Enlaces accesibilidad

Al menos tres muertos y varios heridos tras la explosión de un edificio en el centro de Madrid

Por
Una explosión en un edificio de Madrid deja tres muertos y una decena de heridos

Una fuerte explosión en un edificio del centro de Madrid, en la calle Toledo, ha dejado al menos tres muertos y once heridos, uno de ellos, grave. El estallido, provocado por un escape de gas, ha derrumbado varias plantas de la construcción, que pertenece a la parroquia de la Virgen de la Paloma, y se encuentra entre una residencia de mayores y un colegio. 

Tres varones han fallecido en la explosión, que ha dado lugar a un incendio en el interior del inmueble y ha dejado la calle cubierta de escombros. El delegado del Gobierno, José Manuel Franco, en una entrevista en la cadena Ser ha apuntado a la fuga de gas como causa de la deflagración y ha señalado que el técnico de la caldera que se creía desaparecido en el número 98 de la calle Toledo es una de las tres víctimas mortales. 

Vecinos y testigos, en shock tras la explosión de un edificio del centro de Madrid

Se trata de David Santos Muñoz, electricista de 35 años, padre de cuatro niños y feligrés de la parroquia, ha informado la Archidiócesis de Madrid en un comunicado. Había acudido a echar una mano porque, según publica Efe citando fuentes de la congregación, la caldera de gas del edificio llevaba días estropeada, pero las nevadas de la borrasca Filomena habían demorado los trabajos para repararla.

Los otros dos fallecidos pasaban por delante del edificio cuando ocurrió, según ha indicado por su parte el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.

Fuerte explosión en un edificio en el centro de Madrid

anterior siguiente
19 Fotos 1 / 19 ver a toda pantalla
  •  Así ha quedado el patio del colegio La Salle

    Así ha quedado el patio del colegio La Salle

    Así ha quedado el patio del colegio La Salle, situado al lado del edificio donde se ha producido la explosión.

  •  Cuatro plantas del edificio, reducidas a escombros

    Cuatro plantas del edificio, reducidas a escombros

    La explosión ha destruido por completo las cuatro plantas superiores del edificio.

Al menos 11 heridos, uno grave

Las personas en la residencia de mayores de titularidad privada Los Nogales y en el colegio concertado La Salle han salido ilesas, pero los servicios de emergencia han atendido al menos a once heridos relacionados con la explosión, que se ha producido apenas unos minutos antes de las 15:00 horas. 

El pronóstico de un varón de 36 años con politraumatismo es grave, por lo que ha sido trasladado al hospital La Paz. Otras dos personas, con pronóstico leve o reservadohan necesitado ser atendidas en el hospital Ramón y Cajal y en el Clínico. Por lo demás, los servicios de emergencias han podido atender al resto de heridos en un puesto sanitario montado in situ.

La detonación ha destrozado el edificio que, según ha indicado la Archidiócesis de Madrid en su comunicado, albergaba locales parroquiales y de Cáritas, así como viviendas de los sacerdotes. Cuatro de ellos ya han sido atendidos por el Samur y están fuera de peligro, pero un quinto, Rubén Pérez Ayala, es uno de los heridos trasladados al hospital, que se encuentra "muy grave" y ha tenido que ser operado. 

El jueves comenzará el desmontaje de las plantas

Los bomberos ya han terminado este miércoles de refrigerar las calderas, asegurar el edificio para evitar desplomes y de retirar cualquier elemento que consideraran inestable. A lo largo de la tarde, han estado trabajando durante más de cinco horas en controlar la fuga de gas y han comprobado que no existieran más víctimas en el interior. 

Por su parte, Delegado del Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, ha avanzado la declaración de ruina inminente del edificio, a través de su cuenta en Twitter, donde ha informado que este jueves comenzarán los trabajos de desmontaje de las plantas superiores y la limpieza de la zona.

Tras la deflagración, la Policía ha desalojado a todos los vecinos de la calle afectada y estos han sido reubicados en un hotel cercano. No obstante, la noche del miércoles al jueves, solo seis personas, de tres familias que viven en el edificio colindante, no han podido volver a sus casas. Preventivamente, se han quedado en un alojamiento del consistorio madrileño hasta que los técnicos aseguren que no existen daños estructurales en el edificio, según ha informado el responsable de Samur Social, Darío Pérez, en un vídeo difundido por Emergencias. 

Asimismo, el Samur Social ha puesto a salvo a los 56 usuarios del centro de mayores, que han sido trasladados a dos residencias del mismo grupo Los Nogales, donde el Ayuntamiento dispone de plazas de alojamiento. 

Según ha informado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, instantes después de la explosión, el bloque se ha incendiado por dentro, con riesgo de un "embalsamiento de gas", por lo que los bomberos no han podido intervenir inmediatamente para no provocar el derrumbe del edificio. 

Con el objetivo de facilitar el trabajo de los servicios de emergencias y evitar más perjuicios tras la catástrofe, Protección Civil pedía a los ciudadanos que trataran de evitar la zona. 

La explosión en Madrid no deja heridos en la residencia cercana: "Están todos bien"

Ilesos en la residencia y en el colegio 

La detonación no ha dejado víctimas entre los mayores que viven en la residencia Los Nogales, situado junto al edificio que se ha derrumbado.  El director del centro de mayores lo confirmaba en el Telediario: "Todos los residentes están bien".

Tampoco hay que lamentar heridas entre profesorado y alumnado del colegio La Salleque no habían bajado al patio por la nieve acumulada tras el paso de la borrasca Filomena y las heladas, según ha indicado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha acudido a la calle Toledo. 

"Todos los niños y el personal del colegio se encuentran bien", han tranquilizado igualmente a las familias desde la cuenta de Twitter de la escuela. Los alumnos retomarán las clases el próximo día de forma online, mientras se comprueba la seguridad del edificio. 

Una testigo: "Si llego a pasar un poquito más abajo no estoy aquí"

El suceso ha dejado momentos de mucho miedo entre los vecinos de la zona. Tania, una joven que se encontraba a pocos metros del lugar, ha explicado cómo lo ha vivido en el Telediario:

"He notado como si algo me pasara por la espalda (...) Al momento estaba toda la calle Toledo llena de restos de cristales, de ladrillos. He visto taxis desaparecer en la humareda. Si llego a pasar un poquito más abajo no estoy aquí contándolo", ha relatado. Su "acto reflejo" ha sido llamar inmediatamente a los servicios de emergencia por temor a que hubiese víctimas, como se ha confirmado más tarde. 

TVE ha hablado también con Irene Cacabelos, otra testigo, que relataba así la "brutal" explosión: “A los segundos vimos caer de cascotes del cielo y mucho humo”. 

Ante la emergencia, algunos bares de la zona se han prestado para dar cobijo varios mayores y trabajadores de la residencia de La Paloma afectados por la explosión. "Si alguien tiene familiares en el centro de mayores de la calle Toledo y quiere contactar estamos con ellos a resguardo en los bares cercanos", compartía el Café Pavón en su cuenta de Twitter, antes de que el Samur Social trasladara a los mayores a otro centro.

Irene Cacabelos, testigo de la explosión en Madrid: "Vimos caer cascotes del cielo"

Ayuso: "Un día aciago" para los madrileños

Desde la calle Toledo, la presidenta Díaz Ayuso ha ofrecido al Ayuntamiento toda la ayuda de la Comunidad en "un día aciago" para los madrileños. "La Comunidad de Madrid últimamente están pasando episodios muy duros", ha lamentado, y ha informado de que se ha creado una "base operativa" para trabajar entre administración.

Tras la explosión, que se ha podido escuchar a kilómetros de distancia, al menos nueve dotaciones de bomberos y once unidades del Samur se han desplazado para asegurar la zona y atender a los afectados. Los efectivos de SUMMA 112 se han desplegado por necesitaban actuar y la Policía Nacional ha movilizado en la zona 120 efectivos pertenecientes a la Brigada Provincial de Información, Tedax y Policía Científica, así como a las unidades de Seguridad Ciudadana, de Intervención Policial y guías caninos especializados en la búsqueda de personas.

Como la presidenta autonómica y el delegado del Gobierno en Madrid, ha estado en la calle Toledo el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Mientras, el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, o representantes de la oposición en la región se han pronunciado a través de sus respectivas cuentas de Twitter, pendientes de la evolución del suceso.

Incluso el papa Francisco ha lamentado la "grave" explosión y ha enviado su "cercanía y afecto" a las familias de las víctimas, a través de un telegrama firmado por el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, y dirigido al cardenal Carlos Oosor, arzobispo de Madrid. 

Una mujer que ha presenciado en directo la explosión en Madrid: "Si llego a pasar más abajo no estoy aquí contándolo"

Noticias

anterior siguiente