Enlaces accesibilidad
Premios Nobel

La quiniela del Nobel de Literatura: Maryse Condé, Liudmila Ulítskaya y Javier Marías

  • Las casas de apuestas internacionales sitúan al escritor madrileño Javier Marías entre los favoritos
  • El Nobel se fallará este jueves en la Academia Sueca, en plena reforma interna por los escándalos

Por
La escritora guadalupeña Maryse Condé, la rusa Liudmila Ulítskaya, y el español Javier Marías. EFE

La escritora guadalupeña Maryse Condé, la rusa Liudmila Ulítskaya, la canadiense Anne Carson y el español Javier Marías, un clásico en el listado de favoritos que esta edición suena con más fuerza que nunca, son algunos de los destacados por las casas de apuestas para llevarse el premio Nobel de Literatura que se fallará este jueves en Estocolmo.

Pese a las restricciones impuestas por el coronavirus, que limitarán el número de personas presentes en el antiguo edificio de la Bolsa, el anuncio recuperará su formato habitual tras repartirse el año pasado dos premios.

Según las quinielas, el perfil apunta a que el próximo Nobel podría ser para una narradora, asiática o africana. Un gesto a la diversidad después de que en 2019 lo ganarán dos europeos: el austríaco Peter Handke y la polaca Olga Tokarczuk, ajustándose al patrón establecido en un premio que tradicionalmente se ha quedado en Europa y EE.UU. y que solo han ganado 15 autoras.

En los 120 años de historia del galardón, la Academia Sueca -que lo ha dejado exento en varias ocasiones y en otras ha premiado a más de un autor- ha distinguido a 116 escritores, el 80% originario de Europa o América del Norte, con un claro dominio de la lengua inglesa (29 galardonados), por delante de la francesa y alemana (14) y española (11).

Los premios continúan en plena reforma interna para recuperar el prestigio perdido tras los escándalos sobre filtraciones y abusos sexuales, que removieron los cimientos de la institución, y condujeron al doble fallo de Literatura del pasado año correspondientes a 2019 y 2018.

Los Nobel no se sacuden la polémica: dos de los cinco miembros del comité elector lo abandonaron hace meses, y uno de ellos, el escritor y crítico Kristoffer Leandoer, aseguró hace una semana que Peter Handke, criticado desde algunos foros no por sus cualidades literarias sino por su posición proserbia en la guerra de la antigua Yugoslavia, fue una venganza de la Academia contra sus críticos.

A continuación, un listado de los nombres que más suenan en todas las casas de apuestas internacionales. Y un aviso a navegantes: Handke y Tokarczuk aparecían muy bien situados en las cábalas del pasado año.

Las favoritas: narradora de origen asiático o africano

La narradora caribeña Maryse Condé es la candidata preferida por las casas de apuestas. Nacida en la isla antillana de Guadalupe, es una reconocida feminista y difusora de la cultura africana en El Caribe en lengua francesa.

Es una prolífica autora de más de una treintena de obras que van desde la novela al relato, pasando por las obras de teatro, el ensayo, las novelas infantiles y la autobiografía.

En contra de su candidatura juega que en 2019, a los 81 años, recibió el Premio Nobel Alternativo de Literatura, un guiño ideado por un grupo de escritores, bibliotecarios y artistas suecos para llenar el vacío del Nobel de Literatura que no se falló en el 2018 por los problemas internos en la Academia Sueca.

Para todos los públicos Página Dos - Maryse Condé - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Hoy me pregunto si aquel encuentro no sería cosa de magia.

Mi tierra alberga en su interior tantos odios antiguos,

tantos miedos antiguos aún sin cicatrizar

que me pregunto si Anne Marie y yo

no habremos sido, jugando a jugar,

las reencarnaciones en miniatura del negrero y su negro.

¿Qué otra explicación cabía?

¿Cómo yo, rebelde sin causa,

me había resignado a ser un manso corderito?"

Segovia es una ciudad con una actividad cultural brutal

para lo pequeña que es,

una ciudad de 50.000 habitantes y bastantes librerías.

Tiene nueve librerías.

Así que la actividad es constante.

Estamos en "Intempestivos", que es una librería-café

situada en Segovia,

a los pies del acueducto estamos.

Tuvimos un ERE de mi pareja y era el sueño aplazado.

"Si nos toca la lotería, abriremos una librería".

Y decidimos invertir el dinero de la indemnización

en abrir el sueño,

y aquí estamos, cuatro años y medio después.

Hace unos tres años decidimos unirnos con otras dos librerías

que son La Puerta de Tannhäuser en Plasencia

y Letras Corsarias en Salamanca,

con "La conspiración de la pólvora"

que es el proyecto que creamos con estas dos librerías.

Ganamos el Premio Nacional al Fomento de la Lectura de 2016

que era la primera vez que se daba a librerías.

Pensamos que ese premio nos lo dieron

por el tipo de actividades que hacemos nosotros.

Hemos conseguido que a ciudades pequeñas de provincias

a las que no es muy fácil

que vengan autores de primer nivel, por así decirlo, o más conocidos,

hemos conseguido traer esos autores a nuestras ciudades.

-Estamos en la Casa Museo Antonio Machado,

en la calle Desamparados de Segovia.

El origen de esta casa era una pensión muy modesta,

una pensión de viajeros.

Y aquí, cuando Antonio Machado vino a Segovia, se hospeda aquí.

(Música)

Y aquí vivió durante mucho tiempo.

Desde 1919 al 32.

Lo especial es la habitación,

es un poco el Santa Santoru de la casa.

Y, por extensión, toda la casa.

Los visitantes de esta casa van en aumento,

pero es impresionante.

Antonio Machado suscita una serie de emociones

y de admiraciones de extranjeros, hispanoamericanos, alemanes,

europeos en general...

Es una peregrinación constante.

-El Festival de narradores de Segovia se ha convertido

en un acontecimiento cultural durante el verano.

Las sillas que se ponen, que es lo que da al patio,

son 350 pero siempre gente de pie.

Entonces, de lo que se trata es de escuchar durante una hora,

hora y media,

a ese narrador invitado y lo único que puedo decir es que la ciudad

se ha encontrado con ese festival

donde la literatura, en vez de ser leída es escuchada.

(Música)

-Resulta que la editorial nació aquí,

mas nació en una época en los 90,

donde en Segovia había como una especie

de ebullición cultural bastante peculiar.

Y luego también creo que las ciudades

tienen un estado de ánimo.

Y la editorial, de alguna forma también,

se ha dejado impregnar

por el estado de ánimo de esta ciudad.

Es una ciudad fría, ahora está nevando, en invierno.

Es una ciudad calurosa en verano.

Es una ciudad pequeñita, asequible,

a todos los sitios se puede ir andando,

es una ciudad con un paisaje precioso.

Los monitores creo que tenemos la convicción

de que una editorial de alguna forma debe intervenir

en el espacio público donde reside,

en la ciudad donde reside.

En ese sentido,

inventamos hace unos años un proyecto

que se llama "Libro pincho".

Teniendo en cuenta que en Segovia

es muy tradicional el dar tapas con las consumiciones,

consideramos que dar un libro como una tapa literaria

a los clientes del bar podría ser una forma de participar

en el Día del libro aquí en Segovia.

-El Hay Festival es un festival internacional

que ha nacido en Gales

y la Comisión inglesa y galesa eligió Segovia

porque es una de las ciudades más bonitas que hay en España

y por la cercanía a los aeropuertos y los hoteles

y todo lo que hay, y la comida, espectacular.

Y yo siempre digo que hay dos festivales al mismo tiempo.

Por un lado,

la ocupación del espacio público que eso lo hacemos con 50 poetas

que ocupan toda la ciudad, que son los "susurrantes"

y van recitando a la gente un poema.

Tenemos unos escenarios al aire libre

cuando el tiempo lo permite.

Y luego,

lo que es la marca del festival,

son los debates.

(Música)

Estamos muy contentos,

es un honor tenerla en nuestro programa

y además por un libro tan particular,

un libro muy autobiográfico,

"Corazón que ríe, corazón que llora".

Aquí, usted habla de su infancia y de parte de su juventud.

Primero en el archipiélago de Guadalupe, luego, más tarde,

en París, en Francia.

Pero hay un subtítulo que me ha llamado la atención,

en el que dice "Cuentos verdaderos de mi infancia".

Aquí, ¿cuánto hay de verdadero, cuánto hay de ficción?

¿Esto es una infancia soñada?

¿O es una instancia real que nos narra?

¿Sabe?, cuando se habla de recuerdos,

nunca se sabe si es verdad o es mentira.

Nos han contado tantas cosas,

descrito tantas cosas, que creemos haberlas vivido,

así que cuando digo "Cuentos verdaderos",

intento respetar esta mezcla de cosas que recuerdo de verdad,

cosas que me han contado y cosas que creo haber vivido.

Usted nace en el seno de una familia burguesa

de esta colonia francesa

que es el archipiélago de Guadalupe.

Entiendo por lo que se lee en el libro

que usted tuvo una infancia repleta de comodidades

y privilegios, como si viviese en una especie de jaula de cristal.

¿Cuándo es consciente usted de esos privilegios

y si esos privilegios, en algún momento dado,

le provocaron algún sentimiento de culpa?

No me di cuenta de los privilegios

hasta que vine a París.

En París, mi familia,

que era gente que se creía muy importante,

de repente eran negros y víctimas del racismo de los franceses.

Ahí me di cuenta de la diferencia que había entre la vida en París

y la vida en las Antillas.

Cuando yo era pequeña,

mis padres se autodenominaban "grandes negros", "grand negro",

y despreciaban a los otros negros que eran "negritos",

"petit negro", como decimos allí.

Y que según, mis padres, bebían, tenían amantes,

y no conseguían nunca nada en la vida.

Aquella diferencia la descubrí, la sentí muy tarde.

Es cierto que el tema racial está muy presente en este libro,

el tema del racismo.

Y también es verdad que sobre todo

se nota cuando usted está de vacaciones en Francia

o cuando van a vivir a Francia siendo ya usted una adolescente.

Y me llama la atención, y quiero que usted me lo confirme,

como si en el archipiélago de Guadalupe,

donde usted pasó su infancia,

el tema de la raza se llevaba de una manera más relajada,

como si cada raza supiera exactamente cuál era su lugar

y cuál era su papel.

¿Es así?

De niña, no me daba cuenta.

Los niños no ven los juegos retorcidos.

A mí me parecía normal vivir como vivíamos.

Pero luego, se fue volviendo cada vez más penoso.

De hecho, fue lo que causó mi marcha a África.

Y lo que despertó mi interés por un partido político,

que fue primero marxista

y después independentista.

Evolucioné a medida que fui comprendiendo

las razones que habían llevado a mis padres a ser como eran.

Sus padres no sentían el orgullo de la herencia africana.

¿Eso significó un problema para usted que además, más tarde,

llego a vivir en varios países africanos?

Diría que mis padres no me hablaron nunca de África.

De la esclavitud, de nuestros orígenes,

de los barcos negreros, de la trata.

Ellos no ocultaban, no callaban de manera voluntaria.

Más bien, habían decidido obedecer,

convertirse en modelos perfectos,

sujetos perfectos de Francia.

Ahora se lo perdono, entiendo el porqué.

El papel de su madre es fundamental en este libro,

casi parece la gran protagonista.

Este libro, ¿le ha ayudado a usted a redescubrirla?

El hecho de no tener a mi madre,

de haber crecido sin ella

y haber descubierto la vida sin ella,

me hizo mucho daño.

Así que le concedí una gran importancia,

quizás, desmesurada,

a todo lo que ella fue,

a todo lo que me dijo,

a todo lo que me enseñó.

(Música)

"Soñadora de astros y de criptas,

la luz se incendia en tu pecho si tú la oyes,

tus pasos inventan y delimitan el paraíso

que solo en tu corazón vive,

y en él, los ángeles enmudecen

porque a ellos no les ha sido otorgado

el regalo de nombrar lo que existe.

Ellos conservan la palabra, el verbo más cercano a Dios.

Tú, en cambio, le das vida al mundo.

Plantas, mariposas, pájaros, hierba,

danzan para ti,

en un mutismo incierto que solo tú reconoces.

Entonces, cobran vida.

Todo a tu paso se abre camino.

Se revela la flor oculta de las cosas

que es igual a tu corazón de águila.

En ti resuenan los nombres de lo que no tiene nombre.

Y para no hacer llorar a los ángeles,

que solo saben observar lo que tu voz dicta

con sus alas en llamas,

tú los besas en su fuego.

Y desde todos los centros te esperan, te vigilan,

y danzas en espacios vacíos

cargados de nombres, resplandecientes de vida".

(Música)

Maryse Condé es la gran representante

de lo que se conoce como literatura colonial.

Pues bien,

María Sánchez es una de las grandes representantes

de lo que hoy se conoce como literatura rural.

Y es que acaba de publicar "Tierra de mujeres",

un ensayo muy literario que protagonizan todas esas mujeres

que se dejaron la vida trabajando en el campo,

mujeres que además fueron silenciadas

y que gracias a María, recuperan esa voz que nunca debieron perder.

En los últimos tiempos, la posguerra española

se está convirtiendo en un argumento habitual

entre un sinfín de novelas que se están publicando,

como por ejemplo, "Las cenizas de la inocencia",

una historia que transcurre en el Madrid de los años 40.

Es una historia de gánsters,

donde también circulan extraperlistas,

contrabandistas, policías franquistas

y, cómo no, un asesino.

Bueno, es puro thriller español.

Nuestra última recomendación

es una estupenda novela de ciencia ficción,

"El cielo de piedra" que por cierto,

cierra la trilogía "Tierra fragmentada",

y es que la historia transcurre aquí, en la Tierra.

Un planeta convulso donde vemos que la humanidad

está en manos de dos mujeres.

Esta saga ha sido un grandísimo éxito de ventas

y, por cierto, esta última entrega

ha ganado algunos de los premios de ciencia ficción

más importantes.

Como para perdérsela.

(Música)

"Nueva cuenta atrás.

Que los autores interesados tomen nota.

La ciudad polaca de Cracovia convoca las becas de residencia

dirigidas a jóvenes escritores

de cualquiera de las 28 Ciudades de la literatura de la Unesco,

como Barcelona, Granada o Montevideo.

Ahora, una noticia de impacto.

Un refugiado kurdo iraní ha ganado un premio literario

con un libro de no ficción,

escrito mientras estaba preso.

Se titula "Sin amigos excepto las montañas".

Fue escrito vía WhatsApp durante los años de su reclusión.

Otro que se pasó años escondido voluntariamente fue Salinger.

Hace poco,

el hijo confirmaba que su padre dejó muchísimo material inédito

que piensan publicar durante la próxima década.

La Feria del libro de Buenos Aires celebra su edición 45

y este año tendrá a Barcelona como ciudad invitada.

Los primeros nombres confirmados son el poeta Joan Margarit

y la cantante Silvia Pérez Cruz.

Y terminamos con un aniversario. 'Panorama de narrativas',

mítica colección creada por Anagrama en 1981

ha llegado al número 1000 con la publicación

de la nueva novela de Julián Barnes, "La única historia".

A lo mejor podremos entrevistarlo en el programa, veremos,

no hay tiempo para más.

3, 2, 1..."

(Música)

Si os digo que esta novela

va de una chica que conoce a un chico,

¿qué pensáis?

Pues en una historia de amor, ¿no?

Pero junto al título, "Lo bueno del amor",

pone "no correspondido".

Oh, pobre chica.

Pero no os preocupéis,

porque esta novela de Becky Albertalli

está llena de sorpresas y de mucho amor.

-Yo os propongo

"La guía del caballero para el vicio y la virtud"

de Mackenzi Lee. Conoceréis a Henry Monty,

un caballero que emprende un viaje por toda Europa

acompañado de Percy, su mejor amigo y su amor secreto.

Monty solo busca el placer,

pero algo en este viaje lo cambiará todo.

Leedlo.

(Música)

En el libro conocemos

las contradicciones y las diferencias

de vivir en el archipiélago de Guadalupe

durante su infancia

y vivir más tarde en Francia, pero tengo una curiosidad.

¿Qué le quitó y qué le dio vivir en Francia

con respecto a su vida en Guadalupe?

Depende de a quién le haga la pregunta.

¿A la Maryse Condé de hoy?

¿A la de ayer?

¿A la de antes de ayer?

Depende.

Antes de ayer, Maryse era ciega, no veía nada.

Ayer,

Maryse era militante y estaba implicada

en la lucha contra el colonialismo francés.

Soy, fui miembro de un partido político

que luchaba por la independencia de Guadalupe.

Hoy, vieja y enferma,

pienso sobre todo en mis problemas personales.

Cuando estuve en Guadalupe el mes pasado,

me alegré de ver

que la Unión Popular por la Liberación de Guadalupe,

el partido al que pertenecía, no se había olvidado de mí.

Citaron intervenciones mías,

un libro que hice con ellos...

Usted es una grandísima escritora,

una reconocida intelectual,

una gran activista de los derechos sociales.

Usted ha escrito y hablado sobre cuestiones de género,

religiosos, de desastres coloniales, de raza...

Ha pasado el tiempo,

¿usted cree que queda mucho camino por recorrer

en esos temas?

¿O se ha avanzado mucho?

Me veo cansada,

enferma, al final del camino.

Ahora no tengo más que remordimientos.

Creo que cuando era joven

tendría que haber hecho aun más para ayudar a mi país

y ayudar a los míos a convertirse en ellos mismos.

Sí, fui militante,

pero cuando veo el resultado de tanto esfuerzo,

tengo la sensación de que no fue suficiente,

que debería haber intentado más cosas para conseguir

la libertad de los guadalupeños y de Guadalupe.

Evidentemente,

es un poco un sueño

o un remordimiento,

pero creo que podría haber sido más militante de lo que fui.

Muchos espectadores saben que este año no se concedió

el Premio Nobel de literatura,

sin embargo,

la nueva academia en Suecia le otorgó a usted

el Premio Nobel de literatura alternativo.

¿Qué sitio cuando se lo ofrecieron?

Yo me negué a inmiscuirme

en los problemas de los suecos.

Resulta que hubo allí un gran escándalo sexual

y decidieron suprimir durante el año

el Premio Nobel de literatura.

En otra academia que tienen,

un grupo de intelectuales, periodistas y escritores,

fundó el premio alternativo, como bien dice.

Yo me negué a entrometerme en el problema.

Sencillamente,

recibí con orgullo y alegría el premio que se me concedió.

Pero es otra cosa,

es algo diferente del verdadero Premio Nobel

aunque para mí, no tiene importancia,

estoy contenta por ello.

Después de tantos libros, de tantas luchas, de tanta vida,

¿has encontrado las respuestas que buscaba?

No.

No he encontrado respuestas.

Creo que nadie encuentra respuestas.

Está bien así.

Bueno, nos cuestionamos,

examinamos el mundo,

pero encontrar respuestas...

No.

Nunca.

Moriré sin haber encontrado respuestas.

Es normal, está bien.

Buscamos, buscamos...

(Música)

Lo diré así de claro.

A Maryse Conté le han concedido

el premio Nobel de literatura alternativo,

pues para nosotros,

como si le hubieran concedido el de toda la vida.

El oficial.

Si leéis sus libros, nos daréis la razón.

"¿Vivieron mis padres alienados?

Es innegable que no sentían el más mínimo orgullo

por su procedencia africana.

De hecho, la ignoraban completamente.

Durante aquellas estancias en Francia,

mi padre jamás puso un pie en la Rue des Écoles,

donde Alioune Diop pergeñaba la revista Présence Africaine.

Como mi madre,

estaba convencido de que solo la cultura occidental valía la pena

y le agradecía Francia el haberle permitido acceder a ella.

Al mismo tiempo,

ninguno albergaba el menor sentimiento de inferioridad

a causa de su color.

Se consideraban brillantes, los más inteligentes,

la prueba viviente y multiplicada por cien

de los progresos de la raza de los supernegros.

¿Es esto vivir alienado?."

Página Dos - Maryse Condé - ver ahora

La autora rusa Liudmila Ulítskaya también se encuentra muy bien posicionada. La gran dama de las letras eslavas es referencia fundamental para entender la Rusia contemporánea y sus conexiones históricas con obras como Sóniechka (1996), un fenómeno editorial traducido en quince países. 

Bióloga de formación, trabajó en el Instituto de Genética de Moscú antes de emprender su carrera literaria. Poco antes de la perestroika, la polifacética Ulítskaya, se convirtió en directora del repertorio del Teatro Kámerni (teatro judío estatal) de Moscú. 

La canadiense Anne Carson está considerada como la poeta más importante en lengua anglosajona de la actualidad. Este mes recogerá el Princesa de Asturias de las Letras y podría hacer doblete si gana el Nobel, aunque el premio español le resta posibilidades, en teoría.

Carson es, a juicio de la crítica, una de las escritoras más exquisitas y eruditas de la literatura contemporánea, además de autora de una obra hipnótica, en la que fusiona estilos, referencias y formatos, y apuesta por lo híbrido entre lo grecolatino, lo medieval y lo contemporáneo. Para ella la traducción y la creación son términos sinónimos.

El keniano Ngugi Wa Thiong'o, la estadounidense Margaret Atwood, el surcoreano Ko Un, los chinos Yan Lianke, Yu Hua y Can Xue, la antiguana Jamaica Kincaid, los franceses Annie Ernaux y Michel Houllebecq, el serbio Charles Simic y los noruegos Jon Fosse y Karl Ove Knausgård también suenan como supuestos candidatos en una lista de la que solo se conoce que hay 187 nominados, pero no su identidad.

Si la Academia Sueca opta por premiar a algún clásico, nombres como los estadounidenses Don De Lillo y Joyce Carol Oates, el húngaro Peter Nadas, el sirio Adonis, el italiano Claudio Magris, el albanés Ismail Kadare y el australiano Gerald Murnane podrían ser serias opciones.

Los estadounidenses Cormac Mc Carthy y Marilynne Robinson, la ruandesa Scholastique Mukasonga, la croata Dubravka Ugrešic y la inglesa Hilary Mantel también aparecen en los pronósticos, como el japonés Haruki Murakami, favorito otros años, pero cuya candidatura parece más avalada por sus ventas que por sus méritos literarios.

Javier Marías, el eterno candidato en español

El español José Echegaray abrió en 1904 la lista de autores hispanos, que incluye a compatriotas suyos como Jacinto Benavente (1922), Juan Ramón Jiménez (1956), Vicente Aleixandre (1977) y Camilo José Cela (1989).

La lista de premiados en castellano la completan los chilenos Gabriela Mistral (1945) y Pablo Neruda (1971), el guatemalteco Miguel Ángel Asturias (1967), el colombiano Gabriel García Márquez (1982), el mexicano Octavio Paz (1990) y el peruano Mario Vargas Llosa (2010).

Parlamento - El Reportaje - Exposición: Mujeres Nobel de Ciencias - 09/03/2019

En las quinielas de este año vuelve a aparecer muy bien situado el español Javier Marías (Corazón tan blanco), un clásico en los pronósticos desde hace una década, mientras que otros autores como su compatriota Eduardo Mendoza o el argentino César Aira han sonado más años anteriores.

Que haya pasado más de una década desde la elección de Vargas Llosa podría jugar a favor de las letras hispanas, aunque la Academia insiste siempre que no premian ni literaturas ni países, sino autores, aunque a veces sus decisiones parezcan seguir un criterio de rotación de continentes y de lenguas.

Página 2 - Javier Marías - Ver ahora

La Academia ha alternado también entre premiar a candidatos cantados, como ocurrió con el turco Orham Pamuk en 2006; recuperar a clásicos que parecían olvidados, como el propio Vargas Llosa o Doris Lessing (2007); y sorprender con autores como la austríaca Elfriede Jelinek (2004) o con elecciones controvertidas como la del cantautor estadounidense Bob Dylan (2016).

Noticias

anterior siguiente