Enlaces accesibilidad
Cataluña

Puigdemont y Torra presentan un gobierno catalán paralelo para el reconocimiento internacional del independentismo

  • Presidido por Puigdemont y Comín, lo integrarán los exconsellers huidos a Bélgica y a Reino Unido 
  • Se creará un registro de ciudadanos que quieren participar "de manera activa" a través de su compromiso

Por
Puigdemont y Torra presentan un gobierno catalán paralelo

El presidente catalán Quim Torra y su predecesor, Carles Puigdemont, han presentado el denominado Consejo por la República, que en la práctica funcionará como un gobierno catalán paralelo presidido por el expresident para buscar el "reconocimiento internacional del derecho de autodeterminación" y "llegar allí donde no pueden llegar las instituciones catalanas".

El Consejo para la República tendrá "un vínculo estable y regular con las instituciones catalanas, el Parlament y el Govern", ha explicado antes por videoconferencia desde Bélgica el exconseller Toni Comín, que será su vicepresidente, en el acto celebrado en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat.

Puigdemont ha activado este organismo para "avanzar por la vía de los hechos" hacia la independencia y "hacer república" de forma "desacomplejada", ya que "no le pueden aplicar" el artículo 155 de la Constitución porque será un ente privado bajo jurisdicción belga.

El denominado Consejo para la República, creado en virtud del acuerdo entre Junts per Catalunya y ERC, estaría presidido por Puigdemont, con el exconseller Toni Comín como vicepresidente y lo formarían además los exconsellers Lluís Puig, Meritxell Serret, en Bélgica y la exconseller Clara Ponsatí, que se encuentra en el Reino Unido, según ha explicado antes de este acto la portavoz del Govern, Elsa Artadi.

Un registro de ciudadanos

La "principal tarea" del Consell, ha señalado Comín en el acto de presentación del organismo, será "la internacionalización, trabajar para conseguir el reconocimiento internacional del derecho de autodeterminación y el respeto del mandato" que se deriva del 1-O.

En ese proceso de construcción de la república, ha anunciado Puigdemont, se creará un registro de ciudadanos que quieren participar "de manera directa a través de su compromiso activo".

El Consejo para la República será un espacio, ha asegurado el expresidente catalán, que contará "desde el primer momento con la participación de la gente".

Los inscritos participarán y decidirán sobre los órganos que se crearán en el marco de este nuevo organismo: Una "asamblea de representantes" y el "consejo definitivo", según ha explicado el líder de JxCat.

De hecho, Puigdemont ha calificado este Consejo para la República como uno de los cuatro pilares necesarios para hacer "efectivo el mandato" del 1-O con "las instituciones de autogobierno", la sociedad civil "organizada y movilizada" y los "presos políticos"y perseguidos por la causa de la libertad".

Torra: "Una palanca para avanzar en el camino hacia la independencia" 

El Consejo por la República, ha dicho el presidente catalán Quim Torra, servirá como "palanca para avanzar en el camino hacia la independencia" y ha remarcado: "No hemos venido aquí a rehacer la autonomía ni tampoco a gestionar los restos del Estado de las autonomías".

Torra ha afirmado que, pese a las "amenazas, intimidaciones, exilios y prisiones", hay que "continuar avanzando tozudamente alzados, haciendo que aquello que nos decían que era imposible sea una realidad cada día más cercana".

La presentación del Consejo de la República tiene lugar precisamente cuando se cumple un año desde que el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont se refugió en Bélgica, adonde llegó por sorpresa huido de la Justicia española con varios exconsejeros y desde donde mantiene su objetivo de internacionalizar la crisis catalana.

Este es el único acto público en el que Puigdemont ha participado por vía telemática en esta jornada, la presentación del 'Consejo de la República', que tiene precisamente sede simbólica en la residencia en la que vive, el la localidad de Waterloo, a unos 20 kilómetros de la capital belga, donde ha recibido en los últimos meses visitas de familiares y de personalidades y políticos afines.

Noticias

anterior siguiente