Enlaces accesibilidad

Procesan por prevaricación al juez Alba por intentar perjudicar a su colega Rosell cuando era diputada de Podemos

  • Salvador Alba está acusado de haber orientado la declaración de un testigo
  • Quería hacer ver que Rosell había retrasado una investigación por interés personal
  • El Supremo llegó a aceptar una querella del exministro Soria contra la juez por ello
  • La querella se archivó, pero la jueza ya había renunciado a su carrera política
  • Victoria Rosell: "No deseo a nadie ser víctima de algo así"

Por
Fotografía de archivo del juez Salvador Alba
Fotografía de archivo del juez Salvador Alba Elvira Urquijo A.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias considera que existen indicios para juzgar por prevaricación, cohecho, falsedad y revelación de secretos al juez de Las Palmas de Gran Canaria Salvador Alba por intentar "perjudicar" a su colega Victoria Rosell, cuando esta era diputada de Podemos.

Alba está acusado en este caso de haber orientado la declaración de un testigo de una causa penal que él instruía en sustitución de Rosell, el empresario Miguel Ángel Ramírez, con la supuesta finalidad de perjudicar a su colega, de forma que se hiciera ver que esta había retrasado su tramitación movida por intereses personales (las relaciones profesionales de su pareja con Ramírez).

Todo ello, se produjo en un momento (marzo de 2016) en el que Tribunal Supremo tenía sobre la mesa una querella del entonces ministro José Manuel Soria contra Rosell por esa supuesta mala conducta profesional como juez, que se admitió a trámite, entre otras cosas, con base en los informes que había remitido su sustituto en el Juzgado, Salvador Alba.

Aunque el caso contra Rosell se archivó, la decisión del Supremo de aceptar la querella de Soria llevó a la jueza a renunciar a presentarse de nuevo como candidata al Congreso por Podemos en la provincia de Las Palmas y a poner fin a su carrera política.

Sin embargo, el asunto dio un giro poco después, cuando el empresario Ramírez entregó a la Justicia una grabación de una conversación que había mantenido con el juez Alba antes de que este lo interrogara formalmente, en el que, supuestamente, le daba instrucciones de lo que tenía que manifestar para perjudicar a Rosell, a cambio de hipotéticos beneficios procesales para él.

El procedimiento de fraude fiscal que heredó Alba de Rosell

El caso sobre Ramírez que se intentó utilizar contra la jueza Rosell es un procedimiento de fraude fiscal, en el que se acusa al presidente de la UD Las Palmas de haber evadido varios millones de euros pagando a los empleados de Seguridad Integral Canaria las horas extras como si fueran dietas, que no tributan.

En su día, la Fiscalía de Las Palmas se quejó de que esa causa no avanzaba como esperaba y decidió investigar si la jueza había cometido una falta disciplinaria, por no apartarse de ella pese a tener supuestos intereses personales. Sin embargo, tanto el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en lo disciplinario, como el TSJC, en lo penal, exoneraron a Rosell de cualquier irregularidad.

La jueza del TSJC que instruye el caso sobre Salvador Alba ha dictado este jueves el auto por el que se transforman las diligencias en procedimiento abreviado y en el que expone los cuatro delitos para los que considera que existe base para juzgar al magistrado.

Una grabación, prueba fundamental contra Alba

La prueba fundamental contra Alba es la grabación que le hizo Ramírez, en la que se le escucha decir -resalta la jueza Varona en su auto- que él podría "cargarse" su proceso por fraude fiscal a cambio de que el empresario declarase formalmente que había financiado los negocios periodísticos de la pareja de Rosell, Carlos Sosa.

Y todo ello, remarca la instructora, "siendo consciente" Salvador Alba de la "transcendencia" que esa declaración iba a tener para que el Supremo admitiera la querella de Soria contra la entonces diputada de Podemos en el Congreso.

La jueza Varona también estima que el juez Alba facilitó al Supremo "hechos inciertos" sobre el desempeño como magistrada de Rosell en la causa de fraude fiscal contra Ramírez, por medio de informes en los que se le atribuía en falso no haber tomado decisiones procesales que sí adoptó y, en cambio, se silenciaban los pasos que la jueza había dado para que esa instrucción avanzara.

El TSJC también reprocha a Salvador Alba que "filtrara" a un periodista la "declaración reservada" -y perjudicial para Rosell- que había hecho Ramírez, con el propósito de que esta tuviera la mayor repercusión en un "medio de tirada nacional".

Victoria Rosell: "No deseo a nadie ser víctima de algo así"

Tras conocer la decisión judicial, la jueza Victoria Rosell ha celebrado que "por fin" se procese a Santiago Alba por sustituirla en el juzgado y "manipular una instrucción penal" para perjudicarla. "No deseo a nadie ser víctima de algo así", ha añadido la exdiputada de Podemos a través de su perfil en Twitter.

En declaraciones a Efe, Rosell ha manifestado que le corresponde al Consejo General del Poder Judicial, al que la juez del TSJC ha comunicado el auto, decidir si Alba continúa con sus funciones pero, a su juicio, que se mantenga en activo y que sea el juez de procesos tan importantes como el caso Faycan es un "desprestigio para la profesión".

Rosell ha aseverado que la actuación de Alba y la presunta revelación de secretos a un periodista le causó un perjuicio grave y ha recordado que en base a los informes "falsos" emitidos por ese juez, el Supremo admitió, cuando ella era diputada nacional de Podemos, la querella que presentó José Manuel Soria.

Noticias

anterior siguiente