Enlaces accesibilidad

Muere Juan Padrón, creador de 'Elpidio Valdés' y 'Vampiros en La Habana'

  • El reconocido dibujante, cineasta y humorista ha fallecido en La Habana a los 73 años

Por
Fotograma de 'Vampiros en La Habana' (1985). Rtve

El reconocido dibujante, cineasta y humorista Juan Padrón, una de las leyendas cubanas de la caricatura y creador de personajes como Elpidio Valdés y los Vampiros en La Habana, murió en la madrugada de este martes en La Habana a los 73 años, ha confirmado a Efe una fuente familiar.

"Agradecemos la atención médica que ha recibido a lo largo de estas semanas, así como todas las muestras de cariño y afecto", han expresado los familiares, quieres han pedido "respeto y privacidad" para afrontar su duelo y han aclarado que rendirán el homenaje merecido una vez termine "la actual situación epidemiológica que vive el país".

El realizador de clásicos del cine animado como Elpidio Valdés contra dólar y cañón y Vampiros en La Habana, falleció en un hospital habanero al no superar un fallo orgánico múltiple derivado de una larga enfermedad que padecía y no de coronavirus, como se había especulado en un inicio.

Padrón (Matanzas, 1947-La Habana, 2020), conocido como "el último mambí" por dedicar casi toda su vida a dibujar historietas sobre los luchadores independentistas cubanos del siglo XIX, "batalló durante 20 días y se va lleno de amor y tranquilidad", ha escrito en Facebook su hijo, Ian Padrón.

Una vida dedicada a las viñetas y la animación

Ilustrador, historietista, caricaturista, guionista y director de cine cubano, comenzó a publicar en la revista Mella y más adelante en El Sable, suplemento de la revista Juventud Rebelde.​ Su personaje más famoso, Elpidio Valdés, aparecería por primera vez en la revista Pionero en 1970.

En 1974 comenzó a trabajar como director de dibujos animados en Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico y estrenó su primer largometraje en 1979, Elpidio Valdés. Aunque sería el segundo el que le haría famoso en todo el mundo: Vampiros en La Habana (1985), del que realizaría una segunda parte, Más vampiros en la Habana (2003)

También es creador de la serie de dibujos animados Filminuto, que apareció por primera vez en 1980. Y a partir de 1986, trabajó en colaboración con Quino (Mafalda) para crear otra serie que denominaron Quinoscopio.

En los últimos años había vuelto a las viñetas con el cómic Crónicas de la Habana. Un gallego en la Cuba Socialista (Astiberri), con guión del periodista madrileño Mauricio Vicent. Un divertido retrato de la Cuba de los años 80, antes de la caída de la Unión Soviética y de la llegada masiva de turistas. Gracias a este trabajo pudimos hablar con él en el salón del Cómic de Barcelona de 2017.

Esa Cuba de los 80 fue una época dura –nos contaba-, pero no tan dura como lo fue después con el Periodo Especial. La recuerdo como una época de mucho trabajo, de publicar libros, cómics, películas. Había mucha actividad cultural. Todo eso se congeló con el Periodo Especial. Recuerdo que había reuniones de artistas que parecían velorios, porque todos estábamos allí intercambiando nuestros originales que eran imposibles de publicar. Porque no había papel. Se priorizaba para los libros de las escuelas”.

En aquella época era mucho más fácil hacer películas –asegura el director de la mítica Vampiros en la Habana- Yo entré en un estudio de animación en el año 72, como freelance, y enseguida me hicieron fijo como director de plantilla. Y siempre querían que hiciese más y más películas”.

Mucha gente nos dice que gracias al libro se enteran de cosas que no leyeron entonces en la prensa. Creo que se vivía bastante bien, sobre todo del 86 al 87. Luego comenzaron las dificultades, nadie podía pensar que aquello se iba a romper como se rompió y que iba a comenzar una etapa tan difícil", rememoraba Padrón.

Padrón nos contaba entonces que trabajaba en “un libro ilustrado sobre el ejército español y el ejército libertador de cuba, con todos los uniformes, armas, equipos… Y también tengo planes para hacer otros cómics. Hace años que no hago animación porque tenía problemas con el Instituto de Cine, pero ya los he resuelto y estoy preparando una película sobre mi personaje más conocido, Elpidio Valdés, que lucha contra el colonialismo español y otro que sería la tercera parte de Vampiros en la Habana, pero que sería una precuela”.

Noticias

anterior siguiente