Enlaces accesibilidad
PlayzTrends

Jaime Altozano triunfa con la creación de su primera sala de estudio online

Por
 Jaime Altozano en Twitch
PLAYZ

Si eres de los que durante esta cuarentena ha perdido cualquier esperanza de concentrarse durante más de cinco minutos, muy atentx al proyecto que ha desarrollado Jaime Altozano. Su especialidad siempre ha sido la música, pero precisamente la concentración que requiere dedicarse a ella le ha llevado a crear su nuevo proyecto: sesiones de estudio online a través de su canal de Twitch. ¡Y no de cualquier manera! Todo está programado para que en cada directo consigas ser lo más productivo posible. Y todo ello a un solo clic, con miles de personas acompañándote y con música de fondo pinchada por el propio Altozano. 

"Cuando el confinamiento empezó pensé de qué manera podía ayudar a la gente. Y pensé que eso sería haciendo vídeos diarios [...] pero eso no se me ocurrió solo a mí, se le ocurrió a todo el mundo. Así que de pronto había más entretenimiento que antes". Así comenzaba su vídeo explicando de dónde venía la idea que, casi dos meses después a su puesta en marcha, podemos decir que se ha convertido en todo un éxito. "Hablando con gente me decía siempre lo mismo: les costaba mucho ser productivos y estaban procrastinando". Es decir, llegó a una firme conclusión: la parte complicada durante el confinamiento no era estar entretenido, sino... ¡ser 100% productivo

Y para ello ha mezclado su ingenio y la tecnología disponible con algo de empatía y psicología con sus seguidores. Ingenio porque ha creado su propia interfaz donde cada bloque de tiempo queda totalmente plasmado en pantalla. Tecnología porque ha sacado adelante una serie de comandos para tener estadísticas a tiempo real sobre la cantidad de gente que está trabajando durante sus directos. Y empatía y psicología porque el bloque de trabajo se ha basado en los hábitos que nuestro cerebro es capaz de asimilar: 

  • Introducción de unos diez minutos
  • Primer bloque de trabajo de una hora y diez minutos
  • Descanso de diez minutos donde se charla sobre cualquier tema
  • Segundo bloque de trabajo de una hora y diez minutos
  • Charla de 30 o 60 minutos

Durante el mes en el que Jaime Altozano estuvo experimentando con la versión beta de su proyecto, se dio cuenta de que con las mil personas que de media se conectaban a cada directo era más que suficiente para ir confeccionando cada bloque y que no se hiciera extremadamente pesado. De hecho, la mecánica de "entrada y salida" se asemeja mucho a la rutina que podríamos tener trabajando o estudiando. Y el quid de la cuestión radica en el diseño de su interfaz.

La clave: el diseño de la interfaz

El youtuber llevó a otro escenario su idea de "sala de estudio" oline con la intención de que sirviera tanto, o incluso más, que las que podemos realizar en el mundo real. Y toda la infraestructura que podemos ver cada vez que accedemos a su canal lo ha hecho junto a un equipo de cuatro personas: dos programadores encargados de crear los comandos; y dos diseñadores: su pareja y arquitecta Ter y Juan Escudero, los responsables de realizar un marco con animaciones a su alrededor. En él se incluye información como por ejemplo en qué bloque estás o qué canción está sonando. Incluso muestra imágenes -con previa moderación- que mandan los seguidores en directo y una novedad: habilita tres comandos que son realmente útiles a la hora de compararlo con el tradicional "fichaje" de entrada y salida al comenzar y finalizar tu jornada de trabajo:

  • T = trabajar
  • DT = Dejo de trabajar
  • !Horas = Cuántas horas llevo trabajando en el canal
 Jaime Altozano durante uno de sus directos en Twitch

Jaime Altozano durante uno de sus directos en Twitch PLAYZ

Gratuito y accesible

"Todas las dinámicas son gratuitas: mandar los comandos entrada y salida, consultar cuántas horas llevas trabajadas o mandar fotos de aquello en lo que estás trabajando es gratuito e igual para todos. Lo que es de pago es hablar por el chat más a menudo". Es decir, tal y como afirma Altozano, el hecho de poner fin a la angustia de no saber sacar el rendimiento oportuno a cada día unido a la posibilidad de "socializar" -de una manera algo distinta, pero socializar al fin y al cabo- a través de un simple clic, ha hecho que una media de 5.000 personas se congreguen cada día alrededor de esta rutina. 

Es cierto que el teletrabajo ha provocado que miles de personas abandonen multitud de tareas de ocio. Y precisamente la estructura en la que está basado el proyecto es lo que lo convierte en una solución efectiva para muchos estudiantes y trabajadores durante la cuarentena: a lo largo de unas tres horas, cada usuario puede dedicar más de dos horas a su trabajo o estudio, unos 40 minutos de descanso en total y varios ratos de charla que, al margen de generar la sensación de estar sociabilizando con tu entorno, genera un sentimiento de control al comprobar que los resultados son óptimos y no requieren de mucho esfuerzo. Está claro que todo es cuestión de ganas, pero todo depende del camino que escojas para llegar a tu objetivo y... es evidente que la metodología de Jaime Altozano no ha dejado a nadie indiferente. ¿Se convertirá en la forma de trabajo habitual en la "nueva normalidad"?

PLAYZ

anterior siguiente