos parámetros. Porque ahora mismo se ha generado una nube de tolerancia que no es lo mismo que respeto. Apruebo que hables de estas cosas, tú pronúnciate, distrae a la población de las cosas que ocurren para generar una especie de bruma que te haga pensar que las cosas si que están yendo bien, cuando están un poco igual."

Pero a la vez termina diciendo que es optimista: "Quiero ser positiva y pensar que los artistas que están creando algún contenido, aunque sea algo muy forzado y premeditado, entiendo que lo hagan porque es necesario que esas narrativas entren en los circuitos mainstream. Es necesario que gente que esté en lo mainstream se posicione, aunque sea por postureo, a favor de estas cosas."

PLAYZ

anterior siguiente