Enlaces accesibilidad

El FMI propone una 'tasa COVID' temporal para que los más ricos ayuden a pagar la factura de la crisis

Por
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva EFE/FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha propuesto que los países impongan un impuesto "temporal" a las rentas más altas y la riqueza, para financiar las necesidades relacionadas con la pandemia del coronavirus, y ha llamado a aumentar la producción y distribución de las vacunas.

La magnitud de la crisis económica provocada por la pandemia de la COVID-19 ha llevado al FMI, un organismo tradicionalmente defensor de la ortodoxia económica, a saltarse algunos tabúes y dar el visto bueno a la subida de impuestos y el aumento del gasto.

En el arranque de la Asamblea de Primavera, la directora del organismo, Kristalina Georgieva, ha afirmado que "la política de vacunación es una política económica" y ha subrayado la "urgencia" para que "las vacunas lleguen a todos en todos los sitios".

Impuesto "temporal" a los ricos

El FMI ha propuesto un impuesto "temporal" a las rentas más altas y la riqueza, destinado a financiar las necesidades relacionadas con la pandemia y con la crisis que conlleva, que ha aumentado los niveles de déficit y de deuda.

"Para ayudar a hacer frente a las necesidades de financiación relacionadas con la pandemia, las autoridades podrían considerar una contribución temporal para la recuperación poscovid aplicada sobre las rentas altas y la riqueza", ha indicado el director del Departamento de Asuntos Fiscales del FMI, Vitor Gaspar.

El director ha advertido de que "las desigualdades preexistentes han amplificado el impacto adverso de la pandemia y, a la vez, la COVID-19 ha agravado las desigualdades", una situación que ha señalado que supone "un círculo vicioso de desigualdad que podría dar lugar a un quiebre social y político".

Las vacunas, principal arma para revitalizar el crecimiento

En uno de los paneles de la asamblea que se celebra esta semana de forma virtual junto con el Banco Mundial, la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, ha insistido en que "el principal arma que tenemos para revitalizar el crecimiento son las vacunas".

En Estados Unidos se prevé que el 90% de la población esté vacunada para el verano, mientras en Europa ocurrirá lo mismo para otoño. Sin embargo, en regiones como América Latina se deberán esperar a 2022 para alcanzar un grado de protección similar contra el coronavirus al ritmo actual de vacunación.

El Fondo presentó esta semana el informe de "Perspectivas Económicas Globales", coordinado por Gopinath, en el que alertó especialmente sobre "la recuperación a varias velocidades" y la "peligrosa divergencia" de las fortunas económicas.

Noticias

anterior siguiente