Enlaces accesibilidad

Las becas Fulbright se alzan con el Príncipe de Asturias de Cooperación 2014

  • El programa de intercambio cultural, científico y educativo comenzó en 1946
  • Más de 300.000 personas de EE.UU. y otros 150 países han participado en él 
  • Se creará la beca "Fundación Príncipe de Asturias-Fulbright" con la dotación

Por
Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional para las becas Fulbright

Las becas Fulbright, un programa de intercambio educativo, científico y cultural, entre ciudadanos de EE.UU. y del resto del mundo, se han alzado este jueves con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, según ha anunciado el jurado que lo otorga.

El jurado considera que a través de este programa se ha generado una "extensa red de antiguos alumnos" que han contribuido a "mejorar la sociedad en un contexto multicultural", según ha explicado su presidente Gustavo Pérez Pertierra.

Además, los miembros del jurado han valorado el carácter internacional del programa, la voluntad de "mejorar la educación global de los jóvenes" facilitando el acceso a "instituciones académicas de excelencia" y la capacidad de "comprometer a la sociedad civil de cada país" donde se ha instaurado.

Elegidas entre veinte candidaturas

Entre las personas que han participado en estas becas figuran 44 Premios Nobel y seis galardonados con el Premio Príncipe de Asturias.

Al Príncipe de Asturias de la Cooperación Internacional optaban veinte candidaturas, entre ellas, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el expresidente de Chile Ricardo Lagos y el ex primer ministro de Portugal Antonio Guterres eran algunos de los candidatos que optaban este año al galardón.

Las becas Fulbright, un programa de intercambio educativo, científico y cultural, entre ciudadanos de EE.UU. y del resto del mundo, se han alzado este jueves con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, según ha anunciado el jurado que lo otorga. El jurado considera que a través de este programa se ha generado una "extensa red de antiguos alumnos" que han contribuido a "mejorar la sociedad en un contexto multicultural", según ha explicado su presidente Gustavo Pérez Pertierra.

El programa, cuyo principal propósito es estrechar y mejorar los lazos entre EE.UU. y otros países, optaba al Príncipe de Asturias a propuesta del embajador de Estados Unidos en España, James Costos, y del embajador de España en Estados Unidos, Ramón Gil-Casares.

Después ha recibido el apoyo, entre otros, de Pedro Alonso, director del Centro de Investigación en Salud de Manhiça, en Mozambique, y de Peter Gruss, presidente de la Sociedad Max Planck, para el Avance dela Ciencia, galardonada también con el Príncipe de Asturias en 2008 y 2013.

Beca "Fundación Príncipe de Asturias-Fulbright"

El programa Fulbright se creó en 1946 y desde entonces, más de 300.000 personas de todo el mundo han participado en él. Cada año, la Administración estadounidense concede 8.000 becas entre los estudiantes seleccionados, por sus méritos académicos y su potencial de liderazgo.

En el caso de España, la Comisión de Intercambio Cultural, Educativo y Científico entre España y los Estados Unidos de América, se encarga desde 1958, de conceder estas ayudas. Cerca de 5.500 españoles y 2.300 estadounidenses se han beneficiado.

Precisamente, el Príncipe de Asturias, que será proclamado rey el 19 de junio, aceptó una beca honorírica Fulbright en 1993, cuando se desplazó a Georgetown a estudiar un máster en Relaciones Internacionales.

También han accedido a este programa otras personalidades como los escritores Miguel Delibes y Ana María Matute, los científicos Joan Massagué y Mariano Barbacid, y la artista Cristina Iglesias.

La Comisión que se encarga en España de administrar las becas ha decidido que se constituirá una beca "Fundación Príncipe de Asturias-Fulbright" que se financiará con los 50.000 euros de dotación del premio concedido este jueves, según ha anunciado a través de un comunicado.

El senador estadounidense James William Fulbright, fallecido en 1995, fue quien desarrolló la legislación aún vigente, que obliga al Congreso de Estados Unidos a asignar una cantidad anual para el desarrollo del programa.

Así, el acuerdo de cooperación cultural y educativa entre Estados Unidos y otros países a través de esa legislación ha terminado por conocerse como Programa Fulbright.

Noticias

anterior siguiente