Enlaces accesibilidad
Cómic

'Otro Japón', el paisaje sentimental, humano y urbano del país asiático

  • Jorge Arranz repasa en un cómic sus 40 años de relación con Japón
  • Más noticias sobre cómic en ‘El Cómic en RTVE.es

Por
Dibujando el Todai-ji, el templo budista de Nara que alberga una estatua gigante de Buda

El dibujante Jorge Arranz (Madrid, 1956) es famoso por sus retratos de ciudades de todo el mundo que podéis ver en su página web. Pero ahora ha mezclado ese arte con sus vivencias y recuerdos, en el cómic Otro Japón (Norma editorial), en el que nos invita a un viaje sentimental, pero también humano y urbano, a un país del que es muy fácil enamorarse.

“La idea inicial era hacer un libro sobre Tokio -asegura Jorge-. Pasé dos semanas caminando y dibujando por las calles de esa inmensa ciudad. El caso es que me encontré con situaciones inesperadas, pequeños descubrimientos que despertaron el interés por lo que no se ve. Vuelvo tocado de ese viaje”.

Un viaje que Jorge confiesa que le ha cambiado completamente: “Me ha invitado a ver las cosas de otra manera, a enfocar la mirada desde otro punto de vista al que he utilizado siempre”.

Kiyomizu dera, el balcón de Kioto

Realizar este libro también le ha servido para recordar cómo comenzó su relación con Japón, en los años 70. 40 años de idas y venidas que ha plasmado en este libro: “En vez de hacer un libro sobre como veo Tokio decido contar mi historia personal con Japón desde el principio, cuando conozco a Ako en 1975, una japonesa estudiante de Bellas Artes”.

Con Ako mantuve una relación que duró 4 años -asegura el dibujante-, pasamos juntos dos veranos en Japón, en las montañas de Nagano. 40 años después viajé hasta allí con mi mujer, Mariaje, y nos encontramos con ella”.

Página de 'Otro Japón'

La fascinación por un país

Aunque Jorge ya nos había cautivado con sus retratos de grandes ciudades como Nueva York, París… en este libro añade sus sentimientos por esa ciudad y sus habitantes, con lo que este cómic es mucho más que un libro de viajes: “Abandono la zona de confort de hacer un libro de viajes, con Tokio como protagonista, ahora la idea es más bien una novela gráfica donde resulta que soy yo el protagonista. No es tarea fácil, supone hacer un viaje por mi memoria, volver 40 años atrás y buscar la mejor manera de expresarlo”.

Si no conocéis Japón os lo recomiendo porque es un país realmente especial. Jorge lo explica de esta manera: “Más que fascinación, es un magnetismo que tiene que ver con la herencia cultural, con sus aplicaciones en el arte y en la actitud ante la vida más que con las apariencias tan vistosas de este país tan único y espectacular”.

“Lo especial para mí –añade-, es ese carácter de isla desconectada del continente asiático, de ese cierre de fronteras de más de dos siglos que dejaron un legado cultural único y, como no, su posterior adaptación al mundo exterior”.

Cuando visitas Japón también sorprende el contraste entre la modernidad y las tradiciones: “Japón tiene dos caras –asegura Jorge-. El anverso y el reverso, la dualidad del Yin Yang, el sincretismo entre budismo y sintoísmo. Japón es un país suave y duro a la vez, lo moderno y la tradición conviven e interactúan”.

Y no podemos olvidar también la diferencia entre el trajín de Tokio y la tranquilidad de los bellos pueblos de Japón: “La mayoría de la población japonesa vive en torno a las grandes ciudades –nos cuenta Jorge-. Los que viven en el campo es otra cosa. Fue un gran regalo poder pasar dos veranos en el medio rural y familiar a mediados de los 70. De vuelta a España, cuando contrastaba mis impresiones con otras personas que también habían estado allí parecía que hablábamos de países diferentes”.

Kabukicho, el barrio que nunca duerme

Expresándose a través del dibujo

Todas esas impresiones que ha sentido en este viaje, Jorge las plasma a través de las viñetas: “Todo el libro es una exploración de cómo expresarme mejor a través del dibujo, paso del lápiz al pincel, del rotulador a la pluma, de la acuarela a la cera según lo que cuente o describa, paso del apunte directo y rápido hecho en la calle al dibujo elaborado y detallado hecho en la soledad de mi estudio, siempre buscando la vía más clara de entendimiento”.

No hay planificación, el libro ha crecido solo, sin exponerse demasiado a la luz, sin teorizar, sin dar demasiadas explicaciones. No he buscado respuestas porque no había preguntas pero sí la necesidad de cerrar un círculo. El final llegó solo” –añade-.

Destacar la portada en el que Jorge y Ako parecen hablar idiomas distintos: “Desde la altura que te da la silla, él analiza, racionaliza y teoriza. Ella, desde el suelo y en silencio, parece que lleva otro camino de pensamiento cuyo origen, intuyo, se encuentra en ese círculo vacío que no es mudo para quien en él se encuentre”.

Portada de 'Otro Japón'

“Japón no para de trabajar para mejorar la vida de la gente”

Jorge dibujando en el mercado de pescado de Tsukiji

Estos últimos años Japón ha sido un destino muy popular, pero no lo era en los 70 cuando Jorge comenzó a viajar allí. Por eso le preguntamos cómo cree que ha cambiado en estos años: “A mi modo de ver, Japón no para nunca de trabajar para mejorar la vida de la gente. Un país que al estar siempre expuesto a los desastres naturales o los accidentes provocados por ellos mismos, nunca abandona su empeño por corregir, prevenir y mejorar. Su actitud ante el trabajo y el servicio a la comunidad son valores que permanecen inalterables”.

“Lo mismo pasa con las tradiciones –añade-. La historia de Japón es tan antigua y tan singular que hay para todos los gustos. Particularmente me gustan aquellas que están directamente asociadas a las estaciones del año como el “momiji”, el otoño, donde la belleza del jardín japonés se ilumina o la “sakura” cuando florecen los cerezos y lo celebran a lo grande, desinhibidos y relajados, en todos los parques del país”.

Por eso Jorge cree que Japón se resiste a la globalización que cada vez nos hace más parecidos en todo el mundo: “Según mi parecer, no. Pienso que ellos tienen muy claro como vivir en sociedad y no van a cambiar, de hecho se organizan mucho mejor que nosotros, saben trabajar muy bien en equipo y nadie se sale del camino. Y además están conformes con su estilo de vida. También es cierto que el individualismo que tanto se cultiva en occidente allí no está bien visto. El clavo que sobresale se remacha”.

El mercado de pescado de Tsukiji

“No hay nada igual en todo el mundo”

Preguntamos a Jorge por qué nos recomendaría viajar a Japón: “Asia, en su conjunto, es la cara opuesta a Occidente. Nunca está de más conocer y comprender como se ven las cosas desde el otro lado. Japón, en particular, al ser una isla jamás invadida, por lo que no hay mestizaje como en el continente, destruida por terremotos, bombas y tsunamis, en continua reconstrucción y haber estado cerrada durante más de dos siglos al mundo exterior, hacen de su cultura algo único, no hay nada igual en el resto del mundo”.

“Si encima - continúa-, le añades su desarrollo tecnológico, como lo moderno convive con lo antiguo, así como el sincretismo religioso y su capacidad de asimilación y mejora de cualquier cosa hace de ellos una sociedad muy interesante de observar. Son completamente diferentes a nosotros, en su actitud ante la vida, en el concepto del trabajo, en la prioridad de la comunidad frente al individualismo”.

El templo Ryoan-ji de Kioto y su famoso jardín zen

Sus rincones favoritos de Japón

Leer el cómic es como viajar por Japón y en sus viñetas aparecen algunos de los lugares más conocidos del país y de Tokio, bellamente plasmados por los dibujos de Jorge Arranz. Pero le preguntamos que nos descubra tres de sus rincones favoritos de Japón: “El Camino de la Filosofía en Kioto, un paseo de unos 2 Km que discurre a lo largo de un pequeño canal, los bosques a tu izquierda, los tejados de Kioto a tu derecha. Si viviera allí daría ese paseo a diario”.

“También hay un jardín zen con más de 100 variedades de musgo en un templo en Kioto, Saiho ji, donde pasaría horas y horas”.

“Y en el libro cuento que voy en busca de un lugar muy particular escondido entre las montañas de Nagano. Togakushi Yama es el nombre de la montaña que ha permanecido en mi memoria más de 40 años. Sí, ese es el lugar que yo escogería” –afirma Jorge-.

En cuanto a sus próximos proyectos, Jorge nos comenta que: “Llevo toda la vida dedicado al oficio de dibujar, de modo que siempre he ido saltando de encargo en encargo que son, en definitiva, mi medio de vida de modo que son ellos los que van marcando el ritmo. Este libro ha sido la primera obra que no ha sido un encargo”.

“Si puedo volvería a Japón, hay lugares que quisiera conocer, hay amigos a los que me gustaría visitar y por supuesto volver a Togakushi. He conocido Japón en verano, otoño e invierno, sólo me falta la primavera” –concluye Jorge-.

Muro-ji es un templo de la escuela Omoto del budismo Shingon, ubicado en la ciudad de Uda, Nara

‘La magia de Japón’

Portada de 'La magia de Japón'

Como complemento a este cómic, os recomendamos otro libro que acaba de publicar Norma editorial, que también es un viaje a ese bello país, pero a través de fotografías: La magia de Japón. Cultura, belleza y secretos de la vida japonesa, de Héctor García (Kirai).

Héctor (Un Geek en Japón, Ikigai), lleva viviendo 15 años en Japón y en este libro repasa los momentos más emocionantes de su estancia allí, como su boda en las islas de Okinawa; además de recomendarnos sus rincones favoritos de Tokio y reflexionar sobre la cultura japonesa. Una estupenda guía que el autor ilustra con sus propias y estupendas fotografías.

Un libro que intenta responder a estas preguntas: “¿Qué hace que Japón sea un lugar tan cautivador? ¿Qué tienen sus gentes y su cultura que ha atraído la atención de todo el mundo desde siempre? En definitiva: ¿Cuál es la Magia de Japón? 

Esperemos que pronto se pueda volver a viajar para sentir de primera mano las sensaciones que nos avanzan estos dos estupendos títulos sobre Japón.

Noticias

anterior siguiente