Enlaces accesibilidad

Coronavirus

McCartney, los Rolling Stones y Sheeran piden ayuda para la industria musical por la crisis del coronavirus

Por
Los Rollng Stones en una imagen de archivo

Paul McCartney, los Rolling Stones, Coldplay y Ed Sheeran, entre otros artistas, han pedido al Gobierno británico que ayude al mundo de la música en directo ante el fuerte impacto que ha supuesto para el sector la pandemia de la COVID-19.

Unos 1.500 artistas, entre ellos también Dua Lipa, Eric Clapton, Beverley Knight o Little Mix, han entregado una carta al ministro de Cultura, Oliver Dowden, para hacerle saber de las dificultades que afrontan cantantes y centros que organizan espectáculos musicales.

En la misiva, divulgada hoy, los firmantes insisten en que el sector afronta "la quiebra" dado que no está prevista la organización de festivales y otros espectáculos hasta 2021.

Cientos de puestos de trabajo "suprimidos"

Según afirman, "cientos" de puestos de trabajo han sido suprimidos en el sector a raíz del parón económico por la pandemia.

"Sin que haya fin a la vista de la distancia social o un apoyo financiero del Gobierno, el futuro de conciertos y festivales y los cientos de miles de personas que trabajan en ellos parece desolador", afirman en la carta.

Los artistas piden un calendario "claro" sobre la reapertura de los conciertos, así como un apoyo financiero o la eliminación del IVA en la venta de las entradas.

"Trabajamos para que se reanuden los conciertos cuanto antes"

El ministerio de Cultura indicó, por su parte, que el Ejecutivo ha dado apoyo financiero a organizaciones musicales y artistas, en forma de créditos o un plan para pagar los sueldos.

"Reconocemos que esta pandemia ha creado enormes desafíos para el sector y trabajamos estrechamente con él a fin de desarrollar directrices generales para que se reanuden los espectáculos y los eventos lo antes posible", señaló una portavoz de ese ministerio.

El mundo del espectáculo suspendió todas sus actividades a finales de marzo después de que el Gobierno impusiera el confinamiento de la población para contener la propagación de la COVID-19, pero algunas de estas medidas han empezado a suavizarse.

A partir de este fin de semana, reabrirán los bares, "pubs" y restaurantes en Inglaterra y la próxima semana las peluquerías, pero se mantiene el cierre de gimnasios y festivales masivos.

Noticias

anterior siguiente