Enlaces accesibilidad

Alemania

Condenan a un hombre a cadena perpetua por matar a una mujer en una carrera ilegal

  • El joven impactó a 167 kilómetros por hora con el vehículo de una mujer de 43 años en Moers (Alemania)
  • Los fiscales acusan de asesinato a los conductores que provocan atropellos mortales en este tipo de eventos

Por
El condenado a cadena perpetua, durante el juicio en Kleve
El condenado a cadena perpetua, durante el juicio en Kleve. EFE / SASCHA STEINBACH

Un hombre de 22 años ha sido condenado a cadena perpetua en Alemania tras considerarse como asesinato el accidente mortal que provocó durante una carrera ilegal de coches.  La Audiencia Provincial de Kleve, al oeste del país, ha condenado al joven de origen kosovar por la muerte de una mujer de 43 años que conducía otro vehículo ajeno a la competición. 

Los hechos se produjeron en abril de 2019 según la reconstrucción judicial, cuando el condenado y otro acusado de origen alemán -sentenciado a tres años y nueve meses de cárcel-, participaron en una carrera ilegal en una zona de viviendas de la localidad de Moers.

Según el informe pericial, el vehículo de 600 caballos del principal condenado chocó a 167 kilómetros por hora con el pequeño vehículo de la fallecida, cuando éste se incorporaba a la calle principal donde se disputaba la carrera. La mujer murió tres días después a consecuencia de las heridas.

Acusaciones de asesinato en atropellos

La fiscalía, que pedía cadena perpetua, alegó en el juicio que el condendo era consciente de que a esa velocidad "vertiginosa" podía provocar un accidente mortal y asumió el riesgo. El hombre se ha disculpado antes de conocer la sentencia: "Lo siento increíblemente. Me gustaría volver atrás, pero no puedo".

En los últimos años, los fiscales alemanes han empezado a acusar de asesinato a los conductores que provocan atropellos mortales durante carreras ilegales, con el objetivo ejemplarizante de atajar esta práctica. Algunos casos, sin embargo, han sido recurridos con éxito.

Noticias

anterior siguiente