Enlaces accesibilidad
Música

Luis Eduardo Aute, en diez canciones

  • El cantautor ha fallecido este sábado en Madrid a los 76 años
  • Seleccionamos diez de los temas más importantes de su discografía

Por
Luis Eduardo Aute, durante un concierto en Madrid a finales de los ochenta.
Luis Eduardo Aute, durante un concierto en Madrid a finales de los ochenta. EFE/Leopoldo Gómez

El cantautor Luis Eduardo Aute ha muerto este sábado en Madrid a los 76 años de edad. Poeta, músico, pintor, escultor y cineasta, Aute fue un artista polifacético cuya principal motivación fue la búsqueda de la belleza, en cualquiera de sus expresiones.

Entre todas estas disciplinas fue su carrera musical la que le convirtió en una figura popular, situándose como un referente de la canción de autor española.

Aunque su producción es amplísima, con más de una veintena de discos de estudio y decenas de canciones destacadas, seleccionamos diez temas que fueron esenciales en la trayectoria de Luis Eduardo Aute.

"Rosas en el mar" (1967)

Massiel logró un éxito importante en su debut con este tema de Aute, lo que motivó que la discográfica RCA ofreciera al músico madrileño grabar su primer disco. La letra cuenta con versos reivindicativos ("Voy pidiendo libertad y no quieren oír / Es una necesidad para poder vivir") en un momento en el que el franquismo enfocaba su etapa final.

"Aleluya No.1" (1967)

Como "Rosas en el mar", este tema fue publicado inicialmente por Massiel pero sería la versión de Aute la que lograría un éxito notable, incluso en el extranjero. Un recitado monótono que se interrumpía con un estribillo de letra contundente"Estas son las cosas que me hacen olvidar / Este mundo absurdo que no sabe dónde va".

"Las cuatro y diez" (1973)

La historia de un reencuentro, narrado con una sensibilidad que solo un autor como Aute podría plasmar de este modo en esta canción, una de las más conocidas de su repertorio, en la que destacan las referencias a James Dean y Al este del edén.

"Anda" (1974)

Una de las canciones más brillantes de su discografía, sobre todo por una letra que rebosa erotismo y lujuria. Es difícil describir con mayor profundidad y sensibilidad el acto sexual ("Que no quede intacto un poro en la batalla") que como lo hace Aute en este tema. 

"Al alba" (1978)

Compuesta algunos años antes y popularizada en 1975 por Rosa León, Aute escribió este alegato contra la pena de muerte tras los últimos fusilamientos del franquismo. Su versión en directo en los años 80 terminó de consagrarla como una de las piezas esenciales, si no la que más, del repertorio del cantautor.

"Pasaba por aquí" (1980)

Con un estilo narrativo, la letra cuenta el desengaño del protagonista al encontrar, por cuestiones del azar, a su amante en brazos de otro. La historia y la delicadeza de su melodía situán a esta composición entre lo mejor de su producción. 

"Mira que eres canalla" (1981)

Un canto a la amistad, en peligro -según el protagonista- por la aparición de una mujer. Otra muestra de la capacidad narrativa del artista, con un envoltorio musical muy en la línea de lo que ofrecían en aquellos inicios de los ochenta cantautores como Víctor ManuelSerrat o el, entonces debutante, Joaquín Sabina

"Sin tu latido" (1984)

Publicado en uno de los mejores momentos comerciales de su carrera, es uno de los temas más bellos compuestos por el artista. La pérdida de la persona amada se concentra en un estribillo inmortal: "Ay amor mío / qué terriblemente absurdo es estar vivo / sin el alma de tu cuerpo, sin tu latido / sin tu latido".

La belleza (1989)

Para muchos, la cumbre creativa de Luis Eduardo Aute, que en sus múltiples facetas artísticas tuvo como objetivo perseguir precisamente eso, la belleza. Con ese estilo lánguido y monótono característico de su autor, la letra, emotiva y lírica, es una crítica al tiempo que le tocó vivir, en el que lo material se impuso como valor en la sociedad española: "Reivindico el espejismo / de intentar ser uno mismo / ese viaje hacia la nada / que consiste en la certeza / de encontrar en tu mirada / la belleza".

Slowly (1992)

El ritmo 'soft-rock' nos conduce a lo largo del gran éxito de madurez de Aute, quizá el último junto a "Alevosía". Una letra de amor -una más-, aderezada con un emotivo homenaje a uno de los grandes 'lentos' de la historia: "Unchained melody". Christina Rosenvinge le respalda en los coros.

Noticias

anterior siguiente