Enlaces accesibilidad
Estados Unidos

Pelosi pide al vicepresidente Pence que invoque la 25ª enmienda y amenaza con iniciar un 'impeachment'

Por
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, durante una rueda de prensa este jueves
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, durante una rueda de prensa este jueves Samuel Corum/Getty Images/AFP

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha pedido este jueves al vicepresidente, Mike Pence, que invoque la 25ª enmienda de la Constitución para destituir a Trump, sugiriendo que el Congreso podría comenzar un proceso de juicio político ('impeachment') si Pence y el Ejecutivo no actúan.

"Al llamar a este acto sedicioso, el presidente ha cometido un asalto indecible a nuestra nación y a nuestro pueblo", ha censurado Pelosi en una rueda de prensa, según informa CBS News, un día después del asalto al Capitolio estadounidense por parte de simpatizantes de Donald Trump, que se saldó con 4 muertos y 14 policías heridos.

Pence ha rechazado aplicar esta enmienda, que supondría destituir a Trump por incapacidad cuando solo le quedan 12 días en el cargo, según fuentes cercanas al vicepresidente citadas por medios estadounidenses. La 25ª enmienda, adoptada tras el asesinato de John F. Kennedy en 1963, se puede aplicar cuando un presidente queda incapacitado por una enfermedad física o mental, pero cada vez son más las voces que piden aplicarla en este caso.

Para hacerlo, el vicepresidente y la mayoría de los miembros del Gobierno tienen que plantear por escrito al Congreso que el presidente no puede seguir en el cargo.

En la misma línea se ha posicionado el demócrata de mayor rango en el Senado, Chuck Schumer, quien ha asegurado que "la forma más rápida y eficaz de destituir a este presidente de su cargo, algo que se puede hacer hoy, sería que el vicepresidente invoque inmediatamente la enmienda 25".

El Congreso debe volver a reunirse para acusar al presidente Trump

"Si el vicepresidente y el Gabinete se niegan a levantarse, el Congreso debe volver a reunirse para acusar al presidente Trump" con un juicio político, ha reclamado el líder demócrata. A su juicio, el asalto al Capitolio "fue una insurrección contra Estados Unidos, incitada por el presidente Trump", por lo que "este presidente no debe ocupar el cargo ni un día más".

Pelosi y el líder de la minoría demócrata del Senado se unieron así a otros miembros de su partido, como la congresista Ilhan Omar, para pedir una iniciativa para destituir a Trump, a quien la clase política coincide en responsabilizar del asalto al Congreso llevado a cabo este miércoles por seguidores radicales del gobernante saliente.

Si bien las llamadas provienen principalmente de círculos demócratas, hay republicanos como el gobernador de Vermont, Phil Scott, que están comenzando a exigir que Trump deje el cargo, cuando faltan dos semanas para la entrega de poder. Además, al menos ocho miembros de su equipo han presentado su dimisión este jueves a raíz de los acontecimientos.

14 horas - Los demócratas, dospuestos a promover un impeachment exprés para destituir a Trump - Escuchar ahora

"Uno de los días más oscuros" en la historia del país, según Biden

Por su parte, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, se ha referido a los disturbios de este miércoles como "uno de los días más oscuros" en la historia del país y "un asalto contra las instituciones de nuestra democracia".

“No fue desorden. No fue una protesta. No les llamemos manifestantes. Eran una turba de alborotadores, insurgentes, terroristas domésticos”, ha señalado el demócrata en una comparecencia pública durante la tarde de este jueves, donde ha acusado a Trump de querer utilizar a una multitud para silenciar la voz de los votantes.

Biden califica el asalto al Capitolio como "terrorismo doméstico"

Horas después de haber sido ratificado como el nuevo presidente de Estados Unidos, Biden se ha mostrado convencido de que los manifestantes antirracistas, protagonistas del movimiento Black Lives Matter, habrían sido tratados "de manera muy diferente" en comparación con los partidarios de Donald Trump que causaron estragos en Washington el día anterior.

"Si esto hubiera sido una manifestación del movimiento Black Lives Matterhabrían sido tratados de manera muy diferente que a la turba de maleantes que irrumpieron en el Capitolio", ha recalcado en un discurso desde su ciudad natal de Wilmington (Delaware). "Todos sabemos que eso es cierto e inaceptable”, ha añadido.

A su juicio, los simpatizantes del magnate neoyorquino llevaron a cabo "un asalto en la más sagrada de las empresas estadounidenses: ratificar la voluntad del pueblo estadounidense". "Desearía que pudiéramos decir que no habíamos visto esto venir. Pero no es cierto. Pudimos verlo", ha lamentado.

Noticias

anterior siguiente