Enlaces accesibilidad
Cumbre en Helsinki

Trump se niega a que Rusia interrogue a ciudadanos estadounidenses, como le propuso Putin

  • El presidente ruso dijo estar dispuesto a permitir que se interrogara a doce rusos imputados en EE.UU. por la trama rusa
  • Sin embargo, exigió como contrapartida interrogar a varios estadounidenses por cometer "actos ilegales contra Rusia"

Por
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la última reunión de su gabinete
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la última reunión de su gabinete. REUTERS

Cuatro días después de la cumbre entre Donald Trump y Vladímir Putin en Helsinki, los entresijos del encuentro siguen suscitando reacciones; la última de ellas es la negativa del presidente de Estados Unidos a que Rusia interrogue a funcionarios estadounidenses, tal como deslizó el presidente ruso en la rueda de prensa conjunta.

Es una propuesta que el presidente Putin hizo de forma sincera, pero el presidente Trump no está de acuerdo con ella

"Es una propuesta que el presidente Putin hizo de forma sincera, pero el presidente Trump no está de acuerdo con ella", ha indicado este jueves la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en un comunicado.

Putin planteó ese interrogatorio como una contrapartida a la petición estadounidense para interrogar a los doce ciudadanos rusos que han sido imputados por el fiscal especial Robert Mueller en el marco de la investigación sobre la injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016 y los posibles vínculos de la campaña de Trump con agentes rusos.

Así, en Helsinki, Putin se dijo dispuesto a permitir que los investigadores de Washington interrogasen a sus funcionarios, aunque puso encima de la mesa una petición recíproca: "Pediremos interrogar a funcionarios estadounidenses de los que sospechamos que han cometido actos ilegales contra Rusia".

Trump y Putin califican su encuentro de "útil y productivo" pese a la falta de acuerdos específicos

Washington mantiene su petición

Trump llegó a decir en la rueda de prensa que se trataba de una "idea interesante" y de una "propuesta increíble" por parte de Putin. Pero la clase política de Washington se ha enfurecido solo ante la posibilidad de que el presidente se plantee un intercambio semejante.

El asunto se agravó el martes, cuando la justicia rusa solicitó el interrogatorio de once estadounidenses, entre ellos el exembajador en Moscú Michael McFaul, que dirigió la legación estadounidense en la capital rusa de 2012 a 2014, bajo la presidencia de Barack Obama.

Esa petición ha generado una intensa campaña en las redes sociales con la etiqueta #ProtectMcFaul (Proteged a Mcfaul) y el exembajador ha recibido el apoyo de figuras tan prominentes como los exsecretarios de Estado John Kerry, Hillary Clinton y Madeleine Albright, o el senador Marco Rubio, entre otros congresistas republicanos.

Pese a su negativa, el comunicado de la Casa Blanca deja claro que Trump confía en que Putin acceda a la comparecencia de los doce agentes rusos imputados: "Ojalá que el presidente Putin permita a los doce rusos identificados venir a Estados Unidos para probar su culpabilidad o su inocencia".

Críticas y optimismo

Aunque Trump ha tratado estos días de exhibir la reunión con Putin como un éxito, lo cierto es que el encuentro ha resultado en una catarata de críticas tanto de la oposición demócrata como de muchos de sus correligionarios republicanos, que le reprochan que diera más valor a la palabra del presidente ruso que a los informes de las agencias de inteligencia sobre la injerencia rusa en los comicios de 2016.

Trump, de hecho, se ha visto obligado a desdecirse, alegando que se expresó "mal" al hablar del asunto en Helsinki. Y este miércoles, presumió de haberle dejado claro a Putin que no toleraría más injerencias, pese a que la capital finlandesa llegó a descartar que eso volviera a suceder.

A pesar de todo, el mandatario estadounidense hace gala de optimismo sobre las relaciones con Rusia y asegura estar deseando un segundo encuentro con Putin: "La Cumbre con Rusia fue un gran éxito, excepto para el verdadero enemigo del pueblo, los Medios de Noticias Falsas. Estoy deseando [celebrar] nuestro segundo encuentro de modo que podamos empezar a implementar algunas de las muchas cosas discutidas", ha tuiteado este mismo jueves, aunque sin ofrecer detalles acerca de posibles fecha y lugar.

Trump cita entre esos asuntos la lucha contra el terrorismo, la seguridad en Israel, la proliferación nuclear, Ucrania, los ciberataques y Corea del Norte. "Hay muchas respuestas a estos problemas, algunas fáciles y otras difíciles, pero TODOS pueden ser solucionados", apostilla en su mensaje.

Noticias

anterior siguiente