Enlaces accesibilidad
OK Playz

Escritoras bajo seudónimo: el éxito de novelas escritas por mujeres

  • Blon analiza las obras de autoras que publicaron bajo seudónimo
  • OK Playz, de lunes a jueves a las 18:58h
  • Más noticias en PlayzTrends

Por
 Escritoras bajo seudónimo: el éxito de novelas escritas por mujeres
PLAYZ

Dicen que un buen libro es el mejor compañero del hombre. Hay cientos de géneros donde podemos escoger sumergirnos durante unas horas y evadirnos de la realidad que nos rodea. Y a lo largo de la historia, son muchos los autores que se lanzaron al mundo editorial con historias de todo tipo. Pero... ¿qué hay de las mujeres que firman bajo seudónimo? En la actualidad, suele ser una decisión personal motivada por la aventura de ver evolucionar tu obra sin ser la cara visible. Sin embargo, existen evidencias de que no hace tantos años, escritoras de todo el mundo tuvieron que tomar esa opción con el fin de ver publicadas sus obras. Blon, colaborador de OK Playz, se hace eco de ellas y nos propone algunos ejemplos que igual no sabías que pertenecían a escritoras "sin identidad" pública. ¡No te pierdas su sección!

¿Sabías que existen multitud de obras escritas por mujeres pero firmadas con pseudónimos? Blon nos trae los casos de Elena Ferrante, Carmen Mola, Abella Cienfuegos y María Lejárraga. ¡No te pierdas su sección!

Elena Ferrante - "Dos amigas"

En la actualidad, por sorprendente que parezca, también existen casos en los cuales algunas escritoras han tenido que ocultar su género para que sus obras llegaran a todos los públicos y fueran valoradas por su calidad y no por el hecho de estar narradas por una mujer. Un ejemplo de ello es Elena Ferrante, autora de la saga Dos amigas. "Cuenta la historia de dos niñas de un barrio pobre de Nápoles de los años 40. Es curioso porque es una época en la que los niños, y sobre todo las niñas, van muy poco al colegio y se ponen a trabajar. Así que la protagonista cuenta en primera persona las dificultades del momento". Como curiosidad, Blon desveló que a pesar de la tecnología, ni siquiera el equipo que ha hecho la adaptación televisiva -"La amiga estupenda", HBO- conoce su identidad.

Publicaciones de Elena Ferrante

Publicaciones de Elena Ferrante PLAYZ

"Es un caso que tiene en vilo a Italia. De hecho, hubo un periodista que hizo una investigación y llegó a la conclusión de que podía ser Anita Raja, una traductora que trabajaba en la editorial donde se publicó la obra y mujer de un escritor italiano llamado Domenico Starnone. Hubo mucho debate respecto al derecho a la intimidad y el acoso al que pueden ser sometidos los autores. Si ella quiso ser anónima, es por algo".

Carmen Mola - "La novia gitana"

La ausencia estructural del autor tiene un efecto sobre la escritura que hace que se quiera seguir explorando. O al menos ese es uno de los argumentos de aquellos escritores que optan por lanzar sus obras bajo seudónimo. Carmen Mola es otro ejemplo. Según Blon, su forma de escribir no deja ningún detalle al aire y es "muy escabroso": "Al final el proceso para llegar hasta donde están es porque estas autoras tienen una calidad sublime, pero también es una ventaja para la editorial. Creo que cuando llegan obras tan importantes, es fundamental promocionarlas". Y es que escribiendo bajo seudónimo puedes llegar a vivir la situación de que tus amigos sean quienes te recomienden tu propio libro. "Leyendo una entrevista de Carmen Mola comentó que dentro de su círculo cercano había gente que le recomendaba su propio libro. Quien no firma con su nombre hace que se genere algo de romanticismo".

 Publicaciones Carmen Mola

Publicaciones Carmen Mola PLAYZ

Abella Cienfuegos - "Cómica"

Abella Cienfuegos es otro ejemplo. "Es una escritora que publicó un libro llamado Cómica, la prota es Nora, una cómica española afincada en EEUU que trabaja como guionista en el programa de Jimmy Fallon. Su madre muere y la novela gira en torno a tres aspectos: su pasado reciente en EEUU, su presente en España y sus monólogos, que no tienen límite del humor. Lo único que se sabe de ella es que nació en Asturias en 1984, que tiene estudios en Teoría de la Literatura, Literatura comparada y Máster de guion de cine y televisión", afirma Blon. La propia editora hizo un vídeo en Twitter contando cómo llegó el manuscrito de Abella a sus manos.

Machismo estructural: ¿el motivo de los seudónimos?

"Hay un machismo estructural a lo largo de los tiempos que ha provocado que muchas mujeres tuvieran que firmar bajo seudónimo. Jane Austen, autora de Orgullo y prejuicio, firmaba como "a lady". Y eso es fruto del machismo de la época. Pero el caso más espectacular es el de María Lejárraga: es una autora española que le escribió todas las obras a Gregorio Martínez Sierra. El tío era un capo del mundillo teatral en Madrid a principios del siglo XIX. Luego se divorciaron porque él le fue infiel con una actriz de teatro y ella siguió escribiéndole las obras. No quería destapar la farsa porque pensaba que iba a salir perdiendo. Pasados los años fue feminista declarada y como curiosidad, escribió el cuento que inspiró a Walt Disney para crear La Dama y el Vagabundo".

En los años 90, ni más ni menos que J.K. Rowling fue víctima del seudónimo obligado. La editorial le sugirió que, por el bien de sus ventas, firmase solo con sus iniciales y no con su primer nombre. El objetivo no era otro que conseguir que sus libros fueran leídos también por niños. "Creo que en algunos países y algunas culturas puede ser que reste ventas el hecho de publicar como mujer. Pero en España creo que no. Se ha visto que hay autoras espectaculares y en el año 2020 no debería pasar esa movida. Yo realmente ni me fijó en si está escrito por un hombre o una mujer. Pero es verdad que hay culturas que aún siguen viviendo en 1904". Blon lo tiene claro. ¿El mercado editorial actual también?

PLAYZ

anterior siguiente