Enlaces accesibilidad
HIT

Los mejores momentos del capítulo 9: Darío hace público el vídeo sobre el incendio

 Series   HIT  

  • ¡ATENCIÓN SPOILER! Esta noticia contiene información del capítulo
  • Repasamos lo más destacado 
  • HIT, todos los lunes a las 22:10h en La 1

Por
HIT - Repasamos lo más destacado del capítulo 9: "Los exámenes"

¡Ya puedes disfrutar del noveno capítulo de HIT gratis y onlineHugo Ibarra Toledo ha propuesto a sus alumnos dos jornadas intensivas de estudio para que consigan aprobar la ESO. Los chicos creen que, por falta de horas lectivas, no van a conseguir aprobar. Por eso, Jaco y Nourdin buscan un atajo: robar los exámenes. Sin embargo, la jugada no les sale como esperaban, y HIT acompañado de Ester, los acaba descubriendo. 

No recomendado para menores de 16 años HIT - Capítulo 9: Los exámenes - Ver ahora
Transcripción completa

"Vergangenheitsbewältigung": hacer las paces con el pasado

para poder seguir adelante. ¿Sí, mamá?

"Hola, hijo. Me vas a perdonar, pero me es imposible cenar contigo".

Eso quiero que hagamos hoy, las paces con el pasado.

Al menos llegar a algún acuerdo con él.

¿Te vas a quitar de encima el colegio?

¿Nuestros trabajos están en peligro? No os puedo decir nada todavía.

¿Cómo que no nos puedes decir nada? Juegas con nuestro trabajo.

Por eso os pedí que trajerais un objeto

relacionado con algún pasaje doloroso con vuestra familia.

Una pizza de verduras y miel. ¿La traes por...?

Representa cómo me siento:

una pizza de mierda. La ecografía de mi futuro hermano.

¿Alguien busca piso para compartir al final de curso?

-"The emerald crown". De mi profe. Les pillé en la cama.

-¿A él y a tu madre? -A él y a mi padre.

-El vestido de mi comunión. Fue el peor día de mi vida.

Sé que no eres como tus hermanos.

Son listos, guapos, delgados... ¡Bueno, ya!

¿De dónde la has sacado? De mi padre.

-No hay que aguantarse con lo que a uno le toca.

Si el mundo te jode, tú jodes al mundo.

No me callo. ¡Cállate!

-Que te calles la boca te digo. ¡Huye como la chunga de tu madre!

-¡Corre como hizo ella!

¡Corre, corre! Vale, vale. ¡Andrés!

Solo quiero que me aceptes como soy.

¿Un alcohólico? Lo acepto.

¿Un hombre incapaz de formar una familia? Lo acepto.

Te acepto, Hugo.

Me duele ver cómo has destrozado tu vida, pero te acepto.

El odio genera resentimiento.

Y el único antídoto para combatirlo es el amor.

Hijo, no te enfades. -"No vas a salir".

-Ha pasado algo. -"Déjate de mierdas.

Estoy harto". -Mira, Andrés.

No me quiero enfadar.

-Papá, me importa una mierda.

Va, venga, date vida. Estoy haciendo lo que puedo, hermano.

Veo Historia, Lengua...

¿Inglés?

El de Mates, el de Mates. No está, no hay nada más aquí.

¿Seguro?

Sí.

Coño, que no está. Hermano, vete para allá, que nos van a descubrir.

Que no. Necesito el de Mates, sin ese examen estoy muerto.

Jaco, busca, porfa.

Que no está. Biología...

¿Yo? Alguien tiene que hacerlo.

Pues yo no voy a ser.

Tú acabas el ciclo y te quedas libre.

El resto está sobrecargado de trabajo.

De la Vega, hola. Soy yo, HIT.

Los exámenes y yo no...

Te estoy pidiendo que me eches un cable.

Los exámenes lo único que hacen es castrar la creatividad.

Lo único que pueden hacer los chicos ante un examen es salir corriendo

o copiar. Valores éticos es tu fuerte.

No te cuesta nada.

No te cuesta nada, no te cuesta nada...

Mira, de momento te va a costar una cena conmigo.

Esta noche, en mi casa.

Cocino yo. ¿Por qué lo mezclas todo?

Porque las mezclas son excitantes.

Lo último que quiero es una relación.

Estoy hablando de mezclas. Además, esto ya es una relación.

No pienso cubrir la vacante de Maya.

No, desgraciadamente esa vacante queda desierta.

Bueno, está bien, pero pronto. Genial.

"En un restaurante, no en tu casa.

Yo no pienso... Y dale.

Estás pesadita con el tema, ¿eh?".

¿Me dejas, por favor?

(RÍE)

¿Qué hacéis ahí debajo?

¿Buscar petróleo?

Muy bien, tres meses de curro a la mierda.

Enhorabuena.

(SUSPIRA)

Sabía que era una posibilidad.

Siempre lo tengo en cuenta, nunca lo subestimo.

Pero os juro que esta vez no me lo esperaba, de verdad.

Nunca la palabra "fracaso" me ha dado tanta rabia, joder.

¿Todo el puto trimestre trabajando para qué? ¿Para qué? ¿Para esto?

¿Para acabar con dos debajo de una mesa haciendo el gilipollas?

A ver, exageras un poco, ¿no? ¿Exagero?

Joder, han sido ellos.

-Nosotros no tenemos la culpa de nada.

Venga, tiene razón.

Hemos sido nosotros dos. Sí.

¿No ibais a compartirlo con el grupo al menos?

¿Y el resto qué? ¿No ibais a copiar?

Quién sabe.

¡El planeta entero lo sabe!

Cuando mientes, robas, engañas,

te mientes, te robas, te engañas a ti mismo.

Lo que das te lo das. Lo que no das te lo quitas.

¿Alguien conoce a una sola persona honesta?

Yo. Mi padre es honesto, ¿y qué?

¿Y qué? ¿No te sientes orgulloso de él?

¿Cómo voy a estarlo si trabaja en un vertedero?

No te puedes hacer rico siendo honesto.

El dinero no lo es todo, ya lo aprenderás.

Creo que lo más importante es el dinero.

Salud, amistad, honestidad...

Siempre dices la verdad, ¿no? Lo intento.

Seguro que mientes.

Claro que miento. Claro que miento, a mí el primero.

Me falto el respeto un montón de veces.

Por eso vivo atado a esta mierda para recordarme lo débil que soy.

Lo que quiero es sacarme la ESO.

Si quieres eso, hazlo. ¡Estudia!

Ya lo hago, estudio. ¡Estudia más!

Hasta que te quedes dormido, que se te caigan los ojos.

Pero no te hagas trampas, joder.

Busca una razón para aprobar.

Aunque sea la rabia.

La rabia puede ser un motor maravilloso.

Joder, que os he visto el potencial, coño. Que podéis hacerlo.

Ya, pero estamos en desventaja, Hugo.

Hemos tenido menos horas lectivas que los demás.

A ver, os van a poner un examen más sencillo que al resto.

Además, podéis subir nota. ¿Cómo?

"Una gran imaginación provoca el acontecimiento". William Blake.

Preparando algo para fin de curso.

Vale, pero ¿algo como qué? Algo por los demás, por el colegio.

¿Qué dices? Que no, que no. Va, venga, venga va.

No os hagáis los chungos, que sois unos sentimentales.

Haced algo por el colegio, por los profesores.

Por el resto de compañeros que habéis puteado todo el año.

Menuda chorrada.

¿Sí? ¿Hacer algo por los demás te parece una chorrada?

Preparar algo para final de curso

me parece asumir que debemos pedir perdón

por ser como somos. Es una humillación.

¿Y quemar coches qué le parece a la señorita?

Estamos a final de curso y no lo has podido demostrar.

¿Tú dónde vas? Me largo.

¿Te largas? No voy a hacer el examen.

¿Lo acabas de decidir ahora o...? ¡Odio estudiar!

¿Odias aprender? ¿Aprender?

Nada de lo que me enseñan aquí sirve para nada.

¿Nada? Si lo que enseñan está en internet,

que lo puedo conseguir con una simple tecla.

Mira, una cosa es la información y otra muy distinta el conocimiento.

Perdiendo el tiempo

no voy a conseguir lo que quiero. ¿Qué es lo que quieres?

¿Eh?

Hola. Hola.

Hola. Hola.

(Móvil en vibración)

(Móvil en vibración)

(Móvil)

(Móvil)

Telmo.

Hombre, Hugo. ¿Cómo estás?

Oye, no es por justificarme.

Sé que llevo días sin ir a las reuniones.

Bueno, pues no hay excusa. Esta tarde a las 19:00 sin falta.

No, hoy me viene fatal, de verdad.

¿Sí? "Ester".

Soy Cecilia. Enhorabuena, estamos de suerte.

¿Ah, sí?

"Sí, tengo unos inversores que buscan exactamente lo que ofreces".

Están en Madrid y quieren verte.

¿Hoy?

"Sí, estoy organizando una cena sobre las 20:00".

-"¿No estarás bebiendo?"

No, no estoy bebiendo.

Hugo, tienes un compromiso con el grupo.

Me vas a dar un sermón.

Te estás saltando las normas.

"Las normas están para cumplirlas,

ya sabes qué pasa cuando nos las saltamos".

Oye...

Es que me está pasando algo

con la directora del colegio, ya ves.

"Hugo". ¿Qué?

Dependencia emocional.

¿Te suena?

Intento ir hoy, ¿vale?

Venga, hasta luego.

¿Y no podemos aplazarlo para mañana en el desayuno?

Es que me pillas con todo el jaleo de los exámenes finales y...

"Me iría mejor". ¿Querés vender o no?

Sí, sí.

"Te mando la ubicación en un ratito". Genial.

De acuerdo, luego nos vemos.

¡De la Vega! No puedo ahora.

Estoy jodido pero bien.

Hola. Buenas.

Tienes todo el finde para estudiar.

Ya, pero no me entran las Mates. No me entero, Silvia.

¿Quieres que te eche una mano?

¿En serio lo harías? Sí, claro.

Guay.

¿Y si hacemos unos murales?

-No nos van a dejar. -¿Y unos grafitis?

-Tampoco.

-Oye, ¿y una batalla de gallos? -El único que sabe es Jaco y no está.

-Volverá, no te preocupes. -Te digo yo que no.

-Bueno, ¿y un baile? Tú bailas. -Sí.

-No, yo hago el canelo.

-Qué va, tío. -¿Y si te curras una coreo?

-Sí. -Paso de hacer el ridículo.

Venga. ¿Por qué? Le metemos caña y ya está.

-Va, tío. -Venga.

Venga. Si me ponéis un temazo, lo hago.

¡Eso es!

Flipo.

¿Por qué? -¿Qué pasa ahora?

¿Os estáis escuchando?

Ha dicho que nos subiría la nota.

Lo único que quiere es demostrar que nos ha amaestrado.

Que el colegio vea a sus perritos. Guau, guau.

(DARÍO) ¿Y tú qué quieres?

¿Yo? No chuparle el culo como tú.

Tía. -Tú estás chinada

porque se cargó a Alberto.

A mí Alberto me da igual. Sigues pilladísima por él.

Y tú por HIT.

Sabemos que el profesor te pone del revés.

Es el papi que andabas buscando.

Mira, ahí viene.

Joder, Lena.

-Oye, tú. ¿Cuándo me vas a devolver el móvil?

Oye, cuidadito con las confianzas.

¿Cuántos días hace que lo tengo? Demasiados.

Y has sobrevivido, ¿no?

Dijiste que me lo darías el último día.

Va a ser que no. El lunes estás de exámenes.

Concéntrate y estudia, puedes aprobar.

¿Quieres dejar de meterte conmigo?

¡Me exiges demasiado, joder! Te vas a ir y... Da igual.

¿Jaco?

¿Qué haces aquí? ¿No tendrías que estar en el colegio?

¿No te habrás metido en alguna vaina? -No.

-A ver, mírame.

-¿Qué hacemos aquí?

-¿Qué? -¿A qué vinimos a este país?

-Jaco.

No vinimos. Huimos.

-Vivíamos mejor allá.

-Vivíamos con miedo. -Yo vivía mejor.

-Asaltaron la tienda de tu papá, casi lo matan...

-Eso fue porque se metió en política.

-Por ayudar a gente que lo necesitaba.

-Ahora está ahí aparcándole los coches a la gente,

tú limpiándoles el culo a los viejos...

-Es provisional. -No, no es provisional.

No es provisional. Estás embarazada, ¿verdad?

Dentro de poco vamos a tener que repartir

lo poquito que tenemos entre seis.

-Dios lo ha querido así.

-¿Y si nos volvemos?

-Jaco, no podemos.

-Allí en Caracas puedo ser alguien. Aquí no voy a ser nada nunca.

-Porque no quieres.

-Si tú estudiaras... -No, no. Por mucho que estudie,

siempre voy a seguir siendo un sudaca de mierda.

¿Sabes?

-Ay, Dios mío. Qué paciencia.

¡De la Vega! No huyas, cobarde.

¿Qué quieres?

He reservado en un restaurante. Tetuán.

Entre tu casa y la mía. Ni para ti ni para mí.

No voy a poder, lo siento. Me ha surgido una cena.

¿Una cena? ¿Con tu ex?

No. Claro que no.

¿Entonces? Es cosa mía.

¿No tendrá que ver con...

el cole? Mañana cenamos, ¿vale? En tu casa.

¿Vas a vender?

¡Deja de evitarme!

¿Hola?

No están. Mejor, pasa.

¿Seguro? Sí.

¿Y esa cara?

No sé, tus padres. ¿Qué?

A lo mejor vienen y me ven aquí. ¿Y qué?

No les va a hacer ni puta gracia. Tío, es su problema.

¿Quieres merendar?

Venga.

A ver, ¿qué hay que hacer?

Ni puta idea.

Vale, a ver. Tienes que despejar una de las raíces.

Ya, pero hay dos.

Vale. Se deja a un lado la más complicada.

La más complicada es esta.

Sí. Y la otra, como estaba sumando pasa...

Restando. Muy bien.

Ahora, ¿cómo despejas la raíz?

Elevando al cuadrado.

Sí. Tío, te lo sabes.

No. Sí, sí te lo sabes.

Eres mejor de lo que crees.

Gracias.

Tienes...

(Puerta)

Porque había...

¿Qué hacemos? ¡Silvia!

-Hola. -¡Hola!

Buenas. Hola.

-Es Nourdin, un compañero de clase.

-Hola.

-¿Qué tal? -Le estoy ayudando con las Mates.

Tenemos el examen final el lunes y vuestra hija es una máquina.

¿Ah, sí?

Bueno, me voy. ¿Ya?

Sí, que se me hace tarde.

Te puedes quedar más si quieres.

-Claro que puede, no necesita tu permiso.

-¿Quieres quedarte a cenar?

No, no, muchas gracias.

Tengo escalopines de cerdo.

-Es musulmán. No puede comer escalopines de cerdo.

-Bueno, hija, le puedo hacer una tortilla.

-Bueno, venga, ahora subo.

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

Tengo un montón de llamadas perdidas tuyas. Ya vale, ¿no?

No, no vale. ¿Qué vas a hacer?

Voy a escuchar.

"Sí, a escuchar".

Te van a poner pasta sobre la mesa y vas a acceder.

Pero ¿tú quién te crees que eres para hablarme así?

Deja que por lo menos te acompañe.

Gracias, pero no.

Te advierto que esta noche estoy irresistible.

Te voy hacer quedar bien.

Que te he dicho que no, que no.

Se siente.

Estoy a dos minutos de tu casa.

Y yo a dos del restaurante.

¡No! Pásame ubicación. "No, Hugo. No".

Ester, por favor.

Hugo, que no, tú no pintas nada. Esto tengo que resolverlo yo sola.

Pero... "Mañana te llamo y te cuento".

¿De acuerdo? Hasta luego.

Chao.

Pues damos la vuelta, jefe.

¡Hugo! Vaya sorpresa.

¿Tenéis gente en casa?

Sí, sí. Pasa. Tenía que haber llamado, no...

Hugo, tú eres de la familia. Según quién haya, prefiero...

Tonterías. Tú vienes aquí. Esa es la gente del bufete.

Espero que tengas hambre, he hecho una comida...

Mira, Maya. Qué sorpresa.

Hola. No me lo puedo creer. Por fin, Hugo.

Pensaba que no ibas a venir nunca.

Siento la interrupción.

No, no, qué dices.

Al contrario, íbamos a empezar ahora. ¿Cierto?

Mi amor, trae una silla de la cocina.

Bueno, aprovecho y les presento a mi amigo del alma: Hugo.

Ella es Irene, su marido Moisés. Buenas.

Hola. Laura. Y Daniel, el marido de Carla.

-Hola, ¿qué tal?

Pues bien.

Siéntate aquí, por favor.

-Hola, Hugo. Hola.

Hola. No sabía que venías a cenar.

No venía. No venía, pero bueno, o sea...

Ha surgido.

¿Y qué? ¿Todos abogados?

No, yo me dedico a otra cosa.

¿A qué cosa?

Entonces, tú eres el profesor. ¿Puede ser?

Podría ser. Mi amor.

Will. -Sí.

-En la nevera hay agua con gas para Hugo.

-Sí. No. Voy yo, voy yo.

Lo siento, no tenía ni idea.

¿Qué haces? No, pues...

Tenía que haber avisado.

No... No pasa nada.

Que no pasa nada, de verdad. Ya.

Ven.

Nopasa nada. Me voy a ir.

No, ¿por qué? Sí.

Porque vamos a estar superincómodos.

Pero ¿qué dices? No seas absurdo, que Daniel sabe...

¿Que sabe qué?

A ver. Tenemos un acuerdo.

Cuando estamos separados, cada uno puede hacer lo que quiera.

¿Qué?

No me mires como si acabara de estrangular un gatito.

Venga, anda, coge el agua.

¿Y bien? Está delicioso.

-Siéntate.

Qué buena pinta tiene todo, ¿no?

-Sí. Sí.

¿Un poco de vino?

-¡No! -No.

Quería decir yo.

Me voy a ir.

Hugo. Es vuestra cena, vuestra reunión.

No, no. Tengo el día un poco raro.

Siéntate, hombre. Ya hablamos, gracias.

Gracias. Hugo.

-No te vayas. -Hugo, por favor.

-Qué chico más peculiar.

Yo sé que lo era.

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(TELEVISIÓN) "Uno de los más de 150 inmigrantes

que han entrado hoy a Ceuta: completamente agotado y sin aliento.

Es auxiliado por varios guardias...". -Pobre gente.

-Sí. (TELEVISIÓN) "En total,

150 inmigrantes de origen subsahariano...".

(Móvil en vibración)

(Móvil en vibración)

(TELEVISIÓN) "Se trata del primer salto a la valla

desde verano, cuando 126 inmigrantes...".

"¿Silvia?" Hola.

Hola. Nada, que te llamo para decirte que...

que si quieres podemos seguir mañana donde lo dejamos hoy.

"Hablo de estudiar.

En verdad hablo de todo, no sé.

No sé, estoy gilipollas, da igual. Tú...".

¿Yo?

Déjalo. Voy a colgar, no sirvo para estas cosas.

"No, Nourdin, espera".

¿Qué?

Que si lo que quieres saber es si me ha gustado besarte,

que sí, que me ha gustado.

¿Y a ti? Un huevo.

¿Te vienes al parque? Estoy entrenando.

Vale.

Voy a salir un momento. -¿Ahora?

No son horas, hija.

-Sí, pero es un momento. -No, Silvia.

-¿Qué? -Que he dicho que no.

-Voy a salir digas lo que digas.

-¿Con ese? -¿Con ese qué?

-Silvia. -¡Silvia!

Oye, Silvia. Nada, olvida lo que te he dicho

de venirte al parque ahora.

Me voy para casa, que tengo que estudiar.

Venga.

# Entre las luces de la ciudad,

# olvidados en el parque.

# Solo quieren escuchar

# los consejos de la calle.

# Mentiras que guardan verdad,

# hoy la envidia tiene hambre.

# Y te pasa a buscar

# cuando has confiado en alguien.

# Entre las luces de la ciudad,

# olvidados en el parque.

# Solo quieren escuchar... #

"Olvida lo que te he dicho de venirte al parque".

# Mentiras que guardan verdad,

# hoy la envidia tiene hambre.

# Y te pasa a buscar

# cuando has confiado en alguien.

# No trae nada bueno, # no hay noticias de ti.

# Ya no saben dónde vives, # dicen donde crecí.

# Me estoy haciendo viejo # pero lejos de aquí.

# Solo soy un puto reflejo # del Pedro que fui.

# Y mírame ahora, chico de moda, # puro "cora" ya.

# Cuánto cobra # en vez de cuánto llora,

# tengo fe en que todo mejora.

# Y que es hora # de elegir bien los zapatos,

# mucho hay que recorrer.

# Tengo a mi familia al lado, # la que me encontré,

# la que siempre estuvo # cuando con la otra la cagué.

# Por suerte todo ha cambiado, # entienden ya esta vida

# y me han aceptado. # Es el camino que tomé.

# Tampoco es fácil, # no hay título en la estantería.

# Y nadie sabe lo frágil # que puede ser la utopía.

# Cualquier día me mata un nazi # o un policía.

# Juré que llegaría, # juré que llegaría.

# Barco a la deriva, # van encima los míos.

# Nos sentimos diferentes # desde bien críos.

# Nada cambia, # solo el caudal de los ríos.

# Y mi piel ya solo soporta el frío.

# Las personas ya no... # Entre las luces de la ciudad,

# olvidados en el parque.

# Solo quieren escuchar

# los consejos de la calle.

# Mentiras que guardan verdad,

# hoy la envidia tiene hambre.

# Y te pasa a buscar

# cuando has confiado en alguien. #

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

¿Irma?

¿La madre de Jaco en el colegio? ¿Por qué?

Ya, ya, entiendo. Pero ¿qué podemos hacer nosotros?

¿Habéis hablado con el grupo?

"Sí, sí, con todos. Y no tienen ni idea.

Dicen que se rayó con los exámenes y se largó de la clase de Hugo.

¿Está ahí?

"Sí". ¿Sí? ¿Pásamela?

¿Tú tuviste alguna discusión con Jaco ayer?

Bueno, le pillamos robando exámenes con Nourdin.

Ya, digo aparte de eso.

Le dio una rabieta y que no se quería presentar.

Deja de mirarme. Si te tengo enfrente, ¿qué hago?

¿Qué buscas? Las bragas.

Uf, a saber dónde las pusiste. No, dónde las pusiste tú.

¿Yo? Sí, fuiste tú.

Ah, sí, sí. "Aló. ¿Ester?"

Sí. "Hola. Ya le han contado, ¿no?"

Sí, me han contado.

"Perdone que la moleste, de verdad. Es que no sabía qué hacer.

Jaco es travieso, pero...

Nunca había hecho algo así, es muy pegado con su familia".

¿Y si llamas a la policía?

"No, no. A la policía no. No, no, ni hablar".

Tranquila, aparecerá. Seguro que aparece.

"Ya, pero es que tengo miedo de que se haya ido con esa gente".

¿Qué gente? "Los de la casa esa".

¿Qué casa? "La casa okupa del barrio.

Él conoce gente ahí".

Pues pásame la dirección y voy ahora.

"Muy bien, ahora se la paso".

Nos vemos en la casa, ¿de acuerdo? "Muchas gracias. Perdón, de verdad".

¿No nos duchamos? Venga, hasta ahora.

Perdón, ¿mis cosas? ¿Quién entró en mi habitación?

¿Quién ha entrado en mi habitación?

¿Quién ha entrado en mi habitación? -Yo qué sé.

-¿Quién coño cogió mis cosas?

Buenas, ¿quién me ha sacado las cosas?

Tenía una guitarra, tenía los cascos, el móvil.

La guitarra es muy importante, se lo prometo.

Era de mi abuela, me la regaló... ¿Quién coño entró a mi habitación?

¿Nadie ha visto quién sale con una guitarra?

¿Nadie? ¿Nadie ha visto nada, por favor?

¿Tú? ¿Tú qué?

¿Mis cosas?

¡Coño de la madre!

(Golpe)

Estás muy estresada, ¿no?

Ya lo sé.

Menudo fracaso el mío, pensé que te habías relajado un poquito.

Venga, va, no te preocupes. Vas a tener matrículas de sobra.

¿Y si no qué? ¿Pido otro crédito? ¿Otro más?

Vámonos de vacaciones juntos. Sí, claro, contigo.

A Finlandia.

Hugo, para. Vale. ¿Qué? Fiordos, salmón...

Santa Claus tiene la casa en Finlandia, ¿no? No, en Laponia.

Hugo, no tenemos la más remota posibilidad

de tener nada juntos tú y yo y lo sabes.

Discrepo. Esta noche hemos construido...

o deconstruido algo juntos.

¿O no?

Esta noche he cometido dos errores:

cargarme la cita con la promotora y acostarme contigo.

¿Perdona? ¿Acostarse conmigo es un error?

Sí. No te he visto yo muy contrariada.

Venga va, se honesta. Te ha gustado.

Se te llena la boca hablando de honestidad.

Es curioso, porque tú no eres honesto conmigo.

Yo siempre he sido honesto contigo. No, no lo eres.

Te estoy intentando decir que siento algo especial.

¿Tú no?

Yo no estoy bien, Hugo, nada bien.

Hace semanas que no veo las noticias

porque soy incapaz de soportar la realidad que hay en el mundo

Y tú eres las noticias.

Yo soy las noticias. Sí, sí.

A ti te encanta estar en un conflicto constante,

en la bronca. Y yo no. Yo quiero playa, Hugo, no Finlandia.

Quiero una hamaca, un mojito, mucho sol

y algo de dinero en el banco. Eso es lo que quiero yo.

Estaba enamorada de ti hace 20 años y ni te enteraste.

Te busqué en todas las relaciones que tuve.

Lo más parecido que encontré fue Alex.

Y ya sabemos cómo acaba la historia, así que...

Bueno, pues ¿Formentera?

Gire a la derecha, por favor, en cuanto pueda.

Pare aquí, pare aquí.

Muchas gracias, de verdad.

¿Lo has visto? No.

¿Te has acercado a la casa?

No, qué va. Mi marido dice que es muy peligroso.

Yo prefiero no entrar.

Seguro que no es tan peligroso.

Usted no sabe.

Nosotros en Venezuela hemos vivido cosas horribles.

Yo tengo miedo. ¿Estás segura de que está dentro?

No se me ocurre otro lugar.

¿Me quedo yo con ella y vas tú? Sí.

Vale. Va, tranquila, que seguro que no pasa nada.

¿Discutisteis ayer o...?

¿Hola?

Estoy buscando a Jaco.

¿Sabéis dónde está?

(JACO) ¡Oye, déjame!

¡Que me la des! -¿Por qué?

-Porque es mía, imbécil. -¿Y si digo que es mía?

-Tu puta madre. ¡Dámela!

-Me estás llamando ladrón y te voy a meter una...

Quita. ¡Eh!

¿Qué pasa ahí? No me quiere dar la guitarra, es mía.

Va, la guitarra. Sí, hombre, porque tú lo digas.

Porque yo lo digo. ¿Quién eres tú?

Dale la guitarra. Yo a ti te conozco.

Es el borracho del otro día.

¿Tú que tienes 16, 15?

Y vas de farlopa hasta el culo.

Venga. Quieto.

Sonríe. ¿Qué haces?

Sonríe. ¿Qué haces?

Una fotito para tus padres, te deben estar buscando.

Toma tu guitarra.

"Filho da puta". Venga, a casa.

Vámonos, anda.

Vámonos.

Mi ropa está arriba. ¿Y que te tiren desde una ventana?

Tengo mi mochila y mi ropa arriba.

En cinco minutos son estos y cinco más.

Vamos.

Venga.

No me vuelvas a hacer una cosa así.

-Yo sobro en casa, mamá.

-Jaco, deja de culparme por estar embarazada.

Dios nos manda a los hijos.

-¿Y la miseria también nos la manda?

Me tengo que buscar la vida.

-¿Cuál es la vida que te quieres buscar? ¿La mala vida?

¿Eso es lo que quieres?

-Me rompieron la guitarra,

me quitaron el móvil, la ropa...

Te queda la cabeza, ¿no?

Úsala. Sácate el curso.

No puedo, no... Claro que puedes.

No sé nada.

-Mijillo.

Para conseguir algo, primero hay que desearlo.

Podéis aprobar, todos.

Solo tenéis que desearlo.

Deseando no llegamos a ningún lado. El deseo es el motor del mundo.

Pero que no llegamos.

-He estado estudiando y todo me suena a chino.

-Hemos perdido el curso entero. ¿De verdad os vais a rendir?

Lo último que quieren es que estemos aquí el año que viene.

¿Sí? Nos suspendieron desde el primer día

que nos encierran en el gimnasio. Te equivocas.

Ese día os dieron una oportunidad.

Sí, la de suspender. Lena.

Y lo de los coches es una excusa. Joder.

Alguien externo al grupo quema los coches

y decidís que hemos sido nosotros.

¿Tú nunca te cansas de mentir o qué? No miento, es injusto.

Lena, por favor. Nos marginan,

nos cambian el plan de estudio, ¿y ahora? Pretenden que aprobemos.

¿Estudio un trimestre en un fin de semana?

Os voy a proponer una cosa.

Y me la juego, ¿eh?

Pero os lo propongo porque creo en vosotros.

Dos jornadas de estudio intensivo en mi casa este fin de semana.

¿En tu casa? Claro.

Con dos cojones. Sobre todo, con mucha ilusión.

Del picoteo me encargo yo. ¿Y la cerveza qué?

Hola, soy alcohólico.

Pero ¿en serio en tu casa?

Sí. Los nueve.

Quien quiera está invitado, pero se viene a currar.

A currar de verdad, ¿sí?

Lo haces para demostrar lo buena persona que eres, ¿no?

Puro egoísmo, Lena. Si aprobáis vosotros, apruebo yo.

¿Quién se apunta?

Yo, yo voy.

-Yo también voy.

Yo también voy. Y yo.

-Y yo. -Y yo.

Si vais todos, yo también.

Muy bien, a las 10:00 en casa.

Cualquier cosa, Nourdin sabe dónde vivo, ¿eh?

¿Sí? Tengo algo para lo de fin de curso.

¿Ah, sí? Es una coreo.

Genial. No me jodas, bailo como el puto culo.

-Te jodes.

¿Has traído la música? -Sí.

Creo que tiene algo que ver con nosotros

y con lo que se va a acabar dentro de unas semanas.

Adelante.

Va, venga, dale.

Va, deléitanos.

(Música)

# Tengo la cabeza llena de ti.

# Tengo la certeza de que volveremos # a vernos las caras

# juntos en la cama.

# Y no solo las caras,

# la noche y la mañana, "baby".

# Me despierto con los pies helados # y me acuesto con los pies helados,

# mas los días se pasan volando.

# Mucho más si son a tu lado.

# Despertar contigo, "bae".

# Poco más que pedir, "bae".

# Sabes bien qué voy a decirte.

# Por favor, ven, "baby".

# Sí, mi futuro es incierto # y tu cara linda,

# tengo la cabeza # pensando en la guinda.

# Llevo un par de meses # pensando en la vida,

# que al final eres tú # quien me alegra el día.

# Esta noche no nos vemos, # no pasa nada.

# Yo sé que mañana tendré más ganas

# de tocar tu cuerpo, # acariciar tu espalda,

# de cerrar tu boca # y abrirte el alma.

# Tengo la cabeza llena de ti.

# Tengo la certeza de que volveremos # a vernos las caras

# juntos en la cama.

# Y no solo las caras,

# la noche y la mañana, "baby".

# Vente conmigo. #

-¡Toma! -# Vente conmigo. #

Vienes, ¿no? Mañana.

-Hombre, tienes que venir.

Sí, sí, iré, pero me habéis dejado toda tirada.

(Claxon)

Hasta mañana.

Hasta mañana. Adiós.

¿Hoy vienes tú? Sí.

Tu padre no se puede mover. Está doblado, tiene lumbalgia.

¿Adónde van mañana?

¿Qué?

Te escuché despedirte de tus amigos: "Hasta mañana". Mañana es sábado.

Estás castigada, no puedes salir, lo sabes.

He quedado para estudiar. Muy bien.

Entonces, con quien hayas quedado se viene para casa.

Vamos a casa del profesor a repasar los exámenes.

¿Qué? Sí, a casa del profesor.

Vamos todos, pregúntales...

Ni de broma te vas a ir a la casa de ningún profesor.

Te he dicho que vamos todos. Y yo que no vas.

Te pido por favor que no le insistas a tu padre.

No intentes convencerle, ya no da más de sí. ¿Lo entendés?

La leona que protege a su león. Sí, puede ser.

Porque tu padre es mi marido.

Es el hombre que más amo en este mundo

y no soporto que le hagan daño.

Y yo le hago daño.

Le has hecho un daño del que jamás se va a recuperar.

Y por eso me odias.

No te odio, Lena,

pero cuando cumplas los 18 años te voy a pedir que te vayas de casa.

Anda pensando en qué te vas a ganar la vida, ¿eh?

Me haré puta.

Seguramente te irá muy bien.

Tampoco hay un motivo de peso. -No lo sé.

No lo sé, no lo sé.

Hasta mañana. ¡Nourdin!

Lo siento, Silvia. Perdóname.

(Puerta)

¿Qué?

¿Cómo lleváis esos exámenes?

Los exámenes son una pesadilla siempre.

Sobre todo para ellos. Y para nosotros.

-No hay nada más horrible que corregir exámenes.

-Desmoraliza ver lo poco que sabe la mayoría y lo mal que se expresan.

-Y luego te sientes fatal cuando toca suspender.

Bueno, a mis chicos les preparáis el especial de la casa, ¿eh?

(DAVID) Yo no. Tú no.

No. Lo siento, no pienso premiarles con un examen más fácil

por ser unos vándalos. No me parece pedagógico.

Han tenido menos horas de clase.

Yo no tomé esa decisión.

¿Y vosotros?

Yo sí les voy a poner algo fácil.

-Tú es que eres muy buena.

¿Ecuaciones?

Sencillas. Factorizar polinomios, un par de problemas.

De los primeros dos trimestres. -Podría suspenderlos por actitud,

pero han mejorado bastante, así que...

Lourdes.

¿Nos estás sonsacando?

¿Sonsacando yo?

Cualquiera diría que te vas a examinar tú.

Algo de la Revolución Industrial entra fijo.

No te lo pienso decir. Lo he adivinado.

No te lo pienso decir.

Hola.

Tienes que hablar con David.

¿Tengo?

Pactamos exámenes más sencillos para mis chicos y no le da la gana.

Voy a hablar con David y con todos.

Escuchadme un segundo, por favor.

Tengo algo que deciros

y no son...

buenas noticias.

Vas a vender.

Mi amor, ¿estamos esperando a alguien?

-Que yo sepa, no.

¿Puedo dormir aquí?

Claro que sí, hombre.

"Es difícil en tiempos como estos

pensar en ideales, sueños y esperanzas

solo para ser aplastados por la cruda realidad.

Es un milagro que no abandone todos mis ideales".

"Es un milagro que no abandone todos mis ideales.

Sin embargo, me aferro a ellos porque sigo creyendo,

a pesar de todo,

que la gente es buena de verdad en el fondo de su corazón".

¿Habéis recibido el vídeo también? -Sí.

-A mí me lo acaban de enviar. -¿Quién grabó eso?

-Yo no. -Yo tampoco, ¿eh?

-Eso es cosa de Lena.

-¿Cómo lo sabes?

-Le preguntamos cuando llegue.

-No vendrá. -Dijo que vendría.

-Y yo te digo que no vendrá.

-Bueno, ¿y Darío?

Le va a sentar mal.

-No lo verá porque no tiene móvil.

No le digáis nada, es mejor que no se entere.

-Se va a acabar enterando de una manera u otra.

Hola.

¿Qué, estamos todos? No, faltan tres.

Es la hora. Vamos subiendo, ¿vale?

Adelante, chicos. Como en vuestra casa.

Ahora vengo. Madre mía, tú.

-Vaya casoplón. -Mirad esto.

-Esto es increíble.

-Pero esto...

¿Este pavo se puede permitir esto con el sueldo de profesor?

-Qué va. -No, ¿no? Ni de coña.

-Yo cuando sea famoso ya verás como me compro una casa así.

-¿Cuánto pagará de alquiler?

-2000 como mínimo. -Te digo que paga 5000 como mínimo.

Como mínimo, ¿eh? Más de 5000 pavos.

-Mínimo. -5000.

-Hola. -Hola.

¿Qué hay? -Buenas.

-Hola. -Hostia, qué casote, ¿no?

-¿Y Silvia?

(Bicicleta)

Silvia. Hola.

¿Eres la primera?

No, los demás están arriba.

¿Y tú por qué no subes?

Porque no entiendo nada.

No hay nada que entender.

Lo mejor para ti es... ¿Lo mejor para mí?

¿Sabes lo que es mejor para mí?

Dios, es complicado.

No te gusto. Claro que me gustas, me gustas.

Pero... Pero ¿qué?

No puede ser. ¿Por qué?

Porque pienso en ti y...

me explota la puta cabeza. Lo siento.

(Puerta)

¡Buenas! ¿Qué pasa?

Adelante, bienvenidos.

¿Estamos todos? Falta Lena.

¿Y se sabe algo?

Yo le he enviado un par de mensajes, pero no contesta.

Bueno, pasamos de ella.

Nos vamos a dividir. Jaco, vosotros dos

y tú, Darío, vente para acá. Historia.

No, no. No saquéis los libros.

No merece la pena estudiar cuando no sabemos hacerlo.

Os propongo un tema: la Revolución Industrial.

¿Os suena de algo?

En Venezuela han pasado varias revoluciones,

pero la industrial no sé si llegó.

Bueno, Einstein pensaba que si no eres capaz

de contarle algo a un niño y que lo entienda,

el que no lo ha entendido eres tú.

Así que os miráis la Revolución Industrial

y os la contáis entre vosotros, ¿sí?

¿Les tengo que contar la Revolución Industrial?

Tú a ellos, ellos a ti... Como si fuera una peli. Venga.

Vosotras al dormitorio.

Uy, al dormitorio.

Tú la ayudas con Química, luego ella te va a ayudar con Biología.

¿Tú? ¿Con Biología? -Claro, soy farmacéutica.

Vosotros dos a la cocina.

Que entienda las ecuaciones de segundo grado.

Hacemos lo siguiente. Media horita y descansamos cinco minutos.

Y vamos cambiando de materia, ¿sí?

Venga.

# Autosuperación y confianza, # solo cree en ti.

# Lo que te propones # lo puedes conseguir.

# Que nadie te corte las alas, # no se lo permitas.

# Nadie más que tú # conoce lo que necesitas.

# Evita a todo aquel # que sea tóxico e interesado.

# Tendrás que elegir bien # a quién quieres a tu lado.

# Aquí nadie es mejor que tú # o ya lo has olvidado,

# aquí puedes nadar # o ahogarte en tu propio lago.

# El físico es un envoltorio # que no eliges,

# pero puedes decidir seguir # tus propias directrices.

# Ser como quieres ser # y no ser como quieren ellos,

# en este lugar # tu personalidad será tu sello.

# Y qué más da lo que piensen de ti # si ni te conocen,

# qué importa lo que puedan decir # si solo son voces.

# Sabes que tienes que seguir # sin recibir más coces,

# no te puedes rendir # ni permitir que te destrocen.

# Es parte de ti, # solo tienes que creer en ella.

# Solo sé tú misma, # eso es lo que te hace bella.

# Borra cada huella que deja # el complejo en público,

# mírate al espejo y sonríe # porque eres único. #

¿Vosotros os acordáis la primera vez que comisteis en un japo?

Básicamente, hay dos opciones,

dos actitudes posibles:

"Qué asco, ¿esto qué es? Pescado crudo.

Yo no quiero, dame una hamburguesa, no me saques de mi zona de confort".

O puedes tener un poquito de curiosidad y decir:

"¿A ver? Lo pruebo.

Esto no me gusta, este me encanta,

si lo mojo en esta salsa a ver qué tal,

buah, me flipa".

Vamos, lo que viene siendo un poquito de curiosidad.

Pues estudiando pasa lo mismo.

Os ponen el libraco encima de la mesa

y tenéis dos opciones:

rechazo, "menuda mierda, qué pereza, yo paso, que le den...".

O hacerse preguntas: "A ver qué me quieren contar,

qué me propone el cocinero, estoy de acuerdo o no,

me gusta, no me gusta".

Pensamiento crítico, curiosidad.

Plantearse la vida como un interrogante.

Está claro que el sistema educativo

a veces se lo monta fatal,

pero depende de vosotros tener esa iniciativa o no.

Es una actitud vital hacerse preguntas,

querer saber, ¿no?

Y lo mismo que el cuerpo se enferma si no lo alimentas,

si no aprendes cosas nuevas el alma también se enferma.

Y basta de rollos y a comer, venga.

¿Palillos? ¿A alguien le faltan?

A mí. -¿Cómo se usan?

Ah, mira, haciéndose preguntas.

Soy gilipollas.

Vale, ¿y ahora?

Chao, Hugo. Hasta luego.

Adiós. Chao, chao.

¿Y mi premio?

¿Tu premio? Te dije después de los exámenes.

Joder, HIT, estoy estudiando como un capullo.

Como un capullo no, como todos. Como un alumno.

Chao. Hasta luego.

Hasta luego. Toma, anda, toma.

Lo tenía preparado.

Disfrútalo. El lunes es el gran día.

Sí, pero después te irás, ¿no?

No volverás el año que viene.

Lo importante es que estés tú el año que viene.

Darío. -Ya.

-¿Nos vamos? -Sí, voy.

Chao.

Silvia.

Chao. -Hasta mañana.

Venga.

-Chao.

Lo último que quiero es hacerte daño.

Ya lo sé, Nourdin, no pasa nada.

Parezco una cosa y luego soy otra.

Te volverías loca, Silvia.

Si ya estoy loca.

¿Y sabes por qué? Porque ese beso se me ha quedado aquí...

y aquí.

No sé si soy capaz de estar con una chica.

No te entiendo.

Solo he estado con mujeres pagando. Pero ¿por qué?

Porque tengo miedo.

¿Miedo de qué? No lo sé, ¡no lo sé!

Abusó de mí un hijo de puta cuando tenía 10 años.

En un puto campamento. Éramos cien chavales y me eligió a mí.

¿Por qué me eligió a mí?

Nourdin, lo siento. ¿Qué coño vio en mí?

¿Por qué te haces esa pregunta?

Porque me puse celoso cuando se fijó en los otros.

No se lo he contado a nadie.

Gracias.

Que me lo has contado a mí, gracias.

Nourdin, tú eras solo un niño.

Te sentiste querido y ya está.

A todos nos gusta sentirnos queridos.

A mí no.

¡Tú!

¿Qué? El vídeo es cosa tuya, ¿no?

No sé de qué me hablas.

¿Qué coño ganas dejándome en ridículo?

Que no sé de qué me hablas.

Te voy a hundir la puta vida.

Déjame en paz, me haces daño. Tú no sabes lo que es el daño.

No tienes ni puta idea.

Sé lo que es el daño mucho mejor que tú, niño bonito.

Das miedo.

Lena, se te ha ido la flapa con el vídeo, ¿vale?

¿Qué pasa con el vídeo? Es gracioso.

Lo has enviado para que se metan con él.

¿Y él? Se ha pasado todo el curso

enviando vídeos de todo el mundo, ¿o no?

Claro, ahora sois sus mejores amigos.

No, ahora somos un grupo.

Y a mí me dejáis fuera.

Tú sola te has dejado fuera, tía.

¿Yo? Yo vivo encerrada en casa.

Vigilada a todas horas por culpa de HIT.

¿Y vosotros?

Ni os ponéis en mi lugar ni me defendéis.

Que os vaya bien el examen.

¡Hugo!

Hugo. Tu examen, que va ahora a las 11:00.

Sí, ya lo sé. Está aquí.

Es el de Alberto. ¿Has preparado otra cosa?

No, iba a coger este. Muy bien.

¿Qué te pasa? Estás muy raro.

Nervioso. ¿Por qué? ¿Por los chicos?

Quiero que aprueben. Los nueve, Maléfica incluida.

Me han dicho que has estado el fin de semana con ellos.

En tu casa, les has abierto las puertas.

¿Qué más puedes hacer?

Siempre se puede hacer más.

Cuando todo esto termine, ¿vas a volver a la docencia?

No. ¿Cómo que no, Hugo? Si es tu vida.

Era tu vida también, ¿no?

Has hecho una labor fantástica. Para lo que me ha servido...

¿Estás enfadado conmigo?

Estoy enfadado con el sistema.

Y conmigo.

Sobre todo, contigo.

Vienes a buscarme y me lías para que te ayude,

me exiges, les exiges que no se rindan y ahora vas tú y...

Es igual, no voy a hablar porque hablo demasiado.

Mira, esta relación se acaba aquí.

¿Vale?

Me voy a hacer el examen.

Hugo, Hugo, espera. Cenamos esta noche en mi casa.

No. ¿Por qué?

Porque no, te lo acabo de decir. Esta relación se acaba aquí.

Sí, ríete lo que quieras, pero te lo digo en serio.

Me río porque es que... ¿Qué?

He pedido hora para hablar con el psicólogo.

¿Y? Que le voy a hablar muchísimo de ti.

Ah, le vas a hablar de mí. Sí, sí.

De tu forma de manipularme y hacerme ver lo blanco negro.

Ah, claro. Responsabilízame a mí.

A ti y a tu pánico a estar solo.

Y, oye, ¿el psicólogo este no haría terapia de pareja?

Es una psicóloga. ¡Ah, una psicóloga!

Sí. Mejor, así...

¿Así qué? No...

Nada, así nada.

Me voy a cubrir la vacante y a hacer el paripé con todo esto.

¡Hugo! Hugo, tú no me quieres.

Oye, igual ese es el problema, que no sé querer a nadie.

Mira, le podemos preguntar a tu psicóloga.

Buenas.

Bienvenidos al examen de Valores Éticos.

Los valores éticos estructuran el comportamiento de la persona

y vienen a afianzar la importancia de hacerlo

de manera consciente, respetuosa

y sin afectar negativamente a los demás.

Valores éticos los hay de diferentes tipos,

y depende de cada persona,

pero si intentamos...

agrupar los más importantes,

podríamos hablar de justicia, de libertad,

de responsabilidad, de honestidad

y de respeto.

¿Los tenéis?

Muy bien.

Pues ahora, en nombre de esa justicia,

de esa libertad, de esa honestidad,

de esa responsabilidad y de ese respeto,

quiero que cojáis vuestros exámenes con dos manitas,

los pongáis enfrente de vuestros ojos

y los rompáis.

Adelante. Adelante, rompedlos.

¡Rompedlos, vamos!

Rompedlos.

¡Vamos!

Muy bien.

Ahora vamos a hablar de valores éticos de verdad.

(Notificación)

(Notificaciones)

¿Qué pasa?

¿Qué pasa?

¿Qué pasa? ¿Qué es eso?

¿Qué es eso?

Responsabilidad.

Del latín "respondere",

obligación de responder de nuestros propios actos.

Hoy aquí todos, y cuando digo "todos"

digo "todos",

tenemos que responder por lo que ha pasado.

Todos somos responsables de nuestras acciones,

y todas nuestras acciones

tienen consecuencias.

Antes o después, las vamos a tener que afrontar.

Alguien me ha denunciado. Algo va mal.

Nos has mandado a la cárcel. Voy a estar muerta.

Lena, no hagas nada de lo que te puedas arrepentir.

Quería decirte que has perdido.

¡Lena! Llama a una ambulancia.

¿Qué pasa? Llama a una ambulancia.

¿Qué sabes de tu vida? Empiezas a vivir ahora.

A él no lo pudiste salvar.

HIT - Capítulo 9: Los exámenes - Ver ahora

¿Conseguirán aprobar? Los alumnos se han esforzado mucho durante el curso, y HIT cree que merecen una recompensa por el esfuerzo. Por eso, ha pedido al resto de sus compañeros profesores, que preparen para sus chicos, exámenes más fáciles. El resto de maestros han accedido menos David, que sigue celoso del pedagogo y no cree que los chicos sean dignos de su ayuda

HIT no descansará hasta conseguir que es den a sus chavales lo que realmente se merecen, porque para ellos lo significan todo para él. 

Los dos contrastes del Anne Frank

Jaco y Nourdin han sido los dos alumnos que han intentado robar los exámenes. Y como no lo han conseguido, cada uno ha tomado un camino distintoNourdin ha accedido a que Silvia le ayude con el examen de matemáticas, la asignatura que más le está costando. Mientras, Jaco ha decidido dejar los estudios y a su familia.

Jaco ha tenido un arrebato, y se ha ido de las clases de Hugo y de casa. Su madre, asustada, porque su hijo ha pasado la noche fuera de casa y no da señales de vida, ha buscado ayuda en Ester y en Hugo. Finalmente, aunque parecía que todo estaba perdido con Jaco, HIT lo ha vuelto a hacer. Ha conseguido que tome el rumbo correcto.

Con Nourdin, HIT no ha tenido que intervenir. Silvia ha sido de gran ayuda para el chico, y ambos han compartido algo más que los apuntes de mates ¡Ha habido un beso! ¿Habrá pasado algo más entre ellos? Tienes que ver el capítulo completo.

¡A por el cambio!

HIT está consiguiendo lo imposible con los chicos: que dejen atrás sus trumas y busquen el camino adecuado. Y es que este profesor nunca se rinde. Tampoco lo ha hecho con Ester, que a pesar de las largas que le ha dado la directora en varias ocasiones, Hugo ha seguido insistiendo

¿Hay algo entre la directora y el profesor? El beso entre Silvia y Nourdin no ha sido el único del capítulo. Ester y Hugo han tenido un encuentro íntimo, y parece que HIT quiere llegar más lejos ¿Surgirá el amor? Lo descubriremos en el último capítulo de la serie.

No te pierdas el final de HIT, la próxima semana. Tienes más contenidos exclusivos en la web oficial de la serie en PLAYZ.

PLAYZ

anterior siguiente