Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El Senado de EE. UU. aprueba un nuevo plan de estímulo de casi 500 mil millones de dólares para la crisis del coronavirus

Por
El Líder de la Mayoría del Senado Mitch McConnell responde a los periodistas tras la aprobación del presupuesto
El Líder de la Mayoría del Senado Mitch McConnell responde a los periodistas tras la aprobación del presupuesto EFE/EPA/SHAWN THEW

El Senado de Estados Unidos ha aprobado unánimemente este martes un plan de rescate económico de 484.000 millones de dólares adicionales para aliviar la economía del país y ofrecer fondos para hospitales y pequeños negocios, en un intento por frenar los estragos de la crisis del coronavirus.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha desvelado el martes por la mañana que había llegado a un acuerdo con los republicanos y, más tarde, Trump anunció en Twitter que apoyaría el nuevo paquete de estímulo que todavía tiene que ser aprobado por las dos cámaras del Congreso.

El nuevo acuerdo eleva a 3 billones el monto total de ayudas, lo que equivale al Producto Interior Bruto (PIB) de Reino Unido, e incluye 321.000 millones de dólares en préstamos con interés bajo para pequeños negocios, 75.000 millones de dólares para hospitales y 25.000 millones para incrementar el número de test que se hacen a nivel nacional, ha detallado en un comunicado la oficina de Schumer.

Reimpulsar el programa de préstamos

La medida es producto de una intensa ronda de negociaciones entre los demócratas y la Administración de Trump debido a que el programa de préstamos para pequeñas empresas se quedó sin los fondos de 349.000 millones de dólares iniciales. Se agotó antes de que muchas compañías pudieran tener sus solicitudes aprobadas, colapsando bajo un exceso de solicitudes.

El presidente Donald Trump ha instado al Congreso a aprobar rápidamente la medida, dejando la ayuda adicional a los gobiernos estatales y locales para un proyecto de ley posterior. Se espera que la Cámara Baja, dominada por los demócratas, dé su visto bueno al paquete el jueves, tras al acuerdo alcanzado este martes con la Casa Blanca, y que más tarde lo firme Trump.

Si el Congreso lo aprueba, este será el cuarto paquete de estímulo destinado a paliar los estragos del virus, que ha infectado a más de 820.000 personas y acabado con la vida de más de 44.000 en Estados Unidos, de acuerdo a los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins.

En los últimos días la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha avisado de que este nuevo rescate es solo "un parche" y se necesitarán más fondos para ayudar a las 22 millones de personas que en el último mes se han quedado sin empleo debido al parón económico.

Un nuevo plan para gobiernos estatales

Una vez que el nuevo plan de rescate sea aprobado, Trump tiene intención de comenzar una nueva negociación con los demócratas, según ha anunciado este mismo martes en Twitter.

Su intención es que un nuevo paquete de estímulo incluya ayuda para gobiernos estatales y locales, así como recortes de impuestos para restaurantes, centros recreativos e instalaciones deportivas. Trump también quiere que la próxima ley destine fondos a la construcción de infraestructuras, como puentes.

Por su lado, se espera que los demócratas sigan presionando para aumentar los fondos a los hospitales, su prioridad en esta crisis.

Noticias

anterior siguiente