Enlaces accesibilidad

Burundi autoriza la tercera candidatura de Nkurunziza entre las protestas de la población

  • La ley limita a dos el número de mandatos presidenciales consecutivos
  • Las protestas dejan nueve muertos y más de 60 heridos según la ONU
  • Desde 1962, Burundi ha vivido dos genocidios, en 1972 y en 1993

Por
Manifestantes cruzan las líneas policiales en Bujumbura, Burundi
Manifestantes cruzan las líneas policiales en Bujumbura, Burundi AFP AFP PHOTO / PHIL MOORE

El Tribunal Constitucional de Burundi ha autorizado este martes la candidatura del presidente del país, Pierre Nkurunziza, a las elecciones del próximo junio para optar a un tercer mandato presidencial, aspiración que ha desencadenado violentas protestas en los últimos nueve días.

El número de víctimas desde que comenzaron los disturbios arroja un saldo de nueve muertos y más de 60 heridos, según un informe de la agencia de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Tras conocerse la decisión, los manifestantes han vuelto a las calles y la Policía ha dispersado con gases lacrimógenes y tiros al aire a un grupo cerca de la embajada de EE.UU.

Evelyne Butoyi, portavoz del partido gobernante de Burundi, el Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia (CNDD-FDD), ha confirmado la decisión de la corte judicial, según el portal digital de noticias burundés Iwacu.

"El Tribunal Constitucional dictaminó que la renovación una vez más, y por última vez, del actual período presidencial por sufragio universal directo por un periodo de cinco años no es contraria a la Constitución de Burundi del 18 de marzo 2005", ha dicho Butoyi.

Un límite de dos mandatos

La autorización de la candidatura de Nkurunziza se produce un día después de que su vicepresidente, Sylvère Nimpagaritse, huyera a Ruanda, según han informado fuentes municipales al diario ruandés The New Times.

La oposición rechaza que Nkurunziza vuelva a presentarse porque la Constitución de Burundi limita a dos el número de mandatos, que según el texto debe ser elegido por sufragio universal directo.

Sin embargo, el CNDD-FDD, liderado por Nkurunziza, argumenta que éste puede aspirar a un tercer mandato porque la primera vez que fue nombrado presidente, en 2005, fue elegido por el Parlamento y, por tanto, por sufragio indirecto.

El fantasma de la guerra civil

Para atajar la polémica, el Senado de Burundi aprobó la pasada semana, gracias a la mayoría del partido gobernante, elevar al Constitucional la decisión de Nkurunziza de volver a presentarse.

La candidatura del mandatario hutu ha suscitado el temor entre grandes sectores de la población burundesa, que apenas hace una década salió de una guerra civil (1993-2005) que enfrentó a los dos principales grupos étnicos del país -hutus y tutis- y hundió su economía.

Tras su independencia de Bélgica en 1962, Burundi ha vivido dos sucesos calificados como genocidios: la masacre de hutus por el Ejército dominado por tutsis en 1972, y el asesinato masivo de tutsis por hutus en 1993. Ahora, son miembros de la oposición y familias tutsis quienes han comenzado a dejar el país, ante las informaciones que apuntan a la distribución de armas a las milicias de jóvenes progubernamentales. 

Noticias

anterior siguiente