Enlaces accesibilidad

Conte subraya la inconstitucionalidad de los censos de gitanos en Italia

  • "Aquí nadie tiene en mente hacer registros en base a etnias", ha dicho el presidente italiano
  • El ministro del Interior, Matteo Salvini, había propuesto un censo de población gitana

Por
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte. AFP noticias

El presidente del Gobierno de Italia, Giuseppe Conte, ha asegurado que no se harán censos en base a etnias "porque son inconstitucionales", tras la propuesta del ministro del Interior, Matteo Salvini, de realizar un registro para los gitanos.

"Aquí nadie tiene en mente hacer registros o censos en base a etnias, porque sería, sobre todo, inconstitucional, porque es totalmente discriminatorio", ha declarado Conte en un comunicado.

Conte añadió "que el objetivo es contrastar todas las situaciones de ilegalidad y degrado que se presenten, de manera que se proteja la seguridad de todos los ciudadanos".

La CE recuerda que es ilegal expulsar a ciudadanos por criterios étnicos

Al respecto de las comunidades gitanas, Conte explicó que "serán bienvenidas las iniciativas, ya experimentadas en varias ciudades italianas, que estén destinadas a comprobar el acceso de los niños a los servicios escolares, ya que no pocas veces les dejan alejados de la educación obligatoria a la que un menor tiene derecho".

Salvini propuso un censo y "quedarse por desgracia con los gitanos italianos"

La nota de Conte -quien encabeza un Gobierno de coalición entre la ultraderechista Liga, que encabeza Salvini, y del antisistema Movimiento 5 Estrellas- llega en respuesta a las polémicas declaraciones del titular del Interior en las que avanzó la posibilidad de realizar censos para las comunidades de gitanos.

"Es necesario hacer un reconocimiento para ver quién, cómo, cuántos son, algo que otras veces ha sido definido como censo. Hagamos un registro, una fotografía de la situación", señaló este lunes en una entrevista al canal Telelombardía.

Por otro lado, indicó que quiere trabajar con otros países en la expulsión de los gitanos extranjeros de Italia y agregó: "Los gitanos italianos por desgracia hay que quedárselos".

Las palabras de Salvini han causado indignación de una parte de la política y de las asociaciones de la defensa de la etnia gitana, que han recordado que la Constitución italiana prohíbe cualquier distinción por "sexo, raza, lengua, credo, opiniones políticas o condiciones personales y sociales".

El expresidente de la región de Lombardía Roberto Maroni, de la Liga Norte como Salvini, planteó cuando fue ministro de Interior en el último Gobierno de Silvio Berlusconi (2008-2011) registrar las huellas dactilares de los niños de etnia gitana, pero el procedimiento fue detenido por la Justicia italiana.

Noticias

anterior siguiente