Enlaces accesibilidad
CINE Y SERIES

Así es "Hater", la película que reflexiona sobre el ciberacoso y las 'fake news' que triunfa en redes sociales

  • Se trata de una película de producción independiente polaca y ya recorre algunos de los festivales más icónicos
  • El filme trata dos de los temas más crudos y muy presentes en la actualidad

Por
Ciberacoso y fake news @headwayio

Internet ya forma parte de nuestro día a día y no concebimos un mundo sin redes sociales. Tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes y sus peligros. Así lo refleja "Hater", la última película de Netflix que ha hecho reflexionar al público juvenil sobre el daño de las redes sociales y el uso correcto de estas potentes herramientas. El filme, que se ha estrenado el viernes 31 de julio, se ha colado rápidamente en las tendencias más aclamadas del público de la plataforma. 

Se trata de una producción independiente polaca, guionizada por Mateusz Pacewicz y dirigida por Jan Komasa, quien se ganó el reconocimiento del público cinéfilo tras haber estado al frente de Varsovia 1944 (2014) y Corpus Christi (2019), entre otras. El actor Maciej Musialowski da vida a Tomasz Giemza, quien protagoniza una perturbadora trama basada en el peligro que hay dentro del mundo de las redes sociales. Un debate crudo y muy presente en la actualidad al que el propio título de la película hace honor. 

She's cheer captain and I'm on the bleachers ����

Una publicación compartida de  Maciej Musialowski (@musialowskimaciej) el 

Tomek (Maciej Musialowski) ha sido expulsado de la universidad por plagio y consigue trabajo en una agencia de marketing digital un tanto cruel, además de poco ética, ya que se basa en la difusión de fake news y en campañas de descrédito contra personalidades conocidas en redes sociales. Por otro lado,Tomek utiliza todas sus habilidades de Internet para manipular y conquistar a Gabi (Vanessa Aleksander), una chica a la que considera el amor de su vida. Tal es su obsesión que utiliza hasta micrófonos ocultos para tenerla controlada. Quizá lo que más hace meditar al espectador sobre todo esto es que, las sucias maniobras que Tomek lleva a cabo a través de redes sociales, tendrán serias consecuencias en el mundo real. 

El odio en redes sociales

Y hasta ahí toda la sinopsis del filme. Sin embargo, la ficción se vuelve realidad cuando el espectador es consciente de que es algo más que una película. Este thriller retorcido y oscuro podría ser un capítulo de la vida real, ya que muestra cómo un cúmulo de tweets hashtags pueden acabar con el autoestima de una persona o, incluso, con su imagen y carrera profesional. La película plantea un debate muy interesante acerca de la manipulación de la información y su uso para generar y amplificar el odio en las redes sociales.

Porque la función de Tomek en la agencia es básicamente desprestigiar personajes a base de crear cuentas falsas y difundir información inventada. Lo interesante de esto es que, en la película, se crea un paralelismo con la vida que lleva en la realidad el personaje. Tomek es un trabajador que se dedica a crear fake news, sin embargo, en su día a día también es una persona mentirosa compulsiva, turbia y terca. Una convergencia que va cobrando cada vez más sentido a lo largo de los 135 minutos que dura la cinta.

worldwide @netflixfilm ��

Una publicación compartida de  Maciej Musialowski (@musialowskimaciej) el 

La manipulación es uno de los factores principales que mueven la trama de la película. Del mismo modo, "Hater" recuerda que, para que una fake news funcione, tiene que haber dos elementos: por un lado, el que lanza la noticia con la intención de hacer daño, escondido detrás de un perfil que puede ser falso (o no), y, por otro lado, una tendencia o predisposición creerla por parte del receptor. Dos componentes perfectos para que la bomba estalle. 

El ciberacoso, a la orden del día

Según una encuesta realizada en España por Save the Children en 2019, más de tres cuartas partes de las personas entrevistadas habían sufrido algún tipo de violencia online durante su infancia, y un 40% había sido víctima de ciberacoso. Unos datos poco esperanzadores, sobre todo en plena Era de la Información en la que vivimos y en la que, cada vez más, estamos expuestos a sufrir algún tipo de violencia online

Pero el ciberacoso o ciberbullying no solo consiste en fomentar el odio en redes sociales. Existen otro tipo de prácticas, igual de terribles, como la "sextorsión" o las amenazas directas. La "sextorsión" consiste en el chantaje, una forma de explotación sexual en la cual una persona es amenazada, generalmente a través de Internet, para conseguir fotografías o vídeos de ella desnuda. Y, en el peor de los casos, el objetivo es arruinar la vida de esa persona mediante la difusión de ese material sin su consentimiento.

El Código Penal español, en su artículo 243, establece que esta práctica es delito y que el acto puede conllevar de uno a cinco años de prisión. Desgraciadamente, un porcentaje bastante considerable de personas afectadas no denuncian el chantaje, según informa El País, lo que dificulta conocer cuál es la escala real del problema. 

 

PLAYZ

anterior siguiente